plaza del comercio al anochecer

Si te estás planteando hacer una escapada a Lisboa en un fin de semana, permíteme que te felicite, aunque esta ciudad se merece y tiene para mucho más tiempo. Pero si eres como yo, que no quieres esperar a que llegue esa ocasión con más días, te voy a contar cómo me organicé para visitar y disfrutar de esta ciudad viajando allí el viernes por la tarde-noche y cogiendo un avión de vuelta a última hora del domingo. ¡Vamos allá! 

Qué ver en Lisboa en un fin de semana

Confieso que llevaba una lista de lugares que quería ver, recopilada de otras páginas web y de la memoria, pues esta era la tercera vez que iba a Lisboa. Pero no lo tenía del todo organizado y la verdad es que cuando viajas con tan poco tiempo, lo mejor (creo) es esto, llevar una idea de qué vas a hacer. Si no, perderás mucho tiempo en idas y venidas.

Por eso te cuento el itinerario que yo hice. O más bien, que me fue saliendo. También puedes leer aquí un post más orientado a inspirarte, con vídeo incluido 🙂

puente 25 diciembre lisboa en un fin de semana

Sábado en Lisboa

Aunque no está en el orden estricto en que hice las visitas, con el siguiente listado te harás una idea bastante completa de lo que te da tiempo a ver en Lisboa en un día entero. Y te aseguro que soy de las que se entretienen. Por otro lado, este día no cogí ningún autobús, ni el metro. Es decir, todo fue andando.

Antes de pasar al listado, otro consejo: para organizarte bien deberías tener en cuenta dónde te alojas. Eso va a marcar tus primeros pasos y la dirección a tomar. Yo me decidí por una pensión cercana a la Plaza del Comercio, en La Baixa, así que empecé por ahí.

La Baixa

Este es el barrio “central” y “bajo”. Situado entre Alfama y Chiado, que ocupan sendas colinas.

PLAZA DEL COMERCIO, uno de mis lugares favoritos de Lisboa, es un clarísimo imprescindible de la ciudad. Mejor a distintas horas del día. Si tienes que elegir, espera al atardecer.

En esta misma plaza puedes subir al mirador del Arco de la Rua Augusta por 2,5 € (precio Febrero 2018). Las vistas son impresionantes.

vistas de plaza del comercio desde arco rua augusta lisboa en un fin de semana

Vistas de la plaza del Comercio y del río Tajo. En el lado contrario se despliega la Baixa a tus pies.

CASA DOS BICOS – Fundación Saramago: rodeando la Plaza del Comercio, en dirección a Alfama, está la Casa dos Bicos. Visitarla fue para mi un homenaje al gran escritor José Saramago. La visita a la exposición permanente son 3 € (precio Febrero 2018).

fundación saramago visita en fin de semana en lisboa

PLAZA DA FIGUEIRA Y LA IGLESIA SAO DOMINGOS: este es un pequeño descubrimiento. Una iglesia espectacular de la que no tenía ni idea hasta que decidí entrar. Está en una pequeña plaza junto a la de Da Figueira, que también merece una parada. Tiene su historia, la contaré en su momento.

inglesia sao domingos con columnas rotas lisboa en un fin de semana

PLAZA DEL ROSSÍO: amplia y de adoquines formando el dibujo de olas de mar. Hay que pasarse por allí 🙂

plaza del Rossio en fin de semana en lisboa en día soleado

Las calles que te conducen inexorablemente al río Tajo: desde la plaza del Rossio parten varias calles paralelas entre sí. Sigue el adoquinado y disfruta… sube y baja, con el río como referente. Lo único que no me gusta es que las principales se han llenado de las franquicias de moda que encuentras en cualquier ciudad europea y de más allá, restándoles carácter.

ELEVADOR DE SANTA JUSTA: tendrás que hacer cola, esperar bastante tiempo y pagar 5,15 € (precio Febrero 2018). Las vistas merecen la pena, pero hay tantos miradores gratuitos que aún me pregunto por qué lo hice. Con el elevador, eso sí, te plantas en un periquete en el Chiado o Barrio Alto.

panorámica de Lisboa al atardecer

Barrio de Alfama

LA SÉ CATEDRAL: la famosa catedral que todos fotografían con un tranvía delante. Yo no iba a ser menos, por cierto. Desde la Casa dos Bicos se llega fácilmente subiendo entre callejuelas y casas de azulejos.

tranvía junto a la facha de la Seo en Lisboa

MIRADOR DE SANTA LUCÍA: un poco más arriba de la catedral. Lo encontrarás subiendo por la calle anexa, no tiene pérdida y está cerca. Ideal para sentarse a tomar el sol, leer y sobre todo disfrutar de las vistas.

vistas desde el mirado de Santa Lucía lisboa en un fin de semana

CASTILLO DE SAN JORGE: yo no entré en esta ocasión, demasiada gente. Lo visité en un viaje anterior y no voy a dejar de recomendártelo. Eso sí, asume que es uno de los puntos más turísticos de Lisboa… o bien madrugas, o bien compartes el atardecer con unos cientos de visitantes más. Por supuesto, su visita restará tiempo al itinerario de este día.

Calles y plazas de Alfama: este es un barrio para perderse. Déjate llevar y luego me lo cuentas.

calles de Alfama lisboa en un fin de semana

Chiado o Barrio Alto

CONVENTO DO CARMO: subiendo por las empinadas callecitas que arrancan desde la Plaza del Rossio, este es un lugar que no te deja indiferente. La entrada son 4 € (precio Febrero 2018).

convento do carmo lisboa en un fin de semana

Calles y plazas del Chiado: igual que te digo de Alfama, el Chiado hay que andarlo. Para mi gusto guarda un ambiente más “cañí”, más de la Lisboa de siempre. Eso sí, prepara las piernas que aquí las cuestas son de aúpa.

calle en cuesta del chiado con arco al final lisboa en un fin de semana

JARDÍN SAN PEDRO DE ALCÁNTARA: de las mejores vistas de la ciudad, sin duda. Con terrazas y buen ambiente. Tienes un elevador que te sube desde la Baixa prácticamente.

MIRADOR DE SANTA CATARINA: fui buscando buenas vistas para la puesta de sol, pero no me convenció. Aquí se reúnen muchos a hacer botellón los fines de semana, comenzando así la vida nocturna del Chiado que tiene mucha y buena. Si quieres puedes saltártelo y optar por visitar otros lugares.

Para terminar el día, puedes ir al mercado Time & Out, una propuesta parecida a las que hay en Madrid: mercado tradicional rehabilitado y lleno de puestos de comida muy chics, comida delicatessen haciendo guiños a lo local, y mucho ambiente. En estos sitios me pasa que no logro decidirme, y como se iba llenando de gente, decidí salir y cenar en un lugar más tranquilo. Luego te digo cuál.

Domingo en Lisboa

El plato fuerte para este día era ir a Belem, de la que poco recordaba de mis anteriores viajes. Y es que este barrio o población anexa a la capital concentra varios de los monumentos más famosos e impresionantes de Lisboa, así que es una pena si no vas!

El autobús a Belem desde la Plaza del Comercio es el 728. El billete sencillo te cuesta 1,85 €.

Belem

MONASTERIO DE LOS JERÓNIMOS: precioso, aunque prepárate para el mogollón de visitantes. La entrada son 10 € y si le sumas 2 € más entras en el Museo Arqueológico, que ocupa una parte del mismo edificio. En cualquier caso, si compras la entrada al monasterio en el museo (es posible), te ahorras la cola de este.

monasterio de los jerónimos y cola para entrar

El Monasterio de los Jerónimos desde la puerta del Museo Arqueológico

TORRE DE BELEM: un símbolo de la ciudad, retratada infinidad de veces. Si quieres entrar, prepárate para la cola también. Yo pasé. Por cierto, las horas centrales del día son las peores para fotografiarla, pero yo no podía esperar al atardecer. La entrada son 6 € (precio Febrero 2018).

torre de belem en fin de semana en lisboa

MONUMENTO A LOS DESCUBRIDORES: cuál fue mi sorpresa al enterarme de que puedes subir a lo alto de este monumento al que le tengo mucho cariño. Allí nos hizo mi padre una foto a mi hermana y a mi, jugando en el suelo con nuestras muñecas, hace ya un porrón de años. Una foto que siempre me gustó mucho. Estamos a lo nuestro, con el monumento detrás.

Además el sitio tiene un “aroma de viaje” que…

Subir a lo alto, en ascensor, cuesta 5 € (precio Febrero 2018).

monumento a los descubridores de Belem en piedra blanca

RUA DE BELEM: andando en dirección a Lisboa por la Rúa de Belem puedes darte una buena caminata hasta el puente del 25 de Diciembre, ese que se parece al de San Francisco. Es un paseo muy agradable, lleno de bonitas casas con azulejos. Por el camino pasarás por las cocheras de los tranvías, un sitio curioso.

fachada con azulejos en Lisboa

Para terminar, una esquinita del barrio de Santo Amaro

Muy cerca del Puente 25 de Abril, a medio camino entre el centro de Lisboa y Belem, está este barrio… y allí hay un lugar que te recomiendo cien por cien: Factoría Lx o Lx Factory.

La LX FACTORY es un lugar alternativo que concentra artistas y artesanos, un poco al estilo del Matadero de Madrid. Los domingos se celebra un mercadillo en el que curiosear, con mucho ambiente, venta de antigüedades y productos locales. Hay algunos restaurantes y food trucks, así que si no has comido en Belem, esta es otra opción antes de volver a la ciudad para despedirte de este gran fin de semana 🙂

Para volver a Lisboa desde allí cogí el bus 760.

arte callejero en lx factory fin de semana en lisboa

Qué lugares han quedado para otra ocasión

Como ya te he dicho, Lisboa tiene para más de dos días, no cabe duda. Y para varios viajes, porque además es una ciudad que se mueve y cambia, como todas. La próxima vez me he prometido ir a visitar…

  • La casa museo de Fernando Pessoa, en el Barrio Alto, hacia el norte.
  • El Jardim da Estrela, que en realidad ya lo visité en mi primer viaje, pero me apetece volver, también en el Barrio Alto.
  • El Museo Nacional del Azulejo, que pilla fuera del centro pero promete, y a mi me encantan los azulejos!
  • El Parque de las Naciones, más arriba del Museo citado. Estuve a punto de ir antes del aeropuerto (está cerca de este), pero me dio pereza cargar con la mochila.
  • Mirador de Nuestra Señora del Monte, hacia el norte de la ciudad, en el lado de Alfama. Tiene muy buena pinta. ¡Será por miradores!

Cómo llegar al centro de Lisboa desde el aeropuerto

Esta es la parte más sencilla, si es que hay alguna complicada, de tu fin de semana en Lisboa. Hay varias opciones:

Lo  más barato, creo, es coger alguno de los autobuses urbanos que paran cerca del aeropuerto y luego coger el metro. Sin embargo, si tu equipaje es más grande que las medidas de la de cabina, no te dejan subir (¡!). De todas formas hay que salir del aeropuerto y yo no lo vi muy claro, así que opté por lo siguiente:

El Aerobus 1 te lleva al centro de Lisboa, con varias paradas. Pasa por la Plaza del Comercio. De lujo. Son 4 € (precio Febrero 2018). Y el Aerobus 2 tiene otro recorrido, yendo por la zona de Marqués de Pombal (norte de la ciudad, barrios nuevos). En ambos casos puedes comprar el billete en el autobús, y este dura 24 horas, aunque no están funcionando las 24 horas! (pero su horario es amplio).

Luego están, cómo no, los taxis. Teniendo en cuenta que el aeropuerto está a 7 km del centro de Lisboa, no son nada caros. De hecho yo opté por coger uno para volver, más que nada porque fui incapaz de encontrar la parada del Aerobus 1 en dirección al aeropuerto (parece fácil pero… ni los policías de la Plaza del Comercio supieron indicarme). El taxi me costó 9,70 €, con taxímetro. Leí que la tarifa oficial son 15 € por este trayecto. Además tuve una muy agradable conversación con el taxista 🙂

Información práctica para tu viaje a Lisboa

Como no sé desde qué país me estás leyendo, te cuento que estás en zona Euro, así que esta es la moneda que manejarás.

Si eres ciudadano europeo, sólo necesitas el DNI para entrar en el país. Si eres de otro país/continente, consulta los requisitos de entrada en la embajada o consulado de tu país.

¿Cuándo ir a Lisboa?

Esta ciudad tiene fama de clima benigno durante todo el año.

Te puedo asegurar que a finales de Febrero me encontré con unos 20 grados, aunque por la noche refrescaba bastante.

Cuando fui la primera vez era marzo-abril y nos llovió, pero las temperaturas eran muy similares a las de esta última vez.

Y en mi segunda visita, en el mes de Junio, hacía suficiente calor como para plantearte un baño en la Costa da Caparica, al sur de la ciudad.

Me da que encontrar días soleados en Lisboa, y con temperaturas no demasiado frías, no es algo difícil. En verano puede ser que pases bastante calor, también te lo digo.

vistas del Tajo desde monumento descubridores en fin de semana en lisboa

Vistas desde el Monumento de los Descubridores en Belem

Dónde alojarse en Lisboa

En Lisboa hay alojamientos para todos los gustos, categorías, o como lo quieras llamar. En mi caso prioricé la ubicación, pero también el presupuesto, je, je. Quería andar Lisboa al máximo y no perder tiempo en desplazamientos al centro, así que al final opté por una pensión cerca de la Plaza del Comercio, como te he dicho más arriba.

Se trata de la Pensao (Pensión) Royal. La llevan unas mujeres muy agradables. Me costó 50 € la noche, habitación individual con baño privado y desayuno incluido, bastante casero, variado y rico. Su gran “pero” es que no tiene ascensor. Está en un segundo o tercer piso de escaleras altas y bastante incómodas, y cuando vuelves de todo el día andando por  las cuestas no hace mucha gracia. Aun así te la recomiendo, especialmente si viajas sola.

Qué comer en Lisboa (y dónde)

Otro capítulo un poquito peliagudo. La gastronomía portuguesa es muy buena, pero como pasa en España, en Lisboa han proliferado los restaurantes que anuncian comida local, hinchan los precios y bajan la calidad. Al menos esta ha sido mi experiencia.

Intenté ir a comer a la Marisquería Uma, restaurante famosísimo por su arroz con marisco, número uno en Tryp Advisor. Y por esta razón me encontré con una nutrida cola de gente en la calle. El local es muy pequeño. Creo que abren a las 12.30 y la cocina cierra sobre las 15.30 h. Está en la Baixa, cerca de la Plaza del Rossío.

La primera noche cené unas sardinas a la brasa en un bonito restaurante de la Baixa llamado Arte do comida portuguesa. Me costó 11 € y vamos a dejarlo en comida bastante aceptable.

Como no pude comer en la Marisquería ya citada, me fui andando hacia el Barrio Alto y en una de las calles que miran a la plaza del Rossio comí en un restaurante el ansiado arroz con marisco (ya tenía el antojo). Y no, no acerté. El restaurante es muy bonito y me da que debería haber elegido otro plato. Se llama Restaurante Securas y la comida me costó 17,50 €. Incluyo la tapa de paté y mantequilla que te ponen al principio porque estaba muerta de hambre (si no te la comes, no te la cobran).

mercado time out lleno de gente sábado noche fin de semana en lisboa

El sábado cené cerca del mercado Time&Out, que como ya te he dicho, me agobió un poco. Andando hasta una plaza que hay muy cerca me encontré con Adega Portuguesa, un sitio de bocadillos bastante local. El bocata estaba delicioso, y la gente de allí muy maja. Me costó 6,66 €.

El domingo comí en una tasca de Belem, en la misma rúa do Belem. Menú del día por 12 €.  Un lugar bastante humilde, no anoté el nombre. Normalito. Hay unos cuantos en esa calle.

Otros lugares que me habían recomendado: Restaurante Os Barrigas en el Chiado, y Restaurante Jardin dos Sentidos (vegetariano). No te puedo decir qué tal estarán.

Cómo moverse por Lisboa

En Lisboa hay metro, buses, tranvías y elevadores. Y luego están tus piernas. Harás músculo subiendo y bajando cuestas, pero andarla es una gran forma de conocerla.

Como ya te he dicho, no llegué a utilizar más un par de autobuses para ir/volver a Belem desde el centro.

Y sí, no me subí al más típico de los tranvías que sobre todo utilizan los turistas y carteristas. No te digo que no lo hagas, eh! Sí te digo que el billete es más caro.

tranvía lisboeta lisboa en un fin de semana

Algún otro recurso útil para tu visita a Lisboa

En esta escapada tiré bastante de internet, ya que no llevaba ninguna guía impresa actual (tengo una, pero del año de la polca).

Más allá de utilizar el google maps a diestro y siniestro para ubicarme, encontré muchísimos artículos en la red, tanto de otros bloggers de viajes como de prensa, buscadores de hoteles, etc., etc. Y por cierto, este post viene a engrosar la lista.

Sin embargo, me gustaría destacar la web Guía nómada de Lisboa.  Me resultó muy útil para decidir lo que quería ver, o lo que me daba tiempo, y para encontrar algunas informaciones prácticas como los transportes. Por eso he decidido recomendártela.

Hasta aquí mi granito de arena para que organices tu escapada a Lisboa en un fin de semana. Todos los consejos para completarla son bienvenidos, así que no dudes en dejar tu comentario!


 

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí