visitas imprescindibles en Málaga castillo gibralfaro

Cuenta la leyenda que en la Alcazaba de Málaga los prisioneros cristianos pedían que les llevaran a la Torre de los Deseos cuando ya no podían más. Estos desgraciados tenían que soportar un cautiverio en condiciones infrahumanas. En dicha torre, que no se sabe cuál es, una odalisca les esperaba para cumplir sus últimos deseos. Después, morían. Esta es una de las visitas imprescindibles en Málaga, esa ciudad andaluza llena de sol y buen comer. 

Si sólo tienes un día, hay que priorizar y saber cuáles son las visitas imprescindibles en Málaga

Aprovechando un viaje de trabajo extendí mi estancia en Málaga para saldar una cuenta que tenía pendiente desde hace tiempo. Había oído hablar de la Alcazaba de Málaga, pero sin muchas referencias, ni siquiera fotográficas. Lo posponía una y otra vez. Y esta vez no se me iba a escapar. El plan era pasar el domingo en la ciudad y seguir trabajando el lunes. Cogí un AVE tempranito y en dos horas y media ya estaba allí.

Málaga desde la alcazaba con campanario y casas blancas

Te adelanto que además de la Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro me dio tiempo de sobra para entrar a la catedral, el museo de Picasso, andar por las callejuelas del centro, sentarme a comer y pasear junto al mar. En un sólo día, un domingo cualquiera.

barco en el mar Bahía de Málaga

La Alcazaba de Málaga, la  hermana pequeña de La Alhambra de Granada

Como te decía, no sabía qué esperar de esta Alcazaba. No me imaginaba qué podría encontrar, cómo podría ser. Ni siquiera que su acceso esté tan a mano, tan en el centro de la ciudad.

Me encontré con un lugar precioso que me recordó a la Alhambra de Granada. Aunque sea mucho más modesta que la reina de Sierra Nevada, es mucho más que unas murallas. Murallas de ladrillo y piedra que guardan arcos, jardines y fuentes. Secretos y leyendas. Algunos decían que fantasmas también.

panorámica de Málaga desde la alcazaba

La Alcazaba de Málaga fue construida en las faldas del monte Gibralfaro en el siglo XI, siendo ampliada varias veces hasta el siglo XIV.

Este era el palacio-fortaleza de los gobernantes musulmanes. Desde aquí impartían justicia, dirigían guerras, amaban, estudiaban, y trazaban el futuro de sus vasallos.

alcazaba de Málaga
La Alcazaba está rodeada de hasta tres murallas. Una defensa multiplicada por tres. No cabe duda de que el lugar era muy estratégico, con su puerto de mar al lado, y no era el único. Un poco más allá estaba y está Torremolinos, rico en agua y por tanto ideal para la molienda de harina con la que se proveía de pan a la ciudad de Málaga.

Según empiezas a subir por sus calles empedradas, bajo arcos de ladrillo fantásticos, te das cuenta de que se anuncia un lugar muy especial

Empiezan a sucederse patios con jardines y el rumor del agua a tus pies. Cruzas una puerta, luego otra, luego otra. Cruzas torres, bajo elegantes arcos. Cuesta poco ensimismarte y pensar en la vida árabe del medievo.

visitas imprescindibles en Málaga entrada a la alcazaba

canal de agua en la alcazaba de Málaga

Cuando llegas a su corazón, se abren estancias pulcramente encaladas, techos ricamente decorados. Un patio detrás de otro con delicadas arcadas y finos trabajos de mampostería. Sería un lugar de defensa, pero no por ello renunciaron al confort y la belleza.

Si tienes la suerte de quedarte unos minutos a solas, puedes soñar cómo sería vivir aquí, leyendo al sol o a la sombra. En el papel de noble, no de vasallo, claro, je, je. Cómo sería disfrutar de esa paz que dan el sonido del agua, los pájaros, y el sol malagueño.

patio de la alcazaba en visitas imprescindibles en Málaga

Tratas de controlar los fuertes contraluces a la hora de hacer fotos, pero es difícil. La culpa es de los arquitectos granadinos que vinieron a levantar este lugar. Les gustaba jugar con las luces y las sombras.

En las torres se abren ventanas y pasillos desde donde contemplar el horizonte marino, la ciudad y sus parques.

alcazaba visitas imprescindibles en Málaga

Imaginando esa vida placentera cuesta pensar que dentro de esos muros y torres hubo, seguramente, mucho sufrimiento.

Las cautivas cristianas que servían eran encerradas en las mazmorras todas las noches. Muchas de las mujeres del harén no estarían allí por voluntad propia, sino que habrían sido apresadas y obligadas a responder a los deseos sexuales del califa, en contra de su voluntad.

Los que fueron apresados en la batalla vivían entre cucarachas, ratas, orines y oscuridad. Por eso dicen que llegaba un momento en que pedían que les llevaran a la Torre de los Deseos para terminar con ese martirio, como te contaba al principio.

murallas de la alcazaba con castillo al fondo visitas imprescindibles en Málaga

puerta con arco de la alcazaba de Málaga

Un escenario refinado arriba, una cámara de los horrores abajo.

pasillo con arcos en la alcazaba de Málaga

patio con estanque en la alcazaba visitas imprescindibles en Málaga

techo de ladrillo y motivos arabescos en la alcazaba de Málaga

detalle de mampostería de la alcazaba de Málaga

Después toca salir por donde entraste. Volver a recorrer las puertas de la alcazaba, cruzando un anillo defensivo detrás de otro, y rodearla para subir a la cima del monte Gibralfaro.  Otro objetivo te espera: el castillo.

torre de la alcazaba de Málaga con limonero

Tips para la visita a la Alcazaba de Málaga

A la Alcazaba llegas desde la calle Alcazabilla, que dicho así, suena a chiste. También subiendo desde el mar hacia el centro de la ciudad, no tiene mucha pérdida 🙂

Los domingos por la tarde la entrada es gratuita.  Si tienes que pagar, tranqui, que la entrada cuesta sólo 2,20 € y si la compras con la del castillo, son 3,55 €. ¡Precios populares que se agradecen!

murallas de la alcazaba visitas imprescindibles en Málaga

También te dejo aquí el link a la página de turismo de Málaga con la información completa y actualizada de horarios y precios de visita.

El castillo de Gibralfaro, el punto más alto de Málaga

Si pensabas que las murallas se habían acabado, te equivocas. Y si piensas que no debe de merecer mucho la pena subir hasta allí arriba, te vuelves a equivocar.

escaleras del castillo de gibralfaro visitas imprescindibles en Málaga

No sólo por las vistas. También por su tamaño, por su configuración, por su planta señorial. El castillo de Gibralfaro es espectacular.

Gibralfaro es la evolución de Jabal Faruk o la “montaña de faro”, que indica claramente su carácter de puesto de vigía.

Data del siglo XIV, aunque ya los fenicios utilizaban este lugar.

murallas del castillo de gibralfaro

Los Reyes Católicos lo asediaron sin piedad en el verano de 1487. Cuando lo conquistaron, Fernando decidió convertirlo en su residencia, mientras que Isabel prefirió la ciudad.

Dos líneas de muralla y ocho torres dominan a la perfección la bahía y los montes que están detrás. Hay pozos, patio de armas, almacenes y caballerizas. Todo lo importante para un lugar destinado a defender la ciudad.

murallas y visitantes en el castillo visitas imprescindibles en Málaga

Pasea arriba y abajo por los estrechos pasillos que recorren los altos muros.

Contempla las almenas características de las fortalezas árabes.

Cotillea la ciudad desde las alturas.

almenas árabes en el castillo de gibralfaro visitas imprescindibles en Málaga

vistas desde el castillo visitas imprescindibles en Málaga

Su silueta fue designada por los Reyes Católicos para figurar en los escudos y banderas de Málaga, ciudad y provincia.

Aquí se han rodado algunas películas y en verano hay un festival de Jazz y músicas étnicas en el patio de armas.

Además, bajar del castillo durante la puesta de sol, con calma, es una de las mejores cosas que puedes hacer en el bonita Málaga… ¿Necesitas más razones?

vistas de la ciudad desde el castillo de gibralfaro

atardecer desde el castillo visitas imprescindibles en Málaga

niños en el mirador junto al castillo visitas imprescindibles en Málaga

Tips para la visita al Castillo de Gibralfaro

Puedes subir andando por una calzada, ancha y bien cuidada, que hay junto a la Alcazaba. Primero pasarás junto a las murallas de esta y así podrás observar las ventanas enrejadas de lo que un día fueron las prisiones, o las dependencias de las damas de la corte (otra prisión en definitiva).

No es muy exigente, aunque tiene algún tramo empinado. Tardarás unos 20 minutos. Bueno, según las veces que te pares a contemplar el paisaje.

camino junto a la alcazaba con gente andando a contraluz

Si hace calor, no olvides llevar agua y protección para el sol. Arriba hay un par de quioscos y una cafetería dentro del castillo así que podrás repostar.

Otra opción es subir en el autobús urbano nº 35, que te dejará en las puertas del castillo.


 

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí