duna de arena roja que se amontona contra paredes de piedra en Le cirque de Ouanagan

Le Cirque de Ouanagan es un lugar majestuoso. Diferente al de otros paisajes que recorremos en los días anteriores en el Parque Nacional del Tadrart. Y curiosamente mi memoria cambia algunos detalles que, al revisar las fotos, no encuentro ¿Será un sueño? ¿será que la lente obtuvo imágenes distintas a las que yo veía? En el Sahara nada es como parece. Hoy quiero mostrarte en detalle este paraje de un viaje que durante años creí imposible.    

Cuando el paisaje del Tadrart te sorprende cada día

Enfilamos un valle ancho que traza una amplia curva entre paredes de roca altísimas. En principio no es diferente a otros valles, dentro de que aquí todo es diferente. Las rodadas de los coches, los nuestros y puede que los de otros, nos preceden en la arena. Vamos andando. Con calma. 

gran valle en el desierto con rodadas de un coche y columnas de basalto en el horizonte
Entrando en Le Cirque de Ouanagan

Hay algo de vegetación. Quizá haya una guelta (fuente natural) en las cercanías. Quizá el camino sea el lecho de un río seco que guarda algo de humedad, la justa y necesaria para que esas plantas valientes crezcan en la aridez del desierto.  

farallón de roca con columnas talladas por el viento y duna de arena roja con cielo muy azul en Le cirque de Ouanagan
Formaciones rocosas del Tadrart

Ya hemos advertido el cambio de color. La arena es mucho más roja. Las rocas son algo más grises, hay mucho basalto me digo a mí misma, aunque puede que esté equivocada. El color no se refleja en las fotos, de ahí lo que decía al principio: detalles que están en la memoria y no se reflejan en las imágenes. Supongo que es por la cantidad de polvo sahariano que está posado en las paredes. Busco restos de grabados o de pinturas neolíticos pero no hay. Ni rastro. 

formaciones rocosas entre dunas de arena naranja en Le Cirque

🌍 Recuerda viajar con un buen seguro de viajes. Yo te recomiendo IATI Seguros, con quien viajo siempre, y en este enlace puedes conseguir un 5% de descuento sólo por ser lector de Los viajes de Ali.


El laberinto de Le Cirque 

Y de repente, en un recodo del camino, entramos en una zona de pasillos angostos y pequeñas cuevas. Es como el cañón del Siq en el yacimiento de Petra, pero con gargantas más estrechas y totalmente salvaje. 

pared de roca arenisca con signos de humedad y suelo de arena y al fondo un tuareg y dos viajeros mirando la pared
Entrando en el laberinto de Le Cirque de Ouanagan
pasillo de roca arenisca con suelo de arena roja que entra en el laberinto de Le cirque de Ouanagan
túnel de roca arenisca con colores anaranjados en le cirque de ouanagan

Hay muchas oquedades y cambios de color en lo que ahora parece arenisca. Zonas más oscuras, otras más claras. Parece que hay manchas de humedad. En cualquier caso más color ocre que el gris que las precede y que no se termina de apreciar en las fotos. Las paredes parecen muy suaves, pero cuando las tocas te sorprende su rugosidad.

roca modelada por el viento con agujeros y columnas naturales en Le cirque de Ouanagan

Moussa aparece hecho un ovillo encajado en uno de esos huecos. Sonriente, como un niño pequeño, esperaba darme un sustillo. Con sus casi dos metros de altura impone verle así encogido ¡Qué flexibilidad! 

tuareg altísimo encogido entre huecos de pared modelada por el viento con grandes agujeros como si fuera escultura abstracta

Siento que si me dejan ahí sola no salgo con vida. Que si sigo caminando por esos “pasillos” me pierdo irremediablemente. No tengo ni idea de su extensión, apenas avanzamos unos metros y después volvemos sobre nuestros pasos. Nuestro guía tuareg es quien lleva la voz cantante y no es momento de ponerse tonta, nada de asumir el riesgo de perderte en un laberinto así. 

cañón de roca de color tostado paisajes del sahara
Los pasillos de Le Cirque de Ouanagan se internan hasta no sé dónde…

Nos asomamos a una cueva y decidimos entrar. Tiene una salida un poco más allá. Buena vía de escape si la conoces con antelación. ¿Sería éste el escenario de alguna escaramuza entre tribus?¿O el escenario de leyendas sobre espíritus, o quizá de parejas de enamorados que huyeron ante la incomprensión de sus familias? Desde luego da para inventarse unas cuantas historias 😉 

túnel de roca con suelo de arena roja y al fondo montañas de Le cirque de Ouanagan
salida del tunel entre rocas negras y suelo de arena y al fondo otra montaña

Le Cirque de Ouanagan

Volvemos a la avenida principal, el camino ancho, el oued o cauce de río seco. Siguiendo su discurrir de curvas amplias desembocamos en una especie de circo. De aquí el nombre francés mezclado con árabe. Le Cirque de Ouanagan. 

salida de la gran plaza de roca de Le cirque de Ouanagan con farallones de roca con forma de columnas
panorámica de le cirque con suelo naranja y cielo muy azul
Panorámica de Le Cirque aunque no se aprecia bien su forma semicurvada. Es difícil contenerla en una sola foto
rincón de Le cirque de Ouanagan con suelo de arena muy roja

Las paredes son tremendamente altas. Las rocas parecen cinceladas con cuidado y con descuido a la vez. Hay miles de agujeros que podrían haber sido tallados y después pulidos por pacientes picapedreros, pero no. El viento actúa sin ser molestado por nada ni nadie año tras año, siglo tras siglo, en lo más profundo del Sahara.  Y crea bellezas de este calibre.

columna de roca que parece retorcida con muchos agujeros hechos por el viento y montaña detrás con suelo de arena roja
Columna de piedra que parece retorcida por los elementos
gran torre de piedra arenisca con muchos agujeritos hechos por el viento recortándose en el cielo azul

Cruzamos una plataforma de roca y admiramos las formas de fantasía. Torres y más torres. De tamaño gigantesco. Por aquí laminadas, por allí socavadas. 

formación de roca gigantesca con agujero en el centro y muchas cavidades hechas por el viento en Le cirque de Ouanagan
roca con agujeros naturales paisajes del sahara

Ningún otro lugar de la Tierra me ha embrujado y cautivado como las soledades movedizas del gran océano desecado – Isabelle Eberhardt

personas andando junto a enormes columnas de roca con muchos agujeros y rugosidades en el sahara
Mis compañeros andando entre gigantes de piedra
torres de piedra de Le cirque de Ouanagan

Poco a poco vamos saliendo de este sueño y nos encontramos delante de un campo de piedras totalmente negras. ¡Qué transición más extraña! El horizonte está dominado por grandes moles de dicha roca, ahora sí que es claramente basáltica. Siempre en contraste con la arena roja. Las fotos no están forzadas, el color es ése. Intenso, intensísimo. Y eso que es mediodía. Cómo será a la luz del amanecer o del atardecer. 

paisaje de rocas basálticas de color negro formando torres y mesetas que se pierden en el horizonte con cielo muy azul
paisaje de rocas basálticas con suelo de arena y algunas plantas verdes en primer plano
paisaje con mesetas basálticas al fondo y rocas negras entre arena roja en primer plano
detalle del suelo con roca basáltica de color gris y arena roja

Necesitaría mucho tiempo para poder estar en cada rincón a esas horas de luz mágica. O muchos viajes

A la sombra de una pequeña meseta nos esperan Mokhtar, Tayeb y Biji con los tés y el almuerzo. Con los kilim para que no nos sentemos en el puro suelo. Ponemos los cargadores solares al sol, valga la redundancia, para alimentar nuestros móviles en ese ratito. Y vamos al baño: cada uno a donde considera, lejos de las miradas de los demás, tras la roca que más rabia te de. Te aseguro que agacharte a hacer tus cosas en esos parajes es mejor que cualquier baño de lujo, aunque en vez de cisterna tengas que cavar un agujero, enterrar lo que dejas allí y quemar el papel con el que te limpias. Todo sea por no dejar materiales extraños en el lugar.

Viajar al Tadrart significa olvidar que hay un objetivo o una lista de “lugares que ver” y concentrarse simplemente en “estar” allí, empapándote de esa Naturaleza tan increíble y sus detalles. Recordar rincones como Le Cirque de Ouanagan ayuda a no perder la memoria de un gran viaje que ojalá (in sha allah) pueda repetir ❤. 

¿Quieres leer más sobre este viaje a Argelia? ¡No te pierdas el resto de posts!


Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión con la que me ayudas a mantener este blog, y en ningún caso tú pagarás más.


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí