ruta de 1 día en el valle del lozoya cascada del purgatorio

Reconozco que no conozco bien la sierra de Madrid. En casa del herrero, cuchillo de palo, pero de vez en cuando trato de ponerle remedio. Para que tú también vayas conociendo los tesoros de la Comunidad Autónoma de Madrid, hoy voy a hablar de esta ruta en el Valle de Lozoya cuyo gran objetivo es llegar a las Cascadas del Purgatorio.

Con motivo del quinto aniversario de la asociación Madrid Travel Bloggers a la que pertenezco, decidimos marcarnos un día de campo y picnic.

Es primavera, el campo está precioso, aún no hace calor, ni frío. Los días son más largos y por tanto muy aprovechables. Es el tiempo perfecto para andar, mover las piernas, y conocer rincones como estos.

Ruta de 1 día en el Valle de Lozoya

La propuesta se le ocurrió a Pablo Strubell, uno de mis compañeros de la asociación y parte de Un gran viaje. El objetivo era subir a las Cascadas del Purgatorio. Enseguida llamó mi atención este nombre tan dramático que seguramente escondía algo bonito.

También quisimos incorporar alguna actividad más allá de la caminata… los bloggers de viaje somos muy activos, je, je. El caso es que había una posibilidad bien cerca: visitar el Valle de los Neandertales. Otro nombre que enseguida llamó poderosamente mi atención.

Decidimos empezar el día en este segundo, siendo la primera visita a las 10.30 h. Así tendríamos tiempo de hacer el viaje desde Madrid y luego no haríamos la caminata con la presión de tener que ir a hacer esta actividad. Reconozco que eso de empezar a andar montaña arriba a mediodía me chirriaba un poco, pero era la mejor solución «táctica».

Parque Arqueológico de El Valle de los Neandertales en Pinilla del Valle

Pinilla del Valle se sitúa en el Valle Alto del río Lozoya, asomándose al Embalse de Pinilla. El lugar es sencillamente precioso.

Las montañas a un lado, quizá con algún resto de nieve, el embalse que termina en el río Lozoya que cruza un puente de camino al yacimiento, prados, bosques, playas en el embalse donde se levantan olas con el viento… De verdad, precioso!

embalse de pinilla con montañas al fondo con algo de nieve en las cumbres
río lozoya con montañas al fondo y vegetación verde

Nuestro guía, paleontólogo, nos va contando ya muchas cosas mientras vamos hacia el yacimiento. La charla es un no parar de información y al mismo tiempo es muy amena, así que todos vamos pendientes de sus palabras.

cartel del valle de los neandertales con dibujo de un cráneo en la ruta de 1 día en el valle del lozoya

Paleontólogos de la Universidad Complutense de Madrid encontraron en el año 1979 un primer yacimiento: la Cueva del Camino. Se excavó durante los años 80 y después de un parón por falta de fondos, los científicos volvieron. Fue a partir del año 2002 cuando aparecieron otros tres yacimientos.

Parece mentira, pero este entorno fue en su día una sabana. Como las que hay ahora en África. Aquí habitaban hienas, leones, elefantes, rinocerontes, además de otras especies algo más comunes en Europa como caballos, gamos y ciervos.

paisaje del valle de los neandertales en la ruta de 1 día en el valle del lozoya
Panorama actual de lo que en su día fue una sabana

Gracias a los restos de las hienas se ha logrado saber muchas cosas del Pleistoceno. Resulta que estos animalillos no se comen a sus presas in situ, generalmente robadas a otros cazadores. Se las llevan a su madriguera por aquéllo de que no se las roben a su vez. Es por eso que dichas madrigueras son tesoros para los arqueólogos. Ahí se amontona un montón de información que no se deteriora si la cueva no recibe más visitas durante milenios, claro está.

El caso es que en ese ambiente vivieron los Neandertales hace unos 40.000 años. Estos son una especie humana distinta a la nuestra. Bueno, algo de su genética llevamos porque algunos ligaron con los Homo Sapiens.

cráneo neandertal sostenido por la mano del guía

Durante muchos años se les consideró mucho más primitivos que nosotros y la explicación de por qué habían desaparecido tenía que ver con esto, con que eran «menos listos». Pero las teorías han cambiado. Cuanto más se les conoce, más se les quiere, podríamos decir.

Los neandertales no tenían tanto pelo en el cuerpo como se pensaba, eran pelirrojos y tenían los ojos verdes o azules. Su piel era clara, ya que al vivir en un clima más frío -además les tocó una glaciación- tenían que retener más el sol para sintetizar la vitamina D y el calcio de los huesos. También se sabe que eran diestros por las señales de dentelladas que quedaron en sus dientes.

Utilizaban herramientas de sílex y sobre todo de cuarzo, piedra más común en esta sierra. No habían llegado a la alfarería, pero sí hacían pinturas rupestres, aunque fueran un poco más toscas que las de los Sapiens. No, de momento no se han encontrado pinturas en estos yacimientos concretos, pero sí en otros.

guía mostrando herramienta de piedra neandertal en la ruta de 1 día en el valle del lozoya

En este Parque Arqueológico hay, hasta la fecha, cuatro abrigos y cuevas donde se han encontrado restos neandertales

La última cueva se descubrió en el año 2009 y fue llamada “Des-cubierta” (muy grandes los científicos poniendo nombres, ji, ji). Consta de una serie de galerías conectadas entre sí. Y allí dentro había cuatro dientes de neandertal. Tres de ellos son de leche, así que junto con un fragmento de mandíbula de una niña de 2-3 años de edad, la ecuación está clara.

La llamaron “la niña del Lozoya”, y por cómo estaban dispuestos los restos se cree que es un enterramiento. Pero hay más. Aquí se han encontrado dos cráneos de rinocerontes de estepa (uoooh) y trofeos de bisontes, uros y cérvidos, junto a restos de fuego. Todo lleva a pensar que este es un lugar donde se llevaron a cabo rituales, y no en un año concreto sino durante mucho tiempo. Entre esto y las pinturas, está claro que los Neandertales también estaban desarrollando un pensamiento simbólico. Lástima que se extinguieran antes de continuar evolucionando.

El río Lozoya lleva dos millones de años discurriendo por estas montañas. Ha visto de todo y ahí sigue, casi imperturbable.

río lozoya con pico con restos de nieve al fondo y algunas nubes en la ruta de 1 día en el valle del lozoya

¿Cómo se sabe todo esto? Parte de la explicación que nos cuentan en la visita está dedicada a entender a través de qué signos los científicos interpretan y llegan a conocer tantos detalles. Alguno te lo acabo de contar, pero he decidido no reproducir todo aquí, porque quiero que lo disfrutes allí. Que estés pendiente de sus palabras tanto como lo estuvimos nosotros. A nada que tengas un poco de curiosidad, te encantará.   

Ruta de Rascafría a la Cascada del Purgatorio

Nos trasladamos al pueblo de Rascafría y tras comprar unas vituallas echamos a andar hacia la cascada del Purgatorio.

Enseguida nos metemos por un sendero que discurre entre árboles. El río, que no nos abandonará en casi ningún momento, discurre limpio y fresco a pocos metros. Hay árboles, bastante polen en primavera (a tener en cuenta), y algunos prados habitados por vacas.

dos terneros y una vaca en un prado con pinos

Como ya eran las dos de la tarde decidimos acercarnos al bosque finlandés para comer el picnic. Este paraje está un poco antes de llegar al Monasterio de El Paular y allí hay un laguito con su pequeño muelle de madera y todo. Elegimos un claro del bosque y comimos al sol más a gustito que nada… 🙂

  • puente de piedra con un pequeño monolito y grandes abetos dando sombra en la ruta de 1 día en el valle del lozoya
  • lago con muelle de madera y árboles verdes al fondo reflejándose en el agua
  • lago donde se reflejan árboles
  • árboles muy altos vistos desde abajo

Después sí, toca andar montaña arriba. Ascendemos poco a poco, sin que haya nunca un gran desnivel. El camino alterna entre la pista bien delimitada y senderos con rocas. Nos rodea el bosque de robles, que más arriba deja paso a los pinos. También hay sauces, fresnos y abedules.

bosque de robles con musgo en los troncos, hierba y flores
flores de color morado tipo campanillas en la hierba verde

El Arroyo del Aguilón queda a nuestra derecha y se interrumpe cada dos por tres por pequeños rápidos que hacen saltar el agua alegremente y pozas en las que se refleja la vegetación.

pozas de agua y pequeñas cascadas entre árboles
poza de agua cristalina y árboles reflejándose en la ruta de 1 día en el valle del lozoya

El agua se ve cristalina. Limpia, limpia. Parece que te llama para darte un chapuzón.

Hay mariposas, florecillas silvestres, suenan los pájaros y (ése día) la conversación de un grupo de viajeros que vamos contando anécdotas de Asia Central, África… Suena tan bucólico como es.

rápidos de agua entre rocas en el arroyo en la ruta de 1 día en el valle del lozoya
agua cayendo en pequeñas cascadas entre rocas en la ruta de 1 día en el valle del lozoya

La recompensa, si es que es necesario, es las Cascadas del Purgatorio.

La Cascada Baja es un salto de agua de más de 10 metros de altura junto a un gran farallón de roca kárstica, que es el tipo de roca de esta sierra.

Hay una segunda cascada con un salto de 15 metros, más arriba, pero nos quedamos en esta. Estábamos cansaditos. No descarto volver y llegar hasta la siguiente otro día.

cascada del purgatorio con agua cayendo como si fuera humo

El lugar es precioso y en primavera la cascada está bien nutrida con el deshielo de las cumbres. Nos quedamos un buen rato en el pequeño mirador de madera que hay frente a la cascada, disfrutando de esa visión que parece mentira que esté tan cerca de la gran ciudad.

¿Y esto del Purgatorio? parece que puede tener relación con los monjes del Monasterio de El Paular, que subirían aquí para purgar sus pecados y librarse de pasar por el temido Purgatorio que espera a eso, a los pecadores que mueren antes de haber expiado los deslices y maldades cometidos en la vida mundana…

Aspectos prácticos para hacer esta ruta

El Parque Arqueológico de El Valle de los Neandertales

Está muy cerca del pueblo Pinilla del Valle. Desde el parking son unos 4 kilómetros andando, ida y vuelta. A la ida irás acompañado de los guías, que son miembros del equipo de investigación del yacimiento. El camino es muy cómodo y para todas las edades.

Tienes toda la información de la visita y también puedes hacer la reserva online aquí.  

La ruta desde Rascafría o desde el Monasterio del Paular

Es una ruta muy asequible en cuanto a desnivel y comodidad del camino. La ida y vuelta desde el Monasterio son casi cuatro horas, unos 13 kilómetros, y desde Rascafría añádele una hora más también sumando la ida y la vuelta.

Te dejo aquí un enlace a Wikiloc donde podrás ver por dónde transcurre la ruta desde el Monasterio. Si decides ir andando desde Rascafría, también está señalizada.

señal de madera que indica el camino a las cascadas del purgatorio

Cómo ir a Pinilla del Valle y Rascafría desde Madrid

Lo más práctico y también más contaminante si sólo sois una o dos personas es llevar tu propio vehículo. Pero es cierto que para hacer las dos actividades de esta ruta lo vas a necesitar.

Si has escogido el coche tienes que saber que en Pinilla del Valle puedes aparcar junto al embalse, punto de quedada para salir con el guía a visitar el Parque Arqueológico. No suele haber problema.

Para la segunda parte del día hay zonas de aparcamiento en El Monasterio de El Paular y en las cercanas Presillas. Son buenos puntos de salida para el camino, pero suelen llenarse enseguida. La mejor opción, a no ser que vayas muy temprano por la mañana, es dejar el coche en Rascafría, en las calles que están un poco más abajo del centro del pueblo.

Si optas por el transporte público te recomiendo que vayas a las cascadas del Purgatorio y dejes el Valle de los Neandertales para otro día, a combinar con rutas desde Pinilla del Valle, que también las hay.

El autobús pasa por ambos pueblos (y muchos más). Es el 194 y sale de Plaza Castilla. Sólo hay uno de ida y otro de vuelta, al menos en los fines de semana.

Aquí puedes el recorrido de los autobuses y los horarios.

monasterio de el paular y puente del perdón con montañas al fondo en la ruta de 1 día en el valle del lozoya

Lleva agua porque no hay fuentes por el camino. También es buena idea llevar alguna fruta o algo así.

No dejes ningún resto, incluido el de la fruta. ¡Hay que mantener este lugar como es! Tienes contenedores para las distintas basuras junto a las Presillas y junto al Puente del Perdón, al lado del Monasterio. También puedes llevarte la basura a casa, así que no hay excusa.

Si no te apetece llevar tu propio bocata, te recomiendo el bar Casa Juanito, en Rascafría. Puedes encargar tortillas de patata o comprar bocatas. Te aconsejo que hagas hueco para unos torreznos, je, je. Un poco más arriba hay una tahona donde comprar pan de pueblo, y un «chino» para comprar bebida o cualquier otra cosilla.

Más posts de Madrid


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí