petra jordania

Petra es inconfundible, archiconocida gracias a revistas y documentales viajeros, y también por una de las pelis de Indiana Jones. Quizá esto último hizo que este gran yacimiento arqueológico saltara a la fama. El caso es que es un objetivo viajero del calibre de los templos de Angkor o las Pirámides egipcias. Vente que te la enseño en detalle 😉

Petra, la antigua ciudad nabatea, es grande y calurosa

Te puedes cansar de ir y venir, porque es mucho más grande de lo que sospechas, pero nunca de observarla y admirarla. Ahora, dos días de visita se me antojan poco tiempo. Allí me parecieron suficientes. El cansancio muchas veces nos agota los sentidos y después lamentamos lo perdido. Ya quiero volver.

Petra fachada del tesoro
Detalle de la fachada de El Tesoro de Petra

Me acerqué a ella con el miedo a que las expectativas no se cubrieran, pues había soñado con ese momento mucho tiempo.

Me acerqué a ella con cierto hormigueo en el estómago. Hormigueo de ilusión y también de recelo por la idea de «después de haberla visto tanto en fotos, a lo mejor no es lo que yo pienso».

Pero como siempre, nada es comparable con estar allí. Nada es comparable con respirar su aire, tocar las rocas de arenisca, admirar los increíbles colores que el óxido de los minerales han dejado en ellas. Ni con observar a los beduinos que se buscan la vida arriba y abajo todo el día. Con sus burritos y dromedarios engalanados, con su khol en los ojos. Presumidos, galantes, risueños.

Petra rayas de colores en arenisca
Areniscas de colores en las paredes de Petra
Petra beduino en el tesoro
Me pareció ver a un tal Jack Sparrow junto al Tesoro de Petra…
camellos con mantas de colores en el yacimiento
Camellos, beduinos y turistas en Petra

Las fotos nunca lograrán transmitir la sensación de encontrarse ante esos enormes templos y palacios de proporciones colosales. No, hay que ir.

Un poco de historia

Petra fue una de las paradas clave de la antigua Ruta de la Seda y la Ruta de las Especias. Una gran ciudad que el geógrafo griego Estrabón mencionó por su grandiosidad, asegurando que estaba gobernada por un rey al que le gustaba celebrar grandes fiestas. Y no fue el único.

Las caravanas transportaban al mar Mediterráneo incienso, mirra y diversas especias desde la Arabia Feliz (Diodoro Sículo).

beduinos y un burrito junto a las paredes del yacimiento
Beduinos entre las paredes de Petra

La caída de Petra

Una pregunta que no puedes evitar hacerte es… ¿por qué Petra fue abandonada?

En el siglo III las rutas comerciales cambiaron a favor de Palmira (Siria). Petra, por aquél entonces ciudad romana, fue sumiéndose en el silencio. Siguió deprimida por su ocaso hasta que un terremoto, en el año 365, tiró abajo muchos de sus edificios. Para entonces ya no debía de quedar mucha gente viviendo allí…

beduinos descansando
Jóvenes beduinos descansando a la sombra

La vuelta a la historia

Johann Ludwig Burckhardt, explorador suizo (también descubridor del templo de Abu Simbel), fue el responsable de devolver Petra a nuestra mirada.

Corría el año 1812 y después de dudar mucho sobre las historias que los camelleros le contaban acerca de una misteriosa ciudad llena de tesoros, y recordando a Estrabón, decidió intentar encontrarla.

Era un camino peligroso, plagado de bandidos, y su guía le abandonó. Consiguió otro en un pueblo cercano y con él llegó a El Siq. El impresionante desfiladero que hoy recorres para llegar a tener la visión que aquél explorador tuvo. La diferencia es que él lo vio solito. Disimulando su emoción ante el hombre que le acompañaba, porque las sospechas hacia los espías ya existían en aquél entonces.

Petra tesoro desde el siq
La Puerta del Tesoro asomando al final del cañón del Siq

Lo que hubiera dado por tener un momento como ése. Divisar el templo del Tesoro al fondo de las altísimas paredes que parece van a caer sobre ti, sin nadie alrededor.

Hoy es realmente difícil conseguir eso. Siempre hay visitantes. Como yo, como todos nosotros. Y carros y burros que pasan a toda velocidad y de los que hay que apartarse si no quieres tener un accidente.
En fin, la vida en Petra ha cambiado mucho desde entonces.

 siq en hora punta
Desfiladero del Siq en hora punta

Sin embargo, si logras ser de los primeros en entrar, o pasas por allí a horas ligeramente intempestivas como el mediodía, seguro que logras encontrar la atmósfera necesaria para estar y llenarte de esa calma maravillosa en la que todo cobra una dimensión más clara, más brillante, más romántica.

¿Visitamos Petra, aunque sea virtualmente?

Empezamos en el Valle de Moisés o Wadi Musa

El Valle de Moisés o Wadi Musa es un primer tramo de camino facilón que discurre junto al cauce seco -casi siempre- del río Musa, el río de Moisés. En unos 300 metros llegamos a la embocadura del Siq.

Por el camino verás construcciones excavadas en la roca. Grutas funerarias y unos cubos de roca de un solo bloque que quizá representen a un dios nabateo. Los llaman djin, igual que a los «genios», en árabe. Me gustaron mucho esas construcciones algo misteriosas porque no tienen ninguna abertura. Los guías cuentan que son antiguas tumbas ¿Por dónde entraría el cadáver?

Wadi Musa en Petra
Tumbas antiguas en Wadi Musa

Petra está llena de misterios sin resolver. Por ella se pelean los arquéologos e historiadores a falta de registros escritos fidedignos. Por ello quizá tenga un aura especial.

Petra caballo
Domando un caballo en el Valle de Moisés. En su inicio puedes subirte a una de estas monturas para ir hasta el Templo del Tesoro, pero te recomiendo hacer el trayecto al menos una vez andando, para poder observar los detalles a placer.

Un poco más abajo encontramos la preciosa Tumba de los Obeliscos o de las Pirámides, que me sorprendió y encantó a partes iguales.

Petra templos al atardecer
Tumba de los obeliscos al atardecer

El Siq, un desfiladero imponente

Y siguiendo, siguiendo… ahí está. El comienzo del Siq, el imponente desfiladero de dos kilómetros de longitud y con paredes que llegan a alcanzar los 200 metros.

Dos hombres disfrazados de guardianes nabateos con casco, lanza y escudo
«Guardianes» del Siq ataviados con uniformes de antiguos nabateos o romanos
Petra paseando por el desfiladero
El inicio del Siq

Quizá sea el lugar más sombreado de todo el yacimiento, y probablemente el más difícil de fotografiar por los fuertes contrastes de luz que encuentras a cada paso. A ratos no tan imponente como lo imaginabas, y a ratos más de lo esperado. Por el camino aparecen detalles que sólo anuncian lo que vas a ver después.

Petra esculturas
Figuras que parecen a medio tallar en las paredes del Siq

Lo que se aprecia perfectamente es la antigua canalización de agua que posibilitaba la supervivencia en este lugar desértico.

Petra detalles del siq
Tumba o fachada de vivienda tallada en la roca del Siq
Petra roca con forma de elefante
¿es o no es un elefante?

Lo recorrí seis veces, así que de momento tengo grabados muchos detalles en la retina. Y aun así, sé que cuando vuelva descubriré otros nuevos y quizá otros algo olvidados.

Petra desfiladero
Cañón del Siq
Petra fotos en el siq
Momento foto en el Siq…
Petra desfiladero del siq
Paredes de roca del Siq
chicas jordanas andando por el siq todas con hiyab en la cabeza
visitantes jordanas, probablemente estudiantes

El Tesoro de Petra

Al final, cuando piensas que aún queda camino, llega esa imagen que la hace famosa. La gran fachada del templo del Tesoro.

«Me lo imaginaba más alto y estilizado!» fue lo primero que pensé. Eso, y «qué rollo, la gente y los camellos, el chiringuito de bebidas justo enfrente, esto parece una romería».

Pero poco a poco y con el correr de las veces que nos «acercamos» a contemplarlo fui descubriendo que no te cansas de verlo.

 beduino y turistas
Beduino observando a los turistas delante de la fachada del tesoro
fachada del tesoro
El Tesoro de Petra
Petra fachada del tesoro columnas
Detalle de las columnas y gigantesca puerta del Tesoro de Petra
Petra detalle del Tesoro

La ciudad de Petra es mucho más que el Siq y el Tesoro

A partir de allí, un pequeño tramo de cañón continúa y nos conduce a un festival de fachadas, tumbas, y colores.

 tumbas reales de forma rectangular con decoración de triángulos sobre las puertas, excavadas en la montaña
Tumbas reales de Petra

Es la Petra que no conocía. Yo sólo tenía en la cabeza la fachada del Tesoro, nada más. Y de repente me encuentro con una gran extensión de edificios que parecen salir de la roca. De grutas con interiores que parece pintados por algún artista moderno. Incluso hay un anfiteatro, y más allá mosaicos de la época romana.

 colores de arenisca
Juego de colores de las areniscas de Petra
Petra rayas de colores
Petra teatro antiguo
Anfiteatro de Petra
Petra Patrimonio de la Humanidad
Uno de los palacios de Petra

La sorpresa continúa cuando subes al Monasterio de Petra, que es como un segundo «Tesoro» y que por eso lo he reservado para otro post.

 ruinas romanas
Ruinas romanas en Petra

Gira, sube, baja, anda arriba y abajo. Haz una parada para tomarte un zumo de naranja recién exprimido por «sólo» 3 dinares (algo más de 3 €).

puerta de una tumba excavada en la roca de colores
Puerta de Petra en una pared de arenisca de colores de fantasía
 beduino vestido de blanco y reclinado sobre una manta en el yacimiento
Beduino de Petra
Petra Jordania templos
Fachadas poderosas de Petra
Petra zona de descanso

Escucha al abuelo que toca esa especie de laúd de una sola cuerda que es uno de los instrumentos nacionales de Jordania. Dale unas monedas para que él y sus nietos puedan cenar esa noche. Muchos de estos beduinos aún viven en el yacimiento. Es su tierra, su casa.

Petra músico en las ruinas
Beduinos de Petra

Fíjate en el policía turístico de las gafas de espejo y hazle una foto, posará encantado ;)

 policía turístico con pañuelo beduino en la cabeza y gafas de sol de espejo
Policía turística de Petra

Emborráchate de templos, detalles y paisajes. Y con tranquilidad si vas para más de un día, o el agotamiento hará mella en ti.

Petra gran templo
pared de arenisca con colores rojos, blancos, amarillos y azulados
Fantasía de colores
Petra tortugas
Petra beduino

Datos prácticos

  • Para visitar Petra tienes varias opciones. Si no quieres depender del transporte público y tampoco quieres alquilar y conducir un coche, puedes reservar una excursión aquí.
  • Si vas por tu cuenta, te aconsejo que compres una Jordan Pass antes de ir al país, porque te incluye tanto el visado como la entrada a Petra y a prácticamente todos los sitios turísticos de Jordania (Jerash, Wadi Rum, y un largo etcétera). Sólo tendrás que decidir si compras la que incluye sólo 1 día de visita, 2 días o 3 días. Lo que no sé es si incluye el espectáculo Petra by Night, que te recomiendo muchísimo.
  • En la web oficial de Petra puedes consultar horarios y el precio de las entradas y de Petra by Night actualizados, te dejo el link aquí.
  • Como he mencionado antes, puedes comer dentro del yacimiento así que no tienes por qué ir cargar con ello. Lleva, eso sí, agua para al menos la primera parte del día.
  • Lleva protección para el sol, o compra un pañuelo beduino, gafas de sol, y baterías bien cargadas, que vas a alucinar 😊
Petra paisaje al atardecer
Paisaje de Petra al atardecer

¿Quieres leer más sobre Jordania?


Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión con la que me ayudas a mantener este blog, y en ningún caso tú pagarás más.

banner los viajes de Ali con IATI