templo de segesta

Agrigento me dejó muy buen sabor de boca, pero el yacimiento de Segesta me gustó más, a pesar de ser más modesto, o quizá por eso mismo.
Quizá porque un gran templo en medio de los campos, solitario, sin ninguna otra construcción alrededor, es como una fantasía de misterio. Una huella de la historia que sigue ahí, en pie, y que además es preciosa… 

yacimiento de Segesta

Cómo ir al yacimiento de Segesta en transporte público

Para ir a Segesta en transporte público desde Palermo, la mejor opción (o casi la única) es el tren que se dirige a Trápani.

Hay un apeadero que se llama “Segesta Tempi” y que se halla a 1 km o algo más del parque arqueológico. Podéis preguntar en el bar-restaurante que ocupa dicho apeadero.

No hay pueblos a la vista, pero el camino por el arcén de la carretera es bastante sencillo. Si vais en verano, llevad agua porque no hay sombras!.

Antes de salir, preguntad en la estación de Palermo por los horarios de ida y vuelta, porque no todos los trenes paran aquí. Yo lo hice el día anterior y así cogí el tren de las 8.30 a.m. y volví en el de las 15.45 h.

Creo que el siguiente y último era a las 17 o 17.30 h. El trayecto son unas dos horas de camino (ida y lo mismo para la vuelta).

En el apeadero de Segesta no hay ni siquiera máquina para validar los billetes, así que comprad el de vuelta también en Palermo antes de salir. Además, nada más subir al tren, buscad al revisor y pedidle que os valide el billete para no tener problemas.
Yo me llevé un panini, pero tanto en el parque arqueológico como en la estación podréis comer algo (a precio elevado, eso sí).

yacimiento de Segesta

¿Segesta es un templo griego? No

Segesta fue un importante asentamiento de los élimos, pueblo indígena de Sicilia del que se conoce muy poco. Habitaron la parte occidental de la isla desde la Edad de Bronce y llegaron a ser  contemporáneos de los Helenos.

Los griegos decían que eran descendientes de los troyanos.

Más aún, Tucídides decía que sus antepasados eran refugiados de Troya. Virgilio decía que habían llegado a Sicilia conducidos por el héroe Acestes.

yacimiento de Segesta

yacimiento de Segesta

El templo principal de Segesta

El templo principal de la ciudad, a diferencia del resto de construcciones, ha llegado casi intacto a nuestros días.

Situado estratégicamente en lo alto del monte Barbaro. Está datado a mediados del s. V a.C. y es también de estilo dórico, como los templos de Agrigento.

yacimiento de Segesta

36 magníficas columnas se alzan aún hacia el cielo, labradas en esa piedra porosa característica de la isla.

No se sabe a qué divinidad podía estar dedicado, e incluso se piensa que la obra quedó a medias por los conflictos de la época con Selinunte.

yacimiento de Segesta

Yo iba además ilusionada porque me habían dicho que el templo puede visitarse por dentro, a diferencia de la gran mayoría de templos de estas características.

De hecho, unas españolas que conocí en Agrigento un par de días antes me habían asegurado que sí.

Pero no, no el día que yo estuve, una lástima, no sé de qué depende.

Es una tontería porque lo ves de muy cerca, pero quería ver la perspectiva desde dentro, y pisar con mis pies un lugar así, que tiene algo o mucho de mítico…

yacimiento de Segesta

Justo al lado del templo se abre un cañón de piedra caliza con el río que lo ha horadado…

yacimiento de Segesta

La antigua ciudad de Segesta

A unos 2 km., en una colina situada casi enfrente, se hallan los restos de la ciudad, o debería decir las ciudades.

yacimiento de Segesta

yacimiento de Segesta

…y el teatro, del s. III a. C., situado “frente al mar” (aunque el mar está a cierta distancia y si hay calima ni se aprecia).
Subir hasta allí, también sin sombras en las que cobijarse, puede ser incluso “dramático” en pleno verano, je, je.

Pero tenéis que saber que en la taquilla-tienda de recuerdos donde se compran las entradas para el complejo arqueológico, venden también los tickets de un servicio de autobuses específico para subir allí.

No me lo pensé. Luego sí, bajé andando, y está muy bien hacerlo porque es en esta bajada cuando se puede disfrutar de la panorámica del gran templo :).

El teatro también es muy bonito, con 20 gradas aún en buenas condiciones, prácticamente excavadas en la roca.

Tuve la “suerte” de que ése día unos jóvenes alemanes había decidido actuar cantando canciones de ópera y más tarde éxitos lacrimógenos y… en fin, no me hicieron muy cómoda la estancia y las fotos.

Bueno, de frikies que “ocupan” e imponen su presencia a los demás en lugares como éstos, está lleno el mundo. Sin acritud, eh? (ironía). Vamos a dejarlo ahí.

yacimiento de Segesta

yacimiento de Segesta

yacimiento de Segesta

yacimiento de Segesta

yacimiento de Segesta

Justo al lado hay también unas ruinas de un castillo normando, desde donde se ven unas estupendas panorámicas de los campos de alrededor. Aunque el teatro casi no se ve porque está construido en la ladera opuesta del monte.

Por aquí me encontré de nuevo sola y con las lagartijas de brillantes verdes como única compañía 🙂

yacimiento de Segesta

yacimiento de Segesta

yacimiento de Segesta

Y no dejé de pensar

¿Qué ocurrió, qué pudo pasar que  todo el mundo se fue lejos de aquí, dejando sólo los campos de labor y algunas villas aisladas?


 

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí