Looking for Something?

Madaba y el Monte Nebo

Author:
madaba y monte nebo

Hoy voy a hablaros de éste tándem “clásico” en los circuitos por Jordania.

Madaba y el Monte Nebo son dos puntos míticos, muy ligados a las grandes religiones monoteístas que hoy se pelean en la encrucijada del Oriente Próximo, a escasos kilómetros en realidad y geográficamente hablando.

Madaba

Sin embargo, a mi no me resultaron especialmente interesantes. Quizá tenía ciertas expectativas y éstas no se vieron cumplidas, o quizá éramos tantos los turistas y viajeros que pululábamos por allí que, en fin, el encanto desaparece.

Por todo esto, y aunque voy a intentar mostrar lo mejor de dichos lugares, si vuelvo a Jordania evitaré volver por aquí y aprovechar el día para ir a otro lugar. Por ejemplo, para andar por el Wadi Rum ;P

Madaba

Salimos de Amman y casi sin darnos cuenta entramos en Madaba… apenas unos kilómetros de carretera libres, con algunas casas rodeadas de campos de cultivo. Es un poco como trasladarte de Madrid a Torrejón de Ardoz, por poner un ejemplo.
Como era nuestro segundo día, yo andaba observando por la ventanilla casi con voracidad las escenas que se sucedían.

Madaba

Madaba nos recibió con sus casas a medio construir, nada diferentes de las calles del Amman somnoliento que acabábamos de dejar. Los retratos del rey actual y de su padre se alzan en cada esquina, en cada plaza, en cada comercio. Como en el resto de Jordania, el culto al personaje que nunca deja de mirarte desde las cientos de fotografías oficiales es… un pelín inquietante.

Nada más apearnos andamos un pequeño trecho entre unas tranquilas calles, donde los comercios empezaban a abrir, la mayoría dedicados a souvenirs dado que éste es el camino que todo turista hace para llegar al punto más importante de esta ciudad de provincias, la iglesia-objetivo de Madaba.

Madaba

El escaparatismo jordano que empezaba a conocer en éste primer día en Jordania

 

Iglesia de  San Jorge

La Iglesia de San Jorge es una iglesia griego-ortodoxa que cobija uno de los mosaicos bizantinos quizá más famosos del mundo: el mapa antiguo de Tierra Santa. Por lo visto hay uno igual en Jerusalén.

Madaba

Madaba figura en muchos pasajes de la Biblia como escenario de guerras y combates entre el montón de tribus que pasaron por allí. Amorreos, ammonitas, romanos, persas, árabes, melquitas (una rama de los ortodoxos).

Madaba

El famoso mosaico es un mapa de la antigua Palestina, datado en el siglo VI. Fue descubierto a finales del siglo XIX cuando se restauraba la iglesia. Por lo visto estaba formado por 2 millones y medio de teselas!!

Madaba

Madaba

Jerusalén, con sus murallas y la Vía Dolorosa cruzando la ciudad.

 

Pero hoy no queda eso, sino fragmentos de lo que debió cubrir todo el suelo de la iglesia.

Madaba

El río Jordán a su paso por Palestina

Si os fijáis, en algunos sitios por donde pisas las alfombras ocultan algunas partes del mosaico. Hasta hace poco de hecho se podía pisar en su totalidad, los guías arrastraban sus punteros para señalar los lugares del mapa… en fin, hoy en día las partes más emblemáticas y mejor conservadas están, menos mal, protegidas por un cordón.

Madaba

¿Y por qué está ahí este mosaico tan famoso?

Quizá lo explique el hecho de que Madaba fue un importante centro de arte mosaísta. De hecho, se cree que aparte de los muchos mosaicos que se han descubierto por toda la ciudad, aún quedan muchos por descubrir (¿nos marcamos una expedición arqueológica?).

Madaba

Joven artesana de Madaba

Siempre me han gustado los ejercicios de paciencia y tesón, y realmente hacer un mosaico requiere eso, muchísima paciencia y tesón, además del sentido artístico.

Madaba

Preparar las teselas (las piezas que lo forman), cortándolas y puliéndolas, y utilizarlas llegando a formar una figura, escena, letras, etc., es realmente impresionante, sobre todo cuando la obra ocupa muchos metros cuadrados.

Madaba

Una de las muchas herencias romanas que aún hoy sigue dando de comer a familias enteras… por ejemplo aquí en Madaba se puede adquirir incluso mobiliario para tu casa. Eso sí, a unos precios de escándalo (normal, con el trabajo que llevan).

Por cierto, llegando a San Jorge escuchamos a una multitud gritando. En una rotonda cercana había muchos jóvenes con camisetas blancas. Pensamos que sería una manifestación pero no, era una maratón de chavales que después encontramos en la carretera hacia Nebo y que durante al menos un par de kilómetros nos acompañaron (o nosotros a ellos). Se trataba de chicos y chicas entre 7 y 12 años. Iban más o menos invadiendo la calzada, alguno que otro subiéndose “de estranjis” en algún vehículo, y por supuesto armando mucho ruido y pasándoselo en grande, je, je.

Hay más iglesias y lugares que ver en Madaba, pero nosotros nos fuimos primero a cambiar dinero porque la noche anterior no habíamos tenido oportunidad, y luego enfilamos al Monte Nebo, para continuar llegando al Mar Muerto donde después de un baño comeríamos. En fin, un apretadísimo programa que terminaría en las puertas de Wadi Musa, o mejor dicho, de la fantástica Petra.

Monte Nebo

Así pues, nos dirigimos al Monte Nebo, otro hito de la Jordania bíblica. Aquí es donde mi desencanto fue enorme. No sé qué me esperaba encontrar allí, en realidad nada concreto, pero una avenida pulcramente empedrada llena de turistas subiendo y bajando al aparcamiento… qué leches, debería  haberlo esperado, ya que éste siempre ha sido un centro de peregrinación. Dicen que hoy día los musulmanes más piadosos suben aquí a rezar, aunque probablemente lo hagan después de las marabuntas porque así no habrá quien se concentre.

MonteNebo

En el Monte Nebo no hay nada concreto. La iglesia está cerrada (o al menos lo estaba cuando la visité), y su exterior es un edificio moderno sin ningún encanto.

MonteNebo

Los teólogos dicen que Moisés está enterrado aquí, aunque éste es un tema controvertido y pruebas, lo que se dice pruebas, no se han encontrado.
Hay un mirador que nos asoma al fantástico Mar Muerto, esa rareza de la naturaleza. También se aprecia perfectamente cómo el río Jordán muere en dicho mar…  pero os advierto de que un feo edificio (parece una nave para guardar cosas) y unos árboles, a un nivel más bajo del mirador, impiden contemplar bien esa visión que quizá sea la primera que tengáis de aquél, como me ocurrió a mi.  Os ahorro la imagen.

El valle del Jordán y el oasis de Jericó

en la orilla oeste completan el cuadro. También dicen que en los días claros, sin niebla ni bruma, se distinguen los campanarios más altos de Jerusalén, a 50 km. en línea recta.

MonteNebo

El oasis de Jericó y más al fondo el lugar donde se encontraron los “rollos del Mar Muerto”, uno de los grandes hallazgos de los últimos tiempos.

MonteNebo

MonteNebo

Bueno, esto si encontráis sitio en la terraza, claro!

Para terminar, quizá lo más interesante del lugar fue para mi un mosaico enorme y un pequeño museo con algunos de los restos encontrados en la zona, justo antes de llegar al mirador.

MonteNebo

MonteNebo

Y hasta aquí os cuento, porque creo que la experiencia del Mar Muerto merece la pena ser contada en otro artículo.

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí

Deja un comentario

¡Suscríbete al blog por correo electrónico y recibirás las nuevas entradas!

Únete a otros 137 suscriptores

¡Viaja seguro!

banner los viajes de Ali con IATI

Si quieres más información, pulsa aquí

REFLEXIONES VIAJERAS

paseo fotográfico por palma de mallorca street art

GENTES DEL MUNDO

gentes de África

IMÁGENES Y SENSACIONES DE…

visita al parque nacional Serengueti amanecer

POSTALES DE VIAJE

fauna y flora de galapagos pinzon

FIESTAS Y CELEBRACIONES

gancheros del Alto Tajo empujando troncos

SOLIDARIOS

atardecer en pais lobi

Blog asociado a MadridTB

Madrid Travel Bloggers