Looking for Something?

Visita a Pompeya, la ventana a nuestro pasado

Author:
visita a Pompeya villa de los Misterios

La visita a Pompeya era un sueño labrado desde hace tiempo, aunque en realidad no tanto como pudiérais pensar. Nunca me gustó la Antigua Roma. Ese imperialismo. Aquel gusto por los espectáculos violentos. Eso de llevar el placer a sus excesos. La copia descarada de la Antigua Grecia, incluso del panteón de dioses, al que cambiaron el nombre y poco más. Tomaban lo de unos y lo de otros y lo despersonalizaban para hacerlo suyo. ¿Tenían crisis de identidad?

Llamadme presuntuosa, pero siempre me gustó pensar que nuestros orígenes están en la Antigua Grecia, una cultura que se me antoja mucho más atractiva, aunque también tuviera sus cosillas… Los griegos son famosos porque cultivaron las artes, la literatura, el teatro, la filosofía. Famosos por la Democracia. Por el gusto por la belleza. ¿Cómo no quererles?

visita a Pompeya

Puede que todo venga de que los romanos persiguieron a los cristianos, y al final esa impronta ha quedado en nuestra cultura. La de que ellos sean los malos de la Historia… Pero la verdad es que me ponga como me ponga, somos mucho más hijos de la Antigua Roma que de la Antigua Grecia. 

calles en la visita a Pompeya

Tenemos tanto de aquellos romanos, que asusta. Y en Pompeya se observa perfectamente.

La gran erupción explosiva del volcán Vesubio en el año 79 d.C. nos hizo un gran regalo a las generaciones venideras. Poder mirar a través de una ventana del tiempo y descubrir cuántas cosas “nuestras” son de aquél entonces… Lo más parecido a tener una máquina del tiempo. Es cierto que esto es una gran ventaja que no tienen los griegos, hay que admitirlo. De hecho, los restos arqueológicos de la Antigua Grecia son francamente menores, por más antiguos y porque no se expandieron tanto como nación imperialista. Ni siquiera fueron una nación, aunque sí Cultura.

visita a Pompeya

Vistas de Pompeya desde un pequeño monte que hay en el sector IX o el III. ¿A que parece un pueblo abandonado de España?

Pero sí, de la Antigua Roma es de donde bebe directamente nuestra cultura y sociedad. Y desde que soy consciente de que esto es así, no he pensado más que en ir a Pompeya. Ahora ya puedo recordarla. Y desear volver, porque las cinco horas que le dediqué no son suficientes.

panorámica visita a Pompeya

Conviene abordar la visita a Pompeya con algo leído antes. Conocer el contexto y lo que se ha descubierto allí enriquece mucho la visita.

escultura de Igor Mitoraj en la visita a Pompeya

En libros como Pompeya, de Mary Beard, puedes entender mucho mejor lo que significa este yacimiento, y lo que podemos ser capaces de reconstruir a partir de lo que se ha encontrado allí:

En las primeras horas del 25 de agosto de 79 d.C., la lluvia de lapilli que caía sobre Pompeya empezó a escampar. Parecía un buen momento para abandonar la ciudad e intentar salvarse. Un grupo atropellado de más de veinte fugitivos, que habían buscado refugio detrás de las murallas, mientras arreciaba aquel terrible chaparrón, se aventuró a salir por una de las puertas situadas al este de la ciudad…

Otros pocos habían emprendido la marcha unas horas antes. Una pareja había salido huyendo sin llevar consigo más que una pequeña llave (presumiblemente esperaban regresar algún día y abrir con ella lo que quiera que cerrase: una casa, un piso, un arca o una caja fuerte) y una lámpara de bronce. No debió de servir de mucho en medio de la oscuridad de la noche y de la nube de escorias. Pero era un objeto caro y elegante, en forma de cabeza de negro africano… La pareja no logró su propósito. Vencida por  la lluvia de lapilli, fue encontrada en 1907 en el lugar en el que cayó, junto a una de las grandiosas tumbas que flanqueaban aquel camino, como tantos otros, a las afueras de la ciudad.

La capa de lapilli alcanzaba ya más de un metro de espesor cuando el otro grupo decidió arriesgarse a huir en la misma dirección…

visita a Pompeya

Lo que impresiona de Pompeya, y de la idea que tienes de ella antes incluso de ir, es precisamente esto, que se puede reconstruir la historia de ese momento y las pistas de una sociedad con sus costumbres y valores del día a día. Todo un lujazo.

El médico que fue encontrado con su caja de herramientas, huyendo con ella, quizá con la esperanza de ayudar a otros.

La familia de cuatro integrantes encontrada en una calle cerca del Foro. El padre iba delante y se había echado el manto a la cabeza para protegerse de la lluvia de cenizas y escoria. Iba cargado de joyas, dinero y un par de llaves. Dos hijas tras él, de corta edad. Cerrando el grupo la mujer, que se había arremangado el vestido y llevaba más objetos valiosos en una pequeña bolsa.

cadáver en la visita a visita a Pompeya

Tantos hallazgos en Pompeya que hablan de nuestro pasado y de nuestro presente…

El pan que se quedó en el horno, y las lentejas, nueces, y muchos otros alimentos que nos cuentan qué comían aquéllos romanos

En Pompeya se han encontrado más de mil cadáveres de personas huyendo o tratando de protegerse de lo que les cayó encima. Y lo que queda por excavar…

Las casas que quedaron en pie con sus tabiques, pinturas ornamentales o simbólicas, y el mobiliario. Pasear por ellas es como hacerlo por un pueblo abandonado hace pocos años.

Los carteles electorales en las calles, que indican debajo del nombre del candidato el puesto al que aspira. Se pintaban encima de los anteriores cuando llegaban las siguientes elecciones, y por eso tiene sentido el grafito de uno de los pintores de esos carteles que dice: Si tienes la maldad de borrar esto, ojalá cojas algo malo.

carteles electorales en la visita a Pompeya

carteles electorales en la visita a Pompeya

Cornelium se presenta a…

Y los grafitos en las paredes, que por lo visto dicen cosas como ¡Hola Hábito! De parte de tus amigos de cualquier sitio” (con un falo enorme y unos testículos dibujados al lado). O el que dice Por favor, vota para edil a Popidio Secundo, un joven excelente.

¡Toma ya! No me digáis que no es contemporáneo. El humor, las expresiones, la mentalidad.

Buena parte de estas cosas te pasan desapercibidas porque no eres arqueólogo. Pero ahí están, y saberlo aporta una dosis de realismo aún mayor a la visita a Pompeya ¿Sí o no?

Cómo es pasear por Pompeya

Una pregunta que yo me hacía continuamente. ¿Sería tan fantástico -como había leído y me habían contado-, eso de pasear por Pompeya?

visita a Pompeya

Sí, rotundamente sí. Apoyarte en el mostrador de una taberna en alguna de sus muchas calles es un gesto tan de ahora, que no te lo crees.

taberna Phoebi en la visita a Pompeya

Asomarte por una puerta y encontrar una habitación sencilla con pequeños frescos en las paredes que te hablan de la vida cotidiana, quizá de una casa de comidas, con jugadores de dados, o uno pagando a otro…

visita a Pompeya

Cruzar por sus pasos de peatones de piedra, altos, igual que las aceras para (se ha teorizado), evitar la mierda que correría por la calzada. Porque esto sí se sabe: no había recogida de basuras ni alcantarillado.

Cruzarte con las fuentes de agua con las que ellos se asearían, cocinarían…  Un consejo para orientarte con el plano en tu visita a Pompeya… ¡sigue las fuentes!.

calles en la visita a Pompeya

Fuente entre dos calles. Tiene unas piedras grandes en la base que, posiblemente, servían para protegerla de los golpes de los carros.

Asombrarte en cada casa que luce pinturas en sus paredes. Figuras delicadas que muestran dioses, animales, motivos florales, máscaras de teatro… Colores que no te explicas cómo han pervivido miles de años. Y lo mismo con los preciosos suelos pavimentados con mosaicos que lucen desde palomas en una fuente, hasta el rostro del famoso Alejandro Magno que se ha fijado en nuestras cabezas de estudiantes.

visita a Pompeya fresco

Esta delicadeza de fresco mide unos pocos centímetros

mosaico en la visita a Pompeya

Mosaico de un patio la Casa del Fauno. Un poco cursi ¿no? 🙂

Un no parar, en serio. Ni para comer ¡y no es para menos!

Qué ver en una primera visita a Pompeya

Quizá el mayor reto es calcular tu tiempo disponible y lo que vas a ser capaz de ver, sin grandes atropellos o prisas, en tu visita a Pompeya. A ello hay que sumar que si vas en temporada baja, invernal para más señas, cierran a las 17 h. Dos horas menos que en verano.  Así que hay que priorizar y darle bien a la zapatilla.

cementerio en la visita a Pompeya

La Villa de los Misterios, una mansión en toda regla

Verdadera joya llena de pinturas que te dejan con la boca abierta, aunque no sean las originales, que están en el Museo de Nápoles. La pintura de la joven peinándose es, sin lugar a dudas, exquisita.

villa de los misterios en la visita a Pompeya

decoración de la villa de los misterios en la visita a Pompeya

frescos en la visita a Pompeya

frescos de Villa Misterii en la visita a Pompeya

villa misterii en la visita a Pompeya

decoración de las paredes en la visita a Pompeya

visita a Pompeya

Una ventana que fue de madera. El molde de escayola que se hizo igual que con los cadáveres la ha traído de nuevo a nosotros…

El Foro, centro neurálgico de la vida cotidiana de Pompeya

Muy cerca de la entrada principal, es casi lo primero que ves al llegar. Aquí estaban todos los edificios públicos de la administración y de las actividades comerciales, como los mercados. Además, están los templos como el Santuario de Apolo.

Hoy ha sido rejuvenecido con grandes esculturas de Igor Mitoraj, el mismo que ya aportó su arte en las ruinas de Agrigento, en Sicilia.

esculturas de Igor Mitoraj en visita a Pompeya

Foro en la visita a Pompeya

Imaginando cómo sería bañarse en las Termas

Están las Termas Estabianas, enormes. Dicen que de las más antiguas de la Antigua Roma, encontradas por los arqueólogos, claro.

termas de la visita a Pompeya

Y están las Termas del Foro, donde aún hay un gran brasero que servía de calefacción. Allí se encontraron más de 500 lámparas o candiles que iluminarían el espacio en el horario de tarde.

visita a Pompeya termas del Foro

La estufa que calentaba los baños de las termas del Foro

visita a Pompeya termas

termas estabianas de la visita a Pompeya

Salas enormes, piscinas, cúpulas con algunas claraboyas para que pasara la luz. No muy distinto de los hamman y otros baños de este estilo que hoy en día podemos encontrar en versiones más y menos auténticas. Es fácil visualizar el vapor y la semioscuridad.

visita a Pompeya termas del Foro

visita a Pompeya termas del foro

Nichos para guardar la ropa y objetos para el baño

visita a Pompeya

visita a Pompeya termas estabianas

Por lo visto la parte de las mujeres era más pequeña y menos ornamentada que la de los hombres, y tenían entradas separadas.

visita a Pompeya

Putas y cadáveres en Pompeya

El lupanar es uno de los sitios más famosos de la visita a Pompeya, al menos de tu primera vez. La búsqueda del puticlub antiguo es como un rito, movido por el morbo.

Lupa significa prostituta, por cierto.

El lupanar es un lugar sórdido.  Un pasillo estrecho con cinco habitaciones pequeñas, con camas de piedra. Encima de cada puerta, en el dintel, una pintura de carácter erótico. También hay una figura con dos falos, parece un fauno.

visita a Pompeya cama del lupanar

Lecho de piedra del lupanar, que esperemos estuviera cubierto de mantas o algo blando…

frescos eróticos en la visita a Pompeya

Por lo visto en estas paredes hay grafitos que dicen Aquí follé yo. Premio al que los distinga. Algunos incluso citan a los colegas con los que fueron aquella noche, o día, quién sabe.

frescos eróticos del lupanar en la visita a Pompeya

pinturas eróticas en la visita a Pompeya

Otra cosa que buscamos es la visión de esos cadáveres pompeyanos que nos horrorizan y atraen al mismo tiempo.

visita a Pompeya cadáveres del huerto de los fugitivos

Observad el gesto protector en los dos cadáveres de la derecha…

Son tan semejantes a nosotros, que empatizamos. No hay muchos en las ruinas, y los mejores supongo que están en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles, que en mi caso se ha quedado para otra visita, snif.

Aun así, algunos quedan en los almacenes del foro, en la Villa de los Misterios, y en el Huerto de los Fugitivos.

cadáver en la visita a Pompeya

visita a Pompeya

visita a Pompeya cadáveres

Sexo y muerte, dos grandes pasiones del ser humano.

Casas de Pompeya

No es sólo la Villa de los Misterios. En Pompeya hay un montón de casas en las que se siguen pisando los mosaicos y recogiéndose el agua de lluvia en el estanque del patio.

visita a Pompeya casas

Hay que ir descubriéndolas. Son espectaculares.

visita a Pompeya casas

Sin duda no hay que perderse la Casa del Poeta Trágico, con su mosaico de “cuidado con el perro” a la entrada.
Pompeya

CAVE CANEM – Cuidado con el Perro!

Ni tampoco la Casa del Fauno, la más grande de la ciudad, donde está el mosaico de Alejandro Magno batallando contra el rey persa Darío.

visita a Pompeya casa del fauno

visita a Pompeya casa del Fauno

visita a Pompeya mosaico Alejandro Magno y Darío

Darío, rey persa, en lucha contra Alejandro Magno

visita a Pompeya alejandro magno

Probablemente la imagen más Alejandro Magno más famosa (el original está en el Museo de Nápoles)

Me encantó también la Casa del Huerto de Frutas, con pinturas preciosas.

visita a Pompeya frescos de una casa

Y la Casa y Thermopolium de Vetutius Placidus, una casa de bebidas y comidas calientes.

Dicen los arqueólogos que en Pompeya era muy usual comer fuera de casa, ya que las viviendas, excepto las de los ricos, no tenían apenas espacio. En muchos casos son habitáculos donde no hay ningún tipo de horno o cocina, por lo que si unimos este dato al del gran número de casas de tabernas y establecimientos con horno o cocina, la ecuación es fácil de resolver. Podemos mirar también a cómo hay muchas sociedades y culturas donde comer en la calle está a la orden del día. 

visita a Pompeya casas

La Casa del Menandro, enorme villa llena de frescos con escenas de la Ilíada y la Odisea…

visita a Pompeya frescos

visita a Pompeya frescos de la casa del Menandro

visita a Pompeya

Entre tanta casa, también hay teatros, la Palestra o gimnasio, el Anfiteatro, los cementerios…

visita a Pompeya palestra

En la palestra se formaba a los jóvenes física e intelectualmente. También aquí se han encontrado muchos grafitos de carácter sexual en las paredes y columnas.

visita a Pompeya anfiteatro

Anfiteatro de Pompeya

visita a Pompeya templo

visita a Pompeya tumba

Tumba de Flavius y Flavia

Hay tanto que contar y enumerar, que este post y todas las fotos que podría mostraros se haría eterno. Y no es mi intención, pero espero haberos abierto las ganas de hacerle una visita a Pompeya, o bien de volver. En el peor de los casos, haberos transportado allí.

Yo lo voy a hacer. Volver, sí.

visita a Pompeya mosaico

En los suelos de Pompeya se advierte claramente no sólo el arte que tenían en decorarlos, sino las ondulaciones de los terremotos que precedieron a la gran erupción

Carta de Plinio el Joven, una de las que envió a su amigo Tácito. Un superviviente del horror de Pompeya.

Una terrible nube negra cortada por  lenguas de fuego se cernía sobre nosotros; no mucho después aquella nube bajó a la tierra y su extensión alcanzó hasta el mar. Entonces mi madre comenzó a rogarme que buscase salvación y ayuda. Caía ya ceniza, pero todavía no era espesa. Cayó la noche, no como cuando no hay luna o el cielo está nublado, sino como cuando uno se encuentra en un lugar cerrado con la lumbre apagada. Oía los gemidos y los gritos de todos. Unos buscaban a voces a los padres; otros buscaban a sus hijos o sus nietos. Solo era posible reconocer a los demás por la voz, y había quien, por temor a la muerte, imploraba la propia muerte.

Se abrió un débil claro, pero no era el día, sino el inicio del aproximarse del fuego; de nuevo cayó ceniza abundante y espesa. Nosotros nos levantábamos para quitárnosla de encima; de otro modo, hubiéramos quedado cubiertos y oprimidos por su peso. Finalmente aquella calima se desvaneció y quedó convertida en una fina ceniza, como humo, como niebla. También el sol apareció, pero atenuado, como cuando hay un eclipse. Todo estaba cubierto por una espesa capa de ceniza, como si hubiese nevado. Nosotros no pensamos en partir hasta que no nos llegasen noticias de mi tío.

[Cita de “¿Hay dioses en el Olimpo?”  de Héctor Oliva]
visita a Pompeya decoración interior

Tanto impactó la decoración de las casas de Pompeya, que dio lugar al “estilo pompeyano”

Datos prácticos para la visita a Pompeya

Cómo llegar a Pompeya desde Nápoles en transporte público:

visita a Pompeya estación Pompei Scavi

Lo más sencillo es coger un tren en la línea Circumvesuviana Nápoles-Sorrento. La parada junto a la entrada principal al yacimiento se llama Pompei Scavi, y está a dos minutos de Puerta Marina, la principal. Hay otros dos accesos con taquillas, la Plaza Exedra y Plaza Anfiteatro. También hay una salida (no se puede entrar, sólo salir) junto a la Villa de los Misterios. Es probable que el tipo del restaurante que está junto a esa puerta os diga que podéis salir a comer, que es cocina casera y tal. No lo comprobamos, pero ahí dejo el dato. Podéis entrar y salir de las ruinas en el mismo día, no perdáis la entrada!

En la misma línea hay otra parada indispensable, Herculano o Ercolano Scavi,  y no es el único yacimiento de esta línea de tren!

El trayecto son unos 40-45 minutos, más lo que os toque esperar en la estación. Los billetes de tren los podéis comprar en las taquillas de la Stazione Centrale de Nápoles en el momento de ir.

Cuánto cuestan las entradas a Pompeya

A fecha de Febrero de 2017, la entrada simple a Pompeya son 12 € adultos, pero si vais también a Herculano o a Oplontis, podéis comprar la entrada combinada que cuesta 20 € y os ahorráis un dinerillo. Esta entrada tiene una validez de 3 días, así que no hace falta darse la paliza en un día, si tenéis tiempo.

Para más información os remito a la página oficial de los yacimientos, que está en italiano e inglés.

Horarios para visitar Pompeya

Entre Noviembre y Marzo, el horario es de 8.30 horas, hasta 17.00 horas. El último acceso que se permite es a las 15.30 horas.

Entre Abril y Octubre el horario es entre las 9 horas y las 19.30 horas, con última entrada a las 18 horas.

Ojo que el yacimiento está cerrado el 1 de Enero, 1 de Mayo y 25 de Diciembre.

Consejos prácticos una vez dentro de Pompeya

Al llegar a Pompeya, en la entrada principal tenéis las taquillas para comprar las entradas y al lado hay una zona con unos mostradores donde podéis coger gratis una Guía de las Excavaciones de Pompeya, así como un plano. Ambos son sumamente prácticos y completos, y vienen genial para moverse por las ruinas y poneros un poco en contexto. La guía (pequeña y manejable) está editada en español y en unos cuantos idiomas más.

También hay guías oficiales con tarjetas de identificación que se sitúan alrededor de la taquilla. Si os gusta esa forma de visitar ruinas arqueológicas, que sepáis que los hay.

Dentro del yacimiento se señalan dos puntos para comer, también áreas de fumadores (aunque vimos que mucha gente se lo salta, lo cual me parece fatal), y baños.

Con respecto a las áreas para comer, os advierto de que la que está más en el interior de las ruinas, en una pequeña elevación del terreno, de camino a la Palestra, está cerrada en temporada baja. Fueron los responsables de que no comiéramos ese día ya que confiamos en poder comprar algún tentempié allí, y volver al otro punto significaba andar mucho para luego volver de nuevo. En fin, no nos vamos a quejar ;P

visita a Pompeya

Próxima estación, Pompei… dirección Sorrento

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí

Feedback

1
  • Dania Beatriz

    Muy completo este post sobre la ciudad arqueológica más bella del sur de Italia, tengo la fortuna de vivir en Napoles , muy cerca de Pompeya y de vez en cuando voy, te recomiendo ademas , visitar Ercolano y Paestum , no te vas a arrepentir . Saludos

Deja un comentario

¡Suscríbete al blog por correo electrónico y recibirás las nuevas entradas!

Únete a otros 163 suscriptores

¿TE ANIMAS A COMPRAR UN BILLETE PARA QUE LA AYUDA HUMANITARIA LLEGUE A SU DESTINO? MÉDICOS SIN FRONTERAS TE LO PONE FÁCIL!

¡Viaja seguro!

banner los viajes de Ali con IATI

Si quieres más información, pulsa aquí

REFLEXIONES VIAJERAS

paseo fotográfico por palma de mallorca street art

GENTES DEL MUNDO

gentes de África

IMÁGENES Y SENSACIONES DE…

visita al parque nacional Serengueti amanecer

POSTALES DE VIAJE

fauna y flora de galapagos pinzon

FIESTAS Y CELEBRACIONES

gancheros del Alto Tajo empujando troncos

SOLIDARIOS

atardecer en pais lobi

Blog asociado a MadridTB

Madrid Travel Bloggers