que ver en antequera: vistas desde el mirador de las almenillas

¡Que salga el sol por Antequera! ¿Quién no ha oído o dicho esta frase alguna vez? Antequera es una de las ciudades de la provincia de Málaga que más satisfacciones te puede dar si la eliges para una escapada de fin de semana. En sus alrededores se concentra un Patrimonio de la Humanidad y un Parque Natural muy espectacular. Por eso quería ir yo, pero como siempre el destino tenía varios ases más en la manga ¿Te apuntas a conocer qué ver en Antequera? ¡Vamos allá! 😊

Qué ver en Antequera, la ciudad

Dejando los platos fuertes para el final, Antequera es una ciudad con muchas cosas que ver.

Con algo más de 40.000 habitantes, su casco histórico tiene un montón de iglesias (en concreto 33), una Alcazaba que destaca sobre todos los tejados, varios museos, plazas, y una gastronomía de lo más apetitosa

Se anda, además, con bastante comodidad, ya que hay muy pocas cuestas, pero no hay que dejar de subir a los miradores (que no están muy altos). Desde allí te esperan las vistas a una ciudad blanca en la que despuntan las torres de las iglesias en ladrillo o piedra rojiza. El color de la piedra del Torcal, un paraje hoy protegido que durante muchos años sirvió de cantera.  

ver antequera desde lo alto con casas blancas y torres de ladrillo de iglesias
Antequera con sus casas blancas y sus iglesias de ladrillo y piedra

Mirador de las Almenillas

El mejor plan para empezar el fin de semana en Antequera, si llegas al atardecer o en ése momento especial de la “hora azul”, cuando el sol ya se ha ido y la noche está a punto de adueñarse de todo, es subir al Mirador de las Almenillas. A estas horas del día la luz es especial y los edificios empiezan a iluminarse. El mejor momento para hacer fotos, sin duda.

antequera al anochecer
Vistas de Antequera desde el Mirador de las Almenillas

No hace falta esforzarse mucho para llegar hasta allí, así que seguro que te sorprendes cuando veas que tienes toda Antequera a tus pies. El rincón es, además, muy tranquilo. Para quedarse allí un buen rato a solas con tus pensamientos. Yo repetí, no te digo más. 

El punto central del mirador es una torre almenada de las murallas de la ciudad, de ahí el nombre. 

cartel de la cuesta de san judas subiendo al mirador de las almenillas para ver antequera desde arriba
El mejor camino para subir al mirador de las Almenillas es la Cuesta de San Judas
escaleras que suben al mirador y muro de piedra con casa blanca al fondo
Subiendo al Mirador de las Almenillas
torre de San Sebastián con el angelote en la hora azul con calle iluminada en tono amarillento
Torre de la Iglesia de San Sebastián con el Angelote

Arco de los Gigantes

Cuando estés en el Mirador de las Almenillas tendrás a tu espalda esta puerta antigua, siempre abierta, siempre generando corriente de aire. Es el llamado Arco de los Gigantes, que se ilumina por la noche, aunque también es muy chulo de día y al atardecer.

Fue construido en 1585, dicen que con la intención de parecerse un poco a los arcos de triunfo de otras ciudades. En su origen, era la puerta por la que se entraba a la ciudad antigua y daba acceso al zoco.

Desde luego el conjunto es muy bonito, con el arco de medio punto que da paso a otra plaza y avenida con final en la Colegiata de San Miguel. 

Sobre la cornisa, en el centro, se conservan los restos de una gran estatua de Hércules. Por eso también se le conoce como la Puerta de Hércules

arco de los gigantes al atardecer con nubes rojas
Arco de los Gigantes
arco de los gigantes con cipreses a los lados
Un guía explicando la historia del Arco de los Gigantes

El Mirador de Michael Hoskin 

Una vez cruzado el Arco de los Gigantes en dirección a San Miguel, tendrás a tu izquierda el Mirador de Michael Hoskin. Esta es una pequeña plaza de suelo empedrado con una barandilla y un busto de este señor. 

¿Quién es Michael Hoskin? 

Michael Hoskin fue el arqueoastrónomo que confirmó que la orientación de los Dólmenes de Antequera no se dirigen a un astro (el sol o una estrella), como ocurre en otros sitios del mundo, sino que se orientan hacia la Peña de los Enamorados y hacia el Torcal, dos elementos terrestres. Este ha sido el dato definitivo para que el sitio de los Dólmenes de Antequera sea reconocido como Patrimonio de la Humanidad, ya que es algo único que debe ser protegido. 

Efectivamente, desde este mirador puedes contemplar el sitio de los Dólmenes si tienes la vista entrenada o ya has ido, y desde luego la Peña de los Enamorados. Y aunque también puedes verlos desde las Almenillas (está cerquísima), no te pierdas esta otra perspectiva. Además no cuesta nada acercarse. 

mirador de michael hoskin desde la muralla de la alcazaba
Mirador de Michael Hoskin desde lo alto del Arco de los Gigantes. Al fondo, casi oculta por la tormenta, está la Peña de los Enamorados

La Alcazaba de Antequera

A la derecha del Arco de los Gigantes está el acceso a la Alcazaba, uno de los sitios que ver en Antequera sí o sí, hazme caso. 

Esta Alcazaba es un recinto amurallado amplio de origen árabe, con jardines en el interior donde destacan altos cipreses y los restos de la antigua mezquita. A diferencia de, por ejemplo, la Alcazaba de Málaga, aquí no hay casi ningún edificio en pie, pero se compensa con poder subir a las torres y murallas. 

De hecho, la visita te puede encantar sólo por esto. Subir a la Torre del Homenaje que tiene varias habitaciones en su interior, y salir a la terraza superior para, si tienes ganas y energía, subir después hasta las campanas e incluso tocarlas, es chulísimo. Desde esta torre puedes seguir andando hasta la Torre Blanca por el tramo de muralla que las conecta. Esta torre tiene aires más árabes y desde mi punto de vista es más bonita aún. 

muralla de la alcazaba con torre blanca y sierra del torcal al fondo
Vista de la Torre Blanca desde la torre del Homenaje y la montaña del Torcal al fondo
ventana con forma de arco árabe y celosía a media altura con paisaje del torcal
Rincón del interior de la torre Blanca de la Alcazaba de Antequera

Al llegar o antes de irte, no dejes de desviarte a la derecha nada más subir la escalinata de acceso a los jardines, para llegar a la parte superior del Arco de los Gigantes y andarlo. 

Desde todos estos puntos las vistas de Antequera son inmejorables

antequera desde las murallas de la alcazaba
Vistas de Antequera desde lo alto de las murallas de la Alcazaba

Entrada a la Alcazaba conjunta con la Colegiata de Santa María la Mayor: 6 € en octubre de 2021 (es la más cara que vas a encontrar). Incluye la audioguía «teatralizada» que te va informando de la historia del lugar desde los distintos puntos marcados. También la puedes descargar en tu móvil con el código QR que hay en el ticket de la entrada. Incluso puedes escucharla aquí.

 ✍ Horarios de la Alcazaba: abre todos los días de la semana de 10 a 18 h. 

Colegiata de Santa María la Mayor 

Saliendo de la Alcazaba, no tienes más que enfilar la calle hacia la derecha para llegar a esta colegiata precedida por una plaza amplia. En dicha plaza está la estatua de Pedro Espinosa, poeta del Siglo de Oro español, que acabó escribiendo versos religiosos y medio recluido huyendo del mundanal ruido. Te dejo aquí la entrada de Wikipedia sobre su figura.

calle con cipreses, casas blancas y colegiata al fondo
Vista de la Colegiata desde lo alto del Arco de los Gigantes
plaza de colegiata con estatua del poeta de espaldas
Estatua de Pedro Espinosa, curiosamente dando la espalda a la Colegiata

La Colegiata de Santa María la Mayor es Bien de Interés Cultural y ya está desacralizado. Se considera que es la primera iglesia “columnaria” levantada en Andalucía, y una de las primeras de España, siendo también una de las primeras de estilo renacentista. 

A mí me gustó más la fachada, con los pináculos de la parte superior (que podrás ver a su altura desde la Alcazaba), que el interior, pero hay que reconocer que las columnas de estilo jónico del interior son colosales, dividiendo las tres naves del edificio. Y el techo mudéjar con estrellas y octógonos es para no perdérselo. 

colegiata de santa maría la mayor de antequera
Fachada de la Colegiata de Santa María la Mayor de Antequera
pináculos de santa maría la mayor con cielo nublado
Pináculos de la Colegiata de Santa María La Mayor
nave central de colegiata de santa maría la mayor con columnas corintias
Interior de la Colegiata de Santa María La Mayor

En el interior también podrás admirar la Tarasca, un dragón o serpiente con siete cabezas que representan los pecados capitales, y una mujer cabalgándola que simboliza la Fe. Cuenta la leyenda que ella doblegó al monstruo y lo llevó por las calles portándolo en una mano, y una custodia en la otra mano. Esta era una figura que salía en procesión en el Corpus Christi.

La Tarasca, imagen terrorífica de los 7 pecados capitales

Saliendo de la Colegiata a la izquierda se abre el Callejón del Viento. Es una calle muy estrecha que separa la muralla de la Alcazaba del edificio de la iglesia, y al entrar… ¡verás qué corriente! 😂

Termas romanas

Desde la plaza del poeta, a un lado de la Colegiata, descubrirás las antiguas termas romanas. No se puede bajar (o no encontré el acceso, pero tampoco vi a nadie allí). Parece que hay unos mosaicos, pero creo que son reproducciones para que te hagas una idea de lo que encontraron allí. En cualquier caso, has de saber que es la principal prueba de la ubicación de Antikaria, la ciudad romana que precedió a Antequera. 

vista desde arriba de las termas romanas de antequera
Termas romanas de Antequera

Plaza del Coso Viejo

Antes o después de andar por las alturas, toca descubrir la ciudad baja, y un punto neurálgico es la Plaza del Coso Viejo. 

Esta plaza es, probablemente, la más bonita de Antequera. Con la estatua ecuestre de Fernando I, que por cierto es quien acuñó la famosa frase “Que nos salga el sol por Antequera y que sea lo que Dios quiera”, la plaza parece abrirse a la Alcazaba. 

qué ver en antequera: plaza del coso viejo con estatua de Fernando I y terrazas con gente tomando algo
Plaza del Coso Viejo con la estatua de Fernando I y el Convento de Santa Catalina de Siena

A un lado está el Palacio de Nájera con el Museo de la Ciudad, y al otro el Convento de Santa Catalina de Siena que abre los domingos por la mañana para la misa. 

En la parte baja y junto a la estatua, además de un pequeño parking hay dos restaurantes con sus terrazas y en la fachada del Hotel Coso Viejo, el Mesón Coso Viejo. Te recomiendo al menos dos de estos tres locales para comer, cenar o desayunar, al final de este artículo. 

plaza del coso viejo con la alcazaba iluminada por la noche
La Plaza del Coso Viejo de noche, con la Alcazaba presidiendo

Museo de la Ciudad de Antequera

Otra de las joyitas que hay que ver en Antequera es el Museo de la Ciudad. Está situado en el Palacio de Nájera (Plaza del Coso Viejo), y es una buena oportunidad para ver un palacio por dentro. El patio y el segundo piso son los mejores ejemplos para cotillear la arquitectura del siglo XVIII. 

patio del museo de la ciudad con arcos y columnas dóricas y un pozo en el centro
Patio del Museo de la Ciudad de Antequera

Pero más allá de fijarte en la arquitectura del palacio, la primera planta cuenta con una colección de arqueología de la zona muy buena, empezando por la información e interpretación de los dólmenes de Antequera, y siguiendo por muchos elementos de la época romana.

No hay que perderse las estelas de tumbas romanas encontradas en los alrededores de Antequera. A través de ellas (todas traducidas en carteles en la pared) se recogen datos de la vida de antes, como por ejemplo que esas personas habían promocionado el gimnasio o los baños para hombres y mujeres de la ciudad. 

mosaico hecho con mármoles de distintos colores representando un ave tipo flamenco
Un precioso y original mosaico

Además de la exposición de objetos antiguos, la estrella del museo es la estatua del Efebo. Merece la pena entrar sólo por verla. De hecho, he leído que el museo se construyó para exhibirlo en Antequera y evitar que se lo llevaran a otro museo principal, en Andalucía o incluso el MAN de Madrid

estatua del efebo de antequera

El Efebo de Antequera es una estatua fundida en bronce, datada en el siglo I, que se encontró de casualidad en una villa de Antequera. Representa a un niño a punto de entrar en la adolescencia, puede que vencedor de alguna prueba atlética, y lleva una corona de hojas de yedra y corimbos que se relaciona con el Dios Baco, el del vino y las fiestas.

Los arqueólogos creen que sería una estatua que daba la bienvenida a los invitados y por eso podría tener en sus manos lamparillas, o quizá algún regalo para los mismos. 

rostro del efebo de antequera
Efebo de Antequera

El segundo piso está dedicado al arte del Renacimiento Barroco, sobre todo eclesiástico. A mí me llamó mucho la atención el cuadro de la pareja de enamorados que se tiraron de la Peña de los Enamorados. 

galería del piso superior del museo de la ciudad con cuadro de virgen al fondo
Segundo piso del Museo de Antequera
cuadro con los enamorados de la peña de los enamorados de antequera

Y en el último piso hay una exposición de cuadros de Cristóbal Toral, criado en Antequera, cuyo tema es el viaje y las maletas. Las maletas son un símbolo de nuestros tiempos, ya sea por la obsesión por guardar objetos, por el viaje voluntario u obligado… ¡No te la pierdas! 

cuadro de cristóbal toral con mujer rodeada de maletas en el andén de una estación
Cuadro de Cristóbal Toral

Horarios del Museo de la Ciudad de Antequera: de 9 a 15 h los sábados, y de 9 a 14 h los domingos. ¡No lo dejes para la tarde o te lo pierdes!

Entrada del Museo de la Ciudad de Antequera: gratuita

✍ Se permite hacer fotografías sin flash. 

Estatua de los exiliados de Madinat Antaqira (Plaza del Carmen)

Hubo un tiempo en que Antequera formaba parte de Al Andalus y se llamaba Madinat Antaqira, la evolución del nombre romano. Así fue hasta que llegó Fernando I con sus huestes en ese proceso mal llamado de la “Reconquista”. Después de seis meses de asedio, en 1410, el infante Fernando tomó la ciudad. Como en tantos otros sitios, como ocurre en otros países a día de hoy, muchos de sus habitantes tuvieron que huir con lo puesto. 

murallas con acceso por un arco y casa empotrada en antequera
Murallas de la antigua Antequera

Logró asaltar las murallas por su único punto flaco, la actual Plaza del Carmen. Y justo ahí, junto a la Torre de Asalto, encontrarás esta emotiva estatua. Emotiva porque están muy bien representadas las expresiones de tristeza y miedo de los exiliados. Personas que se fueron a Granada y allí fundaron el barrio de la Antequeruela. 

No ha sido hasta 2010, seis siglos después, cuando el Ayuntamiento de Antequera en representación de sus vecinos erigieron la misma para recordar a aquéllas gentes que tuvieron que huir. Pero lo han hecho.  

estatua de familia de musulmanes exiliados en la reconquista
Estatua en memoria de los que tuvieron que huir a Granada

Iglesia del Carmen 

Desde esta plaza y andando por la calle homónima, en dos minutos llegas a la Iglesia del Carmen. Su interior guarda un altar con un retablo monumental alucinante. Es de color rojo oscuro, hecho en madera de pino y barnizado, sin más colores que los de algunas figuras de ángeles y santos, y la virgen del Carmen iluminada en el centro. 

nave central de la iglesia del carmen con gran altar barroco en color rojo
Iglesia del Carmen de Antequera
altar de la iglesia del carmen con cúpula pintada visto desde abajo
Retablo y cúpula de la Iglesia del Carmen

Aunque es muy barroco, o quizá por eso mismo, impresiona. Igual que el techo mudéjar y sus capillas, en especial una con las paredes y el techo abovedado cubierto de pinturas florales.

techo mudéjar en la iglesia del carmen uno de los sitios que ver en antequera
Techo mudéjar de la iglesia del Carmen de Antequera

Justo al lado de la iglesia está el Mirador del Carmen, que parece acercarte un poco más a la Peña de los Enamorados. Por el lado contrario, además, tienes una vista diferente de la Colegiata de Santa María la Mayor y de la Alcazaba.  

Horarios de la Iglesia del Carmen: 

  • Lunes cerrado
  • Martes a viernes de 11 a 13.30 h y de 16.30 a 17.45 h 
  • Sábados y domingos de 11 a 14 h.

Entrada a la Iglesia del Carmen: 2 € 

Convento de Belén 

Saliendo un poquito del centro y andando en dirección a la Peña de los Enamorados llegarás al Convento de Belén, habitado por monjas Carmelitas de clausura. Es un paseo de unos 10 minutos,

torre del convento de belén uno de los sitios que ver en Antequera
Convento de Belén
techo con cúpula llena de yeserías y pinturas en el convento de belén
Decoración barroca a tope
altar del convento de belén con cúpula de yeserías

Este sí que es un templo barroco. Las bóvedas y cúpulas están repletas de yeserías en un fondo pintado de azul, hay cuadros y decoración por los cuatro costados. Hay que ir y verlo. Entrando a la derecha hay un cajetín donde si metes 1€ la verás iluminada. 

Fuera, en el patio que separa la entrada de la calle, hay una puerta que da acceso a la taquilla de venta de dulces típicos hechos por las monjas. En la misma hay unos carteles indicando los precios. 

Plaza e iglesia de San Sebastián 

Volviendo sobre tus pasos hacia el Coso Viejo, pasando la plaza de las Descalzas donde se alza el convento que tiene un museo (yo no lo pude visitar porque estaba cerrado, no sé si por la pandemia), llegarás a la Plaza de San Sebastián

En esta plaza verás una especie de puerta antigua. Es el Arco Tribuna del Dulce Nombre de Jesús Nazareno, más conocido como Arco Nazareno (¿cómo te quedas con este nombre?!) y justo por ahí encontrarás el hito del Centro de Andalucía y la placa que hay en el suelo señalando el Kilómetro 0 simbólico de esta comunidad autónoma.

plaza de san sebastián con al arco nazareno para ver en antequera
Plaza de San Sebastián y Arco Nazareno

Digo simbólico porque el centro geográfico no es exactamente Antequera, pero esta ciudad sí fue durante siglos el punto de obligado paso para viajar a Sevilla, Córdoba, Málaga, Granada, Almería. Por aquí transitaron e hicieron parada y fonda los romanos, fenicios, visigodos, andalusíes… 

placa mosstrando el "centro de andalucía" en antequera
Placa del «Centro de Andalucía» en Antequera

Enfrente, cruzando la calle, hay una bonita fuente hecha con piedra “rojo torcal” y la Iglesia de San Sebastián con la torre más alta de Antequera, que se ve desde muchos puntos de la ciudad y te sirve como guía. 

Una torre de ladrillo que, ya verás, está culminada por el Angelote: una estatua con forma de ángel. Revestido de oro, sirve de veleta. El interior de la iglesia no me impresionó mucho, la verdad, pero esto va en gustos. 

torre de la iglesia de san sebastián con el angelote iluminada por la noche
Torre de San Sebastián con el angelote

Museo MAD de Antequera

¿Sabías que Antequera tiene un Museo de Arte Moderno? ¡Pues así es! Y aunque no seas muy aficionado al arte contemporáneo, esta puede ser una parada interesante en tus paseos por Antequera, ya que es gratuito y tiene un horario mucho más amplio que otros sitios. Únicamente ten en cuenta que cierran unas tres horas a mediodía. 

El MAD se ubica en un palacio civil, como ocurre con el Museo de la Ciudad, con su patio interior tradicional. Además tiene un pequeño jardín exterior que lo separa de la calle y que luce una gran palmera y otros árboles. 

Las exposiciones van cambiando de vez en cuando, y la que yo vi no me emocionó demasiado, pero igual tú tienes más suerte. Te dejo aquí el enlace a su página web por si quieres consultar qué exposiciones o actividades hay en tus fechas.

fachada con arcos y balcones de estilo andalusí en antequera
Frente al MAD de Antequera hay un palacio con decoración andalusí chulísimo

Plaza del Portichuelo 

Subiendo por las calles que van hacia arriba desde la Plaza de San Sebastián, en el lado del Arco Nazareno, llegarás a la Plaza del Portichuelo. También puedes ir desde el Mirador de las Almenillas y el Arco de los Gigantes. 

calle de antequera con casas con balcones y ventanas de hierro
Calles que llevan a la Plaza del Portichuelo y que son un destino en sí mismas

Allí te encontrarás con la Capilla Tribuna Virgen del Socorro, que es un edificio muy original. Por la noche, iluminado, está más bonito… y ahí hay un bar para tomarte algo debajo de sus soportales. 

qué ver en antequera: capilla de la plaza del portichuelo
Capilla Tribuna Virgen del Socorro

Al lado está la Iglesia de Santa María de Jesús. Me contaron que en las losas del suelo (hechas con piedra del torcal) se puede ver el fósil de un ammonitex bastante grande. Yo paseé por toda la iglesia buscándolo y no lo encontré, pero aquí te dejo el dato, a ver si tienes más suerte que yo 🤗

Y junto a la iglesia tienes otro mirador desde donde puedes ver la parte trasera de la Alcazaba con las torres del Homenaje y la torre Blanca. Es una vista realmente chula. 

torres de la alcazaba de antequera medio iluminadas en la hora azul
Alcazaba de noche

Sitio de los Dólmenes de Antequera

Llegamos a  uno de los “platos fuertes”. El Sitio de los Dólmenes de Antequera es una de las grandes razones para visitar Antequera. Este conjunto de tres dólmenes de tipo corredor, siendo uno de ellos el más grande del mundo hasta ahora descubierto, es mágico.

Desde mi punto de vista es mejor que vayas con una visita guiada para entenderlo bien. En el último apartado de este post te dejo un enlace. 

dolmen de menga desde el exterior uno de los sitios que ver en antequera
Entrada al dolmen de Menga

Los dólmenes están a las afueras de Antequera. Si no tienes coche puedes ir en el autobús nº1 hasta la entrada del Centro de Interpretación que está junto a los dólmenes de Viera y de Menga, pero el Dolmen de El Romeral está a 4 kilómetros en línea recta hacia la Peña de los Enamorados, y creo que no puedes ir andando. 

La entrada a los Dólmenes de Antequera es gratuita para los ciudadanos de la UE

entrada del dolmen de menga con la pena de los enamorados al fondo
El dolmen de Menga está orientado a la Peña de los Enamorados y el dolmen del Romeral, a 4 kilómetros, está en la misma línea

Torcal de Antequera

La montaña del Torcal de Antequera se alza detrás de la ciudad y desde la distancia no te imaginas el paisaje raro y único que guarda. Está a unos 17 o 18 kilómetros, pero es uno de los sitios que ver en Antequera sí o sí. 

montaña del torcal con paisaje de olivos en sus faldas
Montaña de El Torcal

Resumiendo mucho, el paisaje del Torcal de Antequera fue un antiguo fondo marino y hoy presenta un aspecto fantástico porque las rocas kársticas han sido horadadas por el agua, la nieve y el hielo adoptando todo tipo de formas fantásticas. Yo lo vi con niebla y es un puntazo, pero seguro que en un día despejado lo es aún más.  

torcal de antequera con piedras con formas de discos apilados
Paisaje del Torcal de Antequera
qué ver en antequera: paisaje del torcal con niebla
Torcal de Antequera

Si no llevas coche propio (o si lo llevas) puedes apuntarte a una visita guiada, ya sea para hacer una de las rutas de senderismo que hay habilitadas, o para combinar con los dólmenes, como hice yo misma. Aquí puedes reservarlas, tanto para hacerla desde Málaga como desde la propia Antequera.

Peña de los Enamorados

La he mencionado tantas veces en este post, que imagino que te estás preguntando qué es este sitio. Dudaba de si incluirlo, porque en realidad no es un lugar fácilmente visitable, pero su vista es casi constante. Y además ¡cómo no contarte qué es! 

La Peña de los Enamorados, también conocida como “el Indio”, es una montaña con forma de rostro tumbado boca arriba. Realmente parece una persona con nariz prominente. 

peña de los enamorados que ver en antequera
Peña de los Enamorados

Las leyendas que justifican el nombre local de la Peña de los Enamorados son varias, pero todas coinciden en que una pareja de enamorados que no podían estar juntos por las convenciones sociales o religiosas de su época, se tiraron desde lo alto. La historia de Romeo y Julieta, vaya. 

Más allá de esta leyenda, lo que está claro es que desde siempre esa peña es un símbolo para los habitantes de Antequera. Ya en la Edad del Bronce lo fue, a juzgar por las pinturas rupestres que se han encontrado en su base y que están junto a un manantial. Y justo allí hay un lugar donde las cabras montesas van a morir. Como los cementerios de elefantes. 

Información práctica para organizar tu escapada a Antequera: cómo llegar, dónde dormir y comer, dónde reservar excursiones y visitas

  • Puedes llegar a Antequera en coche o puedes ir en tren, como hice yo. La opción del tren está bien a nivel de horarios porque hay unos cuantos al día, pero si viajas desde Madrid en tren, este te dejará en la estación del AVE Antequera-Santa Ana, y resulta que está a unos 17 kilómetros de la ciudad. Una información que los de Renfe no se dignan a indicar  claramente. La única forma para ir a la ciudad desde la estación es coger un taxi que cuesta entre 25 y 30€. Creo que hay autobuses algunos días, en horarios bastante restringidos. Otra opción es ir desde Málaga en autobús o en tren de cercanías que te dejan en la ciudad.  
alcazaba de antequera con la peña de los enamorados entre las dos torres
Esta imagen de la Alcazaba con la Peña de los Enamorados entre sus torres está en la carretera que va al Torcal
  • Para dormir en Antequera hay varios hoteles en el centro de la ciudad, y creo que es lo más interesante para que tu visita sea más cómoda. Yo elegí una oferta del Hotel Coso Viejo, que está en plena Plaza del Coso Viejo, y me encantó. El personal es muy amable, tiene un patio precioso, y me tocó una habitación con unas vistas a la plaza geniales. Te aconsejo que reserves con algo de tiempo, en especial si vas a ir en un puente o fechas de mucha afluencia de público. 
  • Para comer, cenar y desayunar, te diré que Antequera no me resultó especialmente barata pero disfruté mucho. Allí se come bien, pero que muy bien. Te recomiendo los molletes para desayunar, la porra (una especie de salmorejo, aunque no es igual), carnes, pescados fresquísimos gracias a su cercanía al mar, ensaladas de las huertas cercanas… y no hay que olvidarse de los mantecados y polvorones antequeranos, además del bienmesabe, el dulce más típico. Vamos con los sitios que conocí y te puedo recomendar:
    • Mesón Hacebuche: en la plaza del Coso Viejo, al lado de D. Angelote Tapas y Copas que hace esquina (no los confundas). El Hacebuche tiene una carta espectacular y el trato también lo es.
    • Mesón Coso Viejo: situado en la planta baja del hotel pero con entrada independiente, es un buen sitio para desayunar mientras miras la plaza a través de su ventanal, y también tiene muy buenas opciones para comer o cenar. 
    • Bar Chicón: este es un bar castizo, con los parroquianos de siempre, un menú de 11€ en fin de semana, y desayunos a base de molletes (enteros o medios) con tomate y aceite, jamón, o mantequilla y mermelada. Abren muy pronto así que es ideal si madrugas para ir al Torcal. 
    • Infante Tapas: este pequeño bar está muy cerca del Bar Chicón y tienen tapas a 1€ incluyendo la famosa porra antequerana y algunos platos muy bien apañados, como los huevos rotos. 
    • Obrador artesano San Pancracio: por toda Antequera te encontrarás con pastelerías y tiendas donde venden los famosos polvorones y roscos de vino de Antequera. Yo me apunté este, que es donde compré los que me traje para las próximas navidades. Está en la Plaza de las Descalzas. 
  • Lleva calzado cómodo y algo de ropa de abrigo si vas a subir al Torcal de Antequera, ya que vas a una altitud de 1.200 metros y se nota la diferencia con el pueblo. Además el tiempo es muy cambiante allí arriba. 
  • Apúntate a una visita guiada de la ciudad para descubrir los secretos de Antequera, no son nada caras (desde 10€ / noviembre 2021), o haz la visita al Torcal y a los Dólmenes incluso con el transporte incluido por no mucho más. Sólo ten en cuenta que estas visitas suelen hacerse en sábado, no en domingo. Puedes reservarla aquí.
  • Pásate por la Oficina de Turismo de Antequera (junto a la Plaza del Coso Viejo) o consulta su web aquí.

En resumen, hay mucha tela que cortar y que ver en Antequera, así que resérvate un fin de semana y lánzate a explorar todos sus encantos sin ningún pudor 😉

Te puede interesar…

Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión con la que me ayudas a mantener este blog, y en ningún caso tú pagarás más.

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí