río entre prados con una poza de agua turquesa en el Pirineo aragonés

En esta segunda vez de mi vida adulta escapándome al Pirineo aragonés, el plan era recorrer algunos de los lugares más espectaculares de la región. Es cierto que la Jacetania me encantó, pero los valles que se extienden hacia el este son lo más de lo más. Así que si te apetece rodearte de naturaleza, grandes picos y hacer unas cuantas rutas dejándote impresionar, éste es tu lado de los Pirineos. Para ayudarte, he elaborado esta pequeña guía para una semana en el Pirineo aragonés, aunque ya te adelanto que los planes que se pueden hacer en esta comarca… ¡son infinitos!

¿Qué ver en 1 semana en el Pirineo aragonés? 

Lo primero es marcar tus objetivos de viaje. Una semana no es mucho tiempo, aunque tampoco es que sea muy poco, pero debes tener en cuenta que las distancias medidas en kilómetros no son lo que parecen en los Pirineos.

La mayoría de carreteras son estrechas, tienen muchas curvas y suben y bajan por las montañas. Tu marcha se va a ver muy ralentizada y enseguida te darás cuenta de que los kilómetros no cunden como en otros sitios.

Por otro lado, como he dicho antes, decidir qué ver y hacer en el Pirineo aragonés puede convertirse en una tarea muy ardua si es tu primera vez, así que te recomiendo que te hagas con una buena guía de viajes. Por ejemplo, tienes la de los amigos de Viajando en furgo, que han publicado un libro con rutas para conocer los Pirineos en camper (en buena parte sirve si vas en coche). Te dejo aquí el enlace a su web donde te lo cuentan 🤗

Pero si antes de comprar una guía quieres ir haciéndote una idea, o seguir mis pasos, mi propuesta es que te centres en los lugares más espectaculares de la zona central de la cordillera.

gran peña de roca caliza con algunas partes con hierba recortándose en el cielo azul con nubes blancas en el Parque Nacional de Ordesa

Me refiero al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y la Comarca de Sobrarbe, recorriendo algunos de los pueblos más emblemáticos y los valles probablemente más bonitos de la zona (no los conozco todos, así que por eso digo “probablemente”). 

Para empezar, te aconsejo que destines unas 3 noches a dormir en Torla o alrededores, y unas 3-4 noches en Bielsa, en este orden o a la inversa.

Y también que no dejes de lado la visita a Aínsa, una de las villas que tiene el galardón de los “pueblos más bonitos de España”. Está a medio camino entre Torla y Bielsa, por lo que viene muy bien para visitarlo al empezar esta escapada, o bien para cuando te traslades de Torla a Bielsa o viceversa. 

iglesia de aínsa con campanario cuadrado y portada con columnas al fondo de calle con casas de piedra
Aínsa

¿Por qué te aconsejo que dividas las noches entre estos dos valles?

Pues porque aunque hay unos 85 kilómetros entre ambos, el viaje te lleva una hora y media sin paradas. De hecho a nosotros nos pasó que reservamos todas las noches en un hotel de Bielsa, pero al final hicimos un par de viajes a Torla. Esos días perdimos mucho tiempo en la carretera (tres horas por día de excursión sólo para cambiar de valle, entre la ida y la vuelta), y es un poco faena cuando quieres hacer una ruta en el Pirineo aragonés porque hay que madrugar mucho más.



Qué ver en Torla y alrededores en 3 días

Día 1 – el Camino de Soaso o la ruta clásica del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es el principal atractivo de Torla, y el Camino de Soaso la ruta más popular y clásica de todo el parque. 

Cientos y cientos de turistas acuden cada día, en verano, ansiosos por conocer esa explosión de naturaleza que es sencillamente espectacular. Tanto es así, que hay una limitación de personas (unas 1800 al mismo tiempo) y sólo se puede subir en el servicio de autobuses que parte del pueblo. Fuera de verano no existe dicha limitación y el servicio de autobuses no funciona, pero puedes subir con tu vehículo hasta el parking del Parque.

Te aconsejo que madrugues, no se puede reservar aunque sí comprar el ticket allí mismo y usarlo al día siguiente, que es casi como una reserva.

Cascada de Ordesa entre rocas con un rayo de sol entrando e iluminando una parte
Una de las cascadas del camino de Soaso

Que no te eche este dato para atrás, es una ruta muy muy bonita. Te va a ocupar todo el día y vas a andar de lo lindo, eso sí. 

camino que conduce entre prados al circo de Ordesa en el Pirineo aragonés
Llegando a la Cola de Caballo, el final del camino de Soaso

No te pierdas el Centro de Interpretación del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Está junto a la parada de autobuses y la caseta de tickets, no tiene pérdida.

Día 2 – el Valle de Ara, Bujaruelo y su chuletón

El Valle de Ara es otro lugar muy muy recomendable y mucho más tranquilo en cuanto a cantidad de público. 

valle de Ara con forma de V y un río que atraviesa prados verdes y laderas con roca y bosques de pinos
El río Ara discurre entre prados en las cercanías del refugio de Bujaruelo

La idea es llegar por carretera hasta el refugio de Bujaruelo y a partir de allí recorrer el sendero al Puente de Oncins. Es muy cómodo y bonito para caminar junto al río. Te lleva unas 2 horas.

Después del ejercicio te recomiendo probar la gastronomía de la zona en dicho refugio, que sirve chuletones increíbles a buen precio, entre otras viandas. También hay un camping y opciones de trekking más exigentes, así como la posibilidad de hacer escalada. Y ojo al camino por la carretera, que es precioso.

chuletón de 1 kilo servido en plato de hierro caliente ya cortado en trozos en el refugio de Bujaruelo en el Pirineo aragonés
El chuletón del refugio de Bujaruelo es de 1 Kg y debéis ser 2-3 personas, pero tienen más opciones carnívoras con muy buena pinta

Si duermes en Torla o en Broto, este día podrías terminarlo apuntándote a una excursión 4×4 para ver el atardecer desde los miradores de Ordesa. Nosotros teníamos que volver a Bielsa, así que no cuadraba pero ¡me encantaría! En la web de Miradores de Ordesa tienes toda la información. Se trata de un servicio oficial autorizado, creo que no puedes ir con tu propio vehículo por muy 4×4 que sea. Recuerda que es Parque Nacional y todo está muy regulado. 

Día 3 – Visita a Torla y traslado a Bielsa

Torla es un pueblo típico del Pirineo aragonés que se ha desarrollado mucho en torno al turismo porque es la puerta de entrada al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Aun así no ha perdido del todo su esencia de pueblo pirenaico. Bien merece un paseo e incluso un homenaje gastronómico en alguno de sus restaurantes. Me recomendaron El Duende, aunque finalmente no fuimos.

Iglesia de Torla de piedra y tejado de pizarra negra terminado en punta con las montañas de Ordesa detrás
La iglesia de Torla se recorta en las peñas de Ordesa en lo que es la postal perfecta

Es cierto que si duermes en el pueblo podrás visitarlo después de las caminatas en cualquiera de los días anteriores, o el día de llegada. 

calle de casas y suelo de piedra y puerta en forma de arco de una casa de Torla en el Pirineo aragonés
Un rincón de Torla

Cogiendo el coche para ir a Bielsa te recomiendo que hagas una parada en Broto (un pueblo en el que también podrías dormir). 

Broto es una de las localidades más importantes de la Comarca de Sobrarbe, tiene algunos puntos de interés como las iglesias, una de ellas con una torre bien bonita y la otra fortificada. Pero lo que destaca en Broto es un rincón espectacular: la cascada de Sorrosal. Puedes ir a contemplarla, o incluso subir la vía ferrata que hay instalada en las paredes que la rodean 😉

cascada de broto sobre pared con grandes líneas que parecen una milhoja en el Pirineo aragonés
Cascada de Sorrosal, un libro abierto de geología

La verdad es que tanto el Valle de Ara como la cascada de Sorrosal son dos recomendaciones que le debo a mi amiga Marta de La Mochila de Mamá, que además publicó un post con sus consejos para visitar los Pirineos aragoneses la mar de completo. Puedes leerlo aquí. ¡Mil gracias querida! 🥰

Qué ver en Bielsa y alrededores

Bielsa es un buen punto estratégico para hacer noche ya que en sus inmediaciones está el Valle de Pineta, que es espectacular.

pueblo de Bielsa entre montañas y una casa de piedra con tejado de pizarra en primer plano
Bielsa

Además tienes muchas opciones de rutas caminando desde el mismo pueblo, y el túnel de Bielsa-Aragnouet que te transporta en un pis pas al otro lado de la frontera.

Vamos con mis recomendaciones para esta zona:

Día 4 – una ruta en el Valle de Pineta

El valle de Pineta es uno de los más bonitos de la región y tiene varias opciones de senderismo. Por supuesto le voy a dedicar un artículo entero, pero dejo aquí el apunte.

En primer lugar, y si no quieres andar mucho, que sepas que puedes acceder hasta el Circo de Pineta en coche recorriendo todo el valle (son unos 12 km). Personalmente me dejó con la boca abierta.

vista del Valle de Pineta desde la ruta de vuelta con bosques de abetos y pinos y las tres marías al fondo
Valle de Pineta desde su cabecera

Todo el entorno es espectacular y recomiendo mucho que te calces las botas o zapatillas y subas a los Llanos de La Larri, para mí la mejor ruta de todas. Te llevará también casi todo el día.

cascada del monte perdido entre rocas de pliegues en el valle de pineta
Cascada del Monte Perdido
caballos y vacas agrupados en el prado de los llanos de la larri con la cascada al fondo
Llanos de La Larri

Día 5 – camino al Ibon de Plan o Ibon Vasa de la Mora (sí, tiene dos nombres)

Otra excursión que puedes hacer desde Bielsa es ir al Ibon de Plan o Ibon Vasa de la Mora, que también se escribe Basa de la Mora (¿qué pasa con estos nombres? 😂).

Es bastante facilona aunque la parte de coche resulta un poco pesada.

El Ibon de Plan es un lago glaciar al que se accede primero por una pista de unos 14 kilómetros que sube en zig zag desde el pueblo de Saravillo. Ésta es la parte pesada de coche que mencionaba antes. Por cierto, en la subida o bajada hay un par de fuentes con abrevaderos para ganado. Nosotros no las usamos por precaución, aunque a la bajada ya necesitábamos agua, y resulta que son potables, según me comentó por Instagram una chica del lugar.

Si subes en coche no olvides pagar en el pueblo los 3€ para el mantenimiento de la pista. La máquina está junto al parking público y el comienzo de dicha pista.

Una vez arriba, dejas el coche junto al refugio de Labasar y sigues las indicaciones hasta el ibon. El camino es de aproximadamente 1,5 kilómetros y es muy pedregoso, pero interesante. Eso sí, el ibon estaba este año muy sequito y por tanto desmerecido…

ibon de Plan con circo glaciar, algunos grupos de abetos o pinos negros y unos troncos secos en primer plano en el Pirineo aragonés
Ibon de Plan, o Ibon Vasa de la Mora, o Ibon Basa de la Mora

No te pierdas el Mirador de la Truesa. Está un poco antes de llegar al refugio y hay un hueco para dejar el coche junto a la pista. Después sólo tienes que andar 1 kilómetro y ¡volarás!

panorámica aérea de valles muy verdes desde el mirador del ibon de plan
Vistas desde el Mirador de la Truesa

Día 6 – para este último día antes de la vuelta a la cruda realidad, te recomiendo alguna de estas dos rutas

Camino de Tella

Si te gusta andar un poco más que el común de los mortales, desde Bielsa parte un sendero que te lleva hasta el pueblo de Tella. Discurre entre bosques y cumbres y son unas cuatro horas de camino de ida, y otras tantas de vuelta.

También puedes llegar a Tella en coche, pero hay que dar un buen rodeo y subir por una carretera vertiginosa en cuanto a pendientes y curvas.

En Tella hay una pequeña ruta de iglesias románicas, grandes vistas de los Pirineos y un dolmen. También hay un restaurante con buenísima pinta, aunque nosotros sólo nos tomamos un refresco porque habíamos hecho pic nic en el Ibon de Plan. 

casas de piedra con tejados de pizarra en el pueblo de Tella en el Pirineo aragonés

Ruta del Valle de la Barrosa

Este es otro valle que se inicia un poco más adelante del pueblo de Bielsa, siguiendo la carretera que termina en el túnel que cruza a Francia. No la hicimos, pero nuestra amiga Rosa nos la recomendó por los cuatro costados, así que queda pendiente para la próxima escapada. Aquí te dejo el link a un blog donde la explica en detalle  🙂 

Prados de Espierba

Volviendo al Valle de Pineta y tomando el desvío al pueblo de Espierba, puedes llegar hasta el comienzo de una pista apta para 4×4. A partir de ahí, si no llevas un vehículo de este tipo, tendrás que dejar el coche y caminar unas tres horas hasta los prados altos. Desde allí, por lo visto, hay unas vistas del macizo del Monte Perdido y del valle muy buenas.

Si tienes más días, o no te convence alguno de estos planes, puedes cruzar a Francia y hacer una ruta por ése lado del Pirineo ¡También es precioso y para muestra esta foto! (nosotros lo hicimos, pero esa es otra historia).

panorámica de montañas cubiertas de bosque y nubes blancas en cielo azul en el pirineo francés

A estos días tendrás que sumar dos más para ir y volver desde tu ciudad, aunque en uno de esos desplazamientos puedes aprovechar para visitar Aínsa, como te decía al principio.

Y ahora, además de dejarte un mapa con los lugares citados, voy a contarte por qué elegir esta zona del Pirineo aragonés y te voy a dar algunos consejos de buena fe para que prepares tu viaje 😊.



Mapa con los lugares citados

Por qué elegir esta zona del Pirineo aragonés 

Como he dicho al principio, iniciarse en los Pirineos conociendo algunos de los rincones más espectaculares harán que te enamores de esta cordillera de forma rápida y segura 😎 

En el Pirineo aragonés se ubican las cumbres más altas de la cordillera. Está llena de circos glaciares y valles profundos que nos hablan de la colosal fuerza de la Tierra cuando se formó el continente que habitamos. Se trata de paisajes complejos protagonizados por rocas retorcidas y laminadas, cavidades, grandes cañones majestuosos…  

montañas de pura roca con grandes pliegues y restos de nieve en el Pirineo aragonés
ladera de montaña llena de bosques con una cascada en el centro

Además de las cumbres encontrarás:

  • Magníficos bosques entre los que destacan los hayedos, que en otoño seguro que lucen sus mejores galas.
  • Cascadas increíbles, que además están por todas partes 🥰
  • Gran variedad de flora y fauna autóctona. Como mínimo divisarás algunos buitres leonados planeando en el cielo. Son maravillosos. 
  • Y por supuesto los pueblos, donde encontrarás muchas muestras de románico, gótico y una arquitectura de piedra y pizarra bien bonita.
  • Por último, ojo a la gastronomía. La protagonista es la carne, pero también abundan los guisos, verduras de la huerta, quesos y mermeladas. 
  • flor de color violeta que parece un ramillete en el Pirineo aragonés
  • flores de color malva tipo campanillas abiertas
  • flor de color malva compuesta por muchas campanillas en vertical
  • lirio de montaña en un prado del pirineo aragonés
  • mariposa de colores naranja y negro posada sobre flor malva pequeña

Una de las cosas que más me llamaron la atención fueron los nombres de pueblos y lugares. Son únicos, originales, sonoros, exóticos a veces, difíciles de pronunciar otras. Incluso hay un pueblo que se llama “Sin” 😅

En los trayectos en coche me dediqué a anotar algunos: 

AñiscloPlanilloMargudgued
SabiñánigoChistauJubierre
AínsaBaluporJavierre
CampodarbeAsín de BrotoBoltaña
AscasoFiscalCongosto de las Devotas
BorrastreSan FelicesBielsa y Biescas

Consejos a tener en cuenta en tu escapada al Pirineo aragonés

  • A pesar de que necesitas el coche para moverte entre rutas, sobre todo si dispones de un tiempo limitado, debes ir dispuesto a andar. Si no, te perderás lo mejor. 
dos chicos caminando con mochilas y al fondo una pared de roca y árboles con una cascada que baja en vertical en el Valle de Pineta
  • Para acceder a muchas pistas deberás pagar unos pocos euros (no si vas andando o en bicicleta). Son tarifas muy asequibles que rondan los 3 € para todo el día y vehículo. De esta forma los ayuntamientos pueden contratar los servicios necesarios para mantenerlas. Hay que tener en cuenta que en invierno la naturaleza gana terreno con las lluvias y nieves. Eso luego hay que arreglarlo o no tendríamos los accesos correspondientes. Bueno, los tendríamos pero a cambio de andar muchas horas más. 
  • En verano suele hacer bastante calor durante el día. Combínalo con un alto grado de humedad (más del 60%, a veces del 80%) y verás que puedes sudar a gusto. También te puede tocar una semana de grandes tormentas, aunque suelen darse por la tarde-noche. En fin, has de estar atento a la previsión del tiempo. Las noches suelen ser frescas y una chaqueta o un forro polar ligero no vienen nada mal
  • El sol es muy fuerte en las alturas, donde la atmósfera es más débil. No te confíes y lleva siempre protección (crema, gorra, gafas de sol) y ropa que te proteja de la dureza de los rayos UV.  
  • Hablando de alturas, recuerda que a partir de los 2.000 metros podrías notar los efectos de la atmósfera enrarecida. En su día publiqué un artículo donde te hablo de ello y su prevención. Puedes leerlo aquí.
  • Olvídate de las chanclas y lleva un buen calzado para andar por el monte. También te recomiendo unos bastones de caminata, que son baratos y se agradecen muchísimo. 
  • A nivel logístico, en casi todos los pueblos hay gasolinera y tiendas o pequeños supermercados donde aprovisionarte. Lo mejor es que organices las comidas con bocata, fruta, frutos secos y por supuesto agua. Deja la mesa para las cenas, a no ser que me hagas caso y vayas al refugio de Bujaruelo a comerte un buen chuletón, je, je.  
  • Los precios de los restaurantes me parecieron bastante razonables, más teniendo en cuenta la calidad de la materia prima. 
  • Por último, no por ello menos importante, recuerda que la mayor parte de estos lugares están protegidos. Y si no lo están, ahí estamos nosotros para protegerlos. Es decir, sé responsable, llévate todos tus residuos y deposítalos en los contenedores de basura. Si además te llevas la basura de la gente maleducada, mejor.
cartel que dice: bájate la basura. No abandones ningún residuo. Respeta este lugar. En el Pirineo aragonés

Hasta aquí mis consejos para que te animes a organizar una semana en el Pirineo aragonés. ¡Espero que lo hagas, aquéllo es un paraíso!


Te puede interesar…

Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión con la que me ayudas a mantener este blog, y en ningún caso tú pagarás más.


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí