chorrera de los litueros

La Chorrera de los Litueros es una grata sorpresa que se ha quedado en mi cabeza como la cascada más bonita de la Comunidad de Madrid, de todas las que he visitado. Puede que no tenga razón o que no estés de acuerdo, pero…  ¡Sigue leyendo que te lo cuento! 😊

Disfrutando de la Chorrera de los Litueros: una cascada muy elegante

Cuando fuimos a visitar la Chorrera de los Litueros no nos esperábamos que estuviera tan cerca del pueblo de Somosierra y de la Autovía A-1. Este dato sorprende tanto como su elegancia, pues es una caída de agua que se precipita sobre una pared rocosa muy vertical, haciendo varios saltos y al final abriéndose en abanico. Una “cola de caballo” elegante, vertiginosa y que hipnotiza. Su altura es de 40 metros, que se dice pronto 😮

El camino hasta la misma es poco menos que divertido ya que discurre por un sendero que casi no lo es, entre jaras que te llegan a la altura del pecho y las típicas rocas graníticas de esta zona de la sierra. Junto al arroyo hay bastante arbolado y es fácil ver a los petirrojos saltando entre las ramas, o como mínimo escucharles. En las laderas del monte las vacas y algún caballo pastan en total libertad. Un placer para los sentidos, vaya. 

sendero estrecho entre jaras y montañas de granito al fondo
El sendero entre jaras para llegar a la Chorrera de los Litueros
vacas pastando en una ladera empinada del monte
Vacas en el monte
petirrojo posado en una rama de árbol
Un lindo petirrojo

La cascada o Chorrera de los Litueros es el lugar donde nace el Río Duratón, aunque aquí de momento se convierte en el Arroyo del Caño que desemboca en el Arroyo de las Pedrizas y de ahí al Duratón. He leído que es uno de los pocos ríos de la Comunidad de Madrid que no desemboca en el Tajo. 

chorrera de los litueros vista de lejos entre árboles y matorrales de jara
Vista de la Chorrera de los Litueros cuando te vas aproximando

Cómo llegar a la Chorrera de los Litueros

Para llegar a la Chorrera de los Litueros tienes que ir al pueblo de Somosierra por la A-1, tomando la salida 91. Este es el último pueblo antes de salir de la Comunidad de Madrid y me imagino que por eso, y porque es una ruta corta, el lugar no está masificado ¡No te cuento cómo se agradece! 

Una vez allí, el inicio de la ruta “oficial” es la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad, que está junto a la gasolinera, no tiene pérdida. Desde allí son 2 kilómetros ida y vuelta.

No obstante, si quieres ahorrarte unos 400 metros continúa con el coche por la N1 (antigua carretera de Irún) y aparca cerca de la pista que sale a la derecha. No hay otra pista antes y no serás la única que deja allí el coche. Por cierto, aunque no sea una ruta tan concurrida como otras, es mejor que no llegues muy tarde. Nosotros estábamos aparcando a las 11 de la mañana y sólo había cuatro o cinco coches, pero al volver había muchos más. 

ermita de somosierra con fachada encalada y dintel de granito en forma de arco en la puerta
Ermita de Nuestra Señora de la Soledad
cartel "carretera de Irún" junto a la iglesia de somosierra

Lo hagas como lo hagas, hay que tomar la pista de tierra, ancha, cruzando una cancela que hay que dejar cerrada por el ganado. Aquí te la muestro. 

comienzo de la pista que lleva a la chorrera de los litueros
Inicio de la pista que conduce a la Chorrera de los Litueros

A los pocos metros hay que cruzar un pequeño arroyo y un poco más adelante verás otro arroyo (el que baja de la cascada, de hecho), pero para ver de frente la chorrera no debes llegar hasta el segundo, sino subir por una senda que casi ni se ve, en la margen derecha, a medio camino entre ambos arroyos. Como ya he dicho el sendero discurre entre matorrales de jaras y piedras, pero una vez subes tres o cuatro metros va llaneando bastante y no exige más esfuerzo que mirar bien por dónde pisas.

mis padres cruzando un arroyo sobre piedras cerca de la chorrera de los litueros
Cruzando el primer arroyo volviendo de la cascada
mi madre bajando por el sendero de piedras para llegar a la pista principal
De vuelta de la cascada, este es el sendero que casi ni se ve y que has de coger desde la pista principal que ves abajo
andando por el sendero entre arbustos de jara y grandes rocas de granito de camino a la chorrera de los litueros
Sendero entre jaras altas y piedras graníticas

Cuando te quieres dar cuenta te encuentras con esta cascada magnífica. Te quieres quedar allí contemplándola mucho, pero que mucho rato. Algunos siguen monte arriba, buscando nuevas perspectivas. Otros se atreven a bajar a sus pies, aunque hay que saltar por las rocas y puede ser un poco comprometido. No quiero imaginar cómo te pueden sacar de allí si tienes un accidente. 

chorrera de los litueros al completo
Chorrera de los Litueros al completo
parte superior de la chorrera de los litueros con un primer chorro estrecho que más abajo se abre en dos brazos
Tramo alto de la Chorrera de los Litueros
dos brazos de la cascada cayendo sobre las rocas de granito
parte baja de la cascada cayendo sobre las rocas
¿Qué tiene el agua que hipnotiza?

Aun así, no quise renunciar a ver la cascada desde la otra orilla. Para eso, volviendo a la pista principal, crucé el segundo arroyo (un poco más ancho) y salté una valla de piedra para andar por la otra ladera del río. Después tuve que saltar otro murete más y me encontré con que el camino no es nada cómodo a partir de ahí. Comprobé, además, que estas no son las mejores vistas de la Chorrera de los Litueros pero el paseíto a solas, la visión de los narcisos salvajes (narcissus calcicola) recién nacidos, y los picos de granito que rodean a la cascada son buenas razones para hacerlo. 

caballo pequeño en la ladera del monte entre arbustos y pastos
Un precioso potro en la ladera del monte
narcisos de montaña de color amarillo
Narcissus Calcicola, llamado así porque crece en terrenos calizos
chorrera de los litueros vista desde abajo con el arroyo cayendo entre las rocas
El otro punto de vista de la Chorrera de los Litueros
agua cayendo sobre las rocas de granito en la chorrera de los litueros

También vimos cómo algunos continuaban por la pista principal, superado el Arroyo de las Pedrizas, monte arriba. De hecho lo hicimos durante un ratito pero la pendiente era fuerte así que lo dejamos. Si quieres andar más, puedes atravesar el monte y tirar para arriba hasta la cabecera de la cascada, pero cuidado porque el terreno no es fácil y la pendiente es muy fuerte.

Qué ver en Somosierra

Ya que habíamos llegado a Somosierra ¿cómo no dar una vuelta por allí e incluso comer en uno de sus restaurantes? ¡Pues así lo hicimos!

En cuanto a qué ver en este pueblo, podríamos empezar por el Parque de las Madres, de camino a la iglesia (no confundir con la ermita). Este parque está junto a la carretera y es moderno, no especialmente bonito, pero cuando lees el cartel informativo tu mirada cambia.

parque de las madres de Somosierra con cartel informativo
Parque de las Madres de Somosierra

El Parque de las Madres es un homenaje a las madres de Somosierra por el sacrificio y privaciones que han padecido en este entorno de clima extremo. Somosierra fue paso obligado de los ejércitos, como en la Guerra de la Independencia (1808-1814), cuando los franceses se establecieron aquí durante 6 años. Durante la Guerra Civil ocurrió lo mismo. Se sabe que por aquél entonces las mujeres tenían que lavar la ropa de los oficiales. Lo hacían en el lavadero, a mano, nevara o hiciera calor. En 1953 un accidente aéreo las puso a prueba de nuevo porque fueron ellas las que tuvieron que cuidar a los soldados que subieron al lugar del accidente, en medio de una gran nevada. Los pobres estaban medio congelados cuando bajaron de la montaña. Retazos de historia que no se deben perder. 

A continuación nos encontramos con la Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves. Un nombre muy apropiado para este lugar de crudos inviernos 😏. Con tejado de pizarra negra, su construcción es de principios del siglo XVIII, si bien los franceses la arrasaron en 1808 y aunque se reconstruyó cuando estos se fueron, en la Guerra Civil fue destruida otra vez. El edificio que contemplamos, cuyo interior se puede visitar en las horas de misa (a las 13 h los domingos), es de 1943. 

Me llamaron la atención dos detalles: la pila bautismal que hay enfrente de la puerta, por sus relieves que podrían resultar hasta un poco irreverentes para los cánones eclesiásticos, y el cartel de chapa de los años 50 o 60 del pasado siglo. Este cartel está en el muro lateral de la iglesia y es un homenaje a los camioneros. ¿Qué hace eso ahí? Bueno, supongo que tiene que ver con que esta era la carretera del Norte y por aquí pasaban y pararían todos los camiones que hacían la ruta. Con ello traerían cierta prosperidad económica al pueblo, algo que se perdió definitivamente cuando construyeron la autovía A-1 un poco más lejos.

iglesia de nuestra señora de las nieves de Somosierra con campanario con tejado de pizarra negra
Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves
pila bautismal de piedra con figuras de parejas besándose frente a la iglesia de somosierra
cartel al camionero por su abnegación y fraterna ayuda en la iglesia de somosierra
Homenaje a los camioneros

Después decidimos seguir andando un poco más abajo en busca de la ruta de la Dehesa Bonita, un sendero que discurre por la montaña entre bosques de robles, acebos, cerezos, abedules, avellanos…  El caso es que tomamos un camino que sale a la izquierda junto a una nave abandonada, ascendiendo entre fincas de ganado, pero creo que el acceso a la Dehesa Bonita está más abajo. Queda en la agenda para futuras ocasiones, probablemente el otoño porque en esas fechas debe estar espectacular. 

camino con valla de piedra cubierta de musco y árboles enmarañados
robles y un prado cerca de Somosierra
gran árbol con tres ramas abriéndose en abanico junto al camino
rama con brote de una flor con pistilos amarillos

Cruzando la carretera puedes ir al interior del pueblo, y por allí hay un potro de herrar y algún punto más de interés… modesto, pero de interés. 

Dónde comer en Somosierra

Aunque es un pueblo muy pequeño, en Somosierra hay restaurantes y están situados alrededor de la gasolinera. Nosotros decidimos comer en la Brasería Litueros, aunque lo hicimos dentro porque la terraza nos pareció un poco “desangelada”. Estuvo bien, había muy poca gente y el precio es más arreglado que los otros sin ser barato, ya que salimos por casi 30 € cada uno (y no pedimos vino). Recomiendo la morcilla (buenísima) y las opciones de carne que hacen a la brasa.  

plato de morcilla

¿Qué hacer después? 

Como teníamos mucha tarde por delante nos fuimos a Buitrago del Lozoya, que está cerca y en el camino de vuelta. Ya te conté aquí los atractivos de este pueblo que se recorre en un rato y es realmente bonito. No dudes en añadirlo a la excursión a la Chorrera de los Litueros y tendrás un día perfecto en la sierra madrileña 😀

iglesia vista desde parque junto a la muralla
Buitrago del Lozoya

Si buscas más rutas y planes en Madrid te puede interesar…



Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión con la que me ayudas a mantener este blog, y en ningún caso tú pagarás más.

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí