tumbas excavadas en granito en una de las necrópolis medievales de la sierra de madrid

Siguiendo con las posibles escapadas a un tiro de piedra de Madrid, hoy te voy a proponer escapar de la gran ciudad con un claro objetivo: visitar las necrópolis medievales que hay en la Sierra del Rincón ¿Cómo, qué? Sí, en la región de Madrid hay un poco de todo, y en ese “un poco de todo” hay yacimientos arqueológicos tan interesantes como bonitos. Es, además, una excursión muy apta para casi todas las edades ¿Te vienes? 😊

De Sieteiglesias a Prádena del Rincón, los lugares con mejores ejemplos de necrópolis medievales en Madrid

Sieteiglesias

Comenzamos el día en el pueblo de Sieteiglesias. El origen de esta necrópolis se sitúa entre los siglos IX y XI, y aquí se han documentado hasta 147 tumbas de distintos tipos. Unas excavadas en la roca y otras de tipo cista o construidas con lajas que parecen minicasitas. 

✍ Llegar a Sieteiglesias es muy fácil, sólo tienes que ir por la carretera A-1 y tomar la salida 66. Está a unos 45 minutos de Madrid.

vista de la necrópolis medieval de sieteiglesias

Se localizan sobre un afloramiento de rocas de granito conocido como el Berrocal de la Iglesia, porque la iglesia está construida sobre él, siendo una localización de lo más curiosa. 

iglesia de sieteiglesias construida sobre afloramiento de granito
La iglesia de Sieteiglesias se construyó sobre el Berrocal, un afloramiento granítico ¡¿Cómo hicieron los cimientos?!

Las tumbas rupestres o excavadas en la roca se denominan tumbas de tipo “bañera” por su forma de fosa ovalada. Algunas aparecen aisladas y otras en grupo, lo que se cree podría corresponder a grupos familiares. Algunas tienen bien marcado el espacio para la cabeza y los hombros del difunto, y otras son más amorfas. Todas se tapaban con una laja de piedra horizontal de gran tamaño. 

4 tumbas con forma antropomorfa al aire libre de una de las necrópolis medievales de la ruta
Tumbas de Sieteiglesias

Los arqueólogos, que empezaron a excavar en el año 2001, descubrieron que la cabeza se orientaba hacia el oeste y los pies hacia el este, buscando el sol naciente. Se supone que así eran las tradiciones cristianas de la época. Con todo, siempre hay una excepción que confirma la regla y alguna tiene la orientación dispuesta al revés. Se aventura que quizá lo hacían así para castigar al difunto. La iglesia cristiana siempre tan de castigar…

tumba con forma para la cabeza y algo de agua de las últimas lluvias en sieteiglesias
Tumba rupreste con el hueco para la cabeza

Se cree que el rito funerario consistía en el lavado del cuerpo que después se envolvía en una sábana de lino y por último se colocaba dentro de la fosa. Como se han encontrado restos de clavos, los arqueólogos asumen que iría en una caja de madera. Después se sellaba con lajas de piedra horizontales, apoyadas en los laterales.

Sólo se han encontrado algunos objetos cerámicos como una jarra o unos vasos, y muy pocos restos óseos porque el granito es muy ácido y los acaba desintegrando.  

Nada más entrar en el recinto, que no es muy grande, te sorprenderá ver las tumbas ahí mismo, a cielo abierto, ocupando buena parte del terreno.

Destacan unas tumbas con una especie de gran respaldo y una oquedad que podría servir para poner ofrendas. Son las llamadas “tumbas reales”

tumba real con lo que parece un respaldo con varios huecos para ofrendas en una de las necrópolis medievales
Tumba real de Sieteiglesias
tumba hecha con lajas de piedra en una de las necrópolis medievales
Tumba de cista

Lo curioso es que no se conoce el poblado asociado a este cementerio, pero se supone que estas gentes formaban parte de la repoblación cristiana que hubo en la comarca de Buitrago tras la pérdida del control islámico. Fue entonces cuando vinieron grupos venidos de Sepúlveda (Segovia), probablemente ganaderos que conocían el camino histórico del río Jarama, buscando buenos pastos. Esta historia ya me sonaba de cuando fui en busca de la Cascada del Cancho Litero, en el cercano Valle del Lozoya.

Para ir sin visita guiada, es decir, en el día y hora que prefieras, sólo tienes que pedir la llave en el restaurante El Seron y pagar 1€ por persona (niños menores de 12 años gratis). Después te diriges al yacimiento, que está a muy poca distancia, y abrir la verja. No hay que dejar que entre nadie más, cerrando una vez estés dentro y devolviendo la llave al salir. Hay carteles explicativos.

Con visita guiada: tienes que llamar a la Oficina de Turismo para reservar. El precio no cambia. De lunes a sábado de 10 a 14 h, y domingos de 11 a 14 h. Tfnos: 918694129 / 671545951 / turismo@lozoyuela.com (mejor por teléfono). 

Las tumbas de Prádena del Rincón 

La segunda parada está en Prádena del Rincón, que no está muy lejos de Sieteiglesias. En este precioso pueblo se ubica otra de estas necrópolis medievales, pero no a cielo abierto sino en el subsuelo de la iglesia románica con aires mudéjares de Prádena.  

plaza con la iglesia de Prádena del Rincón y una fuente en el centro
La iglesia de Santo Domingo de Silos de Prádena del Rincón

Para visitar la iglesia y necrópolis de Prádena del Rincón tienes que reservar la visita guiada, que tiene una duración de 1 hora y se imparte en el horario de la Oficina de Turismo al módico precio de 2 € por persona. Dicha oficina de Turismo está junto a la iglesia, no tiene pérdida. La guía Nicoletta lo explica muy bien 😊

fachada de la oficina de turismo de Prádena del rincón toda en piedra
Oficina de turismo de Prádena del Rincón

Nada más empezar, Nicoletta nos avisa de que en esta iglesia hay elementos únicos en la región y uno de ellos es único en toda España ¡toma ya! 

La iglesia de Santo Domingo de Silos es del siglo XII, medieval total, e incluso el ábside es de finales del siglo XI. No obstante, la torre es del siglo XVI según la documentación encontrada, pero no se sabe si antes fue una torre árabe. Un elemento peculiar es que dicha torre está construida sobre el ábside de la iglesia, algo raro en la arquitectura eclesiástica, y además tiene ¡¡cuatro campanas nada menos!!

exterior del ábside circular con campanario con 4 campanas de Prádena
Campanario construido sobre el ábside de la iglesia, uno de los elementos únicos de la región
detalle de los ladrillos mudéjares de la iglesia de Prádena
Detalle de los ladrillos mudéjares
banco de madera y un cuenco de piedra con agua bendita adosado a la pared con la concha del camino de santiago
Por aquí debe de pasar el Camino de Santiago, por cierto…

La iglesia de Santo Domingo de Silos (no confundir con el municipio de Burgos) se empezó a construir excavando en la propia roca. La Sierra del Rincón es, junto con la Pedriza, el reino de la roca. 

Fueron las gentes venidas del otro lado de la sierra, de lo que hoy es Segovia, las que se asentaron aquí. Imagino que la historia de Sieteiglesias se reconstruye a partir de la de Prádena del Rincón, más documentada.

El caso es que lo primero que se hacía en aquéllos tiempos era levantar el lugar de culto. Sin la protección espiritual no había nada que hacer en la vida. 

soportal de la iglesia de Prádena del Rincón con techo de madera
altar de la iglesia de Prádena del Rincón
Altar de Santo Domingo de Silos (Prádena del Rincón)

Los enterramientos están en el lado norte y se meten por debajo de la iglesia, en el atrio posterior. En la Edad Media, incluso antes, la gente se enterraba lo más cerca posible de Dios. Así fue hasta que empezaron las epidemias de peste y otras enfermedades que diezmaban a la población rápidamente. Cuando se entendió la capacidad de contagio y propagación de dichas enfermedades se dejó de enterrar junto a la iglesia, pero los que tenían dinero pagaban por ser enterrados en suelo sagrado. 

puerta mudéjar con forma de arco apuntado en la iglesia de Prádena del Rincón
Pórtico mudéjar de la iglesia de Santo Domingo de Silos en Prádena del Rincón
una de las necrópolis medievales de la sierra del rincón con tumbas antropomorfas y algunas lápidas medievales
Necrópolis medieval de Prádena del Rincón

Después de admirar las tumbas, recorrer la pequeña nave, observar los frescos de las paredes y algunas esculturas medievales, salimos fuera.

Confieso que me gustó más la necrópolis de Sieteiglesias, creo que porque está al aire libre y se puede andar entre las tumbas, mientras que la de Prádena está bajo techo y sólo la puedes ver desde una pasarela alzada. Sin embargo, la historia contada por Nicoletta fue muy interesante.

tumbas medievales excavadas en la piedra vistas desde arriba en Prádena
Tumbas de Prádena del Rincón

Junto a la iglesia hay un taller de fundición de campanas del siglo XVI. Y este es, precisamente, el lugar único en España que nos anunció nuestra guía al comienzo.  

No es que no existieran más talleres de fundición de campanas, es que los talleres eran temporales porque las necesidades de una zona con respecto a adquirir o reparar campanas no daban para muchos años. Cuando los artesanos se movían a nuevas tierras, destruían el taller en el que habían trabajado ¿La razón? No revelar las técnicas de construcción de campanas a la posible competencia, protegiendo así este oficio tan especializado e itinerante. 

talles de campanas antiguo en Prádena del Rincón
Antiguos moldes para hacer campanas

¿Por qué en este caso sí se ha conservado el taller de campanas? no se sabe, no hay documentación o registros al respecto. Pudo ser cualquier cosa: que el campanero se muriese allí, que les expulsaran por algún suceso sin tiempo para recoger sus cosas. Quién sabe. 

taller de campanas antiguo con los moldes para las campanas

Prádena del Rincón es un bonito pueblo de casas de piedra muy cuidadas. Puedes acercarte también a la Laguna del Salmerón, que es una charca apacible por la que dar un paseo corto. Como curiosidad, tiene una exposición de rocas de la Sierra del Rincón que puede resultar interesante 😊

calle de Prádena con casas de piedra y tejados tradicionales
casa antigua con balcones de hierro y vigas de madera en Prádena del Rincón
vistas de la sierra desde una casa de Prádena del Rincón
Vistas de la sierra desde Prádena del Rincón
exposición de piedras de la sierra del rincón en la laguna del Salmoral
Exposición de rocas de la Sierra del Rincón en la Laguna del Salmerón
lagartija de color marrón sobre una piedra
vista de la laguna del salmoral desde hide para observar aves
Hide para observar aves en la Laguna del Salmerón, aunque nosotros no vimos ninguna, pero fuimos a mediodía

Completar el día en la Sierra del Rincón

Visitar las dos necrópolis medievales y los pueblos te va a llevar menos de mediodía. Sin embargo, estás muy cerca del resto de pueblos de la Reserva de la Biosfera de la Sierra del Rincón. Tuya es la decisión de ir para un lado u otro, y de entretenerte más o menos, pero te aconsejo vivamente que lo hagas. Desde los populares Montejo de la Sierra y La Hiruela, hasta el mucho más tranquilo Puebla de la Sierra, pasando por (es un decir, pero no están lejos) Horcajuelo de la Sierra y Horcajo de la Sierra.  

Más información sobre cómo pasar un día estupendo en LA HIRUELA

Más información sobre cómo pasar un gran día en PUEBLA DE LA SIERRA

Nosotros decidimos ir a Montejo de la Sierra para ver si, por algún casual, podíamos entrar en el Hayedo de Montejo. Ni de coña. Este hayedo es tan codiciado por los madrileños, y de tanto valor natural, que las visitas están muy limitadas y sólo se pueden hacer con reserva previa. La lista de espera es muy muy larga, y para ir en otoño ya ni te cuento.

Decidimos, pues, irnos a comer a algún merendero cercano y después continuar hasta la Hiruela, parando en los miradores que hay de camino. Como siempre, todo un placer 🥰

ladera del monte con color malva por la cantidad de flores de ese color
Sierra del Rincón en primavera
flor de la sierra que parecen pequeñas orquídeas de color malva
iglesia de la Hiruela con tres campanas y sierra al fondo
La Hiruela
atardecer en la sierra del rincón con el pico guadarrama en el horizonte
Vista de Guadarrama desde la Sierra del Rincón, de vuelta para Madrid

¿Te ha gustado esta pequeña ruta por las necrópolis medievales de la Sierra del Rincón? 

Aquí tienes más sitios para visitar en la Comunidad de Madrid 

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí