fuerte de la edad de bronce hecho con piedras y muros de antigua cabaña circular en el centro ring of kerry

Vuelvo la vista atrás y me dispongo a dar cuenta de una ruta que hicimos en Irlanda la amiga Maribel y yo, en el verano de 2012. Probablemente han cambiado muchas cosas desde entonces, pero supongo (y espero) que no en cuanto a lo que da de sí esta ruta circular llamada Ring of Kerry, la más larga del país. 

Dormíamos en Killarney, una pequeña ciudad del suroeste de Irlanda en la que pasamos dos noches. ¿La razón? visitar el Parque Nacional anexo, y hacer la ruta del Ring of Kerry o el Anillo de Kerry. 

Killarney está al lado del lago Leane, en el condado de Kerry, y es una parada intermedia que elegimos antes de tirar hacia la preciosa costa de Dingle

lago del parque nacional de Killarney con reflejo perfecto de vegetación en el agua, en forma de uve invertida

Comenzando el recorrido del Ring of Kerry

El día amaneció muy soleado y así se mantuvo todo el tiempo. Estábamos de enhorabuena porque nos regaló los mejores colores de esta parte del mundo. Azul, verde, y miles de flores primaverales. Estábamos en agosto, pero en estas latitudes la primavera es así de tardía. 

Teníamos por delante 179 kilómetros recorriendo la península de Iveragh, que es de lo más variada. En ella encuentras playas de aguas turquesas y rocas negras, montañas, lagos, bahías, castillos y fuertes de la Edad de Bronce.

Para empezar, decidimos seguir el consejo de la guía que llevábamos: hacer la ruta a la inversa del recorrido de los autobuses. Estos van en el sentido de las agujas del reloj, siempre partiendo de Killarney, por lo que no hay más que empezar por el otro lado. Así evitas ir chupando rueda detrás de ellos, por esas carreteras estrechas tan típicas de Irlanda, y también evitas encontrarte con el mogollón de gente que se apea en los miradores más populares.

Sólo nos los encontramos en un punto intermedio, cuando nuestros caminos se encontraron. ¡Objetivo conseguido! 🙂

costa del Ring of Kerry con lomas verdes y aguas muy claras

Por cierto, que algunos de estos autobuses son líneas regulares, así que si viajas sin coche ni bicicleta, puedes hacer uso de ellos siempre que sea en verano (mediados de junio a mediados de septiembre). Después no hay servicio, o se reduce muchísimo. Estos autobuses hacen varias paradas en el recorrido y van desde / hasta Killarney. 

Kenmare y el Fuerte Staigue

Nada más salir de Killarney empezamos subiendo una carretera entre montañas verdes salpicadas de rocas. Volvemos a pasar junto al Parque Nacional de Killarney, que habíamos visitado la tarde anterior. 

Nuestra primera parada es el mirador Ladies View, desde donde contemplamos el lago Muckross rodeado de montañas. ¡Buen comienzo!

vistas desde el mirador Ladies View con varios lagos en el valle y montañas alrededor en el Ring of Kerry

Kenmare es la siguiente parada, una pequeña ciudad de casas irlandesas con tejados de pizarra negra.

La torre de la iglesia despunta llamando la atención. Aquélla mañana de verano la ciudad estaba muy muy tranquila. Cierto es que, por los banderines que colgaban en sus calles principales, debía de haber habido fiesta el día anterior. De hecho este es un mes en el que hay muchas fiestas patronales en la zona. A buen seguro que más de uno aún andaba durmiendo la mona. ¡Pues no les gusta la fiesta a los irlandeses!

calle de Kennmare con casas de piedra y tejado de pizarra y al fondo la torre de la iglesia terminada en punta

En Kenmare hubo un convento al que las mujeres del pueblo acudían a aprender a hacer encaje, y se les dio tan bien, que el pueblo consiguió ser famoso por este arte. En el Kenmare Heritage Centre se exhibe, de hecho, “la pieza de encaje más importante jamás realizada en Irlanda”. 

Pero la razón de nuestra parada era otra, y lo que más me gustó del lugar, en realidad. Cerca de la plaza hay un círculo megalítico. Ahí, como si nada, casi entre las casas. Es de principios de la Edad del Bronce y uno de los más grandes de la región, con quince piedras alrededor de un dolmen.

En principio, los círculos megalíticos o crómlech son enterramientos. En el dolmen estarían las cenizas del difunto, y el círculo de piedras sería la frontera que delimita el mundo de los vivos y el de los muertos.

círculo de piedras de la edad de bronce con dolmen en el centro en la ciudad de Kennmare en el Ring of Kerry

Después nos dirigimos al Fuerte Staigue. Tenía curiosidad por ver de cerca una de estas construcciones, y me quedé pasmada. ¡Una pasada! Además, desde su ubicación, en un alto, tienes unas buenas vistas. No me voy a extender más porque te lo conté aquí con más detalle, pero te lo recomiendo al cien por cien.

muro con forma ondulante de ringfort yacimientos arqueológicos en irlanda
vistas desde lo alto de Staigue Stone Fort con el mar al fondo y montañas

Caherdaniel 

Siguiendo la ruta de Ring of Kerry al poco rato llegas a Caherdaniel. Este es uno de los extremos del sur de esta península de costa totalmente irregular, casi loca.

Creo que fue a partir de Caherdaniel cuando empezamos a encontrarnos con playas de aguas turquesas en las que terminan laderas llenas de hierba y mil flores. ¿De verdad estamos en Irlanda!? Nuestro encanto por lo que veíamos iba subiendo cada vez más. De hecho fueron varias las veces en las que, al superar una curva, exclamamos “ooooh!!”. Suena ridículo y creo recordar que nos reímos bastante de nuestras reacciones, pero no era para menos.  

típico paisaje del Ring of Kerry con prados verdes y bahía con agua azul y mucho sol
playa de arena blanca y aguas turquesas resguardada por rocas con gente bañándose y pueblo alrededor en caherdaniel

Decidimos no parar en Caherdaniel más que para hacer unas panorámicas, pero después he leído que aquí está la casa de un tal Daniel O’Connel, conocido como El libertador. Su familia se dedicaba al contrabando desde el escondite que tenían entre la dunas de la costa.

iglesia pintada de blanco con gran tejado de pizarra al borde del mar, rodeada de verde, en caherdaniel

Hay muchas historias de pirateo en la isla esmeralda… Bueno, hay muchas historias en general.   

Waterville 

La carretera sube y baja por la costa, y tu vista con ella. Cuando volvemos a bajar hacia el mar, nos encontramos con una hermosa playa. Es mucho más abierta y extensa que la de Caherdaniel. Se acerca la hora de comer, así que este nos parece un gran sitio para hacerlo. 

playa de rocas con muchas algas en Waterville para obligada de Ring of Kerry

Waterville se sitúa en la Bahía de Ballinskelligs y por lo visto es un centro turístico de primer orden en Irlanda, con un campo de golf y todo. De hecho, podríamos decir que es un centro turístico «con pretensiones» de atraer a gente adinerada.

Ése día, sin embargo, todo estaba bastante tranquilo.

Dicen que Charlie Chaplin visitó Waterville y por eso hay una estatua suya en el paseo marítimo.

Después de comer un fish&chips de bacalao fresco que no estaba nada mal, en un pequeño restaurante decorado con discos de vinilo en las paredes, decidimos tomar un rato el sol observando a las gaviotas, a los lugareños, y el contraste entre el azul y el verde. Estos momentos dulces del viaje no se cambian por nada ¿no crees?

dos mujeres mayores sentadas en un banco de espaldas a la cámara hablando con el mismo jersey azul claro y ante ellas el mar y montañas al fondo
barquito de pesca surcando el agua con isla verde al fondo y una gaviota en el aire en el ring of kerry

Cahirciveen 

Más adelante, dejando a la izquierda la isla de Valentine, llegamos a Cahirciveen. El pueblo llegó a tener 30.000 habitantes pero la Gran Hambruna y la emigración posterior diezmó a la población. Un capítulo de la historia de Irlanda realmente tremendo.

puente de hierro cruzando río ancho con montañas al fondo en Caherciveen en Ring of Kerry

Pasamos por aquí más bien rápido, pero paramos un momento para orientarnos y de paso contemplar un curioso castillo pintado de blanco. 

Lo que nosotras queríamos era llegar al Castillo de Ballycarbery, y después ir a unos fuertes de piedra que están en una península para la que hay que salir un poco de la ruta de Ring of Kerry propiamente dicha.

El castillo de Ballycarbery es de esos que cumplen a la perfección con el perfil de “sitio de cuento”, ya sea de terror en los días grises, o de fantasía en los despejados como éste.

Justo cuando llegamos se iba una familia, así que nos encontramos solas en este lugar tan fantástico. Me encantaron sus muros llenos de hiedra con las vacas pastando como reinas en su perímetro. De hecho, no nos dejaron que nos acercáramos mucho.

Remataban la postal unas nubes que parecían dibujadas adrede en el cielo.

Ballycarbery fue construido en el siglo XVI y perteneció al clan McCarthy More primero, y después a sir Valentine Brown, gobernador general de Irlanda bajo el reinado de Isabel I. Insisto: Irlanda está llena de historias de clanes y personalidades locales.

castillo en ruinas parcialmente cubierto de hiedra muy verde con vacas alrededor y unas nubes en forma de líneas blancas con cielo muy azul en el ring of kerry

Como decía, un poco más allá hay dos fuertes circulares o ringstones, datados en el siglo X, que son maravillosos. Se llaman Cagerhall y Leacanabuile. Y si el de las cercanías de Kenmare me había gustado, éstos ya ni te cuento porque están magníficamente conservados y reconstruidos.  

vista del interior de un ringfort yacimientos arqueológicos en irlanda

Ya sólo quedaba ir volviendo hacia Killarney por la carretera N70, que es la del Ring of Kerry, disfrutando de vistas increíbles, con más playas de arena blanca o llenas de algas, costas abruptas, y flores, muchas flores.

Epílogo: quisimos parar también en Killorglin, el último pueblo antes de volver al punto de partida, pero estaban en fiestas y había un gran atasco de coches.

La verdad es que como íbamos a un ritmo bastante tranquilo, pasamos por alto algunos sitios que he descubierto después volviendo a los mapas y buscando información para documentar este post. Ahora sé que la ruta de Ring of Kerry da para mucho más. Si vuelvo algún día intentaré ir a los acantilados de Portmagee, a la Isla Valentia (puedes cruzar por un puente desde el pueblo de Portmagee), y lo que se tercie 😉  


Si quieres seguir leyendo sobre Irlanda, aquí tienes todos los posts publicados


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí