iglesia san giovanni degli eremite palermo

Las iglesias y mercados de Palermo son dos elementos inevitables vayas por donde vayas en esta ciudad, y creéme si te digo que no debes perderte ninguno de los que te ofrezca el camino. Ellas, las iglesias, porque son muy distintas unas de otras. Ellos, los mercados, porque también tienen sus ritmos y ambientes distintos según la hora del día ¿Me acompañas? 😊


Las iglesias y mercados de Palermo

Palermo está lleno de iglesias, ya lo he dicho. Mira que yo no soy muy de entrar a todas las que se me ponen delante, pero resulta que aquí la mayoría son impresionantes. De hecho, a medida que pasaban los días yo lo tenía cada vez más claro: ¿está abierta esa iglesia? ¡adentro! Se convirtió casi en una adicción, esperando lo que pasaba en muchas ocasiones: sorprenderme con un diseño distinto, especial…

iglesia entre edificios viejos

Hay una que parece un teatro, otras que son como un decorado de peli de miedo, otras muy antiguas. Aquí te traigo un par de ejemplos, seguidas de un par de mercados, pero hay más.

interior de iglesia que parece un teatro

No te olvides de viajar con un buen seguro de viajes. Yo te recomiendo IATI porque son los que más cobertura dan, con mejor precio, y su servicio es muy bueno. ¡¡Y tienes un 5% de descuento desde aquí!! Haz click en la foto! 👇👇👇

banner IATI escapadas en Los viajes de Ali

Chiesa San Giovanni degli Eremite

Prácticamente a la vuelta de la esquina del Palazzo dei Normanni, encontrarás la Iglesia San Giovanni degli Eremite, que es muy fácil de identificar.

En efecto, sus tres cúpulas rojas se adivinan una vez rodeas el Palazzo desde el acceso principal. Luego sólo queda mezclarte con el tráfico rodado  ya que las aceras son minúsculas, y buscar la entrada. No confundir con la iglesia que está a continuación.

iglesia árabe con cúpulas rojas de Palermo

En realidad la entrada está modestamente señalada por un cartelito que apunta a lo que es un callejón sin salida. Se entra por una minúscula puerta al jardín que la rodea, después de pagar la «módica» cantidad de 6 € (año 2012). Reconozco que el precio de la entrada me hizo dudar de si merecería la pena este rincón, pero afortunadamente decidí pagar.

Me encontré con un lugar de paz, serenidad y belleza... aunque sigo pensando que la entrada es un poco cara.

jardín árabe con naranjo iglesias y mercados de palermo
El jardín de la iglesia de San Giovanni degli Eremite

La iglesia

La iglesia fue levantada  sobre una antigua mezquita por orden de Roger II. Las cúpulas rojas de estilo árabe la delatan, y en realidad aún quedan restos de la mezquita en el interior. Más allá de esto, el interior es diáfano y con pocos detalles que distraigan de su arquitectura.

bódevas y ventanas con arcos iglesias y mercados de palermo

Los jardines

Los jardines de esta iglesia se distribuyen en varios niveles con especies vegetales mediterráneas y tropicales. Invitan a sentarse y contemplar el conjunto todo lo que quieras. Más o menos en el centro hay un pequeño claustro del siglo XIII muy bonito.

claustro antiguo de la iglesia San Giovanni degli Eremite de Palermo
Claustro de San Giovanni degli Eremite

Una vez más, el lugar estaba prácticamente vacío de visitantes, así que pude ir y venir a mi antojo, con total tranquilidad, saboreando las vistas y ángulos del sitio.

columnas de claustro iglesias y mercados de palermo

Al salir, completamente relajada y no sé por qué, contenta por dentro, decidí tirar por la primera callejuela que vi. Estaba un poco vacía de gente, aunque salían voces y música alta de los balcones. Balcones llenos de ropa tendida, como en las películas italianas que tan bien retratan el día a día de sus ciudades.

cúpula de iglesia al fondo de calle llena de balcones con ropa tendida

El mercado de Ballaró

Y de repente desemboqué en un mercado callejero. Era el mercado de Ballaró, uno de los mercados populares de Palermo.

Con carácter de zoco, los vendedores gritan alegremente sus mercancías. Carne, pescado, verduras, artículos para el hogar, ropa, calzado, comida para llevar.

puesto de frutas iglesias y mercados de palermo

Me llamó mucho la atención la gran cantidad de inmigrantes, en su mayoría africanos y asiáticos (hindúes y pakistaníes) que pululaban por el mismo, comprando o incluso haciéndose cargo de los puestos de venta.

También me «quedé nota» con el hecho de que todos los puestos tuvieran varias lámparas -de bajo consumo eso sí-, encendidas en pleno día.

puesto de pescado con señor cortando un gran salmón iglesias y mercados de palermo
iglesias y mercados de Palermo
señor con gorra de pana en puesto de coliflores iglesias y mercados de palermo

Iglesia de San Domenico

Después de dar unas vueltas por las calles de Ballaró, seguí caminando y de nuevo salí a Vitorio Emanuele y Vía Roma, desde donde subí a la iglesia de San Domenico. Esta es la iglesia más grande de Palermo. Dicen que puede albergar a unos 8.000 fieles, ahí es ná!!

No pude entrar en esta ocasión, pero sí lo hice un par de días más tarde, justo antes de la misa, y es realmente grande!!

campanario con luna en el cielo iglesias y mercados de Palermo

Me llamó mucho la atención el altar, con una gran tela pintada de fondo, y las lámparas artísticamente dispuestas. Era como un decorado gótico, o barroco, de películas de vampiros. Al menos eso me pareció a mi, je, je.

interior iglesia barroca con columnas de mármol iglesias y mercados de palermo
altar de iglesia barroca con 7 lámparas dispuestas en forma de pirámide iglesias y mercados de palermo
tumba con esculturas de mármol iglesias y mercados de palermo

Otra cosa que me dejó pasmada fue ver cómo los feligreses que andaban por allí iban a uno de esos confesionarios de madera típicos de las iglesias,  donde un cura esperaba pacientemente a sus «clientes».

Intenté hacer una foto discretamente, pero no lo conseguí desde la distancia y sin luz. Por respeto no iba a acercarme, así que lo dejé. Me pareció una escena de hace siglos, o de la España de los años 60, aunque también he visto algo similar en la Basílica del Pilar de Zaragoza hace no tantos años.

El caso es que el cura tardaba no más de un par de minutos en despachar a cada fiel y enseguida llegaba otro a arrodillarse. No guardaban cola pero debían conocer sus turnos.

Y eran hombres y mujeres bastante jóvenes, entre 35 y 60 años. No sé si iban más bien en busca de una bendición rápida, o tenían poco que contar, je, je, pero desde luego clientes no faltaban!

cristo con velas alrededor iglesias y mercados de palermo

El mercado de La Vucciria ¿paramos a comer?

Ése día decidí comer pasta y opté por un restaurante tranquilo con terraza en una callejuela, en plena zona de La Vucciria. En esa misma calle se extiende uno de los mercados más famosos de Palermo, y por tanto con más turistas.

señor que vende sartenes durmiendo la siesta iglesias y mercados de palermo
Momento siesta en La Vucciria
Botella de birra moretti gastronomía siciliana

De hecho, el restaurante que elegí llamaba así, la Vucciria. Me recibió una mujer muy simpática y acogedora que se despedía de todos los clientes con besos. Los espaguetti a la marinera estaban muy buenos… y la birra Moretti con que los acompañé, también 😉

Una vez repuestas las fuerzas, fui andando, esta vez en dirección contraria, hacia el Teatro Real. Allí me encontré con un espectáculo de ballet en la calle justo delante del Teatro. No sé si tenía carácter reivindicativo o era sólo una performance de estudiantes de ballet, pero la verdad es que fue muy chulo.

De paso pude observar el gusto de los palermitanos por este tipo de cosas, ya que prácticamente todo el público allí congregado eran locales. Por cierto, una de las piezas musicales era un conocido bolero cantado en español…

bailarines haciendo performance en la calle iglesias y mercados de palermo

Caía la tarde, así que me bajé al puerto de La Cala, a despedir el día entre iglesias y mercados de Palermo 🙂

puesta de sol con campanario de iglesia entre postes de barcos iglesias y mercados de palermo

Más posts de Sicilia


Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión con la que me ayudas a mantener este blog, y en ningún caso tú pagarás más.


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí