mosaicos del palazzo normandi en palermo

Llevo en España menos de una semana desde mi regreso de Sicilia, y no logro desprenderme de las sensaciones, vivencias e imágenes que esta isla grabó en mi. Tan sólo estuve una semana. No recorrí ni mucho menos toda la isla puesto que decidí tomarme las cosas con tranquilidad. Viajar en transporte público y centrarme en Palermo y «alrededores», con una excepción: cruzar a la costa opuesta para no perderme las ruinas arqueológicas de Agrigento. Estas son mis impresiones de Sicilia. 

Mientras voy editando los cientos de fotos que he traído, como testigo de ese «paseo» tan placentero, no me resisto a escribir las impresiones de Sicilia que me rondan en la cabeza. Son una mezcla de todo. Como la isla en sí misma.

Una de las grandes impresiones de Sicilia es que es una isla mestiza

puerta de santa maría de la catena al atardecer palermo impresiones de sicilia

Trabajada a lo largo de los siglos por un montón de pueblos, eras y culturas. Fenicios, griegos, romanos, árabes, normandos, españoles, italianos. Y hoy en día hindúes, pakistaníes, africanos subsaharianos y norteafricanos.

Es un mestizaje que se palpa en cada esquina

cerámica con flores en tonos azules en calle de cefalú impresiones de sicilia

En cada iglesia, en cada monumento

interior de iglesia que parece un teatro impresiones de sicilia

En los platos de su exquisita gastronomía, de sabores aromáticos y aromas sabrosos

cuscus de pescado en érice impresiones de sicilia

Es la cantidad de gestos que sus habitantes utilizan para hablar con lo suyos o con los extranjeros 

hombres jugando a los chinos impresiones de sicilia

Y se ve en la actividad artesana y comercial que aún se observa en muchos lugares como los mercados-zocos de Palermo 

puesto de frutas impresiones de sicilia

En la paciencia y la relativa calma con la que afrontan los pequeños problemas del día a día. Un autobús que se retrasa o se estropea. Un coche que se queda parado en medio del tráfico.

esquina barroca de los cuatro canti en palermo

El mestizaje de Sicilia está en los ojos árabes, verdes, azules, negros, que desfilan ante nuestra mirada.
Y en el arte que se amalgama y superpone constantemente. Árabe, bizantino, gótico catalán, barroco, románico, griego, élimo.

cúpula con andamios y estatua en primer plano impresiones de sicilia
templo del yacimiento de segesta con flores amarillas en primer plano

Sicilia es Mediterráneo

Con todas las letras, y esto se ve en la sonrisa pronta y la amabilidad de la gente. En el volumen de sus voces, en la música que sale de las casas e inunda las calles y callejones. También en las conversaciones entre vecinas de balcón a balcón, en la quietud del mediodía, en los azules del mar, en las ropas tendidas en los balcones…

cúpula de iglesia al fondo de calle llena de balcones con ropa tendida

Por todo esto quizá me sentí bien acogida desde el principio. A pesar de que no hablo italiano y mucho menos el dialecto siciliano.
Por eso quizá me sentí fascinada desde el principio hasta el final.

Y por eso quizá, a pesar de haber sido una estancia de 7 días escasos, me he quedado prendada de esta tierra. Me quedo con las ganas de volver una y otra vez.

Si quieres leer más sobre Sicilia, no te pierdas estos posts:


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí