patios de córdoba con muchas macetas con flores rojas y rosas y puerta de madera oscura con pequeño farol encendido

Los patios ventilan y dan luz a la casa. Son una perfecta adaptación a los climas calurosos y secos, y esto lo sabemos desde los tiempos de los romanos. Los árabes entendieron que si añadían vegetación, el frescor sería mayor. En Córdoba los patios siguieron funcionando como toda la vida (en el sentido más literal de la expresión) hasta los años 80 del siglo XX. Eran el lugar de convivencia para las familias de la casa. Casas que estaban divididas en apartamentos y podían albergar hasta 60 personas o más. Por todo esto, se decidió declarar a los patios de Córdoba Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en el año 2012. 

En la Plaza de Manuel Garrido Moreno hay una escultura homenaje a los Patios. En ella se ve a un abuelo alcanzando una maceta a un niño que a su vez está subido a una escalera. Es un símbolo de la transmisión del conocimiento entre generaciones

estatua de los patios de córdoba con un abuelo y su nieto

Los Patios de Córdoba son muchos, pero es el barrio del Alcázar Viejo o de San Basilio donde podrás encontrar los mejores, y visitables

El siglo XII fue el siglo de la decadencia de Córdoba. Años convulsos con guerras y enfrentamientos entre los distintos ejércitos musulmanes y cristianos. El Alcázar pasó a ser Alcazaba, un barrio residencial muy importante contra los asedios, pues estaba en un extremo de la ciudad, protegido de la entrada de las tropas enemigas. Aquí vivía la población que proveía a la ciudad -y a la tropas- de alimentos y otros bienes necesarios para resistir en esos asedios. No quiero imaginar cómo sería vivir encerrados con el enemigo a las puertas, la verdad.  

Hoy en día es un barrio pequeño, reflejo de la funcionalidad de antaño. Con sólo tres calles, el Barrio del Alcázar Viejo sigue estando completamente amurallado, y por eso se ha mantenido la casa típica cordobesa sin mayores alteraciones. No me entiendas mal. Las casas de San Basilio no son medievales, porque esas no sobrevivieron al paso del tiempo. Son de los siglos XVI y XVII, pero el concepto de los patios se quedó allí para siempre, o hasta ahora.  

calle del barrio de san blas de Córdoba con casas pintadas de blanco y suelo empedrado

Fue en esos siglos Córdoba se recuperó más o menos de los avatares históricos, y sobre todo cuando empezaron a llegar las fortunas de América. Entonces, como siempre, las casas se organizaron en torno a un patio central, de manera similar a las domus romanas y las posteriores casas musulmanas. Patios que son algo visibles desde el exterior gracias al paso del zaguán y el enrejado que los separan de la calle.

¿Por qué darles visibilidad desde la calle? Porque era una forma de mostrar (y demostrar) la riqueza de la casa, pero sin permitir que la gente entrase como Pedro por su casa. 

La Fiesta de los Patios de Córdoba y su Concurso

En el año 2021 se cumplen 100 años del Concurso de Patios, Balcones y Escaparates. Este concurso empezó siendo una fiesta popular para los vecinos y poco más. De hecho tuvo poco éxito en su primera convocatoria (hecha por el alcalde de entonces), en 1921… y el concurso se vio interrumpido en varias ocasiones. 

rincón de uno de los patios de córdoba con silla de paja pequeña y muchas macetas

Después de la Guerra Civil y habiendo superado los primeros años de posguerra, el concurso volvió. Esta vez se lo curraron más. Se definieron criterios de valoración para que el jurado emitiera su veredicto: arquitectura, decoración y tipismo. Y poco a poco se fue incrementando la cuantía de los premios, a fin de que fueran atractivos para los concursantes.

¿Qué se quería conseguir con el concurso de Patios? Pues ni más ni menos que construir un atractivo turístico con el que revitalizar la economía de Córdoba. Una idea bastante moderna de las cosas.

macetas y arriates de flores y plantas en uno de los patios de córdoba

En la actualidad hay mucho de eso, pero también de premiar el trabajo y esfuerzo que supone mantener estos lugares, poniendo en valor la conservación de la tradición y el recuerdo de la vida que siempre hubo en ellos. Vecinos charlando, bebiendo y comiendo, celebrando fiestas y duelos. Todos juntos, para bien y para mal.

propietario de un patio junto a una mesita con mantel blanco bordado y rodeado de macetas con plantas visitar córdoba

Algunos datos sobre el concurso: 

  • Los patios que pueden concursar deben ser casas habitadas y no alojamientos puros y duros, o negocios de otro tipo (restaurantes, tiendas…). 
  • Tienen que estar cuidados todo el año, aunque dicen las malas lenguas que algunos refuerzan el número de macetas floridas unas semanas antes de que empiece la competición. 
  • Hay dos categorías principales: 
    • Patios de Arquitectura Antigua: son las casas que tienen más de 100 años y se mantienen con la misma estructura desde entonces.
    • Patios de Arquitectura Moderna: son las casas que tienen menos de 100 años, o si tienen más, han hecho reformas importantes en su estructura y distribución. 
  • El número máximo de patios a concurso es de 50, y hay 8 premios por categoría. 
  • Como ya he dicho, con los años se han ido aumentando los premios, y también las categorías. Una forma de motivar a los propietarios a que abran sus casas al público y muestren el gran trabajo realizado. 
  • El concurso tiene un horario que abarca buena parte del día, lo que implica más trabajo aún para los propietarios. 
maceta con flores rosas anclada en una pared blanca

Cuando la Unesco los declaró Patrimonio Cultural de la Humanidad, todo cambió 

En las fechas del concurso, que es en la primera quincena de Mayo, Córdoba se llena de turistas ávidos por entrar en estos pequeños espacios abarrotados, literalmente, de flores. Para que te hagas  una idea, hoy en día lo visitan un millón y medio de personas.

Una barbaridad de gente que da lugar a todo tipo de anécdotas, incluidas las de los desaprensivos que se empeñan en llevarse un “recuerdo” en forma de flor. ¡Es tan increíble como cierto! ¡Espero que no se te ocurra hacer nada de eso si decides ir! Recuerda que son casas privadas. No toques los objetos ni las plantas y muestra respeto.

patio con arco que da paso al zaguán con cuadros en la pared y muchas macetas con plantas aromáticas y flores

Aunque  la visita es gratuita durante el concurso, puedes visitar hasta seis de esas casas durante el resto del año pagando una entrada de 5€. Una vez adquirida junto a la primera casa, que se apoya en la muralla, sólo tendrás que ir llamando a cada puerta en caso de que no coincidas con otros visitantes. 

Aunque puedes hacerlo por tu cuenta, te recomiendo que visites los patios de San Basilio con un guía. Te dará mucha más información y será la conexión perfecta para charlar con los propietarios, que son un encanto. Puedes reservar el tour que hice yo misma aquí

Los Patios de Córdoba hoy en día

Los vecinos compartían el pozo de agua, la minúscula cocina, la también minúscula letrina y el lavadero. Varias decenas de personas para una letrina, un lavadero, y una cocina.

Los patios de Córdoba son, pues, un ejemplo perfecto de vida comunitaria y de convivencia. Hoy las casas están mejor acondicionadas, claro está, y esos lavaderos, pozos y letrinas son rincones más museísticos que otra cosa.

cocina antigua de uno de los patios de córdoba es una pequeña habitación con cacharros de cobre en las paredes
Cocina de un patio de Córdoba
antigua letrina que es una plataforma de madera con un agujero y un orinal de cerámica al lado y varias macetas con flores
Antigua letrina

La media de macetas que cuelgan de sus paredes (verdaderos jardines verticales) y se extienden por el suelo es de 600 o 700 por patio. Alguno tiene más de 1.000 en las fechas del concurso.

Ello exige un mínimo de dos horas diarias de riego, pero como supongo que sabes, cuidar una planta no sólo es regarla. Hay que podar, abonar, quitar hojas y flores secas si quieres que luzcan bonitas, y replantar en la época que toca. Multiplica ahora todo eso por el número de macetas y te darás cuenta de que es algo “muy sacrificado” como nos contó Juan, uno de los propietarios.

escalera llena de macetas con flores de pascua roja sy otras flores rosas y debajo de la escalera el pozo y unos gnomos
patio con suelo empedrado y escalera en el centro que lleva a un balcón lleno de macetas con flores

Para el riego de estos jardines verticales hay un par de sistemas caseros pero eficientes, que mejor dejo que los descubras estando allí.

En el terreno de las flores predominan los geranios y gitanillas (geranio que cae en cascada), y según la época la variedad es más o menos amplia. Se intenta tener flores de temporada, como las flores de Pascua, Cresta de Gallo y la Burundanga que pude contemplar en mi visita de mediados de diciembre. 

Si prefieres las flores de primavera pero no te quieres encontrar con el gentío y las largas colas que se forman en las fechas del concurso, te animo a que vayas en Abril o unos días después del concurso. 

El Barrio del Alcázar Viejo no es el único lugar donde hay patios. En las calles de la Judería, junto a la Mezquita, tienes varios ejemplos. Son más sobrios, más elegantes, más señoriales… y más sosos para mi gusto, pero en gustos no hay nada escrito, como decimos por aquí 😉

uno de los patios de córdoba con fuente en el centro en forma de estrella con azulejos árabes en la base y plantas verdes

Aquí tienes otros posts de Andalucía

Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión con la que me ayudas a mantener este blog, y en ningún caso tú pagarás más.


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí