ruinas de agrigento

Os presento a la antigua Akragas, ciudad muy importante en la antiguedad, fundada por los griegos, cuna del filósofo Empédocles y posteriormente del escritor y dramaturgo Luigi Pirandello, Premio Nobel de Literatura en 1934. También conocida como Agrigento.

Agrigento, uno de los mejores yacimientos arqueológicos de Sicilia

Llegar a Agrigento en transporte público es fácil.

Yo fui en tren desde Palermo. 

Una vez allí, justo enfrente de la estación de tren de Agrigento se coge el bus que tiene una parada en la entrada del Valle de los Templos, en la carretera.
Sólo tenéis que comprar el billete de bus en el bar de la estación del tren, en el apartado de “estanco”. En los autobuses no se paga, siempre hay que comprar el billete antes de subir, en quioscos y estancos.

Luego, el conductor os indicará amablemente dónde os tenéis que bajar. Y para volver, lo mismo, esperar a que pase el bus (cada 20 ó 25 minutos).

columnas templo de agrigento

El Valle de los Templos de Agrigento… con este nombre, sólo puede darnos satisfacciones 😉

Agrigento fue toda una sorpresa, a pesar de ser uno de los lugares de los que más había leído/visto fotos. A pesar de que el día tenía una luz un poco rara, con nubes blancas y ése “resol” tan molesto para la vista…

estatua de bronce delante del templo de agrigento

El poeta Píndaro la definió como “la ciudad más bella de los mortales”

Quizá exageraba, pero la verdad es que tanto su emplazamiento como lo que podemos imaginarnos a partir de lo que queda, es precioso.

vista del paseo principal de agrigento con templo tipo partenón al fondo

Pasear entre templos y restos de ciudades de la antigüedad siempre me ha fascinado. Quizá porque me da la posibilidad de imaginar cómo sería, o sencillamente de maravillarme sobre el hecho de poder ver aún, en pie, algo de aquéllos tiempos.

templo de la concordia de Agrigento

Templo de la Concordia, mediados s. V a. C. con 34 columnas. Debe su nombre a una inscripción latina encontrada en las cercanías, pero no se tiene claro a quién estaba dedicado. En su interior se edificó una iglesia en el s. VI d.C.

El centro arqueológico más importante de Sicilia

Hoy en día se conserva sobre todo el Valle dei Templi o Valle de los Templos, que es Patrimonio de la Humanidad desde 1997.
Templos construidos con la piedra rojiza y porosa de la zona, piedra ya trabajada por los vientos, lluvias y soles de los siglos.
Espléndidos templos griegos de puro estilo dórico, magníficos.

Y todo ello en un entorno absolutamente Mediterráneo, rodeados de almendros y olivos, presidiendo una llanura de cultivos verdes que dan paso al mar. 

templo de Agrigento con columnas y escaleras alrededor

Templo de Hera Lacinia. De sus 34 columnas originales, quedan 25 en pie. Hera era la diosa del hogar, la que mantenía el fuego encendido, fuego que daba calor (“hogareño”) y permitía hacer la comida.

La zona arqueológica está dividida por la carretera (¡¡!!), pero comprando la entrada en uno de los lados, hay unos modernos tornos por los que pasaréis, tanto en un lado como en el otro.

5 columnas dóricas de un templo de agrigento

Como decía antes, si cerramos los ojos y le echamos imaginación, podemos ver los carros circulando por la avenida principal, las gentes haciendo sus plegarias a los dioses, y qué sé yo cuántas escenas más de la vida cotidiana y no tan cotidiana.

Y entre templo y templo, encontraréis una necrópolis paleocristiana excavada en la roca. Murallas de no sé bien qué época y olivos milenarios (¿acaso estaban ya allí cuando los griegos?)…

agrigento

Entrando en detalle sobre qué puedes ver en Agrigento

En uno de sus extremos está el templo de Cástor y Pólux, del que sólo quedan en pie 4 columnas (son el símbolo de la ciudad de Agrigento).

coloso de piedra tumbado en las ruinas de agrigento

Sin embargo, fue la zona que más me gustó de todo el parque. Quizá por el camino que hay que seguir hasta allí, entre bosquecillos de olivos y un suelo cubierto de piedras de las antiguas construcciones.

O quizá por unas construcciones circulares que hay junto al templo y que se parecen a grandes ruedas de molino. Resulta que eran parte de santuarios dedicados a Deméter (diosa de la agricultura, una de mis preferidas) y Perséfone.

la esquina del templo de agrigento con ciudad moderna al fondo

esquina de templo en agrigento con 4 columnas

piedras de ruinas entre olivos agrigento

La moderna Agrigento

Queda justo enfrente y en un nivel superior. Allí se fueron yendo los habitantes de la antigua Agrigento en el s. IX, durante el dominio árabe. Construyeron otra ciudad de intrincadas callejuelas que mucho más adelante fue bombardeada en la Segunda Guerra Mundial.
ventanas de casas antiguas de agrigento

callejón de ciudad de agrigento
Después de aquello la ciudad resurgió una vez más, pero en forma de bloques de hormigón. Algo queda sin embargo de aquella otra antigua Agrigento, por eso decidí darme una vuelta antes de coger el tren de vuelta. Cierto es que eran las 16 h. y no había ni Dios por las calles.

dos contenedores rebosando de basura en agrigento

La recogida de basuras no es el fuerte de Sicilia. Esta escena se repite en Palermo y en todas las localidades en las que estuve.


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí