mercado de tourou camerun

Seguimos nuestro periplo por los pueblos montañeses, yendo al mercado de Tourou, a 50 km de Mokolo. Aquí reina el pueblo de la etnia hidé, agricultores de mijo, cacahuete y algodón como sus vecinos mafa.

El paisaje sigue siendo verde y salpicado de acacias que aparecen totalmente secas. Estas acacias son los árboles que avisan del cambio de estación, porque echan la hoja cuando empieza la época seca, y la tiran cuando vienen las lluvias. Una buena alerta natural para los agricultores… la naturaleza no deja de sorprenderme!

mercado de Tourou

Observando Nigeria desde la barrera

Antes de llegar allí hacemos una parada y “pisamos terreno nigeriano” (el borde izquierdo de la pista). Ante nuestros ojos se despliega un gran valle verde, perteneciente al país vecino. Las fronteras caprichosas de este mundo, África a la cabeza.

mercado de Tourou

El mercado de Tourou

A este mercado semanal que se celebra los jueves vienen los gudur, una etnia procedente del lado nigeriano de los montes Mandara.

De hecho, las mujeres gudur llevan calabazas como sombrero, y algunas (sobre todo las mayores), un piercing en la nariz consistente en un clavo de hierro bastante largo.

Las calabazas son pirograbadas y después teñidas de rojo en la mayoría de los casos, con dibujos geométricos muy vistosos y bonitos. Por lo visto, las utilizan para protegerse del sol y por motivos estéticos.

mercado de Tourou

mercado de Tourou

Para explorar mejor el mercado, hay que dispersarse y tratar de ser lo más discretos posible

No cometemos el error del día anterior y nos dispersamos por el mercado. Somos los únicos extranjeros y yendo de uno en uno, o de dos en dos, la gente pasa bastante de nosotros.

A un lado encontramos las cabañitas de techo bajo donde -sobre todo los hombres- se reúnen a beber bil-bil, la cerveza de mijo recién fermentada. No les gusta un pelo que hagamos fotos, ojo!

En otra zona, la gente come alrededor de los puestos de pescado y buñuelos…
Más allá, descubrimos que se vende mijo, maíz, alubias de varios tipos, arroz.
También hay piezas de recambio para motos, linternas, bolígrafos y demás objetos cotidianos, así como piedras de cal que nos dice el vendedor que es para la acidez de estómago (toma ya!).

mercado de Tourou

mercado de Tourou

mercado de Tourou

Me llama mucho la atención que los bebés vayan con la cabecita tapada con gorros de lana.

Hace un calor tremendo, así que resulta más que curioso.

Cuando volví a casa, mostrando las fotos a mi familia, mi madre me dijo que esto también se hacía en España cuando ella era pequeña (hablamos de hace algo más de 50 años), tanto en invierno como en verano. Al menos en las zonas rurales.

Básicamente se trata de que los bebés no se constipen, ya que es muy probable que un resfriado acabe en pulmonía o neumonía, y de ahí a la tumba.

Me cuadra, aquí la supervivencia infantil es bastante baja. La barrera de “seguridad” es que lleguen a cumplir los 3 años de edad.

mercado de Tourou

La verdad es que lo mejor en estos lugares es dar una buena vuelta, y después tratar de encontrar un sitio donde sentarte (mejor si es a la sombra) y observar, simplemente, las escenas que transcurren delante de ti.

mercado de Tourou

mercado de Tourou

Conversaciones y chismorreos, risas, saludos, negociaciones, regateos, incluso discusiones y peleas.

Todo un universo de relaciones, costumbres, ritos.

mercado de Tourou

mercado de Tourou

mercado de Tourou

mercado de Tourou

mercado de Tourou

mercado de Tourou

Las famosas calabazas-sombrero, también se pueden comprar como souvenir

Ah! También hay un puesto de calabazas-sombrero dispuesto precisamente para los pocos turistas que circulamos por allí, ya que este mercado se ha hecho famoso por este atractivo.

mercado de Tourou

Por supuesto, después de un rato de regateo, nos llevamos uno de estos souvenirs… son irresistibles 🙂
La vendedora las frota con un trapo empapado en ¿gasolina? para que brillen. Nos dice que es aceite, pero apesta a gasolina!

En fin, toca envolverlas bien, y os diré que aun hoy en día, varios años después, sigue estando pringosa.

mercado de Tourou

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí