cascadas en la comunidad de madrid

¿Sabías que la región de Madrid está repleta de cascadas? Pues así es, y déjame que te diga que son una buena excusa para salir al campo a pasar el día. Porque marcarse un objetivo ayuda a levantarse del sofá. Y llegar es una buena recompensa a una caminata más o menos larga. Aquí tienes 5 cascadas en la Comunidad de Madrid para que elijas a dónde ir en tu próxima escapada 😉 

Unas se llaman “chorreras”, otras “cascadas”. Todas son saltos de agua de cierta altura y eso es lo que vale. La Sierra Norte, el Valle del Lozoya y la Sierra de Guadarrama guardan un buen puñado de cascadas de lo más pintón.

He de confesar que yo no tenía ni idea de que fuese así. A pesar de haber nacido y de vivir en Madrid, ha tenido que venir una pandemia y la prohibición de salir a otras regiones de España para lanzarme a buscar planes. Fue entonces cuando empecé a darme cuenta de todas las cascadas que hay en la Comunidad de Madrid. Y ahora que lo sé, no voy a dejar de seguir. De hecho, mi objetivo es conocerlas todas en un futuro…  ¿Te ha pasado lo mismo? 

Razones para ir a ver una cascada

  • Ver el agua caer sin fin. Sentir las gotitas en tu piel. Mejor en un día soleado ya que así te refrescas 😉. Las cascadas tienen algo que alegra el alma. Es como una celebración de la vida. Como si sólo ahí, delante de ellas, es cuando te das cuenta de que el agua lo es todo, y que sin ella no eres nada. 
  • Practicar la fotografía haciendo fotos de larga exposición: si este es tu hobbie, las cascadas son un gran lienzo para hacer fotos de larga exposición y conseguir el “efecto seda” que tanto nos gusta. Necesitas, eso sí, acarrear un trípode, llevar un filtro de densidad neutra, y un disparador. 
  • Escapar del calor veraniego, disfrutar de los chorlitos de hielo en invierno, flipar con los colores del otoño y la primavera ¡Si es que las cascadas son para todo el año!

Cinco cascadas en la Comunidad de Madrid

Cascadas del Purgatorio

Empiezo destacando la primera cascada que conocí, que fue hace unos años. Hablo en singular pero en realidad hay dos cascadas.

Las Cascadas del Purgatorio están bastante cerca del pueblo de Rascafría. Yo sólo conocí la Cascada Baja, que es la primera a la que llega el camino y la más accesible. Se trata de un salto de 10 metros de altura y es precioso. Un día tengo que ir a la Cascada Alta, que está por encima de la baja y tiene más metros. 

cascada del purgatorio con agua cayendo como si fuera humo
Cascada Baja de las Cascadas del Purgatorio

Indicaciones básicas:

  • Puedes empezar a andar en Rascafría o en el Monasterio de El Paular, según dónde dejes el coche. Hay señales desde ambos puntos y también puedes preguntar. 
  • La ruta son unos 13 o 15 kilómetros según tu punto de salida. El monasterio es el más cercano.   
  • Buena parte del camino de ida es subida, pero no hay ningún desnivel fuerte
  • Puedes combinarla con un paseo y picnic en el Bosque Finlandés, o acercándote a la Cascada del Embalse del Pradillo. Todo el entorno es una chulada, así que es un plan perfecto para ir a pasar el día. 
  • Si no te apetece llevar la comida, puedes comprar bocatas en el Bar Juanito de Rascafría, e incluso encargar una tortilla si vas con más gente. En el pueblo hay panadería y alguna tienda para comprar bebidas o lo que necesites. 

👉 Aquí te cuento en detalle cómo llegar y qué más puedes hacer en los alrededores

Chorrera de los Litueros

La segunda cascada o chorrera que te recomiendo es la de los Litueros. Posiblemente la más bonita de la región. Y con un acceso mucho más fácil y corto que la del Purgatorio ¿Qué más quieres?! 🤗

chorrera de los litueros al completo
Chorrera de los Litueros
  • La chorrera de los Litueros está muy cerca del pueblo de Somosierra, junto a la A-1. El viaje es de 1 hora y 20 minutos aproximadamente, en cada sentido, pero luego allí no hay que andar mucho.
  • Tiene una altura de 40 metros y cae en forma de cola de caballo. Es el lugar donde nace el río Duratón, el mismo que en Segovia forma las Hoces del Duratón, un lugar impresionante.
  • Para acceder a ella tienes que trepar un poco por un sendero casi escondido entre grandes piedras y arbustos. Te aseguro que merece la pena y que es corto. 

👉 Si esta es tu elección, aquí puedes leer todos los detalles… pero ¡sigue leyendo antes de decidir! 

Cascada del Hervidero

La ruta de la Cascada del Hervidero es otra de las opciones fáciles, aunque más larga que la anterior. El único punto crítico es que va mucha gente los fines de semana, precisamente por la facilidad de acceso.

vista general de la Cascada del Hervidero con las dos chorreras a ambos lados y en el centro una gran roca con forma de pirámide
Cascada del Hervidero (Madrid)
  • Si sólo puedes ir un sábado o domingo intenta llegar antes de las 10 de la mañana y te librarás de la hora punta 😉
  • Sólo hay que ir al pueblo de Guadalix y empezar a caminar desde el Área Recreativa de los Patos, junto al polígono industrial. 
  • Enseguida te encontrarás entre el río, un bosque de sauces que hunden sus raíces en el agua, y unas paredes de arenisca que te van a sorprender. Y andar, andar, hasta llegar a esta cascada que se abre en dos brazos, como abrazando (valga la redundancia) a la gran roca que los divide. 

Un excursión realmente chula.

👉 Aquí puedes leer todos los detalles y ver más fotos. 

Chorrera de Mojonavalle 

La Chorrera de Mojonavalle es el nacimiento del Arroyo del Sestil de Maíllo. Si logras memorizar estos nombres llámame que te invito a algo 😅 Más allá del chiste malo, has de saber que esta cascada está muy cerca del Puerto de Canencia. Sólo hay que seguir la senda ecológica que sale del puerto, entre los pinos gigantes y el resto de paseantes. 

chorrera de mojonavalle cayendo por ladera empinada entre pinos

Chorrera de Mojonavalle

  • Esta cascada tiene unos 30 metros de altura, y es tan espectacular como el entorno que la rodea. 
  • El camino no es largo y no tiene mucho desnivel. No llevará más de 1 hora ida y vuelta, aunque puedes emplear más tiempo si quieres. 
  • Casi todo va por una pista de montaña ancha y cómoda, a la sombra de los pinos. 
  • Hay varios miradores en el recorrido. 
  • Ojo, madruga mucho o déjalo para después de comer porque el Puerto de Canencia es de los sitios más populares de la sierra
  • Creo que es Es mejor ir por la mañana porque el sol iluminará la cascada. Yo la vi por la tarde y ya estaba muy en sombras. Lo bueno es que la mayoría de la gente ya se ha ido y está todo mucho más tranquilo.

👉 Si te pasa lo que a mí, que llegas y ya no hay sitio para aparcar, echa un vistazo a este post donde te cuento cómo montártelo para no perder el día. Sin renunciar a ver la cascada, claro. 

Cascada del Cancho Litero

Vamos con la última de las cascadas en la Comunidad de Madrid que destaco hoy. La ruta más difícil, más aventurera y más “salvaje” si me permites el adjetivo. Por todo esto, es ideal para desconectar del mundanal ruido de la gran ciudad. 

cascada cancho del litero con agua cayendo con efecto seda
Cascada del Cancho Litero
  • La Cascada del Cancho Litero está como escondida en el monte frente al pueblo de Villavieja del Lozoya. Aquí tendrás que dejar el coche y empezar a andar.
  • De los robles pasarás a los gigantescos pinos y te sumergirás en bosques llenos de troncos caídos. Sólo falta que aparezca un hada o un duende dando saltos. 
  • La ruta son unos 10 kilómetros, y puedes hacerla circular. Va muy poca gente, lo que aumenta su valor.

👉 Aquí te doy todas las indicaciones para que puedas hacerla paso a paso y verás unas cuantas fotos para que reconozcas el terreno y decidas si merece la pena.

Consejos para que prepares bien tus excursiones

  • Lleva siempre agua. A pesar de seguir el curso de los ríos y arroyos, no suele haber fuentes de agua tratada o potable.
  • Echa también algo de comida a la mochila. Yo suelo llevar frutos secos, fruta, y si es una ruta larga añado un bocata. El chocolate también es bienvenido.
  • Consulta la previsión meteorológica del destino antes de salir de casa. El clima de la montaña suele variar con respecto al de tierras más bajas, aunque haya pocos kilómetros de distancia. Si vas en otoño o primavera no te confíes y lleva algo de abrigo.
  • No te olvides de llevar buen calzado y si es posible bastones de montaña. Tus rodillas lo agradecerán. 
  • Tampoco te olvides de la protección solar, sea invierno o verano: gorra, crema.
  • Y por favor, deja el lugar limpio. Estás en la naturaleza y cuidar el medio ambiente es tarea de todos. Te aconsejo que añadas una bolsita para llevarte desde las cáscaras de la fruta hasta el papel higiénico usado. Cuando encuentres un contenedor de basura la tiras y listo. 
pequeña cascada artificial en el río guadalix con muchos árboles altos alrededor

Más cascadas en la Comunidad de Madrid que quedan en el tintero

Además de las cascadas que te he presentado, tengo en mente varias más. Que sí, que sí, que ¡Madrid está llena de cascadas! A día de hoy me gustaría visitar: 

  • Cascadas de las Guarramillas y Poza de Sócrates: con estos nombres tan bizarros ¿cómo no querer descubrirlas? Están cerca del Puerto de Cotos y del Refugio del Pingarrón. Mira tú por dónde, en ese refugio pasé una noche hace ya años
  • Cascada del Hornillo: una cascada doble de unos 10 metros de altura que tiene muy buena pinta. De momento sé que está situada entre Robledondo y Santa María de la Alameda, con el embalse de la Aceña en sus cercanías.  

¿Qué te parecen estas 5 cascadas de la Comunidad de Madrid para ir de excursión?

Te puede interesar…


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí