mezquita de córdoba con ciudad de casas blancas a la derecha

Córdoba es una de esas ciudades que está en mi palmarés desde hace muchos años. Nunca olvidaré el primer paseo por las callejas blancas de la Judería, ni la visión de la preciosa Mezquita. Como la he visitado varias veces, creo que estoy en condiciones de afirmar que visitar Córdoba es un placer que no te debes negar, así que después de mi cuarto viaje a la ciudad de los califas, te cuento cómo organizar una escapada perfecta para un fin de semana o más. 

La conocí en un viaje de trabajo. Entonces sólo tuve tiempo para dejar unos suspiros entre las calles blancas de la Judería, pero me prometí volver y así lo hice dos veces. Por fin ha llegado la cuarta y no será la última. Sí, a Córdoba la quiero mucho y no me importa repetir sitios. Y a todo esto ¡me siguen quedando unos cuantos pendientes! 

¿Qué tiene que no tengan otras? pues que Córdoba es una de las pocas ciudades del mundo que tiene cuatro declaraciones Patrimonio de la Humanidad tras la incorporación de Medina Azahara en el año 2018. Las otras son la Mezquita (1984), el Centro Histórico (1994) y los Patios de Córdoba (2012).

Pero en Córdoba, sin desmerecer estos nombramientos, tiene mucho más de lo que presumir: su gastronomía, ambiente y una gente aún más grande en amabilidad y buen hacer.

mezquita iluminada con el cielo muy azul visitar córdoba

Mi error es que siempre  voy en fin de semana y claro, el tiempo se queda corto con todo lo que hay que ver. Como además pasan años entre una y otra visita, siempre quiero volver a ver “lo más grande” y entro en bucle… Lo sé, no tengo remedio. Prometo que en la próxima ocasión voy a ir sólo para visitar lo que no conozco todavía, y si me queda algo de tiempo libre, entonces haré las repeticiones de siempre, ji, ji, ji. 

Cómo visitar Córdoba de manera ordenada durante dos, tres, o incluso cuatro días 

Es fácil que se te vaya el santo al cielo paseando por el casco histórico de Córdoba. Es fácil que te relajes tanto que no te des cuenta de que los sitios a visitar tienen horarios, más reducidos en invierno, o los domingos. 

hombre cordobés con su caballo y coche para turistas junto a la mezquita visitar córdoba

Y es posible que mientras te embelesas con lo que ves a tu alrededor, te preguntes cuáles son los orígenes de esta preciosa ciudad.

Qué historias acontecieron en Córdoba, quiénes fueron los artistas que levantaron la Mezquita y cómo terminó siendo Catedral. Quién habitó el recio Alcázar. Qué hace ahí la gran noria de madera que asoma entre la vegetación de la ribera del Guadalquivir, y muchas más preguntas.

árboles, antigua noria árabe y murallas y torre del alcázar al fondo

También puede que te entren ganas de asomarte a los patios, tan famosos ellos, y quieras que alguien te cuente su historia. 

pared con hojas de parra de color rojizo y tres azulejos con dibujos azules

Primer consejo: apúntate a alguna o varias de las visitas guiadas de una buena agencia. Te lo digo por experiencia.

En mis anteriores visitas no quise hacerlo así. De entrada no me suele apetecer ir de esquina en esquina escuchando a un guía, la verdad sea dicha. Pero las preguntas y las ganas de saber están ahí y no se responden solas.  

Aclarada la ventaja de visitar Córdoba con «el método de la visita guiada», decidí aceptar la propuesta de ARTENCORDOBA. El resultado ha sido más que satisfactorio, así que te aconsejo mucho que te pongas en sus manos. Puedes consultar todos los detalles y hacer las reservas en su página web aquí, pero además te voy a dar varias razones para que entiendas por qué esta es una muy buena opción: 

  • Artencordoba es una empresa joven que tiene claras un par de cosas: ofrecer un servicio de guías expertos con acreditación oficial, y que sean Historiadores.
  • No te vas a encontrar con charlas muy técnicas y “soporíferas”, pero tampoco tan populistas que se aparten de la información histórica y veraz. 
  • El ritmo es pausado y agradable. 
  • Los grupos son de máximo 30 personas, y a partir de 10 tienen un sistema de audio por radio que no te obliga a apretujarte para escuchar al guía (me sorprendió mucho, va genial!). De todas formas fuera de temporada alta y puentes los grupos no son tan grandes.
  • Además tienen un par de freetours con los que puedes tomar el pulso a la ciudad (y también a sus guías, por si no te fías de entrada). 
  • Su oferta de tours de pago es la justa y necesaria, así que no te volverás loca a la hora de elegir. 
  • Y los precios están muy bien, desde mi punto de vista y a día de hoy (Diciembre 2019). 
grupo del tour guiado de Artencordoba escuchando las explicaciones de la guía dentro de la mezquita visitar córdoba

Segundo consejo: piensa un poco antes de ir. No llenes el día con tours guiados, aunque suene contradictorio con lo anterior. Reserva tiempo para pasear a tu ritmo, sentarte a comer y cenar bien, y para ir a ver los lugares que no cubren los tours. 

Ahora sí, paso a resumir nuestra experiencia, pues fui acompañada de mi amiga Marta y también blogger La Mochila de Mamá

Freetour Nocturno por el centro de Córdoba

Esta es una buena manera de empezar a visitar Córdoba si llegas a la ciudad por la tarde, como fue nuestro caso.

pareja paseando junto a la mezquita por la noche
muralla de córdoba iluminada por la noche con naranjos delante y una fuente en el centro visitar córdoba

Me resultó muy interesante tanto el itinerario como las explicaciones. Va muy bien para situarte, para empezar a entender dónde estás, tanto a nivel de orientación espacial como histórico. Además es una buena forma de aprovechar esas horas en las que los monumentos están cerrados y tú no quieres estarte quieta. 

Los paseos nocturnos por Córdoba son geniales. La ciudad, en su parte histórica al menos, se queda muy tranquila por la noche. Pasear alrededor de la Mezquita observando la decoración de sus puertas casi en solitario y sin ruido es pura magia.

monumento Triunfo de San Rafael con columna muy alta y arriba la estatua rodeado de nubes en la hora azul visitar córdoba

El tour nos lleva por el entorno del río, el exterior del Alcázar, el monumento a los Patios de Córdoba, la Muralla con la Puerta de Almodóvar, las estatuas de personajes tan ilustres como Averroes y Séneca, y algunas calles de la Judería, terminando en la Plaza de las Tendillas

La duración es de entre 1,5 y 2 horas. Es gratuito, pero debes reservar plaza para que ellos puedan hacer una previsión y dividir el grupo si hay demasiada gente apuntada. Te dejo aquí el link para que puedas reservar este o el diurno, que te cuento a continuación.

torre del alcázar vista desde abajo y palmera datilera al lado visitar córdoba

El horario varía según la época del año, siempre para cuadrar con la noche, que para eso es el Freetour Nocturno, así que antes de organizarte consulta en la web de Artencordoba cuál es el que hay en tus fechas.

No está de más que des una propina al guía para agradecer su trabajo cuando finalice, como es habitual en esta fórmula de visitas 🙂  

torre campanario de la mezquita iluminada por la noche con la luna llena al lado visitar córdoba

Freetour por el casco histórico de Córdoba

El otro freetour de Artencordoba se hace de día, y es diferente al nocturno.

En esta ocasión se visita “la otra mitad” del casco histórico de Córdoba, dando paso a rincones menos trillados por los turistas, aunque no se olvidan del patio de la Mezquita y una pequeña parte de la Judería. Pero como te decía, con este tour descubrirás el Barrio de la Axarquía, la Calleja del Pañuelo (mucho menos visitada que la de las Flores, por la que también pasarás), la Plaza del Potro y la Plaza de la Corredera.

plaza del potro con fuente con estatua de un potro y casa de tres pisos pintada de blanco y amarillo visitar córdoba

Lo que sí te advierto es que una pequeña parte de la charla del guía es la misma que la del freetour nocturno (orígenes de la ciudad, cronología histórica básica, pinceladas sobre la Mezquita y la Judería).

calleja del pañuelo con una fuente pintada de rojo y dos puertas de madera con arco de ladrillo visitar córdoba

Sinceramente ¡no sé con cuál de los dos me quedaría si tuviera que elegir sólo uno!

Tour de la Mezquita de Córdoba

No te puedes perder la Mezquita. Si nunca has ido a Córdoba, desde luego ni se te ocurra irte sin entrar. Repite conmigo: voy a visitar la Mezquita de Córdoba, voy a visitar la Mezquita de Córdoba... 🙂

Si ya has ido, ya sabes que bien merece la pena volver a verla.

coches de caballos junto a la mezquita de córdoba
¡No me digas que no es una maravilla!

Para visitarla hay varias opciones, empezando por comprar tú la entrada e ir a tu rollo. No te digo que no lo hagas, pero también te digo que será mucho mejor si te lo cuentan (y bien contado). Si no, te llevarás “sólo” la experiencia contemplativa. 

siluetas de visitantes recortándose con puerta de decoración árabe al fondo y una lámpara negra con cadenas colgando en la mezquita de córdoba

En nuestro caso hicimos el tour de la Mezquita y Judería. Dos clásicos en uno, durante dos horas generosas, de las cuales una hora y media se nos fue en el maravilloso bosque de arcos y columnas del interior de este precioso monumento.

interior de la mezquita con arcos y columnas y lámparas colgando visitar córdoba

Fue una visita muy completa e interesante, y sentí que por fin saldaba una deuda con este monumento Patrimonio de la Humanidad.

El precio del tour de Artencordoba «Mezquita y Judería» son 26 € (diciembre 2019). También puedes hacer sólo la visita guiada a la Mezquita por 23€. En ambos casos se incluye la entrada, que son 10 € ¡Ni tan mal! Te dejo aquí el enlace de reserva.

Lo que no está incluido es la Torre Campanario de la Mezquita. Un gran pendiente que me guardo para la próxima ocasión, porque las vistas de la ciudad y de la propia mezquita con su patio deben de ser las mejores

El paseo por la Judería también estuvo muy bien, incluyendo la entrada a la Sinagoga, pero me supo a poco porque aquí sí que me gusta perderme sin más. 

sello de la red de juderías de España con tres letras hebreas que significa sefarad y tienen la forma de la península ibérica
plaza de la judería con estatua de Maimónides y un señor tocando la guitarra al lado consejos para visitar córdoba
Estatua de Maimónides

Visita guiada a los Patios Populares de Córdoba 

Igual que en el caso de la Mezquita, esta visita la puedes hacer por tu cuenta comprando una entrada de unos 5 € que te permite el acceso a cinco patios.

monumento a los patios de Córdoba con una estatua de un abuelo alzando una maceta a un niño que está subido a una escalera apoyada en pared con macetas con flores

Ahora bien, también en esta ocasión ir con guía supone entender la historia de este Patrimonio Cultural de la Humanidad. Y es que los Patios son mucho más que los habitáculos llenos de macetas con flores que vemos los foráneos.

El tour de los Patios tiene una duración de 90 minutos aproximadamente, y su precio es de 15 € (Diciembre 2019), incluyendo el ticket de 5€ para visitar los patios. Te dejo aquí en enlace por si quieres reservar.

esquina de patio de córdoba con muchas flores rojas de navidad visitar córdoba

Casi te diría que este fue el tour que más me gustó de todos, porque además de visitar unos espacios concretos hablamos con los propietarios, que son un encanto, y descubrimos un montón de curiosidades. Para mi es un claro imprescindible de Córdoba 🙂 

propietario de un patio junto a una mesita con mantel blanco bordado y rodeado de macetas con plantas visitar córdoba

Eso sí, te aconsejo que no lo dejes para los días del concurso de Mayo. Las visitas se han masificado, hay grandes colas… En cambio Navidad es una buena fecha si quieres verlos vestidos de fiesta (de hecho está empezando a andar el concurso de Patios de Navidad). Abril también es un buen mes ya que ahí empieza la floración. 

pared blanca con macetas de color azul claro con cactus visitar Córdoba

Visita guiada a Medina Azahara

Medina Azahara es una maravilla que está a sólo 8 kilómetros de Córdoba y es otro inexcusable a la hora de visitar Córdoba, aunque tu estancia sea de sólo dos días. 

A nada que te guste la historia y la arqueología, te va a encantar, créeme! En mi caso, siendo la segunda vez que iba, me lo pasé genial conociendo un montón de detalles que antes se me habían pasado por alto, tanto del lugar como de la historia de saqueos y excavaciones arqueológicas que se han sucedido después. Hasta aprendí palabras nuevas 😉 

vista del yacimiento de medina azahara con estructuras de casas y puerta del sur al fondo con varios arcos visitar córdoba

Llegar a Medina Azahara es bien fácil. Puedes ir en los autobuses que salen de la Plaza de la Cruz Roja, o puedes ir en tu coche, incluso habiendo reservado la visita con Artencordoba. 

arcos de medina azahara a no perderse a la hora de visitar córdoba
muros terminados en arcos formando un pasillo recto en medina azahara

Sólo lamento que no tuviéramos casi tiempo de visitar el museo, que recibió el prestigioso premio Aga Khan de Arquitectura del mundo islámico en el año 2010 por su perfecta integración en el espacio.

Es pequeño pero muy bonito, y todas las piezas son hallazgos originales del yacimiento. Si vas con tu coche vete un rato antes de que comience la visita y así podrás verlo a gusto. 

La visita guiada de Artencordoba a Mediana Azahara tiene una duración de 3 horas aproximadamente, y se hace por las mañanas. El precio es de 23€ con autobús, o de 18€ si vas con tu coche. Te dejo aquí el link por si quieres reservarlo.

figurilla de cerámica con forma de toro con cuernos alzados en el museo de medina azahara

Y hasta aquí lo que dio de sí un fin de semana de 48 horas con sus dos noches dedicado a visitar Córdoba. En total hicimos cinco tours ¡a lo loco!

Aún no me creo que mucha gente vaya a visitar Córdoba sólo por unas horas porque de verdad, esta ciudad vale para tres o cuatro días tranquilamente. Y si no te lo crees, sigue leyendo porque ahora viene la lista de lo que me falta por ver o revisitar (y seguro que no está todo).

puente romano con la mezquita al fondo y su reflejo en el río por la noche, con iluminación anaranjada

Lugares que quiero visitar en la próxima escapada a Córdoba

Las torres de Córdoba 

Ya he mencionado que me he quedado con las ganas de subir a la Torre Campanario de la Mezquita. En mi anterior visita, en el año 2007, estaba cerrada. Bueno, de hecho es que la han abierto al público en el año 2014.   

torre campanario de la mezquita vista desde el patio con naranjos visitar córdoba

Nosotras intentamos ir el domingo antes de abandonar la ciudad, pero nos encontramos con que ya no quedaban entradas, así que te aconsejo que compres la entrada con antelación. Puedes hacerlo aquí o en las taquillas del patio de la Mezquita aprovechando alguno de tus paseos.

  • La entrada a la Torre Campanario de la Mezquita son 2€. Hay un cupo de 20 personas por visita, de ahí que se acaben las entradas y (supongo) que haya turnos que respetar. Se sube andando y son 40 metros de altura. No se permite la entrada a niños pequeños y personas muy mayores.

Tampoco pudimos subir a la Puerta del Puente, que tiene un mirador en la parte superior, porque al ser domingo por la tarde estaba cerrada.

Como alternativa nos fuimos a la Torre de la Calahorra, que está al otro lado del río, presidiendo el Puente Romano.

puente romano con la torre almenada de la calahorra al fondo visitar córdoba

Allí se ubica el Museo Vivo de Al Andalus, pero íbamos justas de tiempo así que sólo subimos a la azotea para disfrutar de las vistas. Qué bien hicimos ¡qué bonita se ve Córdoba desde arriba!

La entrada a la Torre de la Calahorra cuesta 4,5 € y te dan una audioguía con la misma. Lo dicho, volveré con calma porque el museo tiene buena pinta. Además, volver a asomarme a esas almenas sigue siendo un planazo. 

vistas desde la torre de la calahorra con el puente romano en primer plano cruzando el río guadalquivir y al fondo la mezquita y la ciudad

Alcázar de los Reyes Cristianos

Otro lugar que no he visitado nunca y ya me vale porque ¡¡es de los más importantes!!

Dicen que sus jardines son preciosos, y tengo curiosidad por conocer el lugar donde los Reyes Católicos vivieron durante algo más de ocho años antes de irse a Granada. Además fue sede de la Inquisición y después Cárcel Civil de Córdoba. Un lugar importante que hay que ver… ¡ojalá no cerrara los domingos por la tarde!  

Por cierto, también se puede subir a una de las torres ¡Con lo que me gusta mirar el mundo desde arriba

murallas del alcázar iluminadas por la noche con siluetas de árboles delante visitar córdoba

Baños Califales

En una placita muy cerca del Alcázar está el acceso (moderno, poco vistoso) de estos baños que sí visité en el año 2007. Entonces me encantaron y me hubiera gustado volver a verlos, pero no pudo ser porque este es otro de los sitios que cierran los domingos por la tarde, igual que el Alcázar.  

Por lo que recuerdo es un gran ejemplo de antiguos baños árabes con cúpulas y columnas de mármol de varios colores. Están ubicados junto a lo que era la residencia del Califa, así que probablemente formaban parte de sus dependencias. ¡Pienso volver a verlos!

Templo romano

Cerca de la Plaza de las Correderas hay un templo romano que nos habla de los orígenes de Córdoba. Creo que está junto al Ayuntamiento y seguro que merece una visita. 

Museo de Bellas Artes

Entre los numerosos artistas nacidos en Córdoba está Julio Romero de Torres, un hombre que pintó a las mujeres de su tiempo y ciudad con gran belleza. Tanto es así, que estoy convencida de que su obra es una de las grandes contribuyentes a la imagen de la mujer andaluza: ojos y cabellos negros, mirada profunda… 

El Museo de Bellas Artes, en la Plaza del Potro, es la sede de la exhibición permanente de su obra. Además este lugar, que fue hospital, es citado por Miguel de Cervantes en El Quijote, así que si eres de pisar lugares simbólicos y con mucha historia, no te lo puedes perder 🙂

esquina del museo de bellas artes con columna romana visitar córdoba

Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba

Me encantan los museos arqueológicos y el de Córdoba parece ser que ha sido renovado recientemente. Desde luego la exposición tiene muy buena pinta y promete un viaje por toda la historia de la ciudad. Además en el sótano se hallan los restos del Teatro Romano de Córdoba, también visitables.

Dónde comer y cenar en Córdoba

Para terminar de redondear el fin de semana ¡no te olvides de comer bien! En Córdoba hay muchas opciones, pero si quieres ir “a tiro hecho”, aquí te dejo las que hemos probado este fin de semana: 

  • Casa Rubio: junto a la Puerta de Almodóvar, nada más traspasar las murallas hacia el interior de la Judería, tienes este restaurante donde se come un pescado de las costas andaluzas buenísimo. Pero más allá de su excelente cocina, debo decir que en Casa Rubio nos trataron fenomenal, y nos contaron que están trabajando por tener una política responsable tanto hacia sus proveedores como hacia sus empleados, y el medio ambiente. Personalmente me ganó el corazón. No dejes de observar la decoración, ni de subir a su maravillosa azotea. 
  • Taberna el nº10: está en una de las calles de la Judería muy cerca de la Mezquita, y aquí comimos un salmorejo y una mazamorra (plato que ya comían los romanos) que “quitan el sentío”. Igual que su tarta de queso casera y los vinos de Montilla, en especial los de postre.  
  • Taberna La Cazuela de la Espartería: muy cerca de la Plaza de las Correderas está esta taberna tradicional cordobesa, un pelín ruidosa cuando está llena, pero con una carta de platos extensa y muy personal. Si tengo que destacar algo, me quedo con el rabo de toro con alcachofas
  • Restaurante Patio de la Judería: también muy cerca de la Mezquita, el salón es un antiguo patio muy chulo y frecuentado por cordobeses al mediodía, aunque anuncian un espectáculo flamenco por las noches que seguro atrae a un buen puñado de turistas. Comimos tranquilas un rico salmorejo y el famoso flamenquín. 
plato del restaurante casa rubio de córdoba donde dibujaron con dulce "#losviajesdeali"

Dónde dormir en Córdoba

Nosotras dormimos en el Hotel Hacienda Posada de Vallina, pegadito a la Mezquita y el Puente Romano. Es una casa antigua construida por los alarifes, los constructores de la Mezquita, ni más ni menos. 

patio del hotel posada de vallina de córdoba con sillas de hierro y paredes de ladrillo y muchas plantas

Cuentan que aquí se alojó Cristóbal Colón, en la habitación 204 más concretamente (la nuestra era la 211, ¡mecachis! je, je). Después fue utilizada como casa de vecinos, y hoy es este hotel. 

habitación doble del hotel posada de vallina con cabecero de madera oscura y espejo a juego en la pared

La recepción tiene mucha personalidad, igual que el patio, y las habitaciones están decoradas en estilo rústico, son confortables y está muy limpito. La relación calidad-precio y su gran ubicación están fenomenal, así que es probable que repita en mi próxima visita.

no sé si lo he dicho, pero pienso volver a Córdoba 🙂 

Aquí tienes más posts de Andalucía


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí