entrada a topkapi museos de estambul

Actualizado el 29 noviembre, 2022

Estambul es una gran ciudad repleta de historia, y cómo no, de museos y monumentos. Sin embargo, la oferta puede ser tan amplia que quizá abrume un poco, así que aquí tienes mis recomendaciones de museos de Estambul y otros monumentos en el centro histórico ¡Los que yo no me perdería! ¿y tú?

Museos de Estambul: consejos prácticos

Antes de ver lo que ofrece cada uno de los museos y monumentos que he elegido, vamos a empezar por lo más práctico:

👉 Aunque ya lo dije en la guía de Estambul para una semana, te recomiendo que compres la Museum Pass, que es la tarjeta oficial de los museos de Estambul. No la confundas con otras tarjetas que se venden online. Son mucho más caras porque te incluyen visitas guiadas en todos los sitios.

  • El precio de la Museum Pass es de 360 LT (alrededor de 20€ en abril-septiembre 2022) y con ella puedes entrar en 10 sitios, aunque no voy a hablar de todos ellos porque no hice las visitas completas.  
  • La amortizas sólo con el Palacio de Topkapi + Harén y la Torre de Gálata, así que sale muy a cuenta. 
  • Puedes comprarla en las taquillas de cualquiera de los museos que incluye
  • Su validez es de 5 días a partir del primer uso.
  • Sólo puedes entrar una vez en cada museo

👉 Atención al lunes: es el día de cierre de los museos excepto el palacio de Topkapi, que lo hace los martes.  

patio cubierto con bóvedas y columnas de mármol de topkapi
Patio de Topkapi
plato de cerámica antiguo con dibujo de un toro
Plato de cerámica antiguo del Museo Arqueológico de Estambul

Si quieres hacer una visita guiada por Estambul, ya sea en formato freetour o con más «enjundia», no te pierdas las ofertas de Civitatis.

¡Ahora sí, vamos con los museos!

Palacio de Topkapi

No puedo dejar de empezar por una de las grandes estrellas de Estambul, tanto en términos históricos como museísticos. El Palacio de Topkapi es una maravilla y, a no ser que vayas a hacer una estancia muy corta en la ciudad o ya lo conozcas, no puedes dejar de visitarlo. 

❗❗ Una advertencia: el Harén de Topkapi se paga aparte de la entrada al Palacio, pero si no visitas el Palacio, no puedes entrar en el Harén. Y créeme si te digo que lo mejor de lo mejor está en el Harén. La visita de ambos, eso sí, es un poco paliza porque no suele bajar de las tres horas. No en vano estamos en un lugar que se estima tiene entre 600.000 y 700.000 metros cuadrados. Pero con calma y sin mirar el reloj, no hay problema 🤗 

Topkapi es una pequeña ciudad en sí misma. Una pequeña fantasía de minaretes, chimeneas y tejados de plomo. 

torres don tejado puntiagudo y ramas de árbol en día nublado
Torres del Palacio de Topkapi.

Esta era la antigua residencia de los sultanes y sus grandes familias. También fue el epicentro del gran Imperio Otomano, y aquí se tomaban muchas decisiones para administrarlo. Así fue durante casi cuatro siglos, hasta 1853, con las sucesivas modernizaciones que imponía cada época. Fue en ese año, ya en la segunda mitad del s. XIX, cuando el sultán Abulmecid decidió trasladar su residencia al Palacio de Dolmabahçe junto al mar. Topkapi empezó a caer en el olvido. Al menos un poco…  

murallas que rodean topkapi y un edificio que es gran fuente
Murallas de Topkapi desde el exterior

Pero más allá de su importancia, andar entre sus dependencias, salas, pabellones y jardines es como cruzar una puerta y cotillear en el mundo privado de los sultanes, princesas, visires, etc. Un mundo de lujo y grandeza antiguas.

Hay estancias llenas de azulejos finamente decorados, sofás hechos con telas de seda, lámparas de cristal enormes, tronos, mesas ricamente labradas, camas con dosel, cúpulas, arcos, filigranas. Decoraciones armoniosas y otras más barrocas donde se mezclan las «moderneces» de la época con la tradición. No será por falta de estímulos 😊

fuente con forma de Meca en el palacio de Topkapi museos de estambul
Detalle de un estanque-fuente de Topkapi

El primer patio dentro de las murallas del recinto está abierto y es gratuito. Allí se ubican las taquillas para comprar la entrada o la tarjeta de museos, y recoger la audioguía si está incluida (con la Museum Pass sí lo está).  

avenida entre árboles que lleva a la entrada de Topkapi
Primer patio con la entrada principal al fondo. A la derecha están las taquillas.

Una vez pasados los tornos con la entrada, estarás en el segundo patio y puedes elegir tu camino. Yo opté por ir a las cocinas, situadas a la derecha, andando bajo la gran arcada que rodea el jardín. Ese día llovía bastante, por cierto.

Las cocinas imperiales es un sitio que ya sólo con el nombre me atraía. Desde ellas se abastecía no sólo a la familia del sultán, sino a todos los habitantes del Palacio. Hablamos de miles de empleados. Personas. 

chimeneas de las cocinas de topkapi museos de estambul
Chimeneas de las cocinas imperiales de Topkapi

Desde luego el tamaño de los edificios y sus chimeneas puede dar una idea de lo que se cocía allí, nunca mejor dicho. 

Sin embargo, las antiguas salas de las cocinas imperiales son ahora salas de exposición y el encanto fantaseado se ha perdido. Normal, es un museo. Aquí podrás ver una extensa colección de juegos de café y ollas de hierro enormes. Pero también se ha aprovechado para exponer las armas de los ejércitos de la época y más objetos que no tienen que ver con la actividad gastronómica. 

En el año 1574 las cocinas sufrieron un gran incendio que obligó a reconstruirlas. 

Después se pasa al tercer patio cruzando la Puerta de la Felicidad. Esta es la parte de la residencia privada del sultán, aparte de la zona del harén. En dicha puerta, por cierto, se entronizaba a los sultanes. 

Alrededor de este patio hay varios edificios y pabellones muy chulos empezando por la Cámara de Audiencias, que es donde el sultán recibía a los visires y visitas de todo tipo. Más o menos en el centro encontrarás también la biblioteca de Sultan Ahmet, del siglo XVIII, muy chula. 

Pabellón de la biblioteca desde los jardines con cúpulas grises
Pabellón de la biblioteca de Sultan Ahmet desde los jardines del tercer patio
biblioteca con maniquí ante un atrio con gran libro abierto
Biblioteca del sultan Ahmet

Al fondo a la izquierda está el acceso al Tesoro Imperial. Allí te espera una sala de exposiciones con muchas joyas entre las que destaca el Diamante del Cuchillero de 84 quilates. Dicen que es el quinto más grande del mundo. Personalmente no me emocionó mucho esta sala, pero es la típica cosa que “ya que estás, cómo no verla”. 

A continuación están las Salas Sagradas de Custodia donde se guarda otro tipo de tesoros, muy apreciados igualmente. Y es que hay reliquias del mismísimo Mahoma como un pelo de la barba, un diente que perdió en una batalla, su manto, la espada. Y hay otras que se supone son de otros profetas como José, Moisés, Abraham… 

Por supuesto, no hay que dejar de ir hasta el final. Allí te esperan los pabellones más historiados como el Quiosco de Bagdad, y unas buenas vistas del Cuerno de Oro, con suerte sin andamios. 

pabellón de topkapi con minarete y rodeado de árboles
Quiosco de Bagdad
salón de topkapi con gran sofá revestido de seda museos de estambul
Interior de uno de los pabellones
interior salón de topkapi con cabina llena de joyas
Palacio de Topkapi

El Palacio de Topkapi empezó siendo más modesto de lo que vemos hoy en día, pero los sucesivos sultanes fueron encargando ampliaciones y dejando su huella. Una de las mayores fue la de Solimán el Magnífico, que se llevó a cabo entre 1520 y 1560. Su intención era mostrar y demostrar el poder alcanzado. Y en esa ampliación se incluyó también la del harén. 

terraza con vistas al cuerno de oro
Terraza con vistas al Cuerno de Oro

¿Sabías que los otomanos llamaban al Palacio de Topkapi el “palacio de la felicidad”? 

El Harén de Topkapi

Esta es la zona, desde mi punto de vista, más bonita dentro de lo bonito que es todo. La parte más privada del palacio, allí donde vivían los sultanes, la Reina Madre, las esposas (hasta cuatro esposas oficiales, como marca el Islam), las concubinas y todos los hijos engendrados. 

patio interior del harem de topkapi museos de estambul
Patio del área del hammam del Palacio de Topkapi

Los edificios se suceden en torno a callejones estrechos. Tiene un aire medieval chulísimo aunque en realidad se construyó a partir del s. XVI. La decoración de las estancias es alucinante. Aquí había hammams, dos mezquitas, un hospital y una lavandería. No se pueden visitar las más de 300 habitaciones, pero sí una buena parte. 

callejón en rampa de los caballos del harén de topkapi museos de estambul
Callejón en rampa en el harén de topkapi
grifos en pared de mármol del harem de topkapi
Grifos en una pared de mármol del hammam de Topkapi

En definitiva, es como entrar en uno de los cuentos de las Mil y Una Noches. Sólo faltaría que el sitio siguiera vivo. 

pasaje con arco y revestido de azulejos en tonos verdes y azules en el palacio de topkapi
Una de las entradas al harén de Topkapi
sala de fumadores con maniquíes en topkapi museos de estambul
Sala de fumadores del palacio de Topkapi

Pero no envidio a esas mujeres que tenían que vivir encerradas y sometidas a los caprichos de un sultán que probablemente ni les gustara. Guardadas por eunucos, es decir, hombres castrados. Sin posibilidad de conocer la vida de la calle e incluso un amor verdadero.

Algunas o muchas llegarían después de ser apresadas por las huestes otomanas en sus lugares de origen. Otras habría sido cedidas por sus familias, buscando la clemencia o el favor del sultán. Imagino las intrigas palaciegas, envidias, competitividad, aunque también las amistades y el apoyo que muchas se darían entre sí para soportar ese confinamiento.

Quizá estas sensaciones sean más intensas porque ahora todos sabemos un poco lo que es un confinamiento. 

sala dormitorio de las mujeres de topkapi
Sala dormitorio del harén de Topkapi

Ese día escribí en mi diario que “debería haber empezado por el harén”. Lo escribí pensando en que habría llegado menos cansada, y en que también habría evitado encontrarme con tantos visitantes. Y eso que no era un día de gran afluencia. Por eso te aconsejo que te plantees hacerlo así, si vas a tu aire y llegas a primera hora de la mañana (Topkapi abre a las 9 h). Aunque también es cierto que si primero ves lo más bonito, puede que el resto no te guste tanto. 

salón con trono y decoración barroca en topkapi
Salón de las dependencias del sultán y su familia
  • Precio de la entrada del Palacio de Topkapi + Harén = 280 LT (abril 2022). Si optas por seguir mi consejo y comprar la Museum Pass, ambas están incluidas.
  • Horarios del Palacio de Topkapi: de 9h a 18 h en verano, y de 9h a 16.45h en invierno. 
  • Atención: el Palacio de Topkapi y el Harén es de los pocos museos (o el único) que cierra los martes, no los lunes. 

✍ No te olvides de viajar con un buen seguro de viajes. Yo te recomiendo IATI porque son los que más cobertura dan, con mejor precio, y su servicio es muy bueno. ¡¡Tienes un 5% de descuento en todos sus seguros si lo haces desde aquí!! ¡Haz click en la foto! 👇👇👇

Descuento Iati Básico para viajar a Estambul

Museo Arqueológico de Estambul 

¡Qué ganas tenía de volver al Museo Arqueológico de Estambul! Lo visité allá por 1988 y ni siquiera sé si estaba en el mismo lugar que ahora. Entonces yo era una adolescente. El caso es que si ya entonces me gustó, ahora me ha fascinado. 

El Museo Arqueológico de Estambul está junto al Palacio de Topkapi y puedes llegar a él desde el parque de Gulhani. No tiene mucha pérdida. 

fachada del arqueológico museos de estambul
Fachada del Museo Arqueológico de Estambul

Situado en un edificio neoclásico con una gran escalinata, la exposición distribuida en dos grandes plantas está muy cuidada. Lo han hecho para sorprender, y lo consiguen.

Grandes esculturas, piezas de la Antigua Roma y Grecia bellísimas, parecen brillar en la oscuridad. También se exponen aquí muchos sarcófagos de Sidón, incluyendo el de Alejandro Magno. Me hizo ilusión porque hace pocos años que estuve en esa ciudad, en Líbano.

La visita puede llevar, sin entretenerse mucho pero sin ir con prisas, 1,5 horas. 

féretro con escultura de hombre reclinado con pelo y barba largos
Sarcófago antiguo
Estatuas romanas de un hombre apoyado con la capa echada y otro con toga
La iluminación del Museo Arqueológico realza la magnífica colección de estatuas clásicas ¿no crees?
dos personas subiendo por escaleras y delante un relieve mitológico de piedra iluminado
Bustos romanos y griegos expuestos en semicírculo museos de estambul
estela sumeria con inscripción árabe debajo museos de estambul
Estela ¿sumeria? con una inscripción en árabe antiguo debajo

Enfrente del museo propiamente dicho hay un pabellón antiguo llamado Çilini Kösk Müzesi. Sólo su exterior es una delicia, que por cierto se ve muy bien desde los ventanales acristalados del segundo piso del Arqueológico. En su interior hay una exposición de cerámica islámica también recomendable. 

pabellón frente al museo arqueológico de estambul

Para finalizar en este recinto, no te pierdas el jardín-terraza con restos de columnas y esculturas antiguas, algunas funerarias. Está situado sobre el parque Gülhane, y por tanto puedes asomarte para obtener una buena vista del mismo. También hay un quiosco donde tomarte una bebida mientras los gatos perezosos van y vienen a tu alrededor. 

cementerio del museo arqueológico de estambul
Museo Arqueológico de Estambul

Cisterna Yerebatan Sarayi o “el palacio sumergido” 

La Cisterna de Yerebatan es uno de esos sitios que no te va a dejar indiferente. Cerca de Santa Sofía y por tanto del Palacio de Topkapi, la entrada es mucho más modesta que lo que vas a ver en el interior. 

Yo la visité en el año 2007, pero en abril de 2022 estaba cerrada por reformas. Sin embargo, desde verano de 2022 ya está otra vez abierta así que ¡no te la pierdas! 

Esta es la cisterna más grande de las 60 que había en Estambul, y con ella se abastecía de agua al Palacio de Topkapi y las necesidades de esos miles de personas que lo habitaban.

No fue construida por los otomanos, sino por los bizantinos en el año 532 (¡en pocos meses!), pero los otomanos continuaron sirviéndose de ella.

El agua proviene los bosques de Belgrado, a 19 kilómetros de Estambul. No obstante, en el siglo XIV dejó de utilizarse porque los estambulíes preferían el agua corriente a la almacenada. 

columnas reflejándose en el agua en las cisternas qué ver en un día en estambul
Cisterna de Yerebatán

El sitio es realmente espectacular. Con techos altísimos soportados por más de 300 recias columnas de mármol. Hoy en día cuenta con unas pasarelas para poder recorrerla sin sumergirte en el agua.

No te pierdas las cabezas de Medusa que hay al fondo. Están boca abajo, y se dice que así se evita mirarlas a los ojos, ya que eso puede suponer quedarse petrificado.  

  • Horarios de la Cisterna de Yerebatan: de 9h a 19h todos los días de la semana. 
  • Precio de la entrada (no incluída en la tarjeta Estambul Pass): creo que son 30 LT, poco más de 1,60 €, pero mejor comprobarlo allí.  

Cisterna de Teodosio 

La Cisterna de Teodosio es otro buen ejemplo de cisternas antiguas de Estambul. Fui a visitarla en sustitución de la de Yerebatan, y me llevé una agradable sorpresa porque más allá de que es un espacio tan espectacular como la más famosa, resulta que la visita incluye un espectáculo de luz y sonido. 

Oyes hablar de “espectáculo de luz y sonido” y piensas: bueno, a ver por dónde me salen estos turcos (en cualquier otro sitio pensaría lo mismo). Pero resulta que es genial. Es armónico, realza muy bien el espacio, hace un resumen histórico de la ciudad muy interesante, y te deja con la boca abierta (para bien). De hecho, el sitio gana mucho con este espectáculo. 

cisterna de teodosio museos de estambul
Cisterna de Teodosio con la iluminación habitual
  • La entrada cuesta 120 LT (6,60 € en abril 2022) y no está incluida en la Museum Pass. Te puede parecer algo cara, y barata no es, pero cuando ves el contenido se te pasa el disgusto. 
dibujos de mosaicos proyectados en las columnas y paredes de la cisterna de teodosio
Dibujos de mosaicos proyectados en las columnas y paredes de la Cisterna de Teodosio

La entrada se organiza por “pases”. Primero te dejan unos minutos para ver el lugar con la iluminación estándar, y después comienza el espectáculo. Cuando finaliza tienes un ratito más para seguir contemplándolo antes de salir y dejar espacio para el siguiente pase. Nosotras llegamos pronto y nos encontramos con que el primer pase era a las 10 h, que es al que accedimos. No sabíamos lo que íbamos a ver, así que fue una sorpresa de verdad 🤩 

espectáculo de luz y color de la cisterna de teodosio museos de estambul
El espectáculo de luz y color de la Cisterna de Teodosio hace un resumen de la historia de Estambul

Museo de Arte Turco e Islámico

En primera línea de Hipódromo, frente a la Mezquita Azul, el Museo de Arte Turco e Islámico puede pasar algo desapercibido. Pero resulta que es uno de los museos más importantes de Estambul.

Reconozco que me lo habría saltado de no ser porque está incluido en la tarjeta Estambul Pass. Y no me venía mal entrar al pasar por el Hipódromo. 

Fue un acierto. Este museo está dedicado al arte antiguo en cerámica, tapices, esculturas y objetos  de diversa índole. Quizá resulte un poco “aburrido” a nuestros ojos, pero tiene algunas piezas espectaculares. Además, en el piso inferior hay una exposición etnológica con recreaciones de la vida turca en diversas regiones del país. 

Puerta decorada con relieves de metal con formas de estrellas tipo Alhambra
¿No te recuerda a la decoración de la Alhambra?
Antiguo Corán escrito con letras de colores museos de estambul
Corán antiguo

También me pareció muy interesante el hecho de que se ubica en un palacio del antiguo Estambul. Fue el palacio de un visir de Solimán el Magnífico, que se casó con una de sus hijas. Después cayó en desgracia, por cierto. El caso es que es una buena oportunidad para recorrer uno de los pocos palacios de la época que quedan en pie.

¿Sabías que Estambul ha sufrido muchos incendios a principios del siglo XX y por eso parte de las construcciones antiguas, muchas de madera, se han perdido para siempre?  

pasillo con alfombras y arcos apuntados en el museo de arte turco
Alfombras expuestas en una de las galerías del Museo de Arte Turco e Islámico

Además, tiene un patio abierto y galería con balcón que mira al Hipódromo y la Mezquita Azul. Si coincides con la llamada a la oración, puedes vivir un momento mágico. 

Como todos los museos tiene baños muy limpios que no vienen nada mal, un café y una tienda de recuerdos. 

Patio del museo de arte turco e islámico
Patio del Museo de Arte Turco e Islámico
  • Precio de la entrada al Museo de Arte Turco e Islámico (incluida en la Museum Pass): creo que son 50 LT (menos de 3€) si no llevas la tarjeta de museos.
  • Horarios del Museo de Arte Turco e Islámico de Estambul: abre todos los días de la semana de 9 h a 18.30 h.

Otros monumentos históricos del centro de Estambul

El Hipódromo 

El Hipódromo es hoy una gran avenida peatonal que discurre junto a la Mezquita Azul. Un lugar especial, pues era el centro social y de ocio de los antiguos romanos. Aquí se celebraron carreras de carros, entre otros espectáculos y usos. 

Y aquí están el Obelisco de Teodosio, el de Constantino y la columna serpentina.

El más llamativo, sin lugar a dudas, es el Obelisco de Teodosio, que fue traído del templo de Amon Ra de Karnak, Egipto. Y es el más llamativo porque aún se pueden contemplar los jeroglíficos originales que cuentan cómo el faraón Tutmosis III levantó en honor de su padre este obelisco y un monumento en Mesopotamia. 

hipódromo de Estambul con el obelisco del antiguo egipto y minaretes
El obelisco del Hipódromo de Estambul y los minaretes que parecen competir con él

El obelisco fue traído por Constantino el Grande para decorar su nueva capital, pero fue Teodosio I el que lo puso en este emplazamiento. Mide 19,59 metros de altura, pero se cree que el tamaño original era de un tercio más. En dos de sus lados hay, además, inscripciones en griego antiguo y en latín. 

obelisco del hipódromo de estambul y un minarete de la mezquita azul

Por último, según te vas acercando al acceso de la Mezquita Azul, aunque puede que este sea tu principio del paseo, verás la Fuente Alemana. En turco se llama Asman Çesmeçi.

Es un sitio tan bonito como curioso porque se construyó en Alemania y fue traída pieza a pieza para montarla en este sitio en el año 1900. 

Se hizo para conmemorar el segundo aniversario de la visita del emperador alemán Guillermo II. Es decir, el emperador visitó Estambul en 1898, y dos años después llegó la fuente a su emplazamiento actual. Un poco raro esto de conmemorar un segundo aniversario ¿no? pero bueno, así se hizo.

Se trata de un gran quiosco que es mirador y fuente. La cúpula de bronce verde es octogonal y llama mucho la atención. Pero es que además su interior está revestida de mosaicos dorados. 

kiosco alemás con cúpula verde y santa sofía al fondo en estambul
Fuente alemana

Mausoleo del Sultán Mahmut II y su cementerio

Muy cerca de todo esto está el mausoleo del Sultán Mahmut y un cementerio otomano a su alrededor. Como otros cementerios, el sitio es muy bonito. Las tumbas se disponen muy juntas, muchas terminadas en un turbante esculpido en piedra. 

avenida con vías del tranvía y el mausoleo
Mausoleo del Sultan Mahmut y al fondo la columna de Cemberlitas

El mausoleo en sí mismo es un pabellón con las tumbas del sultán Mahmut y una parte de los miembros de su familia. La entrada es gratuita. 

tumbas cubiertas de seda bordada en el mausoleo del sultan ii mahmut
Mausoleo del Sultan Mahmut
cementerio del mausoleo sultan ii mahmut museos de estambul
Detalle del cementerio que rodea al Mausoleo del Sultan Mahmut

Columna de Cemberlitas

En la misma área te encontrarás enseguida con la Columna de Constantino o Columna de Cemberlitas. Se trata de una enorme columna romana, construida como monumento conmemorativo y está situada en una plaza que te dirige al Gran Bazar. 

En la foto de más arriba puedes ver que está muy cerquita del mausoleo.

Espero que este post con una selección de museos de Estambul y otros monumentos te ayude a organizar un poco más tu visita. Todos están en el área de Sultanahmet y muy cerca de la famosa Santa Sofía. Por supuesto hay muchísimo más que ver en esta ciudad increíble, incluidos otros museos, así que no dejes de leer el resto de posts que voy publicando y cuyos links tienes más abajo 😉

🚩 ¿Sabes que puedes completar tu viaje contratando alguna excursión o actividad de tu interés? En Civitatis hay muchas opciones! 👇👇

Más posts de Estambul

¿Quieres seguirme en redes sociales? ¡Aquí las tienes! 😊

➡️ Este post NO ha sido escrito por la IA (Inteligencia Artificial).

➡️ Este post contiene enlaces a sitios afiliados. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión. En ningún caso tú pagarás más y en alguno conseguirás un descuento, como en IATI Seguros. Puedes leer más en este artículo.

5% descuento iati los viajes de ali