plaza de neptuno con la estatua del dios en bronce y palacios alrededor imprescindibles de bolonia

Bolonia es una de esas ciudades italianas llenas de historia y arte. Muchos la eligen como lugar de paso para dedicarle un día como mucho, en su camino a otros rincones de Emilia Romagna. No te criticaré si decides hacerlo así, pero justamente por eso te traigo este artículo donde te animo a que no te pierdas ninguno de los imprescindibles de Bolonia. Porque, puedes creerme, siendo pequeña es fácil que se te vaya el santo al cielo en sus calles llenas de soportales. Tan bonitas… Y si vas a pasar más de un día, sumo unos “bonus” al final 😉 

Los imprescindibles de Bolonia son al menos cuatro

Piazza Magiore y Piazza Nettuno

No tienen pérdida estas plazas que están juntas y se continúan sin más transición que la que practicas con tus pies. Forman una L y son para estar mucho tiempo. O para repetir. La lista de detalles es muy larga, los edificios medievales, góticos y renacentistas son soberbios, y la luz que hay en cada momento del día evoluciona su atractivo. Por supuesto a primera hora de la mañana y el atardecer son las mejores, pero no las únicas. 

edificio del ayuntamiento con torre en el centro terminada en almenas con cielo azul imprescindibles de bolonia

Estamos en una zona peatonal, aunque los buses turísticos y el tranvía la transitan, así que mira al cruzar de un edificio a otro. 

La iglesia de San Petronio ocupa la mayor parte del frente de la plaza. Una escalinata amplia te recibe e invita a sentarte mientras te comes un helado, subes alguna foto a las redes sociales, o sencillamente descansas. Desde esas escaleras se domina buena parte de la Piazza Magiore y lo que en ella ocurre. Estudiantes, músicos, magos, turistas, gente ocupada que va y viene. Todos conviven en este espacio diáfano. Los domingos se anima mucho más si cabe, y me imagino que en verano estará de bote en bote. 

san petronio iluminada por luz del sol con campanario cuadrado al fondo y cielo azul imprescindibles de bolonia

No dejes de curiosear en los patios de los palazzos que conforman la plaza. Al lado de San Petronio está el palacio gótico dei Notai, construido por el gremio de los notarios, como su nombre indica.

fachada de un palacio de la plaza magiore imprescindibles de bolonia

Enfrente el palazzo del Podestá, del alcalde de la villa, hoy renacentista aunque su primera construcción fue medieval. Lo reconocerás por la torre desde la que el alcalde se dirigía a los ciudadanos, allá por el siglo trece. También por sus galerías y cafés, así como un pasadizo que, desde la parte trasera, te lleva a la seguramente más famosa estatua de Bolonia, la de Neptuno. 

edificio del ayuntamiento con torre iluminada por sol de atardecer y al fondo torre asinelli también dorada imprescindibles de bolonia
estatua de neptuno a contraluz vista a través de un arco

La estatua de Neptuno o Nettuno es también conocida como El Gigante. Realizada en 1566 por el maestro Giambologna, por lo visto quería representar la bondad del Papa Pío V. Dicen que las sirenas representan a los grandes ríos y sus continentes, aunque a mi me parecen más una representación de la fertilidad… Y los ángeles que rodean al dios Neptuno son los vientos. Sea como sea, seguro que te quedas mirándola cada vez que pases por allí. 

estatua de neptuno con sirenas y ángeles rodeada de palacios y gente haciéndose fotos imprescindibles de bolonia
estatua de neptuno con una paloma sobre la cabeza imprescindibles de bolonia
estatua de fuente de neptuno de sirena cogiéndose los pechos con las manos y saliendo agua por los pezones
patio de un palacio con grandes arcos todo de ladrillo y un pozo en el centro imprescindibles de bolonia
Junto a Nettuno hay un palacio almenado con este precioso patio

Iglesia de San Petronio

La iglesia que preside la Piazza Magiore es San Petronio, ya te lo he dicho. Y se puede visitar. No cuando quieras, tiene un horario y en principio la entrada es gratuita, pero tiene truco.

Si quieres hacer fotos has de pagar 2 €, y para contemplar las capillas con las mejores pinturas 3 € (y no puedes hacer fotos en dichas capillas). Los precios son de febrero de 2019.   

capilla de san petronio con pinturas renacentistas en el techo y adornos barrocos en las paredes imprescindibles de bolonia

San Petronio no llegó a terminarse porque el Papa decidió que no podía llegar a ser más grande que la Basílica de San Pedro del Vaticano, tal y como estaba concebida en los planos. 

Por eso, porque no está terminada, el revestimiento de mármol de la fachada sólo llega hasta la mitad. El resto es ladrillo visto… 

fachada de san petronio en la hora azul con iluminación en la parte del mármol y gente en la plaza imprescindibles de bolonia
campanario de san petronio iluminado por atardecer y fragmento de fachada en mármol imprescindibles de bolonia
Detalle de la fachada inacaba de San Petronio, con el campanario iluminado por el sol del atardecer

El interior es impresionante. Muy diáfano, las vidrieras de colores hacen que la luz del sol, cuando éste brilla en el cielo, entre dibujando rayos que iluminan las enormes columnas de ladrillo y mármol.

pasillo lateral de san petronio con enormes columnas de ladrillo y rayos de sol iluminándolas imprescindibles de bolonia
vidrieras de la iglesia de san petronio desde dentro imprescindibles de bolonia

Los suelos, también de mármoles de distintos colores, son preciosos. Ahí está una de sus curiosidades: un reloj astrológico que señala los signos zodiacales, compuesto por una meridiana de bronce que es iluminada por el sol del mediodía. Esto en la Edad Media y el renacimiento tuvo mucha fama. 

placa de mármol en el suelo con leyenda "línea meridiana" en san petronio de bolonia

Ya en el exterior, en la parte trasera encontrarás el acceso a la terraza de la Basílica de San Petronio. Son 3 € y puedes subir/bajar en ascensor o andando. Cuando yo fui estaba en obras y todo cubierto de andamios, pero las vistas son muy buenas. Supongo que cuando terminen dichas obras habrá un poco más de espacio y serán aún mejores… 

vistas e los tejados de Bolonia desde la terraza de san petronio
vistas de la terraza de san petronio con cúpula de iglesia y al fondo torre asinelli destacando en el cielo nublado imprescindibles de bolonia

Las torres Asinelli y Garisenda

Con estos nombres una se pone casi a soñar. Asinelli y Garisenda suena a Calisto y Melibea, a Romeo y Julieta… En realidad son los nombres de las familias que pagaron por la construcción de un par de torres, en los tiempos en que la ciudad estaba llena de ellas, como si de Nueva York se tratara. 

torre garisenda vista al fondo de una calle de edificios pintados de amarillo y naranja imprescindibles de bolonia

Aunque quedan algunas torres más, la mayoría han acabado en escombros. Por eso las torres Asinelli y Garisenda son el icono de la ciudad y claro está, uno de los imprescindibles de Bolonia.

Están en todas partes. Postales, folletos, logos de tiendas y restaurantes… Las verás desde unos cuantos puntos de la ciudad y como la Fontana di Nettuno, no podrás dejar de mirarlas así como así. 

torre asinelli desde abajo entre cables de tranvía con cielo azul y nubes blancas
La torre Asinelli vista entre los cables del tranvía

La torre Garisenda, que es la más baja, sale en la Divina Comedia de Dante, y la Asinelli fue utilizada como punto de vigilancia durante la Segunda Guerra Mundial. Los soldados se turnaban para subir y avisar si venían bombarderos, o localizar los puntos donde habían caído bombas… porque Bolonia fue bastante castigada durante esta vergonzosa guerra, aunque más en la parte industrial que en el centro. 

Lo mejor, además de contemplarlas desde abajo, es que puedes subir a la torre Asinelli. Es la más alta, con casi cien metros de altura, y son 498 escalones. Si no lo tienes claro, no subas, pero te diré que merece la pena encaramarte a esa altura y contemplar los tejados rojos de Bolonia, las cúpulas, las calles en miniatura, las otras torres. 

gente subiendo las escaleras de madera de la torre asinelli vista desde arriba
vista aérea de cúpula verde y torre junto a ella con tejados de tejas rojas imprescindibles de bolonia
vista cenital de la torre garisenda con palacios alrededor con tejados de tejas y gente como si fuera hormigas imprescindibles de bolonia
Vistazas de la torre Garisenda y sus aledaños. Aquí te das cuenta de la diferencia real de altura que hay entre las dos torres

Atención: no hagas como yo. No te creas que puedes llegar, hacer cola, pagar ahí la entrada y subir. Antes debes ir a por tu ticket a la Oficina de Información turística que hay en la Piazza Magiore, enfrente de San Petronio. Y la reserva es para un día y hora concretos. La razón es que hay un cupo de gente y la subida se organiza por grupos, para que no haya atasco. Lógico, pero yo no tenía ni idea… En mi caso reservé para el día siguiente, para ir al atardecer.

Si vas a pasar sólo un día en Bolonia y quieres subir a la torre Asinelli, ve en primer lugar a por tu ticket a la Oficina de Información y reserva la hora que más te convenga, si no está ya cogida. La entrada cuesta 5€ (precio de Febrero 2019). 

Ya que estamos, si quieres aprovechar bien el día echa un ojo a las ofertas de GetYourGuide:

vista de la plaza magiore con monte al fondo y luz de atardecer desde la torre asinelli imprescindibles de bolonia
Vistas de la Piazza Magiore desde la torre Asinelli

¿Y qué tal se me dio subir 498 escalones? (y bajarlos) Pues mucho mejor de lo que pensaba, la verdad sea dicha, y eso que me puse hasta nerviosilla mientras esperaba el turno para subir 🙂 

La iglesia de Santo Stefano y su plaza

La piazza de Santo Stefano es uno de los puntos más bonitos de Bolonia. Los palacios con sus soportales son maravillosos, y en general es muy tranquila, excepto el fin de semana.

Los sábados hay mercadillo delante de la iglesia de Santo Stefano. Puestos de antigüedades, cachivaches, baúles de viaje, globos terráqueos, muñecas, muchos libros de segunda mano. Para curiosear un buen rato al sol. 

antiguo baúl con latas antiguas y otros cachivaches en el mercadillo de antigüedades en un día soleado

Mientras te aproximas a la iglesia, que te espera al fondo de la plaza con mercadillo o vacía de gente, no dejes de mirar hacia arriba y observar las caras esculpidas en la fachada de uno de los palacios. Seguro que tarde o temprano encuentras la cara del Diablo, que parece mirarte con su expresión burlona. 

fachada de palacio con arcos y caras esculpidas entre las que está la del diablo sonriente imprescindibles de bolonia
busto del diablo entre dos arcos de una calle del centro de bolonia
plaza de san stefano con la iglesia al fondo y tres líneas blancas pintadas en el suelo que van hacia ella imprescindibles de bolonia

Santo Stefano no es una iglesia sino cuatro. Y antes eran siete iglesias! Son románicas, pequeñas, compactas y pasas de una a otra por puertas, galerías, un claustro por el que dicen que se paseaba Dante, y un pequeño jardín. Por lo visto están levantadas sobre los restos de un templo dedicado a Isis. Lugar sagrado sobre lugar sagrado, como en muchos otros sitios, por ejemplo Érice, en la bonita Sicilia. La entrada es gratuita. 

fachada de una iglesia de san stefano de ladrillo con adornos geométricos en mármol imprescindibles de bolonia
nave de una de las iglesias de san stefano con altar con cristo en la cruz colgando del techo imprescindibles de bolonia
claustro de san estefano con pila bautismal muy grande en el centro imprescindibles de bolonia
interior de san stefano con púlpito de mármol con gran cruz arriba y cúpula de ladrillo imprescindibles de bolonia

Recuerda viajar con un buen seguro de viajes. Yo te recomiendo IATI Seguros, con quien yo viajo siempre, y en este enlace puedes conseguir un 5% de descuento sólo por ser lector de Los viajes de Ali.

Otros sitios muy interesantes de Bolonia

El Museo Cívico Arqueológico y la Biblioteca Comunale del Archigimnasio

El museo arqueológico de Bolonia está junto a San Petronio, y guarda una de las mejores colecciones de Egipto Antiguo del país. No sólo eso, sino que también tiene piezas etruscas, griegas y romanas, así como celtas. 

relieve egipcio donde se ve grupod e esclavos negros sentados y capataz levantando látigo en el museo arqueológico de bolonia
momias de gatos con vendas y cabeza de madera con orejas en el museo arqueológico de bolonia
Momias de gatos

Además, en los soportales del patio hay una gran colección llamada El Lapidarium.

Son monumentos grabados en piedra, en su mayoría lápidas y epitafios de los cementerios romanos, griegos y bizantinos de la ciudad y sus alrededores, pero también hitos de las antiguas vías que marcaban el camino, registros de soldados, placas conmemorativas…

Al entrar en el museo te dan un papel con la explicación de todo esto. En dicho papel llaman tu atención sobre detalles como las siglas que aparecen en las placas. Por ejemplo, en la siguiente foto verás que las siglas DM están en muchas de las placas. Significa Diis Manibus, que es una especie de protección para las almas de los difuntos. En cambio, si aparece VF significa Vivus Fecit, es decir, que el monumento se hizo mientras el difunto vivía. 

pared llena de lápidas de piedra con nombres romanos imprescindibles de bolonia

La entrada al museo son 3€ y te prometo que pasarás un buen ratito, sin que se haga largo porque no es muy grande 🙂 

En la misma manzana está la Biblioteca Comunale dell’Archiginnasio. Ya que estás ahí, cómo no verlo! El patio y las galerías del piso superior están cubiertas de pinturas y cientos de escudos de armas de los estudiantes ilustres. En el primer piso hay un acceso para visitar la biblioteca y su colección de pinturas, previo pago.

Recordemos que los orígenes de la Universidad de Bolonia se remontan al siglo primero de nuestra era. Un poeta hispano, Marcial, se refiere a ella como “la culta”. Y es que los maestros daban sus clases en las plazas, tabernas, casas particulares… ya fueran clases de música, gramática, historia, medicina, arquitectura o leyes. Una enseñanza laica que está a punto de cumplir los mil años. Poca broma. 

Me la encontré cerrada así que no tuve ningún dilema al respecto, pero tampoco te puedo contar si merece la pena. Sí lo es pasear por las galerías mencionadas.

pared llena de escudos de universitarios imprescindibles de bolonia
soportal de la biblioteca de bolonia llena de pinturas en el techo y espejos barrocos en la pared
escaleras de subida en la biblioteca con techos llenos de pinturas con escudos de armas y motivos vegetales imprescindibles de bolonia

El Museo Cívico Medievale

Algo menos conocido y también muy coqueto es este museo. Está en el Palazzo Ghisilardi, uno de los edificios más importantes de la época que Bolonia estaba bajo el mando de la familia Bentivoglio, entre el siglo XV y el XVI. 

patio del palacio donde está el museo medieval de bolonia con ventanas con arcos divididas por columna

Los objetos que se exponen provienen de varias colecciones privadas. Lo que más me gustó son los objetos de la vida medieval y los monumentos funerarios a los profesores de la universidad.

  • sala con estaturas de bronce de dioses romanos y una gran chimenea al fondo en el museo medieval de bolonia
  • sala con dos cruces bizantinas y un mosaico con la virgen maría en el museo medieval imprescindibles de bolonia
  • relieve de corderos con la cruz cristiana en el museo medieval imprescindibles de bolonia

¿Quieres seguir leyendo sobre Italia? No te pierdas el resto de posts! 

Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión con la que me ayudas a mantener este blog, y en ningún caso tú pagarás más.


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí