desierto de los monegros

Actualizado el 20 julio, 2021

Lo llaman desierto, pero no estoy tan segura de que lo sea. Sí es una tierra erosionada y gracias a ello deja ver una fantasía de formas y colores que me esperaba a medias (las formas sí, no tanto los colores). Te hablo del llamado desierto de los Monegros, en la provincia de Huesca ¿Te vienes? 😊


Tenía curiosidad desde hace tiempo por conocer los Monegros, un paraje oscense bastante cercano a Zaragoza. Puede ser una buena excursión a incluir en un fin de semana largo en esta ciudad. Una bonita escapada para el otoño como fue en mi caso, o primavera. No sé si en invierno y verano será tan «hospitalario».

desierto de los monegros carretera

Lo primero que me encontré es con muy poca información en Internet. Afortunadamente el fotógrafo y blogger Víctor de Machbel había pasado por allí y escrito sobre cómo llegar, así que utilicé su artículo como guía :-)

La comarca de los Monegros está dividida entre las provincias de Zaragoza y Huesca, pero es en esta última donde se ubica la zona más «desértica» y curiosa.

Cómo llegar al desierto de los Monegros

  • Sariñena es el pueblo principal. El que dicen es su «capital», y desde aquí es desde donde se toma el camino a la zona de los tozales, esas formaciones hijas de la erosión de los vientos y el agua. Además en Sariñena hay una laguna visitada por las aves que vienen a la Península a pasar el invierno. Nosotras decidimos dejarla para la vuelta, después de andar por los Monegros.
  • Llegar al pueblo de Sariñena no debería dar ningún problema. Pero a partir de ahí, para localizar la zona de los tozales, debes dirigirte a la carretera que sale del pueblo en dirección a Sena (A-131).
  • Bastante antes de llegar a Sena hay un desvío a la derecha señalado con un cartel que probablemente esté medio tumbado y/o semioculto por el maíz que se cultiva hasta el borde de la carretera. Tienes que ir bien atenta.
  • El cartel dice Ruta Jubierres y da paso a una pista que está bastante bien para ir en coche, incluso siendo un turismo.
  • Sigue la pista hasta que cruces un río (el río Alcanadre) y veas una ermita. Ojo, que hay una bifurcación. Tienes que tomar el camino de la izquierda, que inicia un pequeño descenso hacia el río.
  • En la ermita puedes dejar el coche o bien continuar por la misma pista. Ya estás en la ruta.

Desde la ermita, unos metros antes de llegar a ella hay un cartel que señala la dirección hacia el tozal de la Cobeta. Lo vimos, pero no sé por qué pensamos que estaría cerca y lo dejamos para luego.

ermita al fondo de un campo con cielo nublado y azul oscuro
La ermita, vista volviendo del Tozal de Colasico

Los tozales de los Monegros

Decidimos dejar el coche en la ermita y echar a andar por la pista hacia el Tozal de Colasico, uno de los más renombrados, para seguir después hasta los Tozales de los Pedregales.

desierto de los monegros tozal de colasico
Tozal de Colasico
cartel que explica la ruta al toza de nicolasico en el desierto de los monegros
paisaje de rocas calizas erosionadas por el agua bajo cielo nublado y gris

Los carteles de la ermita no advierten del tiempo que se puede tardar en llegar andando a ellos. Y la verdad es que hay una cierta distancia. Invertimos casi una hora en llegar al primero y un rato más hasta los siguientes. Otro tanto de vuelta. El paisaje ya es lo que esperaba, así que yo tan contenta :-)

desierto de los monegros Huesca
Formaciones yesíferas con colores en el desierto de los Monegros
cartel de madera indicando dos direcciones opuestas y paisaje con nubes dramáticas detrás
formación de caliza erosionada por el agua donde se ven distintos colores

Volviendo, fuimos derechas a ver el tozal de la Cobeta y nos encontramos con que el cartel señala que hay unas 2 horas hasta el mismo. El camino es impracticable en coche, así que lo tuvimos que dejar. Era casi mediodía y además no se veía bien marcado el camino y... no es cuestión de perderse en el desierto ¿no?

Como decía, no me pareció un desierto como los que he conocido en otros países.

Sí es un paisaje bastante agreste, hay suelos cuarteados por la falta de lluvia y poca vegetación. Pero también hay algunos cultivos y labradores trabajando aquí y allá.

desierto de los monegros huesos


Lo más curioso, en realidad bonito, son precisamente las rocas y yesos erosionados que dan forma a los tozales.

Las láminas de roca más consistente sirven de base a los yesos que lucen hasta 4 colores. Blancos, grises azulados y varios tonos de ocre «pintan» los tozales en rayas. Las grietas que el agua ha ido dejando año tras año, siglo tras siglo, completan el cuadro. Es realmente precioso y no me cansaba de verlos, de acercarme a ellos…

desierto de los monegros colores de la tierra
Colores en el desierto de los Monegros

Dónde comer en tu visita a los Monegros

Cuando terminamos nuestro paseo, con amenaza de tormenta incluida, decidimos volver a Sariñena y ver si podíamos comer en algún lugar. La salida del pueblo que se constituye en carretera a Sena tiene varios sitios.

Decidimos parar en el Restaurante Monegros. ¡Acertamos de pleno! Tenían un menú de fin de semana que incluía migas o revuelto de verduras, y carnes a la brasa -su especialidad-. Comimos realmente bien y nos reconciliamos un poco con la aparente falta de acogida del lugar.

No entiendo cómo un paraje como los Monegros no está mejor señalizado pues tiene mucho interés para los visitantes.

La laguna de Sariñena

Tras la comida, mientras el sol iba cayendo, nos acercamos a la laguna de Sariñena. Junto a la carretera hay un Centro de Interpretación de aves y la persona al cargo está más que dispuesta a dar información sobre los accesos y miradores, no sólo de la laguna, también de otros sitios de la zona, entre ellos la ruta Jubierre de la que veníamos. De haberlo sabido habríamos parado esa mañana…

desierto de los monegros laguna cercana
Buena parte de la laguna de Sariñena está rodeada de carrizos y otras plantas de agua
centro de visitantes con mostrador con figuras de cartón de patos y aves
Centro de Interpretación de la Laguna de Sariñena
camino entre matorrales y árboles a un apostadero para ver aves a la luz del atardecer

Bajamos hasta uno de los dos apostaderos desde donde poder contemplar las aves que ya andaban por allí. Los mejores momentos son la mañana y la tarde, cuando llegan o se van a dar una vuelta ;)

desierto de los monegros atardecer en la laguna

No había muchas aves porque el frío aún no había hecho acto de presencia, y estaban relativamente lejos. Como nos dijo la mujer del centro de interpretación, por la mañana había habido bastante gente y las aves ponen «agua de por medio» para estar tranquilas.

siete patos volando en línea en el cielo azul oscuro

Por supuesto, es muy importante estar en silencio y hacer el menor ruido posible.

Pudimos contemplar, en cualquier caso, un hermoso atardecer otoñal entre los cañizales y el ruido de los patos y otras aves que andaban surcando el aire y el agua con elegancia, iluminadas por el sol.

cerca del desierto de los monegros atardecer
desierto de los monegros huesca atardecer

Espero que este post te ayude a llegar y disfrutar del desierto de los Monegros y de un día perfecto!

Si quieres leer más sobre Aragón, aquí tienes todos los posts


5% descuento iati los viajes de ali