Looking for Something?

Un mercado de pescado en Omán: Barka

Author:
mercado de pescado en Omán

La ciudad de Barka está a muy pocos kilómetros al norte de la capital de Omán, Mascate. En el primer viaje me quedé con las ganas de visitar su mercado de pescado y la fortaleza que se sitúa junto a él. Así que como podéis imaginar esta vez me dirigía toda contenta a este mercado de pescado en Omán 🙂 

Yo me preguntaba por el camino, mentalmente, cómo sería. Por fin iba a conocer un mercado local, aparte del zoco de Muscat.

¿Cómo sería un mercado de pescado en Omán, un país con tanta costa como desierto?

¿Serían todo hombres? ¿se vestirían de manera diferente a como lo hacen en la calles de sus ciudades? ¿qué pescados traerían de esas aguas semitropicales?

Cuando llegamos a Barka casi ni nos dimos cuenta. La ciudad de Muscat parecía  no haber acabado. Debe de ser como un equivalente a Alcobendas en Madrid. Enfilamos una calle moderna, con una vía de dos o tres carriles. Muchas casas a medio hacer, señales del boom inmobiliario, y comercios de todo tipo, incluidos muebles del hogar. El calor, a finales de septiembre, tremendo. Y sólo eran las 9.00 de la mañana más o menos.

Llegamos hasta el final de la avenida y allí estaba la playa. Y junto a ella, un pequeño mercado. Con tejado, para protegerse del sol, allí estaban los puestos de pescado. La actividad no era mucha porque -supongo- llegábamos un poco tarde.

mercado de pescado de barka en oman

Sí, la verdad es que deberíamos haber madrugado mucho más, como hacen ellos al fin y al cabo. Y con todo y con eso, lo primero que vimos fue…

La subasta de atunes

Ahí estaban, en una plataforma grande semicircular y alicatada, unos cuantos hombres. En el frente los que se encargan de presentar las piezas al público y dirigir la operación de puja, venta y compra.

mercado de pescado en Omán

Con un palo largo, uno de ellos empuja el atún recién pescado hacia el centro, y lo va moviendo. Unos reguerillos de sangre lo acompañan.

atun en mercado de pescado en Omán

Se dicen cifras, sin grandes aspavientos, hasta que se cierra la compra. No dura más de dos o tres minutos. Se anota pulcramente en un libro y todos se aprestan a ver la siguiente pieza, o varias… supongo que depende del vendedor.

subasta de atunes en el mercado de pescado en Omán

Vimos cómo se subastaban los últimos atunes y se acabó. ¡Tuvimos suerte, pues si llegamos un rato más tarde, no lo vemos!

mercado de pescado en Omán

Los comerciantes de pescado

Ahí estaban, muchos ataviados con el mismo traje que el resto de los ciudadanos de Omán. Tranquilos, esperando finiquitar el pescado del día.

Al principio nos miraban un tanto serios.

mercado de pescado en Omán

Después con algo de sorna. Alguno me guiñó un ojo, otro lanzó una broma.

mercado de pescado en Omán

pescadero del mercado de pescado en Omán

La confianza iba siendo cada vez mayor. Ellos nos observaban y nosotros a ellos, haciéndoles fotos si nos daban su permiso.

Me fijé en sus rasgos. Estaba el que claramente tenía una ascendencia africana. Probablemente su familia proviene de Zanzíbar, que perteneció al sultanato de Omán. Decidió mostrarnos unos curiosos peces y explicarnos qué eran, pero hablaba en árabe salpicado de alguna palabra en inglés así que no le entendimos, pero al final nos estrechamos la mano e intercambiamos sonrisas.

pescadero del mercado de pescado en Omán

Estaba el que tenía rasgos más árabes. Y el que tenía rasgos más europeos.

hombres en mercado de pescado en Omán

mercado de pescado en Omán

Alguna mujer cruzaba fugazmente el escenario, lo más tapada posible.

Este, como en general todos los espacios públicos de Omán, excepto los zocos al atardecer, es el reino de los hombres.

mercado de pescado en Omán

También observé que algunos hombres se saludaban entrechocando las narices, a lo esquimal. Después veríamos con más frecuencia este saludo fraternal de Omán, tan curioso y que del que no pude hacer ni una sola foto en todo el viaje, pero casualmente sí aparecen en este pequeño vídeo que grabé allí mismo 😉

Pescaderos que aún se afanan en cortar el pescado en pedazos, listo para poner a la brasa, que es su principal forma de cocinarlo. Caballas, atunes, boquerones y sardinas, pescadillas y otros que no sé distinguir. La calidad del producto, o su frescura, es innegable.

boquerones en el mercado de pescado en Omán

atún preparado en mercado de pescado en Omán

mercado de pescado en Omán

cortando atún en el mercado de pescado en Omán

Cruzando la calle, otro edificio techado guarda a la sombra cestos y más cestos de dátiles de color rojo. Esta es una de los cientos de variedades que se cultivan en los oasis de Omán.

Los rojos, en concreto, es una variedad tan colorida como poco sabrosa, desde mi punto de vista. Digamos que saben un poquito a madera. Junto con algunas verduras y hortalizas, la compra del día se completa así.

dátiles en mercado de pescado en Omán

La fortaleza de Barka, testigo de la importancia de este pueblo

A dos pasos, también junto al mar, se alza la fortaleza de Barka. Es más pequeña que otras del país pero no por eso deja de impresionar.

Cuando fuimos estaba vacía y no había ningún control en la entrada, así que pasamos sin más.

fortaleza de barka junto al mercado de pescado en Omán

En los buenos tiempos, desde Barka salían barcos llenos de mercancías hasta Basra en Iraq, y puertos de India y el Este de África. Para proteger ese comercio se erigió este fuerte… que en realidad son dos!

fuerte de barka junto al mercado de pescado en omán

Sí, hay dos puertas de entrada, y hasta tres torres desde las que disparar los cañones.

fortaleza de barka junto al mercado de pescado en omán

Pero es que además esta fortaleza fue escenario de uno de esos acontecimientos cruentos de la Historia:

Los persas desembarcaron en estas costas en el siglo XVIII. Ahmad Al Bu Said, un mercader procedente de Sohay que había ascendido, firmó un acuerdo con ellos en 1748.

Para celebrarlo, organizó una gran fiesta en la fortaleza de Barka.

Después del gran festín, cuando los persas habían bajado la guardia, los omaníes les asesinaron.

La posición de Ahmad Al Bu Said se consolidó y fundó la dinastía que se ha mantenido hasta hoy.

El actual Sultán Qaboos se apellida Bin Said al Said.

fortaleza de Barka y mercado de pescado en Omán

Admiramos los muros de adobe y disfrutamos de las corrientes de aire que encontramos entre las almenas, antes de descender al sofocante suelo. Podéis creerme cuando digo “sofocante”. Era nuestro segundo día en el país y creo que este fue el peor momento de calor de todo el viaje, aunque tuvimos unos cuantos…

fortaleza de Barka

fortaleza de Barka junto al mercado de pescado en Omán

Miramos también unas fotografías que muestran el mercado de Omán hace años, y otra tradición por la que es famosa Barka: las peleas de toros.

fotografía antigua de omán

Y cuando llegó la hora de irnos, me despedí mentalmente de ese pequeño mercado de pescado en Omán, que me hubiera gustado ver en su máximo de actividad.

Aunque quizá, como todo en este país, no hubiera sido posible encontrar más bullicio porque la tranquilidad reina hasta en las horas punta.

mercado de pescado en Omán

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí

Deja un comentario

¡Suscríbete al blog por correo electrónico y recibirás las nuevas entradas!

Únete a otros 138 suscriptores

¡Viaja seguro!

banner los viajes de Ali con IATI

Si quieres más información, pulsa aquí

REFLEXIONES VIAJERAS

paseo fotográfico por palma de mallorca street art

GENTES DEL MUNDO

gentes de África

IMÁGENES Y SENSACIONES DE…

visita al parque nacional Serengueti amanecer

POSTALES DE VIAJE

fauna y flora de galapagos pinzon

FIESTAS Y CELEBRACIONES

gancheros del Alto Tajo empujando troncos

SOLIDARIOS

atardecer en pais lobi

Blog asociado a MadridTB

Madrid Travel Bloggers