Chrisst Church Cathedral Dublin

Una de las iglesias que más me sorprendió y gustó en el viaje de este verano a Irlanda, fue la Christ Church Cathedral, o la Catedral de la Iglesia de Cristo, en el centro de Dublín.

Superando el Temple Bar, que os recuerdo no es lo único que hay que ver en Dublín, je, je, tarde o temprano os encontraréis con este edificio.

 

 

 

 

El interior insospechado de la Christ Church Cathedral de Dublin

Con un exterior demasiado gris para mi gusto, el interior guarda vidrieras de colores y unos magníficos suelos de cerámica, sólo interrumpida por las tumbas de los nobles y sus historias. 

Como la historia de ése hijo que fue cortado en dos por su propio padre, porque albergaba dudas sobre su valor en el campo de batalla… desde luego, cría padres!!

Christ church cathedral de dublin

 

 

 

 

 

No siempre fue así, porque durante el s. XVIII y parte del XIX sufrió todo tipo de “accidentes” y cuando se acometió la reconstrucción, estaba en un estado realmente ruinoso.

mujer leyendo en vidriera de Christ church cathedral de dublin

 

 

Rival de la Catedral de San Patricio, llegó a ser utilizada como mercado (en la nave central), y en la cripta se instalaron tabernas. Irónico, o no tanto ;D

velas Christ church cathedral de dublin

suelos de cerámica con dibujos y colores Christ church cathedral de dublin

Los 6 € de entrada los aprovechamos explorando todo lo permitido, y gozando de la luz que entraba desde el exterior, en ése día raramente soleado.

mesa de altar con suelos de cerámica Christ church cathedral de dublin

Así que sí, puedo decir que merece la pena la visita. Y que me enamoré de sus suelos de cerámica. Tómatela con calma y disfruta de los detalles.

suelo de cerámica con dibujos Christ church cathedral de dublin

 

cruz celta Christ church cathedral de dublin


 

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí