imagenes-y-sensaciones-grecia

Siempre cuesta “volver” de un viaje, asimilar lo acontecido, retomar los recuerdos, ordenarlos en tu cabeza. Todo ello se acrecienta si después quieres compartirlo en un medio como este, un blog de viajes. Hoy os traigo “Imágenes y sensaciones en Grecia”. 

Un resumen de momentos difíciles de olvidar,  como ya me ocurrió en las anteriores ocasiones en que he visitado el país.

Porque sí, Grecia no es nueva para mi. Quizá no debería contar con la primera vez que lo pisé, porque tendría unos 2 años de edad, je, je…

Pero sí recuerdo el viaje que hice con 16 años en compañía de mis padres y hermanos, y después con veintitantos con dos amigas.

Este es, por tanto, la cuarta vez que piso Grecia en mi vida.

Acropolis-Grecia

De Grecia recordaba tanto la emoción de subir y entrar en la Acrópolis, como esta última vez.

Recordaba tanto lo bien que se come en Grecia, como esta última vez.

Recordaba tanto la amabilidad de sus gentes, como esta última vez.

imagenes-y-sensaciones-grecia

Y su inmensa luz, que no es otra que la del Mediterráneo.

Grecia es un país al que te dan ganas de volver, irremediablemente. Incluso ahora que le ha tocado protagonizar y ejecutar uno de los más infames planes de la Europa que dicen unida. Lo que a mi se me antoja un capítulo de la Historia tan vergonzoso como tantísimos otros.

Se estudiará en los libros, y nos lamentaremos de que entonces los políticos hicieran lo que están haciendo. Ojalá se les juzgue por ello.

imágenes y sensaciones en Grecia

En este viaje me he desquitado. No tenía casi fotografías de Grecia y es brutal la cantidad de recuerdos que había perdido. La vez anterior, cuando fui con mis amigas, un descuido hizo que utilizara cada carrete 2 veces.  En el laboratorio decidieron no molestarse en revelarlas todas al encontrarse con el estropicio.

imagenes-y-sensaciones-grecia

Esta vez, yendo sola, podéis imaginaros cómo he disfrutado.

No he hecho muchas más, pero sí las he pensado, he esperado, he estudiado la luz. Me he detenido las veces que me ha dado la gana en cada punto y rincón.

Me he tomado mi tiempo sin pensar en que la/s otra/s personas que me acompañan no están interesadas en ese baile cansino que tienen los fotógrafos.

No sé si el resultado es especialmente mejor que el de otros viajes, pero yo estoy contenta con ellas y, por encima de todo, con la vivencia que nunca se logra trasladar al cien por cien.

Naxos

Como decía, cuesta ponerse a recuperar y ordenar todo lo vivido antes de escribir, pero no quiero dilatar mucho más la espera que quizá algunos de vosotros estéis “sufriendo” por saber cómo me ha ido en Grecia. Por eso he preparado este pequeño vídeo con fotos, movimiento, sonido y música del país, en el que he tratado de resumirlo.

imagenes-y-sensaciones-grecia

Decir que, aunque a mi me parece obvio, quizá a otras personas no.

Viajar por Grecia, siendo una mujer sola, no tiene ninguna dificultad. Absolutamente ninguna. Lo único que puede ocurrirte es que piensen que eres griega y hablarte en su idioma -del que yo personalmente no entiendo un carajo- hasta que les digas “sorry, I don’t understand you”. O en tu propia lengua, porque de inglés andan tan flojos como nosotros 😉

Así, hoy os traigo una pequeña píldora de sensaciones para que sirva de adelanto. Escribiré de Grecia cuando pueda, que tengo una primavera un poco estresada, pero lo haré.

Sólo lamento que mi tía Carmen, fallecida en el transcurso de este viaje, no pueda verlo y así rememorar aquél crucero que hizo con unas amigas hace muchos años y que con tanto cariño recordaba y nos contaba. Va por ti. Sé que estabas contenta por que yo estuviera viajando en un país tan entrañable como Grecia cuando tú estabas en el hospital. Pero no por eso dejo de lamentar no haber estado aquí, contigo y con la familia, en este tu último trance de la vida. Ya no me oyes, ni me ves, ni me sientes, pero deseaba decirlo.

Ha sido una vuelta dura y quería hacer esta dedicatoria. Disculpadme, lectores.

Sin más preámbulos…

Imágenes y sensaciones en Grecia que nunca olvidaré. Un país al que seguiré volviendo a pesar de todo:


 

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí