buitrago del lozoya panorámica desde el mirador con la sierra al fondo

Hubo un tiempo en que viajaba unas dos veces al mes a la ciudad de Burgos desde Madrid. Lo hacía en autobús, generalmente inmersa en la lectura de un libro. No obstante, siempre levantaba la mirada cuando la ruta llegaba a la altura de Buitrago del Lozoya. La visión de este pueblo ligeramente alzado en el paisaje, rodeado de una muralla perfecta tras la que despuntan al menos dos torres, me encantaba 😊

A la luz del atardecer, con nieve, con sol, con luz de primavera y de otoño, bajo grandes nubarrones. Lo contemplé de muchas formas en aquellos años y siempre pensé que tenía que ir a verlo de cerca. La verdad es que los años pasaron y ha tenido que ser una pandemia y las restricciones de movilidad lo que me ha hecho encontrar la ocasión.

iglesia de buitrago vista desde lejos con la A-1 al fondo subiendo por la montaña
Vista de la Iglesia de Santa María del Castillo de Buitrago del Lozoya y la A-1 detrás

Las murallas de Buitrago del Lozoya

Cómo no empezar por lo que más destaca de Buitrago, las murallas. Esas que sorprenden a todo aquél que pasa por la cercana autovía A-1 que discurre desde o hacia el norte de la Península. 

murallas de Buitrago del Lozoya con luz de atardecer y la luna casi llena en el cielo
Murallas de Buitrago

Las murallas de Buitrago del Lozoya abrazan al pueblo y lo protegen de las aguas del río homónimo. Las puedes contemplar desde fuera, desde dentro, desde arriba y desde abajo, situándote a sus pies y alzando la mirada. O yendo al monte que hay al otro lado del río en un agradable paseo, como te cuento luego 😉.

torres del antiguo castillo o ventana con arco neomudéjar
murallas de cerca con torre sobresaliendo, hechas de piedra y ladrillo rojo

No te sorprendas que te sorprendan por su perfección, porque este es el recinto amurallado mejor conservado de toda la Comunidad de Madrid. El único que se conserva completo. Fueron declaradas Conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural en el año 1993.

Las murallas de Buitrago del Lozoya fueron construidas entre los siglos IX y XI por los musulmanes, buscando frenar el avance de los cristianos. La defensa no fue suficiente pero cuando Alfonso XI tomó posesión de estas tierras, las obras continuaron. Se siguieron ampliando hasta el siglo XV y el resultado es lo que vemos hoy. 

Tras dejar el coche en una calle que baja hacia el río, poco antes de un pequeño parking junto a la muralla, mi hermana y yo echamos a andar hacia dichas murallas. Como atraídas por un imán, sin saber muy bien hacia dónde íbamos, queríamos verlas de cerca enseguida.

coracha o prolongación de la muralla como un saliente en el río

Era un día frío pero soleado de principios de diciembre. Y lo primero con lo que nos encontramos fue la “coracha”, una pequeña extensión de la muralla, también almenada, que baja hacia el río. 

coracha de la muralla de Buitrago del Lozoya entrando en el río lozoya
La coracha que se adentra en el río Lozoya

La coracha tiene un punto de absurdo a primera vista ¿Para qué hacer un apéndice de la muralla ahí? Resulta que era la vía de escape de los habitantes en caso de asedio. Así podían alcanzar el cauce del río y escapar, o al menos conseguir agua para seguir aguantando el encierro. 

Junto a la coracha hay un arco desde el que comienza un paseo empedrado junto al río y las murallas. Es corto pero muy agradable, y termina en una de las puertas de la muralla que comunica directamente con lo que fue el patio de armas del castillo, hoy muy desmejorado o derruido.

arco de piedra adosado a la muralla para continuar por paseo empedrado junto al río

Nada más cruzar verás la Torre del Reloj y la Iglesia de Santa María del Castillo, así que la vista es estupenda. Según cruzas la muralla en este punto, tienes dos opciones:

  • Puedes subir a este tramo de muralla y caminar un buen trecho rodeando la punta de la península. Este acceso es gratuito y termina más o menos en el Jardín Medieval, un rincón tranquilo y agradable.
jardín medieval con la muralla con almenas de Buitrago del Lozoya
Jardín Medieval de Buitrago del Lozoya
  • O bien puedes caminar en línea recta hacia la iglesia. Una vez llegues, rodeándola por la izquierda, verás la taquilla y escaleras para acceder a la parte de pago de las murallas. El ticket cuesta sólo 2 € y a cambio puedes recorrer el tramo de la muralla que se extiende desde la azotea de la Torre del Reloj, disfrutar de una pequeña exposición de armas medievales y, sobre todo, de las vistas desde arriba, con la citada iglesia en primer término. 
iglesia vista desde parque junto a la muralla
acceso a la muralla y torre del relo junto a la iglesia
Acceso a la muralla de Buitrago y la Torre del Reloj
vistas desde la terraza de la torre del reloj con la sierra al fondo con algunas nubes bajas en las cumbres
Vistas desde lo alto de la muralla de Buitrago

El castillo de Buitrago del Lozoya 

Ya que he mencionado el castillo, te contaré que sus restos se confunden un poco con la muralla y están bastante en ruinas. Fue levantado en el siglo XV sobre los del Alcázar musulmán anterior, tal y como cuentan las crónicas de la época.

Tiene siete torres, cada una diferente, todas de piedra y mampostería. 

pequeño edificio de piedra con tejado de tejas y puerta de madera con cartel de Se Vende adosado a las murallas de Buitrago del Lozoya
torres del castillo de Buitrago del Lozoya
Torres del castillo de Buitrago

La Torre del Reloj 

La Torre del Reloj sobresale en el conjunto como una guía maciza que te orienta. Debe su nombre actual al reloj que se instaló a principios del siglo XX, nada que ver con su pasado tardo-medieval o gótico, y tiene 16 metros de altura.

plaza de la torre del reloj con gente sentada en una terraza al sol
Torre del reloj desde la plaza de la Constitución

Como torre albarrana, es decir, una torre independiente de la muralla pero conectada por un arco que podía tirarse abajo fácilmente en caso de ataque, servía para proteger la entrada principal del recinto. Puedes cruzarla por debajo en un pasaje que hace un recodo. Es uno de esos rincones que me encantan. 

puerta en la torre del reloj con doble arco de ladrillo neomudéjar en Buitrago del Lozoya

Iglesia de Santa María del Castillo 

Junto a la entrada que pasa por debajo del arco de la torre del Reloj se extiende una placita. Tiene un pequeño parque y la Iglesia de Santa María del Castillo.

iglesia de Buitrago del Lozoya vista desde la parte superior de las murallas
Iglesia de Santa María del Castillo vista desde la muralla

Originalmente gótica, comenzó a construirse a principios del siglo XIV y, como todas estas obras, sufrió reformas y añadidos a lo largo del tiempo. Además en 1936 sufrió un gran incendio que aniquiló el interior y su contenido más perecedero. Todo lo que fuera de madera incluyendo los retablos y techos, que ahora son neomudéjares, desaparecieron. 

Me gustó esta iglesia, en especial su aspecto exterior. Es una visión armónica. No demasiado grande ni pequeña, muy bien conjuntada con la muralla. Muy de postal. La torre mudéjar con varios cuerpos, cuadrada pero esbelta, el pórtico de entrada, la combinación de piedra y ladrillo… 

iglesia de Buitrago del Lozoya con placita al lado
iglesia de buitrago desde abajo con campanario iluminado por sol y ramas de árboles sin hojas en primer plano

La entrada es gratuita, aunque para subir a la torre has de pagar 1€ (el acceso está junto al altar). Nosotras decidimos no hacerlo porque veníamos de la torre del reloj y no nos motivó en ese momento. 

Museo Picasso

Te habrás percatado de que en el título de este post está la palabra “picassos” ¿Y esto? te preguntarás. Cuando empecé a informarme de qué ver en Buitrago del Lozoya, me encontré con que en este pueblo, insospechadamente, hay un museo con obras de Picasso. Así como te lo cuento. Es un poco loco ¿no? 

El Museo Picasso – Colección Eugenio Arias, pues este es su nombre oficial, se encuentra situado en el edificio del ayuntamiento de Buitrago del Lozoya. Está a escasos metros de la Torre del Reloj subiendo por la Calle Real. 

La exposición consta de pinturas, grabados, cerámicas y otros objetos que Picasso regaló al que fuera su barbero durante 25 años, el señor Eugenio Arias.

Picasso y Eugenio se conocieron en el exilio, en la Francia de 1945, presentados por Dolores Ibárruri La Pasionaria durante un homenaje a los republicanos españoles que habían luchado contra la ocupación nazi. Enseguida trabaron una gran amistad por la cual Picasso le regaló algunas de sus obras, además de no permitir que ninguna otra persona le cortara el pelo. 

fotografía de picasso sentado mientras el barbero le corta el pelo
Eugenio Arias cortando el pelo a Picasso

El barbero Eugenio Arias era natural de Buitrago del Lozoya y siempre quiso que esta colección se quedara en su pueblo natal. Quería que el arte de su amigo volviera a España y no sólo porque consideraba que debía conservarse en su país, sino también como un recordatorio y símbolo de la amistad que les unió. Él murió a los 98 años en Vallauris, muy lejos.

Nada tiene más valor en el mundo que lo que no se puede comprar: el respeto, la amistad, la confianza y la fidelidad”, decía Eugenio Arias.

Me hubiera gustado conocer a Eugenio Arias y que me contara de sus conversaciones con el maestro Picasso y de cómo era la vida en aquélla época difícil.  

La visita al museo es gratuita, se pueden hacer fotos sin flash y también hay visitas guiadas, creo que los domingos. Aquí tienes toda la información.

Mirador de Buitrago 

El mejor complemento a la visita de un día a Buitrago del Lozoya es salir un poquito al campo y tomar perspectiva. Para eso, nada mejor que acercarse al mirador que hay en las lomas del otro lado del río. El paseo es mucho más corto de lo que piensas, aunque es cierto que si tienes problemas de movilidad no podrás hacerlo. Te cuento: 

monte enfrente de la muralla en el punto del mirador con el río lozoya a sus pies
El mirador de Buitrago (no oficial) está en las peñas que ves ahí arriba, al otro lado del río Lozoya

Saliendo del pueblo por el Puente Viejo de Buitrago, desde el que por cierto hay una vista preciosa de la muralla y del río, y cruzándolo, hay que tomar la calle de la derecha y seguir su curso ligeramente ascendente. 

cruzando el puente viejo con las murallas y la torre de la iglesia al fondo

Enseguida sales a la carretera N-I, pasando junto a una gasolinera. Sigue por el arcén y antes de cruzar un puente verás una valla con una pequeña abertura a tu derecha. Por ahí tienes que bajar y andar junto al río en dirección contraria a Buitrago. 

río lozoya con monte al lado y bosquecillo de carrascas
Inicio del sendero junto al Lozoya para ir al mirador de Buitrago

Ya sólo se trata de seguir andando hasta un pequeño puente de cemento que cruza el Lozoya por su lado más estrecho. Después hay que subir la montaña hasta que llegas a una valla de piedra con un paso que da lugar a una zona de grandes piedras. De nuevo yendo hacia la derecha te encontrarás con una vista aérea de Buitrago. No te arrepentirás. Mirar el mundo desde arriba siempre tiene un «no sé qué que no sé yo».

puente de cemento cubierto de musgo para cruzar el río lozoya y subir al mirador
encinas viejas con musgo en los troncos
El monte está lleno de encinas y carrascas
paisaje de rocas y encinas o robles en el mirador

Sobre cuál es la mejor hora para subir al mirador, te diré que nosotras fuimos por la tarde. El sol ya estaba bastante bajo y nos daba en los ojos implacable. Además la montaña proyectaba su sombra sobre el pueblo. La próxima vez que vuelva iré por la mañana para tener el sol de espaldas y el pueblo iluminado. No obstante, una puesta de sol completa (aún quedaba más de una hora y no queríamos esperar tanto), tampoco estaría mal.  

vista desde arriba de parte de las murallas de Buitrago del Lozoya con el castillo y sus torres junto al río
vista aérea más de cerca de Buitrago del Lozoya con la iglesia
Buitrago desde arriba
vista del puente viejo de Buitrago del Lozoya desde el mirador
Puente viejo de Buitrago desde el mirador
río lozoya con orillas reflejándose en el agua y campanario de la iglesia al fondo
Volviendo del mirador

Cómo ir a Buitrago del Lozoya

Buitrago del Lozoya está bastante bien comunicada con Madrid.

En coche no hay más que coger la A-1 en dirección a Burgos y la salida 74, y en unos 45 minutos estarás allí. 

En transporte público el autobús es la única opción pero hay muchos horarios. Sí es cierto que la duración del viaje es el doble porque tiene unas cuantas paradas, así que hay que contar con una hora y media aproximada. Los autobuses salen del Intercambiador de Plaza Castilla, es la línea 191 y aquí puedes consultar los horarios.

panorámica de buitrago del lozoya desde el mirador con toda la muralla rodeando al pueblo
Panorámica de Buitrago del Lozoya

¿Conoces Buitrago del Lozoya? ¿Te apetece conocerlo después de leer este post? 😎


Más posts de la Comunidad de Madrid

Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión con la que me ayudas a mantener este blog, y en ningún caso tú pagarás más.


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí