panorámica del monte perdido desde el Valle de Pineta

El Valle de Pineta es uno de los rincones más bonitos de los Pirineos oscenses, así de rotundo lo digo y lo siento. Es además uno de esos lugares poco frecuentados, sobre todo si lo comparamos con el valle de Torla y Ordesa. En cuanto te descuidas te quedas solo en la naturaleza. Un gran plan que da para varios días por las rutas que ofrece a todo aquél que quiera andar un poco. ¡Vamos a ello! 

El Valle de Pineta fue un destino de mi infancia del que recuerdo muy vagamente buscar fresas silvestres con mi madre y hermanos, mientras mi padre y mi tía hacían rutas montañeras.

Uno de esos nombres que de vez en cuando salen en las conversaciones familiares. “Eso fue cuando estuvimos en el Valle de Pineta”… “sí, cuando acampamos en el Valle de Pineta”. Por eso es cierto que mis expectativas hacia este lugar estaban cargadas de cierto halo de romanticismo y ha sido muy especial volver en compañía de mis padres. Pero más allá de esta introducción, te aseguro que merece la pena 😊 

Situación: dónde está el Valle de Pineta y cómo llegar 

Estamos en la Comarca de Sobrarbe, a muy pocos kilómetros de Francia y al este del macizo del Monte Perdido. 

El Valle de Pineta forma parte del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido desde su ampliación en el año 1982, siendo el Monte Perdido el pico más alto. 

  • El acceso por carretera está en el pueblo de Bielsa, en dirección a Javierre.
  • La carretera está bien, pero es estrecha y llena de curvas, así que circula con precaución. Lo normal en los Pirineos, por otra parte 😎. Son 12 kilómetros que se recorren en una buena media hora. 
  • Puedes llegar en coche hasta el pie del Circo de Pineta. Allí se ubica el Parador Nacional Monte Perdido, pero unos metros antes hay un desvío al parking público. Deberás cruzar el río por un puente y pagar 3 € por vehículo para todo el día. Esta es una cuota destinada al mantenimiento del lugar. Allí mismo hay dos o tres personas encargadas de cobrar. De todas formas si vas por la tarde no hay nadie y no hace falta pagar. 
formaciones calizas de color grisáceo en muchas capas como si fueran milhojas en el Valle de Pineta
Milhojas de roca en las cumbres del Valle de Pineta

Por qué digo que el Valle de Pineta es uno de los rincones más bonitos de los Pirineos oscenses

El Valle de Pineta tiene forma de U por su origen glaciar y es muy cerrado. Con laderas vertiginosas que parecen precipitarse en el río Cinca, en su cabecera (o su final) puedes contemplar el Circo de Pineta, que es espectacular. Si está despejado ¡premio! podrás ver la cumbre del Monte Perdido. Pero no sólo eso. 

circo de pineta con el río cinca a sus pies
Circo de Pineta con el río Cinca

Los bosques de hayas, pinos y abetos reinan en esas laderas verticales-verticales que a veces son interrumpidas por cascadas que siempre sorprenden y dan cierto vértigo.

dos chicos caminando con mochilas y al fondo una pared de roca y árboles con una cascada que baja en vertical en el Valle de Pineta

Además, casi desde el inicio de la carretera contemplarás las Tres Marías, tres peñas de 2.700 metros de altitud que destacan en el cielo como enormes gigantes que desafían a la gravedad. 

cumbres de las tres marías con luz de atardecer y cielo azul

Si logras despegar la mirada de las alturas, a nada que des unos pasos por el entorno verás la flora de los Pirineos, que está ahí hasta bien entrado el verano.

Orquídeas, Acónitos, Orejas de Oso, Edelweiss en las zonas más altas, Lirios Matagón, Zapatitos de Dama, Siemprevistas, Narcisos de Prado, Lirios Azules, Gencianas, Aguileñas de los Pirineos.

Y en verano las fresas silvestres, moras y frambuesas, según el mes… ojo que las fresas son minúsculas! 🙂   

De vez en cuando verás algunas casas y carteles que anuncian pueblos: Javierre, Espierba, Parzán, Chisagües y un camping. Son pueblos desperdigados en la montaña y la sensación es que hay poca presencia humana en general. Es el Pirineo más silvestre y por tanto maravilloso. 

hombre amontonando hierba en un prado del Valle de Pineta
Recogiendo la hierba tras la siega… como toda la vida

Qué ver en el Valle de Pineta

Además de recorrer su carretera estrecha y admirar las vistas, en Pineta hay al menos un par de rutas muy recomendables y bastante accesibles. Porque sí, en los Pirineos hay que bajarse del coche (por otro lado necesario para llegar a la mayoría de los sitios) y echarse al monte o ponerse a andar. También puedes parar en los rincones y pequeños caminos que se desvían del principal, incluso de noche. Los planes que hicimos nosotros son los siguientes: 

Fotografía nocturna en el Valle de Pineta

Llegamos a Bielsa por la tarde y tras dejar las cosas en el hotel pusimos rumbo al Valle de Pineta. Nuestra idea era buscar una buena localización para volver por la noche a fotografiar el cometa Neowise con la silueta de las montañas como marco.

Fuimos hasta el parking del final del valle y contemplamos el Circo de Pineta, precioso, pero no nos convencía la ubicación porque la altura de las montañas taparía el cometa.

Valle de Pineta con río cinca y rayos de sol entrando por la derecha y al fondo varios picos
Valle de Pineta al atardecer

Volviendo sobre nuestros pasos encontramos un pequeño desvío un poco más adelante del pequeño embalse de agua que hay en los primeros kilómetros viniendo de Bielsa. De ahí sale una carretera mínima y entrando no más de 1 kilómetro puedes pasear junto al río, incluso cruzarlo si es verano.

En los primeros metros vimos unas cuantas campers pernoctando así que si viajas así, toma nota. Y si no, que sepas que puedes ir a contemplar el cielo nocturno con total tranquilidad 🙂 

Localizamos el cometa pero estaba ya muy pequeñito. Un poco más tarde empezó a asomar la Vía Láctea. Aquí dejo un par de fotos de lo que dio de sí esa primera noche.

cielo estrellado con nubes rosas del atardecer en parte inferior y el perfil de las montañas del valle de pineta
El cometa Neowise está más o menos en el centro, un poco por encima de la línea de nubes más fina que atraviesa el horizonte en diagonal
vía láctea con perfil de montañas del valle de pineta
Y un poco más tarde la Vía Láctea se dejó ver, aunque llegaban nubes que amenazaban con taparla…

Ruta de los Llanos de La Larri

Al día siguiente salimos a hacer una primera ruta por el valle. Para mí es la ruta estrella del Valle de Pineta aunque no sea la única.

Empezamos a andar a las 10 de la mañana y terminamos a las 16.30 h. Es decir, empleamos seis horas y media en la excursión, disfrutando del entorno como hacía tiempo que deseábamos. Todo un regalo de la vida. La caminata no te lleva tanto tiempo, que conste, pero si paras a comer o a descansar con frecuencia, se te puede ir todo el día fácilmente.

Hago un inciso: viajé con mis padres de 77 y 75 años respectivamente. ¡Un fuerte aplauso para ellos!

La ruta de los Llanos de La Larri se puede hacer de dos formas: la ruta larga y la ruta corta, o bien puedes combinar ambas, que es lo que hicimos nosotros.

Ruta corta a los Llanos de La Larri

Nosotros empezamos por la ruta corta y te recomiendo hacerlo así, porque te pilla con más energía.

Se trata de un sendero de la red GR-19 que parte de detrás de la ermita de la Virgen de Pineta, poco antes de llegar al Parador. Está bien señalizado, no hay pérdida.

ermita de la virgen de pineta de piedra con pequeña campana y detrás el macizo del monte perdido

En dichas señales te informan de que hay 1,5 kilómetros de distancia y se necesitan unos 55 minutos para hacerla. Nosotros tardamos un poquito más, pero no mucho más. 

¿Cómo que 1 hora para caminar 1,5 kilómetros? te preguntarás. Pues sí, este es el camino más directo a los Llanos de La Larri, pero también el más empinado. Mucho de hecho. Sin embargo transcurre por un bosque de hayas centenarias y monumentales, así que es precioso.

bosque de hayas altísimas en la ruta a los Llanos de La Larri

El “camino” como tal transcurre entre rocas que te sirven como escalones en muchos tramos, y por lo que vi debe ser la vía por la que discurre el agua cuando hay muchas tormentas, o al principio del deshielo. En verano está totalmente seca (si no hay grandes tormentas). En general no es difícil y con unos bastones se hace muy bien. 

mis padres caminando al lado de un haya inmensa en el Valle de Pineta
Mis padres subiendo entre hayas centenarias

Según vas llegando arriba y sales del bosque te encontrarás con la pista de la ruta larga, que es ancha y está bien marcada. Además ya empiezas a volver a ver los picos y la vegetación es más de matorrales y helechos (preciosos). El interior del bosque es muy bonito, sí, pero volver a encontrarse con esos colosos de roca… lo es más. En unos minutos llegarás a los Llanos de La Larri. 

camino saliendo del bosque entre helechos con una cumbre al fondo en el Valle de Pineta
pista que sube a los llanos de La Larri con circo de pineta al fondo en día despejado

Los Llanos de La Larri es una gran pradera con un pequeño circo glaciar donde se precipita la Cascada del Cinca con varios saltos y pozas.

Es una maravilla de sitio frecuentado por caballos y vacas, para recorrer con tranquilidad y acordarte, como poco, de la querida Heidi 🥰

Al fondo sobresalen el Pico del Canal y las Blancas de La Larri con su roca de color blanquecino. Son calizas mucho más antiguas que las del resto de Ordesa. 

extensa pradera de hierba verde con el río a la izquierda en los llanos de la larri
Llanos de La Larri
mis padres contemplando la cascada de la larri en el Valle de Pineta
Cascada del Cinca al fondo de los Llanos de La Larri

Y pensar que todo esto estuvo “en su día” cubierto de una gran masa de hielo que después se tornaría en lago…

caballos y vacas agrupados en el prado de los llanos de la larri con la cascada al fondo
caballos pastando rodeados de moscas en los llanos de la larri
vista de las paredes del Valle de Pineta desde la cascada de La Larri
Vista de los Llanos de La Larri desde la cascada del Cinca, con las paredes del Valle de Pineta en el horizonte

Un consejo: mete los pies en el agua. Está muy fría pero tus extremidades descansan muchísimo. Además esas aguas cristalinas son irresistibles. Igualmente recuerda que es un espacio natural protegido (Parque Nacional) así que no te pongas a nadar y esas cosas. 

poza de la cascada de la larri con agua de color verde turquesa
agua cristalina con fondo de guijarros grandes en el río cinca del Valle de Pineta

En el inicio del prado encontrarás algunos paneles informativos. En uno de ellos te presentan al Monte Perdido, de 3.355 metros de altura, que es la tercera cumbre más alta de la cordillera.

El Monte Perdido es el macizo calcáreo más grande de toda Europa. El nombre se lo pusieron los montañeros franceses porque es difícil de ver desde Francia hasta que no estás en su misma base.

cumbre del monte perdido con restos de nieve entre las rocas grises desde el Valle de Pineta
macizo del monte perdido con restos de nieve entre rocas grises

Por cierto, la cascada del Monte Perdido es perfectamente visible desde este punto y me enamoré de ella perdidamente. No es sólo por el agua que cae con tanta fuerza como estilo, sino por los pliegues de roca que hay a su alrededor y que forman una postal perfecta. Seguro que hace años era mucho más abundante, en proporción directa con la cantidad de nieve y hielo de glaciar que había en las alturas, pero aun así sigue siendo bellísima.

cascada del Monte Perdido entre rocas con forma de olla

Ruta larga a los Llanos de La Larri

Volvimos por el camino largo. Es una pista con poca inclinación que va dando mucha vuelta hasta pasar al otro lado del valle y del río Cinca. De hecho, termina en el parking público.

Por una parte queríamos ver el paisaje desde ese lado, y por otra no nos convencía bajar por el bosque del camino corto. Las bajadas suelen ser más complicadas y volver saltando entre las rocas con esa pendiente tan pronunciada, como que no.

He de reconocer que este camino no me emocionó tanto. Ya estábamos cansados, en especial mi padre que llevaba unas botas que le hacían algo de daño. Pero… ¡no dejes de hacerla! Por el camino verás unas cascadas impresionantes que vienen de los glaciares y neveros de las cumbres. 

río bajando entre rocas con varios picos puntiagudos al fondo en el Valle de Pineta

Otra cosa que nos gustó de este camino es que hay varias fuentes donde poner rellenar la cantimplora, algo más que necesario después de haber echado toda la mañana en el camino y las alturas. Es agua pura, como la de las cascadas, y está riquísima y fresquísima. Un lujo del camino.

fuente de agua en el camino que consiste en un caño por el que cae el agua del glaciar
Una de las fuentes del camino largo a los Llanos de La Larri

Decía de las cascadas… Hay dos principales. La primera cascada, bajando, es la cascada de La Larri. Tiene una poza excavada por el agua en la piedra de color rojo que la hace espectacular. 

La segunda cascada es la del río Cinca (sí, se llama igual que la de los Llanos) y es la que baja directamente del Monte Perdido. También es espectacular, con una poza más profunda aún, si bien la roca es de color gris. ¡Cuánto cambio en tan poca distancia!

cascada precipitándose en un pozo de roca gris formado por su acción en el Valle de Pineta

Un poco más adelante de la cascada del Cinca parte un sendero que baja por la ladera entre los árboles. Por lo visto te lleva por varios miradores siguiendo el curso del río y sus saltos de agua. Como no teníamos claro si sería muy escarpado o no, y las pocas personas que nos cruzamos tampoco lo sabían, nosotros continuamos por la pista. Resulta que el camino está bien y es más corto y directo además de asegurar las vistas de las cascadas.

¿Por qué no hacer la subida por aquí? En realidad mucha gente lo hace así. En nuestro caso es que no encontramos el inicio de la pista y sí el del camino junto a la ermita. Pero más allá de este despiste, creo que bajar por el camino corto, el del bosque, puede ser más complicado por no decir peligroso.

vista del Valle de Pineta desde la ruta de vuelta con bosques de abetos y pinos y las tres marías al fondo

Ruta de Espierba por la pista de la Estiva

Esta segunda ruta no pudimos llevarla a cabo. La empezamos, pero nos quedamos muy a medias. Nuestro plan era subir en coche hasta los prados de altura de la Estiva, algo que se podía hacer hasta hace no mucho tiempo. El caso es que nuestro coche no es 4×4, pero una amiga que lleva yendo muchos años por allí y que de hecho nos acompañaba, nos aseguró que ella había subido muchas veces con su turismo sin problema porque es una pista en buenas condiciones.

La realidad es que la normativa del ayuntamiento de Bielsa dice que sólo deben acceder vehículos 4×4 a dicha pista, pero aun así pagamos los 3€ para mantenimiento de la pista en el pueblo de Bielsa (hay una caseta para ello en el parking de detrás del Hotel Bielsa) y subimos por la carretera. Dispuestos a saltarnos dicha norma. No, no me enorgullezco de ello y de hecho no recomiendo que lo hagas.

Una vez llegamos al comienzo de la pista nos encontramos con que han hecho unos badenes bastante altos para impedir el paso de listillos como nosotros. Y no han hecho uno sino varios, así que ya sabes, no lo intentes.

pista de la ruta de Espierba con pinos a un lado y los picos al fondo

No desesperes. Hay dos maneras de subir. Una, con un taxi 4×4 desde Bielsa, aunque no tengo claro cuánto cuesta. Y la otra, en el coche de San Fernando (un ratito a pie y otro andando 😁). 

En realidad la pista es muy cómoda para caminar, no tiene mucho desnivel porque va en zig zag y según asciendes vas teniendo unas vistas maravillosas.

No he dicho que subimos a probar esta ruta después de casi una semana haciendo rutas por los Pirineos. Mis padres estaban muy cansados (yo un poco también), y además teníamos una ola de calor con temperaturas muy altas que nos dejaban un poco machacados. Total, que nos dimos un paseo de una hora y media sin aspirar a llegar arriba. No estoy segura de cuánto nos habría llevado andando, puede que tres horas de subida.

¿Cuál es el atractivo de esta ruta? Pues alucinar con las vistas del Valle y los riscos de Pineta mientras subes por la pista. Andar entre bosques de pinos silvestres y pinos negros. Pasear por las grandes praderas mientras contemplas a tu antojo el macizo del Monte Perdido, y subir al Pico del Cuezo si te animas. Ah, y si el prado de La Larri me pareció un entorno muy de Heidi, los pastos de La Estiva son por lo visto mucho más. Casi ná. Espero descubrirlo algún día.  

En la página web de turismo de Bielsa tienes la descripción completa de esta ruta, por si te animas. Te dejo el enlace aquí.

vistas del bosque de pinos y cumbres de roca al fondo en la ruta de espierba

Consejos para tu visita al Valle de Pineta

  • Antes de salir a caminar por la montaña deja dicho a dónde vas y cuánto tiempo calculas que vas a tardar.
  • No descartes llevar contratado un seguro especializado. Como siempre, te recomiendo los seguros IATI y recuerda que tienes un 5% de descuento si lo contratas desde aquí (pinchando en la siguiente imagen)  
  • Para caminar, sobre todo en pendiente, hazte con unos bastones de caminata. Son económicos, lo agradecerás muchísimo y tus rodillas ni te cuento, en serio.  
  • Imprescindible llevar un buen calzado para andar ¡y asegúrate antes de ir de que no te hace daño!
  • No olvides llevar agua, algo de comida, gorra y protección solar. En verano suele haber un alto índice de humedad y hace calor, aunque las mañanas y tardes son frescas. 
  • Lleva el móvil bien cargado de batería y por supuesto cámara de fotos o prismáticos, así disfrutarás más aún de esta maravilla natural y sus detalles. 

Deja el lugar como lo encontraste. Llévate una bolsa para tu basura y residuos, incluyendo: 

  • Los desperdicios de comida: los restos del plátano que te has comido no tienen por qué quedarse ahí, porque no son de allí. Los animales se los comen o las semillas germinan y son especies foráneas que alteran la cadena trófica del lugar. No es sólo tu pieza, es la del otro, la otra, el otro, la otra… somos demasiada gente.
  • El papel con el que, en caso de “ir al baño”, te vas a limpiar ¿es asqueroso llevártelo? pues más lo es ver cómo en determinadas zonas o rincones hay papel higiénico y pañuelos de papel por todas partes, cuando es algo que ¡tarda mucho tiempo en degradarse! 😰

¿Quieres leer más sobre Aragón? No te pierdas el resto de artículos!


Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión con la que me ayudas a mantener este blog, y en ningún caso tú pagarás más.


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí