museos arqueológicos: collar de oro con serpientes en el broche

Aunque prefiero mil veces visitar un yacimiento arqueológico en vez de admirar las piezas en vitrinas, es cierto que los museos arqueológicos suelen ser visitas que no me gusta perderme porque en ellos se reúnen los mejores hallazgos. Son una oportunidad nada despreciable de tener delante los restos originales de hace miles de años. De verlos “en carne y hueso”. Y eso es fascinante, no me digas que no 😊 

Confieso que no soy muy fan de los museos en general. Si tuviera que decidir un orden de prioridades, en muchos sitios me los saltaría o los dejaría “para otro día”. La verdad es que los atractivos que hay fuera suelen ser más… eso, atractivos en los que invertir mi tiempo, aunque también depende del clima o de cómo me pille.

No me ocurre igual con los museos arqueológicos. Ahí sí quiero ir. No me cansan. A pesar de que me encantaría ver las piezas en sus lugares de origen, soy realista ¿qué collar o estatuilla votiva aguantaría el paso de tanto turista cuando no de cosas peores?

museo nacional de dublin
Museo Nacional de Arqueología de Dublín

¿Visitas los ringforts de Irlanda y no te pasas por el Museo Nacional de Arqueología de Dublín? Pues te pierdes la mitad o más de la historia de ése lugar ¿Paseas por las ruinas de la antigua Tiro y no vas al Museo Nacional de Beirut? Tres cuartos de lo mismo. 

Otra cuestión es que haya museos que condensen muchos hallazgos de culturas y civilizaciones que están a miles de kilómetros. Eso da para un artículo bien largo, por todas las polémicas que hay a cuenta de esta cuestión, pero me voy a mojar un poco: no me gustan los expolios que hubo en el pasado.

Creo que lo ideal (subrayo lo de «ideal») sería que en cada territorio se conservaran los restos allí encontrados ¿Esto implica que hay que viajar más para verlos y estudiarlos? Sí. La contrapartida es que cuando un país está en guerra o hay un desastre natural, eso es imposible. Y lo más importante, su seguridad se pone en entredicho, aunque ningún lugar está exento de riesgos. En fin no sigo porque, como digo, este tema da para mucho 🤔  

Razones para visitar los museos arqueológicos 

Soy consciente de que los museos arqueológicos no suelen estar entre los sitios más populares para el turismo, excepto los buques insignia como el British Museum o el Museo Egipcio de El Cairo. Es más, parece que el hecho de visitar dichos «buques» ya te da bula para dejar de ir a otros en principio más modestos.

Museo Arqueologico Nacional de Madrid cartel
Museo Arqueológico Nacional de Madrid

Por eso, antes de ir a la selección de museos arqueológicos que he preparado, me gustaría tratar de convencer a los renuentes, a los poco convencidos, de que esta es una visita que suele dar satisfacciones 🙃

  • Suelen ser baratos: el hecho de que sean entradas más económicas que las de muchos otros museos es una señal, en mi opinión, de su baja popularidad. Un ejemplo: la entrada al MAN de Madrid son 3 € y hay unos cuantos días/horarios gratuitos, mientras que la entrada general del museo El Prado son 15 €.
  • Suelen ser lugares tranquilos y eso significa que puedes ver las colecciones a tus anchas. Esta es otra pata en la que baso mi teoría de que no son los museos más populares. Miel sobre hojuelas para los que nos gustan, también te digo 😎
  • La museología se ha desarrollado y actualizado mucho, y ha llegado a los museos arqueológicos puede que con más fuerza que a otros. Ahora muestran exposiciones más elegantes, didácticas, incluso próximas (sin vitrinas), o con espacios envolventes. Son lugares donde viajas en el tiempo mientras contemplas las estéticas, utensilios y los símbolos de la vida “de antes”.  
  • No suelen ser museos muy grandes, excepto los más famosos ¿Es una ventaja? Para mí sí. Seamos sinceros, si necesitas cinco horas para visitar un museo lo más probable es que no lo disfrutes o que el recuerdo se tiña de cansancio. Demasiada información, demasiados estímulos a la vez. Lo bueno y breve, dos veces bueno. 
  • En la gran mayoría de museos arqueológicos puedes hacer fotos, siempre sin flash, lo cual es algo que se agradece. Ojo, los palos selfies están prohibidos y bien que sea así.
  • Si dejamos de lado la parte estética y la práctica, insisto: en los museos arqueológicos tienes la ocasión de aprender muchas cosas sobre el pasado. Entre otras, cobrarás conciencia de que no somos tan originales como creemos.
  • Por último, y no menos importante, además de viajar en el tiempo te harán recordar otros viajes. Puede ser a una región, a otro país o incluso a otro continente, depende del contenido del museo, pero te ayudará a volver a esos sitios.

Vamos pues con los museos arqueológicos del mundo que he tenido la fortuna de conocer, en espera de que se sumen más… 

Museos arqueológicos del mundo

Museo Arqueológico Nacional de Madrid

Empiezo por el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, la ciudad donde vivo. Un museo al que tengo mucho cariño desde las visitas que hacía con mis padres o con el colegio cuando era pequeña.

Hace unos años lo renovaron por completo y de manera muy acertada, sorprendiendo con una colección preciosa que incluye muchas piezas hasta entonces vedadas al gran público, ocultas en sus almacenes. 

Ay, qué tesoros guardarán los museos arqueológicos del mundo en sus almacenes ¿Recuerdas las películas de Indiana Jones? pues eso 😉 

Te hablé mucho más en detalle del MAN en este post con ocasión de la renovación mencionada, así que si quieres ver más fotos y leerlo, ya sabes. Yo he vuelto algunas veces más desde entonces y siempre me encanta. Como decía al principio, estos museos no me cansan 😊

Museo Arqueologico Nacional de Madrid sala mosaicos
Mosaicos romanos de Soria y otras localizaciones de España en el MAN
dama celta sentada con manto y grandes pendientes en el Museo Arqueologico Nacional de Madrid
Dama Celta expuesta en el MAN

British Museum de Londres

El British Museum de Londres es uno de los museos más famosos del mundo, ya lo he dicho, lleno de algunas de las piezas arqueológicas más icónicas. La piedra de Rosetta, el friso del Partenón, la impresionante colección del Antiguo Egipto, de la antigua Persia, de Asiria… 

estela asiria que muestra procesión de soldados con fondo de lapislázuli en el british museum museos arqueológicos

Lo visité hace ya más años de los que me gustaría admitir, en una escapada con mi madre, aunque era mi segunda vez en el mismo. El problema es que tiene tanto que abruma. Estuvimos casi tres horas y no logramos verlo entero.

Museo Nacional de Arqueología de Dublin 

Apurando los últimos días del viaje de tres semanas por la Irlanda independiente, no quise perderme el Museo Nacional de Arqueología de Dublin. En él encontré condensada la historia de la isla esmeralda y los contenidos hallados en lugares tan maravillosos como Newgrange o los ringforts del suroeste.

Por supuesto tiene una sala con restos del Antiguo Egipto (¿qué museo arqueológico del mundo no la tiene? ¡es alucinante!), pero casi no le presté atención. La cultura celta me llamaba a gritos.  

galería superior del museo nacional de dublin
collares de oro en el museo nacional de dublin
Tesoro celta expuesto en el Museo Arqueológico Nacional de Dublin

Museo Arqueológico Nacional de Malta 

Seguimos en Europa y nos vamos al Mediterráneo. El Museo Arqueológico Nacional de Malta está en el casco histórico de La Valeta. Es uno de los que, al menos a finales de 2017, todavía no se ha unido a las últimas tendencias de la museología.

Con su aire vetusto y un poquitín descuidado, me gustó muchísimo poder contemplar las “damas gordas” de la Edad del Bronce encontradas en la isla, entre otros hallazgos. 

museo arqueológico nacional en La Valeta
estatua de dama gorda en el museo arqueológico de Malta
Dama gorda de Malta

Museo Arqueológico de Estambul

Mis recuerdos de este museo son borrosos, pero buenos. Lo visité con mis padres cuando tenía 16 años y ya me impactó por aquel entonces. Después he sabido que lo han ampliado con un nuevo edificio de cuatro plantas, y hoy es un “complejo” de tres museos arqueológicos: el Museo Arqueológico propiamente dicho, el Museo de Arte Oriental, y el Museo de Cerámica. 

Decía que recuerdo que me impactó, y es que allí está el sarcófago de Alejandro Magno encontrado en Sidón (Líbano), también un busto suyo muy famoso y algunas piezas del tesoro que Schliemann encontró en Troya.

De hecho es uno de los atractivos de Estambul que me atrevería a afirmar que sigue siendo un gran desconocido, y es una pena. Pienso incluirlo en mi próxima visita a la ciudad, que espero sea de al menos una semana para empaparme bien de sus atardeceres, amaneceres, atmósfera… Perdón, que me voy del tema 😎

Museo Nacional de Líbano 

Saltamos a Oriente Medio y nos vamos al Museo Nacional. Es curioso cómo muchos de estos museos se llaman “Museo Nacional” a secas, mientras que otros incluyen el apellido Arqueológico.

Sea como sea, el Museo Nacional de Líbano está en Beirut y te lleva de la mano por los restos, sobre todo, de la cultura fenicia.

fachada del museo nacional de beirut con columnas de papiros que imitan a las egipcias
Fachada del Museo Nacional de Líbano

Para mí fue todo un descubrimiento porque no tenía ni idea de esos hallazgos. Siempre estudié a los fenicios en las lecciones de historia como un pueblo dedicado al comercio y no recuerdo muchos más detalles. Bueno, sí, que fabricaban barcos con los que recorrían todo el Mediterráneo para llevar a cabo dicho comercio.

De ahí que me quedara totalmente fascinada al contemplar a sus dioses en las estatuillas que los fieles dejaban en los templos, la colección de sarcófagos y las herramientas para fabricar el tinte púrpura tan codiciado por los romanos y otras civilizaciones.

figuritas de bronce esquemáticas con restos de láminas de oro en el gorro, cuello y falda
Estatuillas votivas de dioses fenicios en el Museo Nacional de Beirut
sarcófago con esculturas de ciudadanos y una pareja reclinada encima de la tapa en el museo nacional de beirut
La colección de sarcófagos del Museo Nacional de Beirut es espléndida

Museo Egipcio o Museo de Antigüedades de El Cairo

Uno de “los grandes”. A pesar de todo lo que se han llevado fuera y ha acabado en otros museos arqueológicos del mundo, lo que hay en el Museo Egipcio de El Cairo es una locura. Su gran hito, lo que posiblemente lo lanzó a la fama mundial, fue la exposición del gran tesoro de Tutankhamón descubierto por Howard Carter en 1922. 

Lo visité cuando presidía la plaza Tahrir o Plaza de la Liberación. Un edificio enorme, vetusto, con mucho polvo y lleno de pasillos abarrotados de vitrinas y enormes estatuas extraídas de templos y tumbas. Me gustó mucho pero también es de esos museos de los que sales un poco borracha de tanto que has visto en unas horas.

Con todo, a ver si para cuando vuelva a Egipto se ha inaugurado ya el modernísimo nuevo museo junto a las pirámides de Giza. Dicen que será el museo arqueológico más grande del mundo, al menos el más grande dedicado sólo a una civilización. Tan anunciado como pospuesto por la obra faraónica que supone, puedes verlo en este vídeo ¡Habrá que reservar un día entero para su visita!

Museo de la Acrópolis de Atenas

Atenas tiene dos museos arqueológicos. Uno es el clásico, el de toda la vida, que visité en 1999 por última vez. Guarda maravillas como las pinturas originales de Akrotiri de la isla de Santorini, que recuerdo muy bien, pero reconozco que acabé un poco saturada de tanta cerámica griega, pues tiene una colección enorme.

Sin embargo, al preparar este artículo me he dado una vuelta por su página web y parece que han hecho una renovación como la del MAN de Madrid. El caso es que cuando volví a la ciudad en 2016 estaba cerrado por ser el Día de la Independencia, una lástima pues hubiera ido a visitarlo. Voy a tener que volver a Atenas (también) 😅 

A cambio pude visitar el Museo de la Acrópolis. Este es un espacio modernísimo que no tiene nada que ver con el antiguo pabellón que se alzaba dentro de la colina, y es precioso. Las piezas expuestas son maravillosas empezando por las Cariátides originales. Sólo le faltaría que el friso original del Partenón volviera a casa, aunque hay una reproducción del mismo, a escala natural, en el piso superior. 

escultura de hombre griego desnudo cabalgando una especie de serpiente gigante con restos de color en el museo de la acrópolis de atenas
cariátides auténticas en el museo de la acrópolis de atenas
Las Cariátides originales en el Museo de la Acrópolis de Atenas

Museo de Arte Precolombino de Santiago de Chile 

Santiago de Chile es una de esas ciudades en las que visité unos cuantos museos en los tres días aproximados que pasé allí. En parte porque eran lugares tranquilos y seguros, y en parte porque la oferta que hay es muy buena.

El caso es que el Museo Chileno de Arte Precolombino es el que más me gustó y de hecho me dejó con la boca abierta. La exposición está muy cuidada y el contenido es maravilloso.

Contemplando sus salas viajé a lugares de Chile visitados y no visitados, y también a viajes anteriores por el continente, como cuando me hallé frente a las estelas y cerámicas de Perú, Guatemala y Honduras.  

estatutas funerarias mapuche grandes y de madera con forma de hombre y mujer en museo de arte precolombino de santiago de chile
vaso de cerámica nazca de colores ocres y rojos en museo de arte precolombino de santiago de chile

Museo Regional de Ica 

Junto a la Reserva Nacional de Paracas, en la ciudad de Ica (Perú), se encuentra este museo regional. Es un museo muy modesto y a falta de una buena reforma, al menos cuando yo lo visité en agosto de 2014. Como estaba prohibido hacer fotos, no te lo puedo enseñar.

Sin embargo, considero que es una visita imprescindible si vas por allí porque guarda una preciosa colección de objetos y momias de la cultura Paracas.

Me encantaron la finura y colores de los tejidos paracas, una de las señas de identidad de este antiguo pueblo. Y las momias encontradas en el desierto eran impresionantes, tanto o más que las que vimos en Chauchilla. No me gustó, sin embargo, el estado descuidado en que lo encontramos. De hecho fue algo que comentamos con la guía del museo, que se mostró más que de acuerdo. 

momias de chauchilla grupo
Momias de Chauchilla en la región Nazca

Museos arqueológicos del mundo que me encantaría visitar

Para terminar, quiero mencionar un par de museos arqueológicos que me encantaría visitar.

  • Museo Arqueológico Nacional de Nápoles. Sólo he visitado la ciudad un fin de semana y fue más para ir a Pompeya que otra cosa. Como queríamos callejear un poco por la ciudad, no hubo tiempo para esta visita. Pero en este museo se guardan muchos hallazgos de Pompeya, Herculano y otros yacimientos de la región, así que estoy deseando volver y dedicarle el tiempo que se merece. 
  • El otro, o mejor dicho, los otros, son el Museo Pérgamo y el Museo Neues de Berlín. También ardo en deseos de contemplar la Puerta de Ishtar con la Avenida de las Procesiones de Babilonia del primero, y el busto de Nefertiti que de momento se guarda en el segundo (está reclamado por las autoridades egipcias). Por cierto, el Museo Pérgamo está en obras hasta 2023.   

Hasta aquí mis recuerdos y recomendaciones de museos arqueológicos del mundo. He visitado más, pero estos son los que a día de hoy quería recomendarte. ¿Me aconsejas alguno más para el futuro? 😊

Te puede interesar…


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí