redes chinas kochi

Uno de los lugares más bonitos y espectaculares de India del Sur son los backwaters de Kerala.  Son una sucesión de canales de agua dulce que transcurren de forma laberíntica paralelos al mar. Aquí transcurre buena parte de la novela El dios de las pequeñas cosas, de Arundhati Roy. Una novela maravillosa que además sirve para entender mejor el lugar y el Estado de Kerala, con un punto de vista bastante crítico por cierto. 

Kerala tiene su propia idiosincrasia. No sé si ha cambiado la situación. Cuando estuve en 2006 gobernaba el Partido Comunista. Entonces presumía de ser el estado con mejor nivel de vida y sobre todo de alfabetización. Una tasa del 90%, casi ciencia ficción en India. Y eso no significa que se llegue a niveles “ideales” de vida. Pero sí puedo afirmar que se notaba una mejoría con respecto a otras regiones.

una barca lleva a un grupo de mujeres vestidas con sari

Un paseo por los backwaters de Kerala vale por dos masajes

Alquilamos una barquita a motor en Allepey. Lo más barato y lo menos ecológico, he de confesar. Si vuelvo, no lo haré así.

Navegar por los backwaters de Kerala es la mejor forma para conocer y observar la vida de este lugar.
Está también la opción de ir en una houseboat, barcas tradicionales que hoy en día se han habilitado como hoteles con habitaciones para pasar la noche en los canales. Son muy caras, aunque las hay de diferentes niveles, como los hoteles. Antaño se utilizaban para transportar el arroz y los cocos.

un canal secundario de los backwaters de kerala con palmeras

Pero hablemos de “ése” paseo. Realmente fue precioso. Además la sensación final fue de enorme relax, como si nos hubieran dado un masaje.

Las altas palmeras que bordean los canales, los campos de arroz, las casitas aquí y allá. Y las gentes haciendo sus quehaceres o sencillamente mirando. Una pasada.

una familia sentada en la orilla de un backwater de kerala
dos hombres en una barca en la orilla kerala
un hombre lavando ropa en un canal de kerala
palmeras reflejándose en el agua de los backwaters de kerala

Kochi, la capital de Kerala

Al día siguiente nos fuimos a Kochi o Cochin, donde pasamos un par de días. Otro punto muy interesante, sobre todo porque aquí se alzan las famosas “redes chinas”.

Se dice que los comerciantes de la corte de Kublai Khan introdujeron estas redes en la costa Malabar.

pescadores con las redes junto a las redes chinas de kerala
hombres levantando un red en kerala

Redes para las que se necesitan al menos cuatro hombres para subirlas y que son en sí mismas, toda una obra de ingeniería, simple y sofisticada a la vez.

Marco Polo también las mencionó en su gran relato.

hombres faenando en las redes de pesca chinas de kerala

A pleno día o al anochecer, son todo un espectáculo. Eso sí, pescar, lo que se dice pescar, poco. O de eso se quejaban los pescadores a los que preguntamos, porque las aguas están esquilmadas y contaminadas.

El caso es que los puestos de pescado tenían bastante variedad. Me llamaron la atención unas langostas de tonos azulados que este mismo verano he visto también en la costa de Camerún.

En Kochi se puede cenar pescado a la brasa, pulpo o gambas a relativo buen precio en los puestos que ponen al anochecer cerca de las redes. Y seguramente el camarero os ofrezca cerveza de tapadillo, porque en este estado está prohibido el alcohol. Creo que es una medida del gobierno comunista para evitar adicciones, violencia, etc. Bastante discutible porque ha dado lugar a un mercado negro, pero así es.

hombres andando por los palos de las redes chinas de kerala y un carguero al fondo
hombre en red de pesca china en kerala
redes de pesca en atardecer de colores intensos en kerala

Otro vestigio de tiempos pasados es el teatro del Katakali

Ya quedan pocos lugares donde poder verlos, apenas un par de sitios para turistas.

El Katakali se representaba en los templos durante las festividades,a menudo durante toda la noche. Con tantos dioses, nunca faltaba la oportunidad.

Los actores eran una especie de “casta” muy reconocida socialmente. Desde pequeños comenzaban a estudiar este arte, formación que duraba muchos años.  

Pero ese reconocimiento ha caído en picado. En el mismo libro de Arundhati Roy se cuenta la historia de uno de ellos. Con alcohol tratan de compensar la depresión que supone no ser reconocidos, ni poder ganarse el sustento como antes.

espectáculo con dos bailarines de katakali pintados y con ropas de colores en kerala

Una triste historia que me recuerda la de otros pueblos. Gente desposeída de identidad, orgullo, o aferrada al pasado y la tradición. También víctimas de su propio sentimiento de “indefensión aprendida”. Acaban autodestruyéndose.

bailarín del katakali siendo pintado por ayudante en kerala

El Katakali consiste en la representación de escenas de las vidas de los dioses, según son narradas en la mitología hindú y en los textos sagrados.

Para entendernos, como si fuera un teatro dedicado a representar la Biblia.
Shiva es uno de los personajes que aparece con más frecuencia. Este es un dios guerrero, sanguinario, implacable, que da mucho juego para la acción! :).

Los actores se maquillan y visten en un proceso de dura varias horas. Hoy en día se puede ir a ver también. Antes, formaba parte del saber de los actores, y del carácter misterioso y místico de este arte.

Lo curioso de este teatro es que la mayor parte de sus movimientos se hace con los ojos, la cara y las manos. Es alucinante lo que hacen, no hay que perdérselo! Y además ayudamos a que este arte sobreviva.

un bailarín de katakali representa muerte de un dios en kerala

Recuerdo el teatrillo, un edificio a punto de venirse abajo, con un montón de sillitas incómodas y apenas una docena de viajeros de diferentes países que nos habíamos concentrado allí esa noche. Fuera llovía como si el cielo fuera a caer entero sobre nuestras cabezas.

Nos habían dicho que las entradas había que comprarlas al menos con un día de antelación, que siempre estaba lleno. Sin embargo, creo que no llegábamos a ocupar más de un 25% del aforo. Un poco deprimente, pero fascinante una vez que empezó la función, con el maestro de ceremonias haciendo una introducción acerca de todo lo que os he contado (y mucho más), en inglés.

¿Quieres leer más sobre India? Aquí tienes más posts 🙂


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí