Looking for Something?

Dingle, el pueblecito de la bahía

Author:
Dingle

Llegamos a Dingle justo un día antes de que se celebrara un acontecimiento local de cierto (o mucho) renombre: las carreras de caballos. La afición por este deporte en Irlanda es enorme, lo malo es que tiene “consecuencias” para el que no lo busca… 

Dingle

Alojamientos llenos, precios más altos especialmente en este servicio y embotellamientos en las estrechas carreteras de acceso al pueblo de turno. Esto último no nos ocurrió porque afortunadamente no llegamos “el día D”, pero el tema del alojamiento sí lo sufrimos.

Dingle

Al final, después de patearnos varios B&B conseguimos la última habitación en uno de ellos, por 80€ (ag!) y después de intentar negociar (no lo tenía claro la señora ni ná…), decidimos quedarnos una noche.

Dingle

Al menos la casa y su ubicación estaban muy bien. De hecho, disfrutábamos hasta de un balconcito que daba a la bahía resguardada de los vientos.

Dingle, el pueblo de la bahía o un rincón muy típicamente irlandés

Éste es un pueblo pequeño, “de empinadas calles” según la Lonely Planet. No saben lo que es una calle empinada, me temo, porque a un par de ligeras cuestas no se les puede llamar así, vamos, digo yo!! 😀

Dingle

Dingle

Al margen de este detalle, lo que encontramos fue un pueblecito lleno de gente debido a la proximidad de la fiesta, con una feria de las de toda la vida ya instalada junto al puerto (con sus coches de choque y demás cacharros) donde principalmente los/as adolescentes se paseaban con “sus mejores galas” o desplegando sus plumas al acecho de… uy, perdón, me sale la vena antropológica, ji, ji. Volvamos al pueblo… 😉

Dingle

Como os decía, Dingle es un núcleo urbano bastante compacto a diferencia de otros irlandeses, y las principales calles están llenas de tiendas de la más variada índole, predominando la artesanía y los regalillos varios.

Ah! también hay ferreterías con licencia para vender alcohol y por tanto donde te puedes tomar una pinta mientras escoges los tornillos :D!!

Dingle

Lo que me gustó mucho de Dingle fue la variedad y cantidad de fachadas y decoraciones coloridas que ostentaban dichos comercios, y que al fin y al cabo son los que aportan buena parte de ése aire especial. 

Dingle

Dingle

Mención aparte merece el pequeño puerto de Dingle, con pesqueros que aún lanzan sus redes a la mar, y sobrevolados continuamente por las gaviotas.

El atardecer que pudimos disfrutar fue precioso, tanto en la zona de los barcos como más allá, donde el agua ya parece un lago, o un río que se adentra en el interior de la península.

Dingle

Dingle

Dicen que en las aguas de Dingle vive el delfín Fungie y hay todo un programa de “visitas” o salidas en barco para avistarlo.

Decidimos pasar del tema, y resultó que más tarde vimos un delfín de manera mucho más espontánea en el puerto de Doolin que hizo las delicias de los que nadaban allí y los que esperábamos al barco de los Cliffs de Moher. Otro día lo cuento.

Dingle

Dingle

Por la noche, salimos a cenar y tomar una pinta. Después de dar una vuelta por la feria, comimos un fish&chips en uno de los sitios que a simple vista nos pareció bien… pero no, no fue una buena elección :/.
Sí, las guías dicen que se puede comer buen marisco. Preparad el bolsillo.
Luego sí, la Guiness del día cayó mientras unos músicos amenizaban la tarde-noche como sólo ellos saben hacerlo en ese ambiente único que se crea en los pubs de esta bella isla, y que desde luego no hay que perdérselo. Yo pensé que la ocasión de encontrarnos con una music-session de este tipo no sería tan frecuente pero… todos los días, en la gran mayoría de pubsde Irlanda, los músicos tocan y cantan y… es sencillamente genial!!

Dingle

Nos fuimos a la cama bajo un chaparrón de esos cerrados, cerrados, y al día siguiente, como ya he comentado, madrugamos un poquito más y salimos de allí antes de que empezaran las carreras y el sitio se pusiera poco menos que “imposible”.
Tiramos para el norte, atravesando la península por el Paso O’Connor, el puerto más alto de Irlanda: 450 m. (!!!)

PenínsulaDingle

Había mucha niebla pero justo cuando pasamos el puerto ésta comenzaba a levantarse y pudimos ver los lagos que hacen famoso a este lugar.
Uno de ellos, al menos desde allí, tiene forma de arpa irlandesa, ¿lo veis? 🙂

Una vez superado el puerto y dirigirnos al condado de Clare en ferry, por el paso de Tarbert (ahorrándonos pasar por Limerick y el enorme rodeo), los magníficos Acantilados de Moher y el Burren nos esperaban… y muchas más cosas que no sabíamos hasta que fuimos. Es lo bueno que tiene viajar 😉

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí

Deja un comentario

¡Viaja seguro!

banner los viajes de Ali con IATI

Si quieres más información, pulsa aquí

GUÍAS DE VIAJE ¡ENCUENTRA LA TUYA RÁPIDAMENTE!

guepardo en parque nacional de Etosha siendo fotografiado por un turista desde el coche

REFLEXIONES VIAJERAS

paseo fotográfico por palma de mallorca street art

GENTES DEL MUNDO

gentes de África

IMÁGENES Y SENSACIONES DE…

visita al parque nacional Serengueti amanecer

POSTALES DE VIAJE

fauna y flora de galapagos pinzon

SOLIDARIOS

atardecer en pais lobi

FIESTAS Y CELEBRACIONES

gancheros del Alto Tajo empujando troncos

Blog asociado a MadridTB

Madrid Travel Bloggers

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?