lago zuun nuur en mongolia

Cuando veía en el programa de la agencia con la que viajamos a Mongolia que pasaríamos una noche en el Lago Zuun Nuur, me dispuse a buscarlo en los mapas. Y no lo encontré. No lo encontré ni una, ni dos, ni tres veces. Tampoco en las guías. Me preguntaba por qué íbamos a pasar una noche allí. ¿Sería un lugar de Mongolia especialmente bello? ¿tendría alguna importancia histórica? 

En realidad el lago Zuun Nuur es un lugar de Mongolia a medio camino entre los valles de Mongolia Central y el gran lago Khovsgol. Un buen sitio para hacer la parada técnica que te evita recorrer demasiados kilómetros sin parar, pues hay al menos un campamento. Pero más allá de ser un punto estratégico en el camino, Zuun Nuur es un lugar en el que merece la pena pararse.

Por cierto, si quieres situarlo en el mapa, búscalo por Zurkh Lake 😉

El camino al lago Zuun Nuur o Zurkh Lake

Avanzamos hacia Zuun Nuur por una pista que discurre primero bordeando el Lago Blanco, y después atravesando la cordillera del Khangai atravesando pasos de montaña con vistas preciosas. De vez en cuando algún ger salpica las praderas. Incluso alguna cabaña de madera con su cercado para el ganado. Son 175 kilómetros bamboleando en la furgoneta. 

montañas de color verde con hileras de pinos y cielo lleno de nubes en un lugar de mongolia
altar hecho con piedras y palos en forma de tippie con pañuelos de seda azul
Altar dedicado a los espíritus de la Tierra en un puerto de montaña

Los bosques van desapareciendo. El paisaje está dominado por lomas rocosas y cubiertas de hierba, cuya altura engaña. Ondulantes, suaves, con riachuelos.

Una vez más observamos a los nómadas conduciendo a sus rebaños, a caballo o en moto. Los hombres visten deels de color rojo o rosa fucsia y fajín amarillo, casi sin excepción, en vez de los colores azules, marrones o negros de los días anteriores. Pasamos por dos pueblos pequeños de casitas con tejados y vallas pintadas de vivos colores, pero enseguida quedan atrás y volvemos a estar inmensos en la naturaleza. 

pista de coches haciendo curva con horizonte lleno de montañas ondulantes y dos pinos a la izquierda en un lugar de mongolia

Por el camino paramos a ver de cerca una de las tumbas de piedra neolíticas o de la Edad de Bronce que se sitúan junto a la pista que seguimos. Testigos de una historia que ya ni se recuerda, unas son cuadradas y tienen cuatro piedras dispuestas en vertical en las cuatro esquinas. Otras son redondas y tienen un túmulo en el centro ¡como las del Sáhara!

Los antiguos nómadas no quisieron que sus muertos se quedaran vagando por el mundo.

tumba neolítica con piedras formando cuadrado y piedras verticales en las cuatro esquinas y montañas en el lado izquierdo con nubes blancas en el cielo en un lugar de mongolia
tumba neolítica con túmulo de piedras en el centro y al fondo montañas rocosas en un lugar de mongolia

Nos pareció un buen lugar para comernos el picnic que nos habían preparado en el campamento anterior. ¡La verdad es que ya estábamos hambrientos!

Si planeas viajar a Mongolia y quieres reservar tours online desde Ulan Bator, echa un ojo a la oferta de GetYourGuide que te recomiendo aquí.

Zuun Nuur suena a nombre de princesa

En realidad Nuur significa “lago”, así que este apellido lo vas a encontrar en muchos de los lagos de Mongolia, si te da por curiosear en los mapas del país. 

Con los lagos siempre me pasa igual. Me emociona la llegada, la estampa de postal que ofrecen. Me pongo a hacer fotos con alegría y quiero recorrer sus orillas de cabo a rabo. Sin embargo, al cabo de un rato que no sabría cuantificar, podría ser una hora o tres horas, me aburro. Sí, lo reconozco. Los lagos me aburren. Tienen algo de monotonía que, a no ser que tengan algo que la rompa, como una rica fauna, me acaban aburriendo. 

El lago Zuun Nuur no es distinto, aunque no por eso le voy a quitar mérito. 

En realidad el enclave de Zuun Nuur es un lugar de Mongolia muy hermoso, y en cierto modo me recordó a algunos puntos de la carretera del Pamir, o incluso de Ladakh.

Lo descubrimos cuando la furgoneta supera una cuesta bastante empinada. Fue la vista más espectacular de todas. Creo que los lagos se aprecian mejor desde la distancia. 

  • lago zuun nuur visto desde arriba con la pista que seguimos y cielo azul con nubes blancas en un lugar de mongolia
  • lago zuun nuur visto desde lejos rodeado de montañas rocosas y prados con la sombra de las nubes
  • lago zuun nuur visto desde arriba con rebaño de ovejas blancas y negras en su orilla

Zuun Nuur está rodeado de lomas y tiene una pequeña península que se adentra en sus aguas. Todo se refleja a la perfección, y el sol hace que los colores cambien a cada rato, más si hay nubes que a su vez aportan sus sombras. 

Nada más llegar me voy a dar un paseo por la orilla. Estoy completamente sola, la tranquilidad es absoluta.

A un par de metros del agua los mosquitos casi me hacen desistir, pero en cuanto llego a la orilla desaparecen. Será por el viento que corre libremente, me digo a mí misma. Decido, pues, avanzar siguiendo las curvas del lago, tratando de estar fuera de su alcance.

lago zuun nuur con árboles tipo abeto y algunos troncos secos caídos en el suelo
lago zuun nuur con orilla de guijarros blancos en curva y nubes reflejándose en el agua en un lugar de mongolia
orilla del lago zuun nuur con caravela de cabra u oveja blanqueada por el sol en un lugar de mongolia

Hay muchos troncos rotos y secos por las tormentas. Las piedras de la orilla están cubiertas de una pátina blanca, y es que el agua de este lago es salada. Un poco más tierra adentro, las piedras están llenas de líquenes de un color naranja muy vistoso.

tronco de árbol seco recto junto al lago zuun nuur y cielo azul con nubes blancas en un lugar de mongolia
ladera llena de rocas cubiertas de líquenes naranjas y árboles secos
líquenes de color naranja sobre piedra

Por supuesto hay marmotas en el prado, correteando como siempre, de agujero en agujero. Me entretengo observándolas a ellas y a unos pajarillos asustadizos que brincan a mi alrededor. Un poco más allá un pastor guía a su rebaño en la ladera. Detrás hay un bosquecillo. 

pajarillo de color gris y blanco sobre una roca en la hierba en un lugar de mongolia

Enseguida empieza a bajar la temperatura. Estamos a 2.000 metros de altura y aquí las noches son frías, aunque estemos en el mes de agosto. Me voy a la ducha deseando que haya agua caliente. Tengo suerte.

prado con bosque a la izquierda grandes nubes y una persona andando a lo lejos en un lugar de mongolia

El campamento, llamado Dalai Van, es un poco más sencillo y descuidado que los anteriores, pero tiene un carácter familiar que lo hace agradable. Se sitúa en una ladera mirando al lago, a una distancia que lo respeta. Hay dos casas de madera pintadas de blanco, una de ellas es el restaurante que tiene un estratégico balcón, ideal para sentarse a contemplar el lago al atardecer.

tienda ger en un prado con el lago a la derecha y cielo anaranjado en un lugar de mongolia
islote en el lago reflejándose con rayos de sol un lugar de mongolia

Observamos cómo juegan al voleibol los niños del campamento con nuestro chófer Zorik, con las últimas luces del día. Se lo pasan en grande. Después, llega la hora de la cena. En el anterior campamento nos habían advertido sobre la comida de éste. Que tuviéramos cuidado, que algunos viajeros llegaban al suyo, procedentes del Dalai Van, con la tripa mala. Miramos con cierta aprensión la ensalada y decidimos ser cuidadosos.

atardecer con nubes naranjas y perfil de montaña con árboles tipo abetos en negro

Quedan pocas noches en este país lleno de paisajes fascinantes y empiezo a sentirme un poco cansada, pero me repito a mí misma que soy una privilegiada por poder contemplar paisajes como éste, y debo disfrutarlos 🙂 

Aquí tienes todos los posts de Mongolia

Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión con la que me ayudas a mantener este blog, y en ningún caso tú pagarás más.


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí