capital de naxos

La capital de Naxos, llamada Khora, es la puerta de entrada y la población más grande de la isla más grande del archipiélago de las Cícladas. Y es preciosa, rotundamente preciosa. Ya me gustó mucho cuando fui la primera vez, a pesar del ajetreo veraniego. Por eso siempre dije eso de «quiero volver». Por fin lo he hecho y el resultado ha sido una experiencia distinta, más intensa, «más mejor». Y que conste en acta que el viaje anterior no lo cambiaría por nada  🙂

Naxos se mira a sí misma en el mes de Marzo

Los turistas que van y vienen en peregrinación por sus callejones blancos buscando la sombra no están. Pasear por las calles de la capital de Naxos con todo el tiempo que quieras dedicarle es un placer que recomiendo a todo aquél que busca un rincón del Mediterráneo en el que disfrutar de la no-oferta turística. Viendo su cara más íntima y tranquila, solitaria, local.

calle de paredes blancas y puertas y ventanas azules en la capital de naxos

Se lo recomiendo a todo aquél que busca un refugio para escaparse del mundanal ruido.

vista de la capital de naxos desde el paseo marítimo

Y así te encontrarás con…

El pescador que todas las mañanas vende pulpos junto a la barca con la que salió antes del amanecer, el mismo cuyo encuentro dejé en la sección Gentes del Mundo del blog.

Los gatos que vienen y van por todos los rincones. Gordos, hermosos, atigrados o negros. Verdaderos reyes a los que todo el mundo dedica unas palabras de cariño en esa lengua dulce y que suena tan antigua, el griego.

capital de naxos

El color blanco de la cal en las paredes, deslumbrante, recortándose en el azul brillante del cielo si hace bueno, o en las nubes amenazantes. Según el día.

capital de naxos


Los curas ortodoxos vestidos de riguroso negro. Con sus barbas más o menos crecidas. Caminan presurosos con sus compras cotidianas en la mano. Una imagen que quizá no te esperas, la de estos «hombres de fe» haciendo sus tareas domésticas.

cura ortodoxo con hábito negro y barba blanca andando por la capital de naxos con bolsas de la compra

Las minúsculas ermitas, suelen estar abiertas y vacías. Parecen invitar a sentarte frente a las vírgenes y cirios encendidos a pensar.

Y los puestos de fruta que todas las mañanas se despliegan en su rincón, en el escasísimo espacio de la calle.

Todo está medido, y a la medida necesaria.

frutería con mercancías en una calle estrecha de la capital de naxos

Los restaurantes fantasma, todavía sin mesas ni sillas ocupando las plazas, esperando a que llegue la temporada alta. Están en pleno proceso de reforma o «tuneo». Habitados por pintores, carpinteros, fontaneros y obreros.

capital de naxos

6 sitios que ver en la capital de Naxos

Portara de Naxos: la puerta de Apolo en el islote de Palatia

La puerta de Apolo es el símbolo de Naxos, y no es para menos. Te recibirá y despedirá de Naxos, pues está junto al puerto. Ahí, bien visible para todos.

El antiguo templo dedicado a Apolo quedó a medio hacer y por eso, o por el paso del tiempo, no hay mucho que ver. Pero la puerta sigue ahí, en pie, invitando a mirar a través de ella cómo se pone el sol. Un umbral abierto al mar, como el marco de un cuadro vacío.

imagenes-y-sensaciones-grecia

Estar en la Portara de Naxos completamente a solas es sentir que tienes una vida privilegiada sólo por momentos como ese.

Estar allí completamente a solas es tener tiempo para pensar, o para dejar la mente en blanco, vacía. Sin pensamientos, que es mucho más difícil.

Un lugar desde el que contemplar por tiempo indefinido la capital de Naxos, Khora, la ciudad encaramada en un montecillo ligeramente más alto que el que ocupa la Portara.

portara del templo de apolo con sol en el centro a punto de ponerse en el mar capital de naxos

Un lugar privilegiado para los amantes de la fotografía

La Portara se te antoja perfecta, con su mármol pulcramente tallado. Con algunas protuberancias que probablemente servirían para sujetar futuros muros, o quizá sirvieron para que fuese levantada.

capital de naxos
vista de la portara de mármol del templo de apolo con la capital de naxos detrás al fondo

Y te gustaría tanto disponer de un sitio así junto al lugar que habitas la mayor parte del año…

vista de la portara en su islote con playa de piedra delante y mar que parece humo
restos del templo de apolo, sol poniéndose y portara de la capital de naxos

La guinda de este rincón lo pone la mitología

Dicen, cuentan, que por aquí pasó Teseo después de matar al Minotauro en Creta para dejar abandonada a Ariadna, la hija del rey Minos.

Seguro que era una princesa famosa por su belleza. En cualquier caso parece ser que fue quien ayudó al héroe a salir del laberinto.

Sin embargo no quedó mucho tiempo abandonada porque al día siguiente el mismísimo Dionisos vino a recogerla y se la llevó a la isla de Lemnos. ¡Cuánto trajín, pobre chica! (la mujer, como siempre, es una víctima o es el origen de los conflictos y locuras de los tíos).

capital de naxos
De camino a la Puerta de Apolo una estatua rememora el abandono de Ariadna. Ay Teseo, qué tonto fuiste…

El puerto de Naxos

Antes de internarte en el laberinto blanco del Kastro (casco antiguo), o antes de acercarte a la Portara, te encontrarás con el puerto de Naxos. De hecho, si llegas en barco tus primeros pasos en la isla serán dados en este puerto. Obvio ¿no? 😉

capital de naxos
Puerto de Naxos con barcos de pesca

Actualmente en Naxos hay un moderno paseo marítimo ancho y cómodo que discurre entre los muelles donde los barcos y barcas de pesca van y vienen, aparcan y descargan. Todos mezclados con barcos de recreo, incluso algún que otro yate lujoso.

barquitos pesqueros atracados en el muelle de la capital de naxos a punto de hacerse de noche

No llegué a madrugar tanto como para ver un gran ajetreo de marineros, pero es muy probable que en temporada baja tampoco esto suceda. Al fin y al cabo, los habitantes son los que son, y más de la mitad de los restaurantes están cerrados a estas alturas del año.

pescador con mono amarillo saliendo de su barco de pesca en la capital de naxos

De todas formas, si te fijas bien, verás a alguno limpiando pulpos en su barca, o a una preciosa foca o león marino nadando de aquí para allá.

marinero cortando pescado en su barco de pesca en la capital de naxos
Limpiando pescado en su barca
león marino nadando entre barcas en el puerto de la capital de naxos
Foca en el puerto de Naxos

Lo que es seguro que veas es la Panagia Myrtidiotisia, una preciosa ermita plantada ahí, es un pequeño islote. Los marineros se santiguan delante de ella, seguro, antes de salir a la mar cada día.

la elección del próximo destino grecia
Panagia Myrtidiotisia

✍ Un consejo: no te olvides de contratar un buen seguro de viaje. Yo siempre te recomiendo IATI Seguros y es con quien yo viajo. Reservando desde aquí obtienes un 5% de descuento ¡sólo tienes que hacer click en la foto! 👇


Desde el paseo marítimo las vistas de Khora son perfectas

Pensado para los peatones, en el paseo hay bancos en los que sentarse a disfrutar del sol y las vistas de Khora encaramada en su colina, y tan sólo un par de carriles para los coches.

Al otro lado de la vía un paseo aún más ancho da cobijo a las terrazas de los restaurantes, de más y menos nivel. Desde los que venden gyros o pitas a 2,5 €, hasta los especializados en el pulpo y otros pescados del día. También hay varias pastelerías, cafeterías, algunas tiendas de souvenirs, y las agencias de viaje en las que comprar los billetes de barco para otras islas o el continente y excursiones que -una vez más- no están disponibles en temporada baja.

Un puñado de recursos en unos cientos de metros. Más que suficiente para satisfacer las necesidades del turista en su día a día en la isla.

puerto de la capital de naxos lleno de restaurantes
gato mordisqueando pulpo fresco en puerta de restaurante en naxos

El Kastro de Naxos, casco viejo para los amigos

Aquí se ubicaba la antigua Naxos, donde empezó todo. Aquí conquistaron, gobernaron y fueron expulsados los persas. Luego los duques venecianos con sede en Estambul, aunque no hay mucha influencia otomana porque los turcos sólo sacaron unos cuantos impuestos. El resto se lo llevaron los venecianos.

Y oye, que dicen que el pirata Barbarroja conquistó la isla en su día.

capital de naxos

Como siempre, la historia del Mediterráneo es un constante ir y venir de pueblos, culturas, civilizaciones, maneras de hacer, simbiosis, mezcla.

Es hora de adentrarse en Khora y esas calles que mezclan la cal con la piedra

Quizá esta no es una ciudad muy «pura» en cuanto a la arquitectura ciclácida frente a lo que te encuentras en otras islas del Egeo, pero sí que predomina este estilo.

Es decir, calles con suelos de roca y juntas encaladas. Cúpulas azules y verdes culminando los tejados de las iglesias ortodoxas. Escaleras, recovecos. Túneles abiertos en la parte baja de las casas para poder andar, para poder refrescarse, para poder contarse los secretos.

calle de la capital de naxos toda pintada de blanco con dos macetas
calle blanca con arco de piedra y puerta al fondo en naxos

Un pequeño-gran laberinto delicioso que nunca cansa, que siempre ofrece detalles, inesperadas panorámicas, y una agradable tranquilidad.

escaleras que suben a iglesia blanca en la capital de naxos

Todo ello con la impronta de aquél ducado veneciano que dejó arcos de piedra y murallas de un castillo que nunca se deja ver entero. Esto es lo que hace especial a Naxos frente a Santorini o Mikonos, por citar dos ejemplos bien conocidos.

escaleras que suben hacia un arco de piedra en la capital de naxos
piedra de mármol con relieves vegetales en una puerta de la capital de naxos

Museo Arqueológico de Naxos

El Museo Arqueológico de Naxos es una pequeña sorpresa. De horarios restrictivos, pero precio asequible (3 €), es fácil visitarlo en solitario y eso ya es un punto 🤗

Ah, se puede hacer fotografías en el interior, siempre que sean sin flash.

capitel de columna griega con volutas en una escalera de piedra de la capital de naxos

Lo que puedes ver en este museo es una preciosa colección de figuras cicládicas, misteriosas, modernísimas, marmóleas. Es como si Picasso hubiera pasado por allí haciendo de las suyas, excepto que son muchísimo más antiguas que el excelso pintor, porque tienen la friolera de entre 2.000 y 3.000 años de antigüedad.

capital de naxos museo

Quizá él se inspiró aquí, al menos para su época cubista. Me apuesto lo que quieras 😉

Además de las figurillas, tienen una pequeña colección de cerámica antigua y algunas estatuas. ¡Merece la pena!

cabeza de estatuilla cíclada hecha en mármol blanco y de forma esquemática en el museo arqueológico de la capital de naxos
vasija de cerámica antigua con espirales pintadas del museo arqueológico de la capital de naxos
vasijas griegas antiguas con figuras pintadas en blanco y negro naxos

También se puede visitar la torre medieval. Yo no lo hice porque no conseguí coincidir con los horarios de apertura de la temporada baja y no tenía muy claro si quería o no visitarla, así que no me esforcé mucho, la verdad. Pero estar, está.

muralla de piedra y torre al fondo en la capital de naxos

La catedral Ortodoxa de Naxos

La catedral ortodoxa de Naxos es la iglesia más gallarda de la ciudad. Se distingue enseguida, a un minuto andando desde el extremo norte del puerto.

Si tienes suerte te la puedes encontrar abierta, y si eres discreta te permitirán hacer algunas fotos en su interior, mientras el o los curas y su asistente, generalmente una mujer mayor, terminan de recoger o de preparar la misa.

catedral de naxos con cúpulas verdes y campanario blanco
cura ortodoxo a contraluz en puerta de la catedral de la capital de naxos
montón de velas dispuestas para los fieles en la catedral de naxos

Aun así, yo soy más de las pequeñas ermitas que te encuentras al paso en los recovecos del Kastro.

iglesia blanca al fondo de calle con muro de piedra y casa con ventana roja capital de naxos

Playa Agios Georgios, la playa de la capital de Naxos

Si continúas andando por el paseo, acabarás bordeando un cabo y llegando a la playa Agios Georgios. Es una playa más bien hermosa, donde se sitúan muchos alojamientos.

En el mes de Marzo las aguas expulsan a la orilla muchas, muchas algas… pero supongo que en verano la arena está más limpia. Desde luego el agua lo está. Limpia, transparente, exhibiendo colores turquesa y azules preciosos.

playa de naxos y al fondo la ciudad

El extremo contrario a la capital de Naxos promete dunas y otra playa. En realidad es así, pero el lugar está descuidado así que después de echar un vistazo tranquilamente, vuelves sobre tus pasos y decides qué hacer entre los siguientes planazos: sentarte a leer mientras el viento y el sol te acompañan, contemplar el mar que siempre hipnotiza, o volver a la capital de Naxos para observar a los ocasionales pescadores recortándose en la increíble luz de esas horas. Tú decides, es difícil que falle cualquiera de estos planes, de estos momentos, de estas vivencias.

Barco pesquero de color rojo en dique seco con casas de la capital de naxos detrás, con luz de atardecer
pescadores en rocas con luz dorada de fondo en la capital de naxos
gato atigrado sobre rocas de mármol en la capital de naxos
sol como gran bola de fuego en atardecer en naxos

Si quieres planificar un poco tu estancia en la capital de Naxos, mira las siguientes actividades que hay en GetYourGuide y recuerda que si haces la reserva a través de este link, yo recibiré una pequeña comisión con la que me ayudarás a mantener el blog 👇

Si quieres leer más sobre esta isla y Grecia, no dudes en ir a los siguientes posts 🙂


Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión con la que me ayudas a mantener este blog, y en ningún caso tú pagarás más.


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí