cáceres en un fin de semana vistas desde campanario de concatedral

Cáceres es una ciudad única que se recorre y disfruta muy bien en sólo un fin de semana. Está repleta de lugares que ver, pero todos muy cerca unos de otros porque el perímetro del casco viejo es pequeño. Así pues, es una excusa ideal para ir sin tener que esperar a las ansiadas vacaciones. Créeme si te digo que no te vas a arrepentir. Para ayudarte en la organización, aquí tienes una guía con los principales sitios, algo de su historia, un par de recomendaciones sobre qué y dónde comer, y cómo llegar ¿Te apuntas a ver Cáceres en un fin de semana? 😊

Cáceres en un fin de semana: primeros consejos

Antes de contarte qué ver en Cáceres en un fin de semana, te voy a dar algunos consejos de buena fe y datos que pueden ser útiles:  

  • Planifica un poco las visitas porque en las horas del mediodía hay muchos sitios que cierran. Voy a ir diciéndote los de cada lugar, pero compruébalos porque pueden quedarse desfasados si lees este post dentro de un tiempo. 
  • Si no te gusta madrugar estás de enhorabuena. La mayor parte de palacios, museos e iglesias abren a los visitantes a las 10 de la mañana. Si te gusta madrugar, también estás de enhorabuena porque a primera hora te encontrarás con una ciudad muy tranquila, casi toda para ti, y con una luz que realza muy bien su arquitectura de piedra. 
paseo junto a la muralla árabe y nubes en el cielo cáceres en un fin de semana
Paseando junto a las murallas de Cáceres por la mañana
  • No te preocupes por los precios de las entradas, son todos muy económicos (1,5€, 2,5 €…) y hay varios gratuitos.
  • Los precios para comer o cenar son bastante razonables, sobre todo si optas por las tapas, que además son bastante generosas. 
  • Cáceres tiene bastantes cuestas pronunciadas, así que deja los tacones en casa 😜. En serio, un calzado cómodo siempre es la mejor elección para patear una ciudad. 
  • En general es fácil orientarse y no creo que te pierdas, aunque a veces perderse te regala sorpresas. 
  • Consulta el pronóstico del tiempo antes de ir. En Cáceres puede hacer muchísimo calor y no hay tantas sombras a mano como una quisiera.
gente de boca a punto de entrar en una iglesia de cáceres en fin de semana

Vamos con los lugares que ver en Cáceres en un fin de semana

La Plaza Mayor de Cáceres

Te recomiendo empezar por la impresionante Plaza Mayor de Cáceres. A un lado, una muralla con torres árabes del siglo XII, muros de piedra, una escalinata medieval. Al otro lado, grandes casas antiguas con soportales donde, ahí sí, te puedes refugiar del calor.

plaza mayor de cáceres al atardecer
Plaza Mayor de Cáceres con la Torre de la Yerba y la Torre de Bujaco
casas blancas con balcones y soportales en la plaza mayor de cáceres

La Plaza mayor de Cáceres se utilizaba como recinto ferial y lugar de reuniones del Consejo en el siglo XIII. Los soportales, en cambio, son del siglo XVI. 

soportales de la plaza mayor de cáceres
Los soportales de la Plaza Mayor de Cáceres

De planta alargada y suelo irregular que se adapta a la inclinación de la meseta sobre la que asienta, la Plaza Mayor da para muchos paseos a distintas horas del día. Además aquí se encuentra la Oficina de Turismo y el acceso principal al casco antiguo. 

✍ Una actividad muy recomendable es apuntarse a un freetour. Aquí puedes hacerlo y tienes varios donde elegir! 

torre de adobe con almenas y gente sentada en bancos al atardecer
Torre de la Yerba en la Plaza Mayor de Cáceres

Foro de los Balbos

Junto al Ayuntamiento de Cáceres y su escalinata, en la misma Plaza Mayor, verás que hay una pequeña plaza anexa. Pegada a los muros de la muralla almohade hay una gran fuente y a su izquierda una estatua de la Diosa Ceres. A la derecha, unas escaleras te llevan al casco viejo. Este curioso espacio era conocido como “atrio del corregidor” y aquí se levantaba una de las puertas romanas que tenía nombre propio: Norba Caesarina. 

estatua de la diosa ceres en cáceres
La Diosa Ceres guarda los campos de Cáceres
escaleras en un muro de ladrillo y piedra y torre almenada con cielo azul
Acceso al casco viejo de Cáceres desde el Foro de los Balbos

Torre de Bujaco, Arco de la Estrella y Torre de los Púlpitos

Desde la misma Plaza Mayor se accede a la Torre de Bujaco, que es la torre de piedra con almenas que verás enseguida. Este nombre que puede resultar extraño viene del califa Abú-Ya Qub, que conquistó la ciudad en 1173. La leyenda dice que durante esa conquista fueron degollados 40 caballeros cristianos. 

Siendo uno de los imprescindibles, yo decidí empezar haciendo esta visita a primera hora de la mañana (abren a las 10 de la mañana), que es cuando menos gente hay, y efectivamente la visité casi en solitario. Una pasada. 

escaleras que suben al arco de la estrella y torre medieval en piedra
Torre de Bujaco y Arco de la Estrella

La puerta está subiendo la escalinata que lleva al Arco de la Estrella, a mano izquierda. La entrada incluye no sólo la subida a la torre, sino también el recorrido por la muralla pasando sobre el Arco de la Estrella y llegando a la Torre de los Púlpitos. Es muy corto pero precioso e intenso. Desde arriba tienes unas muy buenas vistas de la plaza y del casco antiguo. Además puedes visitar las ruinas del castro romano que fue el origen de la ciudad. 

acceso a torre de bujaco cáceres en un fin de semana
Acceso a la Torre de Bujaco
vistas de la plaza mayor desde la torre de bujaco
Vistas de la Plaza Mayor desde la Torre de Bujaco

En el año 139 a.C. el procónsul Quinto Servilio Cepión levanta un campamento junto a la rivera del Marco. Será llamado en honor a su fundador Castra Servilia y hoy es conocido como “Cáceres el Viejo”. Después, en el año 95 a.C., el lugar se convierte en un acuartelamiento permanente de tropas, creándose en sus proximidades un núcleo de población.

Entre los años 80 y 78 a.C. Quinto Cecilio Metelo avanza desde Córdoba, se instala en Castra Servilia y levanta Castra Caecilia. Sus dos campamentos fueron destruidos y quizá incendiados, según los restos encontrados.

Hacia el año 35 a.C. los núcleos de población se fusionan para crear una colonia, pero ya en el siglo IV d. C., y a pesar de haber reforzado las murallas, la ciudad fue destruida y quedó desierta por varios siglos.

andando por la muralla sobre el puente de la estrella
Recorriendo la muralla, a punto de pasar sobre el Arco de la Estrella
vista desde lo alto de la muralla mirando hacia abajo de una calle con edificio de piedra
Mirando el mundo desde arriba

El Arco de la Estrella fue levantado en el siglo XVIII sobre el lugar que ocupaba la llamada Puerta Nueva. En el centro del arco, mirando hacia la Concatedral, está la Virgen de la Estrella. 

arco de la estrella con la virgen cáceres en un fin de semana
Arco de la Estrella con la virgen de la Estrella

Te decía que al subir a la Torre de Bujaco puedes andar sobre el Arco hasta la Torre de los Púlpitos. Esta es una torre defensiva de estilo gótico (siglo XV) que tiene 16 metros de altura, resultando ser otra buena atalaya desde la que observar la Plaza Mayor. 

  • Horario de la Torre de Bujaco (viernes, sábados y domingos): de 10 a 14.00 h y de 16.30 a 19.30 h 
  • Precio de la entrada Torre de Bujaco + Torre de los Púlpitos: 2,5 €
vista de la plaza mayor desde arriba con pequeño balcón gótico circular en primer plano

La Concatedral de Cáceres

Después de la Torre de Bujaco lo más lógico es cruzar el Arco de la Estrella por debajo y andar en línea recta hasta la Plaza de Santa María. Allí está la Concatedral de Cáceres, que puedes visitar y además subir al campanario para ver las vistas.

No obstante, si te quieres ahorrar la subida o no puedes, no tengas pena. En mi opinión no son las mejores, sobre todo si eres bajita como yo, porque arriba hay unos muretes que te impiden la vista. La foto destacada de este post responde a esas vistas y la hice de puntillas, levantando la cámara. La subida al campanario se hace por una escalera de caracol, pero no será la única que te encuentres en Cáceres 😉 

palacio de piedra con gran puerta en forma de arco y ventanas con celosías de hierro
Palacio de la Plaza de Santa María
subiendo por escalera de caracol a un campanario
Subiendo al campanario

Campanarios aparte, la concatedral luce una gran nave con arcos góticos y columnas en la que destaca el gran retablo barroco del altar. Este retablo es de madera oscura y hace un buen contraste con la piedra iluminada por las enormes lámparas que cuelgan del techo. 

altar de la concatedral con gran altar barroco en madera oscura
Altar de la Concatedral de Cáceres
  • Horarios de la Concatedral: viernes y sábados de 10 a 19 h ininterrumpidamente, y domingos de 10 a 12.30 h y de 14 a 19 h. Ojo, estos horarios pueden cambiar. De hecho yo decidí hacer esta visita el sábado a mediodía, pero me la encontré cerrada y lo tuve que dejar para el domingo. 
  • Precio de entrada Concatedral de Cáceres: 5 €, es la más cara de todas ¿Merece la pena? Bueno, depende de cada uno. A mí me gustó bastante. 

Palacio de los Golfines de Abajo

El Palacio de los Golfines de Abajo está situado entre la Concatedral y la iglesia de San Francisco Javier. Dicen que su visita está muy bien, pero he de confesar que no acerté con los horarios y por tanto me lo perdí.

Lo que sí pude contemplar a placer es su torre con balcones góticos, de esos en los que parece que va a asomarse una princesa rubia para descolgar sus largas trenzas, los escudos y las decoraciones pétreas del nivel superior. 

plaza de santa maría con palacios en piedra y campanarios de iglesia sobresaliendo de los tejados
Palacio de los Golfines de Abajo (a la izquierda de la foto)
escudo de piedra en esquina del palacio de los golfines de abajo
  • Horarios del Palacio de los Golfines de Abajo: las visitas son guiadas y se realizan cada hora entre las 10 y las 13 h y entre las 17 y 19 h. Son 7 pases por día en horario de verano de martes a sábado, y los domingos sólo por la mañana. No admiten reservas por internet durante los fines de semana. Aquí tienes toda la información. Por lo visto se visita la planta baja y la alta, con diversas salas temáticas además del patio interior. 
  • Precio de entrada al Palacio de los Golfines de Abajo: 2,5 €.

Plaza de San Jorge e Iglesia de S. Francisco Javier 

No te quepa duda de que la Iglesia de San Francisco Javier te va a gustar. Bueno, en realidad y siempre desde mi punto de vista, lo mejor es el lugar donde se ubica: la Plaza de San Jorge

La fachada con los dos grandes campanarios blancos, el frente barroco, las escalinatas que suben a derecha e izquierda formando una gran figura geométrica en piedra oscura… Parece un rincón de Oporto traído a Cáceres

iglesia de san francisco javier con campanarios blancos y escalinata delante
Iglesia de San Francisco Javier en la Plaza de San Jorge

San Jorge es el patrón de Cáceres desde 1229, cuando la ciudad fue conquistada por las tropas de Alfonso IX, y puedes rendirle homenaje o hacerte una foto con él en su famosa pose de “matador del dragón” en el centro de las escaleras que suben a la iglesia. 

estatua de san jorge matando al dragón cáceres en un fin de semana
San Jorge matando al dragón

Aquí sí que te recomiendo subir al campanario porque las vistas son muy buenas, mejores que las de la Concatedral. Y también tiene su escalera de caracol 😉

vista de Cáceres desde un campanario
Vistas de Cáceres desde el campanario de S. Francisco Javier
  • Horarios de la Iglesia de San Francisco Javier: de 10 a 14 h y de 16.30 a 19.30 h (de martes a domingo).
  • Precio de la entrada Iglesia de San Francisco Javier que incluye el campanario: 1,5 €.

Centro de Divulgación de la Semana Santa de Cáceres 

Este espacio museístico que antaño fue la cripta de San Francisco Javier abre sus puertas en el lateral derecho de la iglesia, cuando has emprendido la subida por la Calle de la Compañía. 

calle estrecha del casco histórico con escaleras espaciadas para salvar el desnivel
Calle de la Compañía

Más allá de la historia de la Semana Santa, de la quizá no seas muy fan, has de saber que el edificio esconde un aljibe del siglo XVIII que alcanza 9 metros de altura y, según me contaron allí, es el más grande de Europa. Aquí se abastecían de agua los jesuitas del convento anexo, y ahí están las escaleras por las que bajaban con sus recipientes. La verdad es que impresiona, aunque no logré hacer buenas fotos con las que transportarte allí… 

aljibe del siglo xviii cáceres en un fin de semana
Aljibe del siglo XVIII de Cáceres
  • Horarios del Centro de Divulgación de la Semana Santa: de 10 a 14 h y de 17.30 a 20.30 h en verano (19.30 h en invierno), de martes a domingo. 
  • Precio de la entrada del Centro de Divulgación de la Semana Santa: 2,5 €

Casa Museo Árabe Yusuf-al Burch

Cerca de la Plaza de San Jorge, bajando unos pasos por la Cuesta del Marqués, te encontrarás con la Casa Museo Árabe

Esta es una vivienda que perteneció a José de la Torre Gentil, que la compró en 1960 con la intención de reformarla y venderla, pero al empezar las obras se encontró con restos romanos y árabes. Aficionado a la arqueología, decidió seguir “excavando” y acondicionarla para ir a vivir allí con su familia. Poco a poco fue sacando a la luz las bóvedas originales, el hamman y el aljibe. 

Hoy en día es un tanto kitsch porque está repleta de objetos decorativos árabes y orientales. Muchos son antigüedades y otros simples souvenirs, pero te haces una buena idea de cómo se vivía en el siglo XII en Cáceres. Las estancias para comer y reunirse, la cocina, el aljibe, el hamman, el patio… 

patio de la casa museo árabe con muchas plantas y mesita con antiguas cafeteras árabes
Patio de la Casa Museo Árabe de Cáceres
  • Horarios de la Casa Museo Árabe: de 10.30 a 13.30 h y de 16.30 a 19.30 h todos los días de la semana. 
  • Precio de la entrada a la Casa Museo Árabe: 2 € 

Museo de Cáceres – Casa de las Veletas o del Aljibe

Volviendo sobre nuestros pasos y subiendo por la calle de la Compañía, en un ratito llegarás al Museo de Cáceres tras cruzar la Plaza de San Pablo. 

El Museo de Cáceres es uno de los sitios que no te tienes que perder en tu visita a la ciudad, de verdad, aunque sólo sea por ver el impresionante aljibe árabe que guarda en sus entrañas. 

fachada posterior del museo de cáceres o palacio de las veletas
Palacio de las Veletas donde se ubica el Museo de Cáceres

La casa Palacio de las Veletas es de finales del siglo XV, aunque tiene muchos elementos de las sucesivas reformas posteriores hasta el siglo XVIII, como las gárgolas y remates de cerámica esmaltada de la cubierta.

detalle de cerámicas en la cubierta del museo de cáceres en un fin de semana

Aquí se ubica el Museo Arqueológico Provincial en el que vas a poder disfrutar de un paseo por la historia de Cáceres. Paleolítico, Neolítico, las fantásticas estelas de piedra de la Edad del Bronce, algunos mosaicos romanos, y salas de etnografía te esperan. El remate es el aljibe.  

Personalmente las estelas de la Edad de Bronce me fascinan. Todas tienen grabados, algunas con figuras de guerreros rodeados de sus armas y otros objetos, otras con figuras simbólicas. Se cree que se utilizaban para señalar los dominios de una tribu. En el Museo Arqueológico Nacional de Madrid se expone también una buena selección de ellas.

sala del museo de cáceres con estelas de la edad de bronce con grabados
Estelas de la Edad del Bronce encontradas en Extremadura
mosaico romano del museo de cáceres donde se ve a dos mujeres con peinado de trenzas
Mosaicos del Museo de Cáceres

El aljibe árabe es de los siglos XI o XII, y pertenecía al alcázar almohade que había en este lugar y que servía para garantizar el suministro de agua en caso de asedio. Ya en el siglo XV los Reyes Católicos permitieron a Diego Gómez de Torres construir en este solar, con la condición de que los vecinos de Cáceres pudieran usar el agua del aljibe. Los cacereños siguieron utilizando el agua de este aljibe hasta principios del siglo XX. Es de planta ligeramente irregular, de unos 15 metros de largo por 10 de ancho, y dispone de 5 naves con una altura de 5,30 metros cubiertas por bóvedas de cañón que descansan sobre arquerías paralelas formadas por 16 arcos de herradura que se sustentan sobre columnas romanas y visigodas reaprovechadas (cartel explicativo del Museo de Cáceres)

aljibe del museo de cáceres
Aljibe árabe de Cáceres

Después del aljibe, puedes dar un buen salto en el tiempo cruzando el jardín para acceder a otro edificio. En la planta superior hay una colección de Arte Contemporáneo español que me gustó mucho. En la planta inferior te encontrarás con una colección de Arte medieval donde hay un cuadro de Jesús Salvador de El Greco

sala de arte moderno del museo de cáceres con cuadros y una escultura en el centro con formas redondeadas
  • Horarios del Museo de Cáceres: martes a sábado de 9.30 a 14.30 h y de 16 a 20 h. Domingos de 10 a 15 h, y lunes cerrado. 
  • Entrada gratuita para los ciudadanos de la Unión Europea, presentando el documento de identidad. 

Barrio de San Antonio o antigua Judería de Cáceres

Si bajas por las calles que hay en un nivel inferior al Museo de Cáceres, te adentrarás en el Barrio de San Antonio, lo que sería la ciudad extramuros. Supone transportarte a un pueblo de casas blancas, escalones de piedra, generosas macetas floridas en primavera y la Ermita de San Antonio, que encontré cerrada porque sólo abre por las mañanas (al menos los fines de semana). 

plazuela del barrio de san antonio con casas encaladas cáceres en un fin de semana
Rincón del Barrio de San Antonio o de San Antón
macetas con flores rosas y cielo con nubes blancas

Está documentado que Cáceres tuvo una comunidad judía durante al menos 250 años. Por lo visto toda esta región fue muy tolerante con ellos en los tiempos de las revueltas antijudías que se sucedieron en Andalucía en el siglo XIV. Tanto es así, que aquí vinieron a refugiarse muchos sefardíes andaluces, y por los pagos de impuestos registrados se considera que llegaron a ser muy importantes en la ciudad. No obstante, en 1470 fueron expulsados de la ciudad intramuros, viéndose obligados a vivir fuera de la protección de las murallas. Luego vino la expulsión definitiva firmada por los Reyes Católicos en marzo de 1492. 

ermita de San antonio con soportal con arcos encalados
Ermita de San Antón, construida sobre la antigua sinagoga

Tarde o temprano te encontrarás también con el Arco del Cristo, la puerta más antigua de la muralla que aún conserva los sillares romanos sobre los que fue construido. 

puerta antigua de cáceres con sillares romanos
Arco del Cristo

Plaza de Santa Clara

La Plaza de Santa Clara está junto al Barrio de San Antonio y de camino a la Casa Museo Guayasamin, y en sí misma es un rincón muy bonito en el que pararse. Cuatro palmeras, altísimas y orgullosas, se elevan frente al Convento de Santa Clara donde por lo visto se puede comprar dulces a las monjas de clausura, de las que no verás ni un pelo porque son eso, de clausura. 

convento con campanario y cuatro palmeras en la plaza cáceres en un fin de semana
Plaza de Santa Clara y el convento

No olvides contratar un buen seguro para tu próximo viaje, a este o a cualquier otro destino. Por ser lector de este blog puedes conseguir un 5% de descuento con IATI Seguros, especialistas en seguros de viaje. Te aseguro que yo ya no viajo sin ellos, funcionan realmente bien! Sólo tienes que hacer click en la foto 👇


Casa Pedrilla y Casa Museo Guayasamín

Este lugar no está en los itinerarios más populares de Cáceres, pero a nada que te guste el arte, te lo recomiendo. La única pega es que hay que salir un poco del casco histórico y bajar por las calles más empinadas que luego tendrás que volver a subir (de ahí la pega). 

La Casa Pedrilla es un edificio precioso, noble, de aire colonial y portugués, en cuyas estancias puedes dar una vuelta por la historia de los ilustres de Cáceres del siglo XIX. Se trata de científicos, escritores, músicos, políticos… y aquí se guardan todo tipo de recuerdos de entonces. Desde una colección de cámaras fotográficas antiguas, hasta muebles y cuadros preciosos en las estancias del piso superior. 

casa pedrilla con balcón con columnas y jardines alrededor
Casa Pedrilla

La Casa Museo Guayasamín está en un edificio anexo. Si no está abierta pregunta a la persona de la entrada de la Casa Pedrilla y te la abrirá. Me apetecía mucho ir porque cuando estuve en Quito fui a ver el Museo Guayasamín y quedé impresionada por la obra de este artista contemporáneo de Picasso, sus ideas y reivindicaciones, así que en cuanto supe que en Cáceres hay un museo con algunas obras, no me lo pensé dos veces.

detalle de un cuadro de guayasamin varios rostros a la altura de la nariz y boca en colores vivos
Detalle de una obra de Oswaldo Guayasamin

El encargado me dejó a solas tras hacer el misterioso comentario de “aquí están las obras que nos quedan de Guayasamín”. Nada más entrar me impresionó el espacio, ya que son las cocheras de la Casa Pedrilla y la antigua almazara (el lugar donde se procesan las aceitunas para obtener el aceite de oliva). Sin embargo, me pareció que estaba como “a medias” y volví a escuchar en mi mente la voz del encargado diciéndome “las obras que nos quedan”. No sé si es que lo están desmantelando o qué ocurre. También me sorprendió que no hubiese carteles explicativos junto a las obras. En cualquier caso, aún hay unos cuantos cuadros que el mismo Oswaldo Guayasamín trajo a este lugar que se define como un puente entre Ecuador y Cáceres.

¿Qué hace un museo de Guayasamin en Cáceres? puedes leerlo aquí.

sala principal del museo de guayasamin de cáceres
Casa Museo de Guayasamín en Cáceres, la única de Europa

Saliendo del casco histórico de Cáceres 

Saliendo del casco histórico de Cáceres, pero pegaditos a él, hay varios puntos de interés que merecen la pena ¡Vamos con ellos! 

Iglesia de Santiago

Esta iglesia cuyo aspecto final es del s. XVI está en la Plaza de Santiago, muy cerca de la Plaza Mayor. Es muy chula por fuera, y me llamó mucho la atención las enormes columnas que apuntalan los contrafuertes de los muros y son acanaladas. También los nidos de las cigüeñas y el soportal de la fachada exterior junto a un parquecillo con palmeras. 

puerta de la iglesia de santiago con columnas acanaladas a ambos lados
Iglesia de Santiago
dos cigüeñas en su nido en la parte alta de una iglesia

Fuente Histórica de la Plaza de la Concepción

De nuevo desde la Plaza Mayor, saliendo por la Calle de Espronceda, te encontrarás con esta fuente que, por lo visto, acaba de ser restaurada. De hecho me encontré con unas vecinas que andaban diciendo que era la primera vez que la veían con agua. 

Situada en la esquina, en la base del parquecillo elevado de esta plaza, la fuente luce preciosa con cinco cántaros de barro rebosando agua, protegidos por una verja de hierro. Podrías pensar que es mucho más antigua, pero resulta que es una fuente de principios del siglo XX. En aquéllos tiempos (no tan lejanos) la mayoría de las casas de Cáceres no tenían agua corriente.

El flujo del agua se accionaba con una ficha-moneda, y fue la primera fuente de agua potable canalizada que se instaló en la ciudad. 

fuente con cinco caños y cinco vasijas de barro grandes recogiendo el agua
Fuente de la Plaza de la Concepción

Palacio de Toledo Moctezuma

El Palacio de Toledo Moctezuma está en los límites del casco antiguo, muy cerca del Arco de la Estrella. Debe su nombre al matrimonio de Juan Cano de Saavedra y la hija del rey Moctezuma II, bautizada como Isabel ¡Toma ya!

Su torre cuadrada con ventanales es más que visible incluso desde la Plaza Mayor, así que no tiene pérdida. Del interior sólo se puede ver el patio con enormes columnas de granito y una sala donde hay un friso con pinturas antiguas en la parte superior de las paredes que representan personajes romanos y aztecas. Menuda mezcla, pero así era el Renacimiento. 

Una visita similar es la de la Casa de Carvajal, junto a la Concatedral. Ambas son gratuitas, así que si ves las puertas abiertas no dudes en entrar.

Museo de Arte Contemporáneo Helga de Alvear

Esta es la guinda del pastel que es Cáceres. Helga de Alvear es una galerista a la que se le acumulaban las obras de arte en varios almacenes de Madrid. Kandinskys, Klees, Picassos, Tápies y muchos otros no conocidos para el gran público pero de indudable talento. Con el apoyo de la Junta de Extremadura consiguió hacer realidad un sueño: tener un museo a la altura de sus obras y en un marco incomparable. Fue abierto en Febrero de 2021

fachada blanca del museo helga
Museo Helga de Alvear

Además de la exposición que guarda en su interior, vas a alucinar con la arquitectura del edificio, y con el hecho de que supone un salto temporal y espacial muy importante con respecto al resto de la ciudad. Me encantó 🥰

✍ Te aconsejo que vayas después de visitar el casco histórico para saborear el contraste al máximo. 

esculturas y cuadros modernos en el museo helga de alvear
gran espejo con fotografía de un joven sentado mirando el móvil en el museo helga
  • Visita y horarios del Museo Helga de Alvear: puedes hacer una visita por libre o guiada, en ambos casos es gratuito y con reserva previa por internet en su página web. Te recomiendo que lo hagas con unas horas de margen. Aquí tienes el enlace.

Bonus: el santuario y mirador de la Virgen de la Montaña 

Hay quien te puede aconsejar subir al Mirador de la Virgen de la Montaña. En mi caso, fue el joven encargado de la Casa Museo Árabe quien, al ver mi cámara de fotos, me dijo que tenía que ir sí o sí porque desde allí obtendría las mejores vistas de Cáceres.

Decidí hacerlo esa noche para poder fotografiar la ciudad iluminada, como había visto en algunas fotos de internet, creyendo que desde allí obtendría “esas vistas”. Te voy a adelantar que no es así. 

El santuario y mirador de la Virgen de la Montaña está situado a unos 2,2 kilómetros del centro de Cáceres, quizá algo más, y es el destino de muchos vecinos que suben paseando por las mañanas. El camino está muy bien acondicionado pero es una cuesta larga y pronunciada. 

¿Cuál es el problema? Desde allí arriba las vistas de Cáceres son completas y el casco antiguo casi ni se ve… Es decir, domina la ciudad moderna sobre la antigua, y además se ve “allá a lo lejos”. 

vistas de cáceres anocheciendo con nubes rosas y rojas en el cielo
Vistas desde el Santuario de la Virgen de la Montaña

Como yo llevaba todo el día andando arriba y abajo y estaba algo cansada, decidí no arriesgar demasiado y coger un taxi que me subiera para luego bajar andando. Fue una gran decisión que me costó algo menos de 6 €, nada dramático. 

Allí arriba el viento sopla fuerte y es fresco, al menos en primavera (y seguro que en invierno más), y como digo la ciudad se ve lejana y poco atractiva, así que después de hacer unas tomas inicié la bajada. 

Poco a poco, y gracias a que el camino está iluminado con farolas cada pocos metros, me fui acercando a la ciudad con un horizonte rojo y malva precioso. Y justo cuando me hallaba a la altura del río, casi debajo de las murallas, encontré la perspectiva del casco antiguo de Cáceres iluminado. Así que ya sabes, si te apetece hacer estas fotos y nada más, no hace falta que subas hasta allí arriba. 

vista de los edificios históricos de Cáceres iluminados en la hora azul

Qué comer y Dónde comer en Cáceres: 

La gastronomía extremeña es rica, contundente y generosa. En Cáceres se lleva muchísimo el tapeo, y de hecho casi todos los sitios tienen una carta de tapas aparte de los menús o carta de platos normales. Reitero: suelen ser generosas, aunque ya sabes, cuanta más calidad o más “chic” es el sitio, menos cantidad. 

No te pierdas las migas con huevo, los arroces con productos de la tierra como una buena carrillera de cerdo, por supuesto el jamón ibérico (ojo, cuanto más barato peor es el jamón), y la Torta del Casar (queso). Todo muy light, je, je, aunque también hay opciones de hortalizas y verduras muy buenas como el Zorongollo, que es una ensalada de pimientos asados, tomate y cebolla. 

plato de arroz con carrilleras de cerdo y pimentón
Arroz con carrilleras de cerdo ibérico

En el capítulo de dulces están los de los conventos con recetas diversas, como las rosquillas de Casar de Cáceres, las pastas de almendras, o los mantecados.  

Y de los sitios en los que decidí parar a comer o cenar, me quedo con estos dos:  

  • Tapería Yuste: anexa al hotel NH Collection de Cáceres, sus tapas (muchas a poco más de 5 €) están fenomenal. Yo no encontré sitio en la terraza, pero el interior es muy amplio y está muy bien ventilado, además de ser un lugar bonito y en el que me trataron muy bien. Repetiría sin duda. 
croquetas de jamón ibérico
Croquetas de jamón ibérico ¡me pierden las croquetas!
  • Tapería La Tula: en plena Plaza Mayor la Tapería La Tula me llamó la atención por sus propuestas de arroces, entre otras viandas. Yo opté por el arroz con carrilleras de cerdo ibérico y estaba buenísimo, aunque el arroz negro que sirvieron en la mesa de al lado también se veía muy bien. 
  • Otros bares de la Plaza Mayor son de calidad media o incluso dudosa, pero una buenas migas con su huevo te las puedes comer con bastante tranquilidad. Yo lo hice en la Taberna El Rincón y me quedé muy a gusto. 
plato de migas con huevo
Migas con huevo

Cómo llegar a Cáceres desde Madrid

Puedes ir a Cáceres en transporte público o en coche. No es un viaje corto, pero tampoco demasiado largo desde Madrid. Merece la pena ir para dos noches si no quieres pasar medio fin de semana en la carretera o el tren. 

Transporte público 

En tren hay varias posibilidades al día, al menos en fin de semana, y la duración del viaje oscila entre las 3,40 horas y las 4 horas y pico. A la ida son más puntuales que a la vuelta, y en ambos sentidos hacen muchas paradas. El precio de los billetes varía, pero están en torno a los 35 €, ofertas aparte (mayo 2021). En su día miré los autobuses pero tardaban un poco más.  

Coche 

Viajar a Cáceres en coche te puede dar algo más de libertad y ahorrarás mínimo 40 minutos de viaje, pero ojo, que también te darán ganas de dispersar más el fin de semana porque… ¿cómo no acercarse a la preciosa Trujillo, por ejemplo? El viaje a Cáceres desde Madrid en coche ronda las 3 horas si no hay atascos. Se hace por la autovía A-5. Así de fácil y simple. 

Y hasta aquí esta guía de Cáceres en un fin de semana. Me temo que ha quedado algo larga pero es que… ¡Cáceres es mucho Cáceres! ¿La conoces? ¿Te animas a descubrirla?

¡Sigue leyendo sobre Extremadura!


Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión con la que me ayudas a mantener este blog, y en ningún caso tú pagarás más.

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí