auroras boreales en islandia

Hice un viaje relámpago a Islandia en el puente del 1 de Mayo con el “gran” objetivo de tratar de ver y fotografiar las famosas auroras boreales. Un sueño que tengo desde hace tiempo gracias a las fotografías que se pueden disfrutar en Internet y en numerosas publicaciones y exposiciones. Aquí van los resultados, que no son espectaculares pero que me quiten lo bailao!

Algunas cosas a saber de las Auroras Boreales

Antes de ir, hablando con la gente, y también buscando información en Internet, me encontré con expresiones y creencias del tipo: “ya no es época de ver auroras boreales”

Pues bien amiguitos, las auroras boreales no tienen una época como las setas o la fruta, no.
A ver si me explico bien:

  • La formación de auroras depende de la actividad que sucede en el sol. Lo que en la Tierra llamamos “tormentas solares”. Nuestra estrella sufre explosiones y lanza llamaradas inmensas que a su vez proyectan enormes cantidades de partículas solares en el espacio. 
  • La actividad del sol no depende de nuestras estaciones climáticas. Lo que se sabe es que hay periodos de más o menos actividad.
  • Dos o tres días después de que se haya producido una de esas explosiones, parte del polvo solar llega a nuestra atmósfera y es capaz de traspasar el campo magnético que protege a nuestro planeta.
  • Las partículas son atraídas hacia los polos de la Tierra (las zonas con más cantidad de magnetismo). Ahí interactúan con las altas capas de la atmósfera, a unos 100 Km por encima de nosotros. La energía que se libera da pie a las auroras boreales. 
  • Si es de noche o hay suficiente oscuridad. Si el cielo está despejado, se puede ver en directo ése momento en el que el polvo solar termina por convertirse en energía en dichas capas altas.
  • Por eso se mueven y cambian constantemente, y su duración e intensidad es imprevisible, así como su situación en el cielo.

Espero que haya quedado clara la ecuación:

¿Hay actividad solar? ¿hay noche? ¿no hay nubes? ¡se pueden ver auroras boreales!

La primera pregunta es básica, claro.

Es cierto que en el Círculo Polar desde primavera hasta el otoño las horas nocturnas son escasas o nulas. Pero afirmaciones como la que me he encontrado en Wikipedia nada más empezar a leer sobre “Aurora boreal”, no son ciertas:la aurora boreal es visible de septiembre a marzo.
Pues yo las he visto en Mayo.

Viendo auroras boreales en el mes de Mayo en Islandia

La verdad es que creímos que tendríamos unas tres horas de noche cerrada, siendo principios de Mayo, en Islandia.
Pero no. Cielos oscuros ya no hay a esas alturas del año, en estas latitudes.

El sol se pone hacia las 22.00 h (cada día unos minutos más tarde), y sale hacia las 3.30 a.m. Entre una hora y otra el cielo se queda en una estupenda y maravillosa “hora azul”, que tanto gusta a los fotógrafos.

atardecer en Reykjavik con cielo azul y una gran nube roja sobre la catedral

Atardecer en Reykjavik, a las 21.36 h. Las últimas nubes se van disolviendo poco a poco

No lo supimos hasta que lo experimentamos. Precisamente la primera noche se presentaba ideal en cuanto a cielo despejado. No nos lo pensamos dos veces y contratamos un autobús para que nos llevara lejos de Reykjavik, a 10€ por persona.
Nos desplazamos a 35-40 minutos de distancia por carretera, justo donde comienza el Parque Nacional de Pingvellir. 
Esto fue una elección de la propia compañía de autobuses, muy acostumbrados a éste tipo de salidas. Las condiciones eran: salida a las 23 h y vuelta a las 2.00 a.m.
Si vemos auroras, genial. Si no, pues nada…
Por cierto, que nos dijeron que las previsiones eran bajas o nulas.

parque de pingvellir por la noche con campo de rocas en primer plano y lago al fondo

F/3,5 18 mm. ISO 800, 3″ de exposición

Fotografiando auroras boreales en Islandia, toda una experiencia

Llegamos al lugar y nos encontramos con un magnífico escenario que parecía sacado de otro planeta.

Un gran campo semihelado, lleno de pequeños “chortens” o montículos hechos con piedras apiladas. No sé si son una tradición turística o qué, pero sí es cierto que algún golpe y tropiezo nos dimos con ellos.
Un gran lago se extendía a la derecha de la carretera. Y unas imponentes montañas nevadas en el horizonte. Realmente espectacular.

Espectacular era también el frío, aunque tuvimos mucha suerte porque no hacía viento.

Enseguida nos pusimos a montar los equipos: trípodes y cámaras. 
Ésta era mi primera salida nocturna con la cámara réflex. Sin tener ni pajolera idea de hacer fotos al cielo. Afortunadamente, mis compañeros de expedición eran inmejorables, miembros de la Asociación Astronómica de Madrid!

Empezamos la espera, mirando el cielo atentamente, y sin saber muy bien cómo serían las auroras boreales

Lo que sí sabíamos es que las cámaras captan mucho más que nuestros ojos, si las preparas para ello, claro.

Nosotros no podemos apreciar el color de muchos objetos astronómicos, como la cola de un cometa, los planetas, estrellas y nebulosas. Pero ahí están, y las cámaras sí son capaces de hacerlo.
Además, las fotografías que se publican están procesadas, en muchos casos incluyendo colores inexistentes o muy difíciles de encontrar.

El caso es que allí estábamos. Sin ver nada a simple vista, disparando la cámara de vez en cuando por si acaso.

equipo con trípodes en el campo fotografiando auroras boreales en islandia

Cuando ya casi desesperábamos. Cuando el frío nos estaba convenciendo de creer que en breve se caerían parte de nuestras extremidades al suelo… alguien dijo “ahí, ahí”!!

Otro alguien hizo una o dos fotografías y en la pantalla de la cámara aparecieron franjas verdes en medio del cielo. OOhhhh!!!

nubes verdes sobre cielo azul oscuro fotografiando auroras boreales

Aurora Boreal a las 1.01 a.m. F/3,5 18 mm., ISO 1600, 5″ exposic.

Por fin las auroras boreales. Débiles pero reales

Bandas de color grisáceo a nuestros ojos aparecían y desaparecían. Se curvaban, se abrían en abanico, recorrían la curva del cielo de cabo a rabo. Dibujaban un círculo… Y así durante una hora y media, hasta que llegó la hora prevista de salida. Snif.

fotografiando auroras boreales en islandia con coche con luces encendidas

Aurora Boreal a las 1.06 a.m. F/3,5 18 mm ISO 1600 4″ exposic.

Fue una hora y media preciosa en la que establecimos una dinámica curiosa. Al menos yo no me la esperaba. Cada fotografía revisada allí mismo nos permitía ubicar mejor nuestra mirada y emocionarnos con ése espectáculo a dos bandas: el directo y el diferido de la cámara.

fotografiando auroras boreales en islandia

Aurora Boreal en su esplendor 1.31 a.m. F/3,5 18 mm., ISO 1600, 6 seg. exposición

Os dejo también el enlace que resume un timelapse de 2 minutos realizado por Jaime Izquierdo, de la AAM. Ahí se aprecia perfectamente el baile celeste del que fuimos testigos

Time-lapse aurora en Islandia

Consejos para fotografiar auroras boreales

Y ahora sí, voy a explicar mi experiencia o consejos para fotografiar auroras boreales. Humildemente, que yo estoy aprendiendo, pero precisamente por esto seguro que hay más gente como yo por aquí! 😉

Revisa bien el equipo que vas a llevar

La cámara réflex, el trípode y un disparadorinhalámbrico o de cable son los básicos que necesitas.

El objetivo a utilizar debería ser un gran angular para abarcar la máxima cantidad de cielo posible. Con un 18 mm. ya está bien, pero si puede ser más amplio, mejor.
En mi caso llevaba un 18-105 mm., con la Nikon D5100.

No olvides que a la hora de elegir la composición de la foto suele quedar mejor incluir un referente terrestre, ya sean montañas o lo que tengas donde estés.

aurora boreal en el parque nacional de Pingvellir en Islandia

Aurora Boreal a las 1.24 a.m. F/3,5 18 mm ISO 1600 1,6″ exposic.

Lo valores de la cámara

La cámara hay que ponerla en el modo Manual y el enfoque también en Manual. El enfoque es lo que más cuesta porque si lo pones en automático la cámara es incapaz, no tiene luz suficiente. Y tus ojos tampoco tienen un referente claro. Lo que suele resultar es esto:

Apuntemos con la cámara hacia algún punto de referencia. Una estrella particularmente brillante, una luz lejana, el contorno de un árbol.

Activa el live view (la pantalla en vez de el visor) y utiliza el zoom para acercar la imagen al máximo posible a dicho punto. Entonces puedes enfocar con el anillo de enfoque.

Ahora pasamos a la exposición y la ISO. Aquí no hay mucho misterio, sólo saber que la ISO ha de ser alta. En las condiciones de luz en las que estábamos empezamos probando con ISO 800 pero al final nos quedamos la mayor parte del tiempo con ISO 1600.

No sé si con una noche más oscura habría que haberla subido. Lo mejor es ir probando, revisando en la pantalla de la cámara, y en cualquier caso hacer varias fotos con diferentes ISO (lo mismo para el tiempo de exposición).

Tiempos de exposición: probé con 1,6″, con 3″, con 5″, con 6″, con 8″, 10″ y hasta 13″. Las que más me gustan son las de las exposiciones más largas (8-13″) e insisto en que si la noche hubiera sido más oscura, quizá habría necesitado mayores exposiciones, o no habría hecho las de tiempos bajos.

Si tenéis un disparador remoto, mejor que mejor. Si no, o no os funciona (como fue mi caso ésa noche), podéis poner el disparo retardado (el modo 2 seg.). Yo también disparé con el dedo, manualmente vamos, y bueno no ha sido muy desastroso. Lo peor era quitarme los gruesos guantes, je, je.

Finalmente, queda lo más “duro”, el procesado en casa, pero yo estoy más pez aún que en todo lo demás así que ¡suerte!

aurora boreal de cerca formando un arco y estrellas

Para finalizar, os dejo unos enlaces a los sitios donde se pueden consultar las previsiones de auroras boreales: 

Aurora Forecast: hacen previsión desde Alaska para todo el mundo, así que seleccionando el mapa de dónde estáis, podréis ver la previsión.

Icelandic Met Office – el servicio metereológico islandés, que entre otros apartados tiene el de la previsión de auroras.

Ojo, las previsiones cambian cada 6 horas aproximadamente, así que no hay que dejar de actualizar la consulta. Especialmente antes de salir a intentar verlas.


 

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí