Looking for Something?

Bani, la ciudad de las 7 mezquitas

Author:
bani burkina faso

La parte saheliana de Burkina Faso tiene sorpresas como ésta. Bani, un humilde pueblo junto a la carretera principal por la que nos dirigimos a la “Reserva del Sahel”, un espacio protegido en esta franja de África, que se extiende entre Burkina y el vecino Mali. Hoy no se puede ir, como ya sabéis este 2013 me temo que va a ser un año negrísimo para la región… tanto o más que el anterior que acabamos de dejar. Un pueblo que es famoso por sus 7 mezquitas de adobe.

Bani la ciudad de las 7 mezquitas

No son mezquitas antiguas, pero sí tienen unas cuantas décadas a sus espaldas y siguen la fórmula básica de construcción de la llamada arquitectura saheliana.

Bani la ciudad de las 7 mezquitas

Barro y madera como principales elementos, casi únicos, de construcción.
Un resultado natural, elegante, bello…

Bani la ciudad de las 7 mezquitas

 

La historia de Bani, la ciudad de las 7 mezquitas de Burkina Faso es de lo más curiosa

Un hombre del pueblo, adinerado, tuvo una serie de sueños donde “alguien” le indicaba que debía construir una gran mezquita.
Decidió ponerse manos a la obra, y sin conocimientos arquitectónicos, ni prácticamente herramientas, con sólo sus manos y la ayuda de sus hijos, erigió la mezquita principal. Desde luego es para ganarse el Paraíso…

Bani la ciudad de las 7 mezquitas

La “gran mezquita” es realmente grande, con dos pisos de altura, y destaca la decoración de su fachada principal donde unas figuras antropomorfas son las protagonistas (algo raro en el Islam, ya que por lo visto está prohibido, pero supongo que es una muestra de la mezcla de esta religión con el animismo -creencias ancestrales-).

Unas aparecen con los brazos hacia arriba, y otras con los brazos hacia abajo, alternándose. ¿Por qué? Porque estas son las posturas básicas del momento de la oración, como sabréis, en el Islam. Una forma “al más puro estilo románico” de que todo el mundo recuerde cómo se debe de rezar 🙂

Bani la ciudad de las 7 mezquitas

Sucesivos sueños fueron originando las sucesivas mezquitas, todas orientadas a la primera (en vez de hacia la Meca) que se desperdigan por el pueblo y sobre todo por la meseta volcánica que hay junto al mismo. Subimos, y desde allí la vista de un Sahel reverdecido por las últimas lluvias nos recompensó el pequeño esfuerzo que sin tanto calor hubiera sido ínfimo…

Bani la ciudad de las 7  mezquitas

La visita a la gran mezquita debe hacerse con un guía local. Creo recordar que era un familiar del hombre que la construyó, de ése visionario que decidió propagar el Islam en su tierra de esta forma tan poco convencional y esforzada.

Bani la ciudad de las 7 mezquitas

Recuerdo que algunos niños nos seguían, juguetones, pendientes de nuestra reacciones y actos.

Bani la ciudad de las 7 mezquitas

El pueblo se hallaba muy tranquilo. Era media mañana  y los hombres estarían trabajando o dormitando en las sombras. Las mujeres se entregaban a la tarea de hacerse esos magníficos peinados de trencitas, a la sombra de una acacia, mientras al lado de la carretera, junto a los coches, nos ofrecían huevos cocidos (muy ricos, y una buena salida para tomar algo junto con un trago de agua) y artesanías hechas con paja, o calabazas pintadas de colores.

Bani la ciudad de las 7 mezquitas
Tratando de aprovechar la rara visita de los blancos, tratando de ganar un dinerillo que aliviara algunas de sus estrecheces.
Alguien nos pidió también alguna pastilla para aliviar el dolor de cabeza, espalda o estómago. La medicina del hombre blanco es más que apreciada, aunque a veces sea sólo para “sentirse mejor”, o para mitigar los dolores de cosas mucho más serias que no saben explicar, o los calambres del hambre, quién sabe. Es difícil sustraerse a estas peticiones, sobre todo cuando consideran que cualquiera de nosotros sabe lo que hace, que somos médicos… pero lógicamente hay que ser cuidadoso y si decidimos darles algo hay que acompañarlo de una explicación sencilla pero clara, y un gesto de seriedad suficiente.

Después de un par de horas dejamos Bani la ciudad de las 7 mezquitas, ése pueblo con ése atractivo tan peculiar, para adentrarnos en uno de los lugares más inhóspitos en los que he estado en mi vida: el Sahel.

los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí

Feedback

3
  • Nerea

    Siempre me han encantado tus viajes. Con las fotos y el texto haces que me sitúe justo donde estuviste, lo cuentas tan bien… Qué envidia. Sana, por supuesto. Y a mí, que me encanta viajar, me parece maravilloso lo que haces.

    No sé si te acuerdas de mí, antes escribía en http://www.solenlasalturas.blogspot.com, pero ahora tengo nueva cuenta, nuevo Blog, así que te sigo de nuevo y me vuelvo a quedar por aquí. En Twitter también estoy pendiente de tus viajes.

    Sigue así y, sobre todo, sigue contándonoslo todo.

    Lugares increíbles.

    Besos.

    • Alisetter

      Gracias Nerea!! comentarios como éste son los que animan a seguir!! Claro que me acuerdo de ti, pero gracias por recordarme que tienes un nuevo blog (y ahí me tienes ya siguiéndote ;))
      Besos

  • Rokaputo

    Que pasada !!! Precioso este sitio. Que ganas de ir 😉

Deja un comentario

¡Suscríbete al blog por correo electrónico y recibirás las nuevas entradas!

Únete a otros 137 suscriptores

¡Viaja seguro!

banner los viajes de Ali con IATI

Si quieres más información, pulsa aquí

REFLEXIONES VIAJERAS

paseo fotográfico por palma de mallorca street art

GENTES DEL MUNDO

gentes de África

IMÁGENES Y SENSACIONES DE…

visita al parque nacional Serengueti amanecer

POSTALES DE VIAJE

fauna y flora de galapagos pinzon

FIESTAS Y CELEBRACIONES

gancheros del Alto Tajo empujando troncos

SOLIDARIOS

atardecer en pais lobi

Blog asociado a MadridTB

Madrid Travel Bloggers