mezquita con cúpulas azules y cuatro minaretes en piedra rojiza junto a edificio de modernos apartamentos en beirut viaje a líbano

Viajar a Líbano es posible y una gran decisión, si es tu caso. Puedes hacerlo por tu cuenta o con agencia, pero créeme, no lo dejes en el tintero. Te he hablado de su historia y de mis impresiones en los sucesivos capítulos dedicados a este pequeño-gran país, pero he decidido concentrar los consejos o información práctica para viajar a Líbano en este artículo. ¡Espero que sea útil! 

Información práctica para viajar a Líbano

Cómo llegar a Líbano desde España

Hay varias compañías aéreas que vuelan a Líbano a precios que, con un poco de tiempo y siendo vuelos con escala, están muy bien. Alitalia y Turkish Airways son dos ejemplos de las que mejores precios ofrecen.

Si se trata de vuelos directos desde/a España, teniendo en cuenta que no hay todos los días ni en todas las épocas del año, la cosa cambia. Una lástima porque el viaje sería bastante más corto y cómodo. De todas formas, si las fechas no son tu problema, míralo!  

ala del avión con la ciudad de beirut llena de rascacielos y el mar

Requisitos de entrada a Líbano (información de Abril de 2019)

El visado de entrada a Líbano es gratuito para los españoles. No sé para otras nacionalidades, así que deberás consultar la información de la embajada en tu país.

Dicho esto, cuando entres a Líbano te sellarán el pasaporte después de que rellenes una tarjeta que cogerás de los mostradores preparados a tal efecto. Están delante de la cola del control policial, no tiene pérdida. No hace falta aportar fotografía, aunque si llevas alguna tampoco está de más. 

Si quieres un servicio de taxi para ir del aeropuerto a la ciudad, mira en este link de GetYourGuide. También hay Uber aunque si no tienes internet en el móvil, no podrás utilizarlo (sí para la vuelta con la wifi del hotel). Por supuesto hay taxis normales, y el «transporte público» que son minivans a las que hay que parar en la carretera y decirles dónde vas.

A la salida del país sí que tuvimos problemas. Era el final de la Semana Santa y había bastante público. Mucho. El control de pasaportes de salida se hace después de facturar el equipaje. Me contaron que antes era rápido, pero en Abril de 2019, no se sabe por qué, las colas eran tremendas. Puede ser que fuera porque estaban de obras en el aeropuerto, pero es una teoría.

Hubo gritos y algunos pasajeros se encararon con la policía militar. Todo muy caótico. Estuvimos a punto de perder el vuelo y tuvimos que rogar al militar que comprobaba los pasaportes que se diera prisa. Corrimos, llevaban un rato llamando a los pasajeros… y subimos al avión. Otros perdieron el vuelo de enlace en Estambul, al salir con retraso de Líbano.

Total, que te recomiendo que no subestimes el hecho de que estás en Oriente Medio y las cosas no siempre funcionan como aquí. Vete con tiempo al aeropuerto y una vez allí no te duermas en los laureles. Por si acaso.

Seguridad en Líbano

Es cierto que en la región de Oriente Medio hay tensiones muy fuertes. Líbano ha vivido unas cuantas guerras, demasiadas ya, y nadie sabe si se librará alguna otra. La frontera con Siria, la de Palestina y la ocupación de Israel son razones poderosas para tener respeto a la zona. Pero es cierto que el último conflicto importante fue en el año 2006 y desde entonces no ha habido guerra como tal. Algún atentado sí. Tensiones con cruce de amenazas y algún cohete, también.  Conviene que leas bien las noticias, la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores, y preguntes allí en caso de duda.

El ejército libanés y las fuerzas de la ONU se esfuerzan por dotar de seguridad al país. Es muy común ver edificios, plazas, cruces y carreteras con controles militares. Tanques y tanquetas, trincheras hechas con sacos, alambradas de seguridad y por supuesto el personal del ejército bien armado. 

En algún sitio, como en Baalbek, quizá te cruces con milicianos de algún partido islamista, no te digo que no. 

glorieta con garita y dos militares de guardia en líbano

Pero con todo, la sensación general no es de inseguridad.

Uno de mis principales temores era éste, cómo encajaría esa visión y presencia casi constante de militares y armas. En mi caso, sorprendentemente, lo “normalicé” más o menos. No es que me sintiera muy cómoda pasando junto a ellos pero bueno, tampoco me perturbaron mucho. 

soldados del ejército andando por una calle del zoco de trípoli cruzándose con otros hombres en día lluvioso

Y sobre la seguridad en la calle, pues la verdad es que no me sentí mal en casi ningún momento a la hora de andar por las calles de Beirut o de las otras ciudades, yendo sola. Por supuesto sé prudente, un poco más de lo que lo serías (o deberías) en tu ciudad o país, pero ya está.   

Lleva siempre contigo el pasaporte, pueden pedírtelo en los controles militares. En realidad esta es una máxima que deberías seguir en todos tus viajes, pero en este caso hazlo sí o sí. Bien guardado, claro. 

Recuerda viajar con un buen seguro de viajes. Yo te recomiendo IATI Seguros, con quien yo viajo siempre, y en este enlace puedes conseguir un 5% de descuento sólo por ser lector de Los viajes de Ali.

Maneras de viajar a Líbano

Puedes viajar a Líbano por tu cuenta y moverte en transporte público. Este consiste muchas veces en pequeñas furgonetas de ocho a diez plazas que tienen sus rutas establecidas. En otras ocasiones son coches a compartir con otras personas. Es bastante asequible por lo que tengo entendido (yo no lo utilicé), pero es cierto que así no podrás acceder a lugares como las ruinas de Aanjar en el Valle de Bekaa. Y en general necesitarás más días si quieres llegar a todos los sitios de interés o a una buena parte de ellos.

detalle de cornisa con esvástica en relieve en las ruinas de aanjar y al fondo el tetrapilo de cuatro columnas
Ruinas de Anjar en el Valle de Bekaa

Ahora bien ¿tienes dos, tres semanas para explorar Líbano? adelante, esta es la mejor opción 🙂

columnas romanas junto a catedral en el centro de beirut por la noche viajar a líbano
La noche en Beirut es tranquila y muy paseable

Si optas por el alquiler de coche, adelante también. Conozco a unos cuantos que lo han hecho y no han tenido contratiempos.

En Líbano conducen de manera un tanto alocada, nada nuevo en estas latitudes, pero sobre todo tendrás que tener cuidado y estudiar bien las rutas escogidas. Ya te he dicho que Líbano es seguro, pero también hay zonas donde es mejor no meterse, por si las moscas. Y recuerda que la paranoia de los espías es, igual que en otros países, algo que está presente entre las fuerzas del orden. 

La otra opción es ir en viaje organizado

Esta es la que yo elegí. Confieso que la idea de viajar allí sola me tentaba, pero salir de Beirut sabiendo que hay mucho control militar, y no saber cómo estarían las cosas en las zonas de Hezbollah, fueron las razones que me echaron para atrás. Además hubiera visto menos sitios, eso seguro, ya que sólo disponía de una semana. 

¿Qué ventajas y desventajas tiene viajar a Líbano de manera organizada?

Las de siempre. La seguridad que te da un grupo, ir acompañado de un guía que te explica los lugares y la historia (tan importante en este país), son las principales ventajas. 

Lo malo es que has de adaptarte al ritmo del programa, que puede no ser el tuyo, o puede que haya gente con la que no te lleves bien. Los guías y organización pueden ser buenos, o no tanto. En general tendrás poca libertad.

simpático vendedor del zoco de sidón ofreciendo dulces a la gente que pasa delante de su tienda viajar a líbano
Me hubiera gustado más perder el tiempo en los zocos

Aun así en los viajes organizados a Líbano la mayor parte de los días tienes unas horas para ti, por la tarde y noche. No te servirá para ir a visitar un museo porque ya habrán cerrado, pero sí para pasear y vivir el ambiente local, decidir dónde cenar, y descansar lo que quieras. 

Agencias españolas con las que viajar a Líbano: 

Yo elegí Viajes Tuareg, con los que también he ido a Argelia, pero hay más agencias de este estilo. En realidad casi todas operan con agencias locales.

En este caso, por ejemplo, la agencia local se llama Baalbeck 7th Sky, una agencia cuyo dueño es un catalán afincado en Beirut. Puedes intentar contactar con ellos y ver a cómo te sale un viaje organizado para ti, y en tus fechas. Si viajas con más gente (pareja, amigos) te puede salir a cuenta. Para una persona sola, no creo.  

El clima y la mejor época para viajar a Líbano

El clima de Líbano es mediterráneo, pero también hay montañas donde fácilmente se superan los 2.000 metros de altitud.

En plena primavera puedes pasar mucho frío, sufrir lluvias torrenciales o nevadas, o estar a 25 grados. Según la semana. Aun así creo que esta es la mejor época, la primavera. Los campos y bosques están verdes y llenos de flores, y no hace el calor tórrido del verano que alcanza fácilmente los 40 grados en el interior, según cuentan.  

viajar a líbano en primavera es encontrar campos de flores amarillas como este en un yacimiento arqueológico
Las ruinas de Byblos se ven más animadas con las flores de primavera
valle profundo con monte líbano nevado arriba y nubes blancas a la derecha viajar a líbano

El otoño puede ser otra buena época. Seguro que los colores de esta estación son preciosos en el Valle de Bekaa, donde además hay mucho cultivo de vid, y en las montañas. En cambio es precisamente en estas localizaciones donde el invierno puede ser bastante gélido. Me refiero a grandes cantidades de nieve que no sé si harán impracticables las carreteras que atraviesan la cordillera del Monte Líbano. En la costa, en cambio, las temperaturas serán más templadas. 

campo nevado con montañas al fondo medio cubiertas por nubes de tormenta
Montañas de Líbano en pleno mes de Abril. Por aquí hay pistas de esquí.

El verano, ya lo he avisado. Aunque no hay desierto, las temperaturas son muy altas excepto en las zonas montañosas y la vegetación, en general, será más tipo “secarral”.  

Dinero y Precios en Líbano (abril 2019)

La moneda es la Libra Libanesa. Tiene un buen rango de inflación así que el cambio es 1€ = 1.685 LBP, pero fluctúa bastante y ha estado a 1.800 o más. Así, una comida de 24.500 LBP son unos 14,5 €. 

Como cambia tanto, es mejor que vayas haciéndote con dinero local poco a poco. Habrá días que te den más por tus euros, y otros algo menos. 

billetes de mil a 20 mil libras libanesas viajar a líbano

También puedes pagar con dólares estadounidenses. De hecho en muchos sitios te dan el precio directamente en esta moneda, a no ser que les digas que pagas en libras. Y con euros también puedes en algunos sitios, pero no suele merecer la pena. 

Desde luego para pequeños pagos como taxis, transporte público, agua mineral, picoteos y entradas a los lugares que visitas, mejor lleva libras. 

Hay oficinas de cambio en muchos sitios, y en especial en la calle Hamra de Beirut. Las oficinas más cutres suelen dar peor cambio. En el aeropuerto y hoteles, cómo no, el cambio es aún peor.

Líbano no es un país muy barato

En algunas cosas, o bastantes, viajar a Líbano es como hacerlo por Europa. Los restaurantes para comer sentado, algunas entradas a lugares históricos y monumentos, souvenirs… Los hoteles depende, y los taxis son algo más económicos, pero no mucho más. 

Las entradas a los yacimientos arqueológicos y el Museo Nacional, por ejemplo, oscilan entre las 5.000 y las 10.000 LBP (menos de 3 € y casi 6 € aproximadamente), excepto la entrada de Baalbek y las Grutas de Jeitta que están en torno a 10€. 

templo de venus con columnas y restos de muros alrededor y torre de iglesia cristiana al fondo en baalbek un lugar imprescindible a la hora de viajar a Líbano

Las cervezas andan por los 4€. Las comidas depende del sitio y lo que escojas. Si es un lugar para almorzar más o menos rápido, con entre 3 y 5 € será suficiente. Pero si vas a un restaurante más puestecito, mínimo 7€ y fácilmente 12 o 15 euros. No estoy sumando el vino. 

Sobre los taxis debes saber que si le dices al taxista “service” entenderá que puede recoger a otros pasajeros de camino a tu destino. Darás más vuelta, pero te saldrá mucho más barato. Si no le dices nada dará por hecho que es un servicio privado y te querrá cobrar mucho más. En cualquier caso, mejor acordar el precio antes de subir (también en Beirut), y no dudes en regatear.  

Gastronomía libanesa 

Puedes comer tanto la “fast food” que ellos mismos comen, sobre todo a mediodía, como la cocina tradicional libanesa. Esta segunda es más cara, pero deliciosa. Eso sí, te llevará más tiempo, así que mejor dejarlo para la cena y no ir con prisas. 

pequeñas empanadillas rellenas de queso y espinacas o carne viajar a líbano
La comida rápida de Líbano también puede ser deliciosa

Seguro que conoces el hummus. En Líbano son unos artistas del hummus, ya que es uno de sus platos nacionales. Pero tienen muchísimos más. Les encantan los encurtidos, la carne y el pescado a la brasa, también la casquería, la pasta de berenjenas, empanadillas rellenas de queso, espinacas o carne, ensaladas.

platos de hummus y pasta de berenjenas
cerveza almasa de líbano

Uf. Se come muy bien en Líbano, en serio. Y hay unas cuantas cervezas locales, además de los vinos. 

De las primeras, la que más me gustó fue esta: Almaza. La encuentras fácilmente excepto en los lugares musulmanes más ortodoxos.

botella de plástico de airan una bebida láctea salada de líbano

No dejes de probar el airan, un yogur líquido pero saladillo. Es riquísimo y va muy bien para comer o para tomarlo entre horas, como un tentempié. ¡Me hice adicta! Y por supuesto tampoco dejes de comprarte un pan ácimo (sin levadura) recién hecho y regado con aceite de oliva y zaatar, la mezcla de especias que utilizan también en los guisos. Está de muerte y es un gran desayuno o, por qué no, merienda, je, je, je. 

mujer haciendo pan en horno circular y poniendo mezcla de hierbas y aceite para desayunar en el hotel palmyra
Preparando pan con zaatar para el desayuno

Los dulces, ya sea en plan hojaldre con miel y frutos secos, o en plan pastas de distintos tipos, te llamarán desde los escaparates de las más que bien surtidas pastelerías… y los frutos secos también, aunque no son nada baratos pero están riquísimos. 

pastas hechas con piñones viajar a líbano
almendras y otros frutos secos en una tienda de beirut

Vestir y comportarse en Líbano 

Líbano es un país árabe pero en el que conviven decenas de sectas religiosas. No hay ningún problema a la hora de vestir, pero sí te aconsejo discreción, seas chico o chica, en las zonas musulmanas. 

vestida con la abaya en la mezquita bajo dos lámparas enormes

Si eres mujer, en las mezquitas tendrás que cubrirte el cabello así que lleva un pañuelo siempre a mano. De todas formas suelen tener abayas para las visitantes, extranjeras o locales (vestido negro larguísimo y con capucha). Son de uso gratuito, pero obligatorio. 

Por lo demás, y aunque ya lo he dicho en otros posts no voy a dejar la ocasión de insistir en ello… Los libaneses son un amor, así que no dudes en acudir a ellos para que te ayuden a encontrar una dirección o lo que sea 🙂

Salud en Líbano

Que yo sepa no es obligatoria ninguna vacuna.

Por otra parte, aunque te aconsejo que tengas cuidado con el agua y el hielo, la verdad es que no hay que tomar demasiadas precauciones.

cascada de afka con agua de color turquesa cayendo a gran velocidad

Las montañas son la principal fuente de agua potable y salvo algún lugar donde veas que las condiciones higiénicas son realmente malas, puedes confiar en las ensaladas, que junto con la fruta pelada y el hielo son los puntos de más riesgo a la hora de comer y beber fuera de tu país. 

Internet en Líbano

En muchos hoteles y restaurantes podrás encontrar wifi para conectarte si lo necesitas, y suele estar protegido por una contraseña que has de pedir. Mejor, serán más seguras que si están totalmente abiertas. Ya está, así de fácil. Si también lo quieres llevar por la calle, entonces compra una tarjeta SIM local de datos.  

Truquis: si no quieres comprar una SIM pero sí orientarte con google maps, descárgatelo con la wifi que tengas a mano antes de salir a la calle. Yo lo hice así y me vino genial para moverme por Beirut, aunque en esta ciudad hay barrios cortados por los militares que no salen como tal en internet, pero bueno, en tal caso improvisas sobre la marcha.

Ruta en Líbano

Comparto contigo la ruta que hicimos en este viaje organizado, que en general me gustó mucho excepto el último día. Me habría ahorrado las grutas de Jeitta, que son impresionantes pero caras y están a desmano, y la visita a la Virgen de Harissa. Lo siento, no soy mucho de esas parafernalias. Para mi tendría más sentido haber pasado una noche más en Trípoli o Byblos, destinando así más tiempo a estas dos ciudades. Pero bueno, otros preferirán otra cosa, esto es así.  

Para empezar, te dejo un mapa con los lugares que visité: 

Y aquí la ruta día a día: 

  1. Llegada a Beirut por la tarde. 
  2. Visita a Tiro y Sidón, volviendo a dormir a Beirut. 
  3. Visita a Deir el Qamar, Beiteddine, y el Museo Nacional de Beirut con tarde libre en la ciudad: OJO, mejor ir al museo por la mañana porque cierra sobre las 17 h en el horario de invierno.  
  4. Valle de Bekaa con visita a las ruinas de Anjar y el yacimiento de Baalbek a última hora del día. Noche en Baalbek. 
  5. Cordillera del Monte Líbano visitando Afqa, los cedros de Bcherri y el Valle de Qadisa. Noche en Trípoli. 
  6. Visita a la ciudad vieja de Trípoli, después Byblos y noche en Beirut. 
  7. Excursión de mediodía desde Beirut a ver las estelas de Nahr el Kab, las cuevas de Jeita y la Virgen de Harissa (todo esto lo habría cambiado por más tiempo en Trípoli y Byblos). 
  8. Tiempo libre en Beirut hasta la hora de ir al aeropuerto. 

Otra opción que puedes encontrar en las agencias para viajar a Líbano es un programa de trekking. En ese caso la ruta varía en algunas cosas, aunque no se dejan lo fundamental (Baalbeck, por ejemplo). La gran diferencia es que además estarás andando varios días por las montañas, durmiendo en casas locales. Tiene muy buena pinta también 🙂

Webs de interés y lecturas recomendadas

Te recomiendo la web de Turismo de Líbano porque me ha parecido muy interesante y te puede ayudar con algunos tips para visitar Beirut, por ejemplo. Está en inglés.

Lecturas que te recomiendo: 

  • Guía Líbano de Bradt. Me gustan más las guías de Bradt en general, pero esta de Líbano es realmente completa, con mucha información sobre la historia del país, además de recomendaciones prácticas. Lo malo es que tiene algunos años y se nota en algunos sitios, como en Baalbek a la hora de buscar un restaurante.
  • Miel y almendras de Aha Akhtar – Una novela preciosa, no te quiero contar mucho pero está ambientada en Beirut y la historia de una mujer y las que le rodean. La puedes encontrar en ebook.
  • Líbano desconocido, de Ana Basanta – relato-reportaje sobre la situación de los refugiados palestinos en Líbano. También lo puedes encontrar en ebook.

Y hasta aquí la información práctica para viajar a Líbano que te puedo aportar. Si tienes alguna duda más específica, escríbela en los comentarios e intentaré resolverla, aunque recuerda ¡no soy una agencia de viajes!

Aquí tienes todos los posts de Líbano

Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión con la que me ayudas a mantener este blog, y en ningún caso tú pagarás más.


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí