Amsterdam

Si hay dos aspectos que caracterizan a Amsterdam son sus canales y sus museos, es indudable. En la escapada de tres días que hice con mi hermana, obviamente no nos dio tiempo a visitarlos «todos» ni «todo». Y además no nos apetecía intentarlo, porque sería casi un suicidio turístico, así que te voy a hablar de qué hacer en Amsterdam en tu primera visita. 

Qué hacer en Amsterdam en tu primera visita

Vamos con los canales de Amsterdam

¿Qué decir del icono de la ciudad?

qué hacer en amsterdam
Los canales es la primera y principal cosa que hacer en Amsterdam ¡clarísimo!
canal de amsterdam con dos chicas sentadas en el borde y una barca en el centro
Canales de Amsterdam

Pues que en vivo y en directo los canales de Amsterdam son preciosos, de postal. Por eso esta será la primera cosa que hacer en Amsterdam. Salir corriendo a verlos.

Bueno, no los canales en sí mismos sino el contexto, el paisanaje urbano, las casas que parecen inclinarse peligrosamente hacia delante y algunas también hacia los lados. Todo esto tiene su explicación, claro.

¿Por qué las casas de Amsterdam se inclinan hacia delante?

Por un lado, la tierra ganada al mar va cediendo y esto explicaría las inclinaciones laterales de las casas de Amsterdam, como mínimo.

Por otro, la inclinación hacia delante tiene que ver con el «detallito» del enorme gancho que todas las fachadas lucen en su parte superior. Es para algo tan prosaico como subir muebles y otras pertenencias a los pisos altos de las casas. Sin que se den golpes contra la fachada, claro!

La mayoría de las casas de Amsterdam son tan estrechas, y no tienen ascensor (o no lo tenían), que es sencillamente imposible hacerlo de otra forma.

vista de un canal de amsterdam con cielo muy nublado
Uno de los canales de Amsterdam
barco casa de color negro y rojo en un canal de amsterdam
Barcos en los canales de Amsterdam

¿Sabes que puedes completar tu viaje contratando alguna excursión o actividad de tu interés? En Civitatis hay muchas opciones! 👇👇

banner IATI escapadas en Los viajes de Ali

¿Y por qué los canales de Amsterdam son así?

Volvamos a los canales: hay una red tupida y a la vez muy organizada de canales en lo que es el corazón histórico de Amsterdam. No es capricho, sino que obedece a un plan previo bien trazado que buscaba aprender de los errores del pasado. Porque dos grandes incendios asolaron la ciudad de Amsterdam.

qué hacer en amsterdam
Canales de Amsterdam

Así que sí, un carpintero llamado Staets planificó una ciudad con canales de hasta 25 m. de ancho para que pudieran caber hasta 4 barcazas, y 2,1 m. de profundidad.

Son las calles paralelas a las calles, de tráfico paralelo, de ocio paralelo, de viviendas paralelas… sobre el agua, en el agua.

Los edificios serían de unos 30 metros de ancho frontal y se decidió una altura máxima para que ninguno quitara luz a los otros. Además, se permitió construir anexos para el servicio en la parte posterior de las casas, como el que permitió a Anna Frank y su familia refugiarse de los nazis.

canal de amsterdam con rama de árbol en primer plano

Poco a poco, además de adaptarse a este diseño, las casas se fueron distinguiendo de los edificios industriales o comerciales con remates escalonados o curvos.

Los mercaderes ricos compraron varios solares para construirse casas más anchas, y otros en cambio los compraron para especular y dividirlos en más pequeños.

gran edificio antiguo que hace curva con tranvía y ciclista en primer plano
Centro de Amsterdam
dos chicos apoyados en una hilera de bicicletas con casas típicas de amsterdam detrás

Y de ahí la sensación de uniformidad y a la vez variedad en los canales de Amsterdam… bueno, en las manzanas de edificios que los jalonan 😉

cuatro personas sentadas en un banco junto a un canal de amsterdam y detrás casas típicas

¿Sabes que puedes completar tu viaje contratando alguna excursión o actividad de tu interés? En Civitatis hay muchas opciones! 👇👇

El Barrio Rojo de Amsterdam

Me quedaría con los canales más tranquilos y muy poco transitados, y no tanto con los que pasan por el afamado Barrio Rojo.  Ahí donde se sigue comerciando con la carne humana de las chicas que se muestran en los escaparates.

Será muy legal y si quieres «moderno», pero no me gustó nada la sensación de pasar por allí y de ver a los turistas de todas las nacionalidades y sexo masculino ir nerviosos. Soltando todo tipo de bromas facilonas al respecto. Junto a los verdaderos clientes semi-camuflados entre ellos. Tampoco ver a los «porteros» de los puticlub.

Por cierto, que el origen del Barrio Rojo de Amsterdam viene de siglos atrás, de cuando los marineros que atracaban en Amsterdam buscaban compañía.

Hay una iglesia allí muy cerquita, y era en esta donde lo primero que hacían dichos marineros era ir a procurarse una exculpación prepago de la Iglesia. Toma ya. Estas cosas no se cuentan en las catequesis ¿eh?

qué hacer en amsterdam
Barrio Rojo de Amsterdam

El castillo de Amsterdam, o el lugar de las autopsias

Allí mismo, junto a esta iglesia, está el «castillo». En realidad era el lugar donde hacían las autopsias los médicos.

¿Dónde está? junto al sitio donde se celebraban las ejecuciones públicas consistentes en abrir en canal a los pobres vivos, para después pisotear su corazón.

Y ¿sabes? los cadáveres de las mujeres adúlteras eran arrojados al canal, metidos en sacos. No sé si me sorprende más esto o saber que cuando llegó la guillotina ¡no les gustó! Claro, ellos eran más de despieces.

fachadas de casas de amsterdam con canal delante

Muy interesante fue enterarnos de estas y otras historias en uno de los numerosos freetours para visitar Amsterdam y que te recomiendo. Puedes reservarlo aquí.

Otras cosillas a saber sobre la experiencia de andar entre los canales de Amsterdam

Andar por los canales es todo un placer, aunque cuando hace frío, hace frío!! La humedad te cala los huesos. Precisamente una compañera del trabajo me había advertido de ello, pero no di tanto crédito hasta que estuve allí.

En mi vida recordaba una humedad tan devastadora en mi cuerpo, a pesar de ir abrigada (no todo lo que hubiera debido, dicho sea de paso).

❗❗ Otra cosita: debes ser consciente de que las bicis y los coches tienen más espacio -y derechos- que tú para andar por las calzadas que discurren junto a las aguas.

aparcamiento de bicis con tranvía pasando al lado
Bicicletas aparcadas en Ámsterdam

Pero insisto, es un placer, y especialmente en los menos concurridos. A nada que sales un poco del «cogollo de canales», tienes un montón de oportunidades para hacer fotos. O simplemente para dedicarte a la contemplación de un cuadro bonito, muy bonito.

💡 Y hay más: mucha oferta de cruceros que incluyen cena, clases de cocina y cosas así. Aquí puedes verlos.

👉 Si estás buscando alojamiento en Ámsterdam te recomiendo que eches un vistazo a la oferta de Booking para tus fechas. Puedes hacerlo desde aquí!

Vamos con los museos de Amsterdam…

Bueno, he de decir que seleccionamos cuidadosamente cuáles queríamos ver.

  • Primero, porque no queríamos pasar el fin de semana metidas en museos.
  • Segundo, porque económicamente es una sangría, desde mi punto de vista.
  • Tercero y muy importante: las colas para entrar. El tiempo a invertir puede ser mucho, aunque siempre puedes llevar hechos los deberes desde casa y reservar online las entradas de los que te interese. Puedes hacerlo por ejemplo en Civitatis.

Los que nosotras elegimos ver fueron…

La casa museo de Rembrandt

Buscando un museo algo diferente, que fuera interesante y que además también nos aportara la visión de algo más que una colección de piezas. Así que nos decidimos por la casa museo de Rembrandt. Y fue una buena elección.

puerta de casa de rembrandt en amsterdam pintada de color verde

Datos prácticos para la visita al museo de Rembrandt

💶 La entrada cuesta 12,5 € (abril 2015) e incluye una audioguía en varios idiomas incluido el español, así como el uso y disfrute del ropero.

Ambas cosas muy bien pensadas, y de agradecer! Además, te permiten hacer fotos a placer siempre y cuando no utilices el flash.

No se puede pedir más, te lo aseguro. Menos tal y como están las cosas por allí en esto de los museos.

qué hacer en amsterdam
Cocina de la casa museo de Rembrandt

Qué se puede ver en la casa museo de Rembrandt

La casa donde vivió Rembrandt es una auténtica casa amsterdanesa, con muebles originales y el taller del pintor con los pigmentos que utilizaba (algo que a mi particularmente me encanta, me encantaaaa).

qué hacer en amsterdam
Antiguos pigmentos como los que usaba Rembrandt
hombre pintando un cuadro en la casa de rembrandt

Te haces una idea bastante clara de cómo vivían entonces, en el siglo XVII. 

Además, gracias a la audioguía te enteras de que, por ejemplo, las camas-armario donde dormían estaban así dispuestas para dormir sentados. De hecho, no te podrías tumbar porque no dan el largo, aunque también hay que tener en cuenta que eran más bajitos que ahora.

cama de la época de rembrandt en una especie de armario

Querían dormir sentados porque entonces pensaban que dormir tumbados toda una noche implicaba morir de un derrame cerebral al subir la sangre a la cabeza.

Rembrandt era un comerciante de arte además de pintor, y esto le permitió vivir más que bien, a diferencia de muchos otros artistas. En su casa no encontraréis sus obras, pero sí algunas de las que tenía para vender.

cuadro de la casa de rembrandt en amsterdam
Cuadros de la casa de Rembrandt
turista mirando un cuadro de la casa de rembrandt en amsterdam

Sin embargo, por lo visto murió deprimido, triste. Dicen que fue por su aislamiento social, aunque hasta poco antes de morir aceptó algún que otro trabajo de encargo.

Esto es lo que sostiene un grupo de especialistas en arte y medicina que ha estudiado los autorretratos que realizó entre los 22 y los 63 años (edad a la que falleció). En ellos han visto que no debía padecer ninguna enfermedad que pudiera provocar la muerte, pero sí cómo su expresión fue cambiando hacia la tristeza.

Lo dicho, la casa-museo de Rembrandt es un buen plan, especialmente si se nubla y/o hace frío 😉

pequeño dibujo de la casa de rembrandt con figura de hombre y mujer árabes
Precioso dibujo que nos habla del interés por Oriente en los tiempos de Rembrandt

Museo de Van Gogh

Había que elegir, por decirlo de alguna manera, entre el Riksmuseum, que podría considerarse un equivalente de El Prado de Madrid, o este. Tanto mi hermana como yo misma lo teníamos claro: Van Gogh.

fachada del riksmuseum de amsterdam
Riksmuseum de Amsterdam
qué hacer en amsterdam
Las típicas letras de la ciudad donde todos quieren hacerse una foto molona

La verdad es que me acerqué expectante, con muchas ganas de ponerme delante de los verdaderos cuadros de Van Gogh, los originales. Es algo simbólico, es también una realidad palpable, y quizá el verdadero valor de los museos ¿no?

qué hacer en amsterdam
Uno de los autoretratos de Van Gogh, encontrado en la parte trasera de otro cuadro, por eso está ladeado

Datos prácticos para la visita al museo de Van Gogh

💶 El precio de la entrada es de 17 €/adulto (abril 2015). A mi juicio, excesivo. Lo siento, pero así lo pienso. Creo que no debería ser tan inaccesible para muchísima gente, pero en fin, es un museo privado y lo tienen clarísimo.

Aun así, las colas para entrar son proverbiales, y no me quejo porque en nuestro caso tardamos sólo 30 minutos en entrar.

No se puede entrar con mochila. Sí con la cámara pero sólo permiten hacer fotos a los pasillos y poco más, no a los cuadros.

Lógicamente, me salté la prohibición en la medida de lo posible. Si había pagado 17 €, señores…

Nos tomamos con calma la visita, parando cuando queríamos o había sitio en los escasos bancos de las salas. Sobre todo contemplando a placer los cuadros. Bueno, entre oleadas de gente, pero si eres paciente siempre hay un momento para ti.

gente viendo cuadros de van gogh en el museo de amsterdam
Galería con cuadros de Van Gogh
apuntes de van gogh del cuadro de la habitación

Apuntes de Van Gogh ¿no es maravilloso?

Cuadros tan preciosos como el de los girasoles, la habitación, la casa amarilla. O sus autorretratos que parece que te miran directamente. Con fuerza, hipnotizándote. Emocionan, así que claro y rotundo.

qué hacer en amsterdam
grupo de gente ante el cuadro de los girasoles de van gogh
Los girasoles de Van Gogh asediados por los turistas
mujer mirando autorretrato de van gogh
Autorretrato de Van Gogh que impacta por sus colores y… porque sí, te está mirando

Y poco más que añadir… que ahora ya sabes algo sobre qué hacer en Amsterdam! No te pierdas los 5 rincones imprescindibles de Amsterdam, y así completarás esta lectura 😉

monumento de rembrandt con grupo de estatuas de caballeros en amsterdam

¿Quieres leer más sobre Holanda?


Este post contiene enlaces a sitios afiliados al blog. Esto significa que si haces una reserva desde dichos enlaces, yo ganaré una pequeña comisión. En ningún caso tú pagarás más y en alguno conseguirás un descuento, como en IATI Seguros.

¿Quieres seguirme en redes sociales? ¡Aquí las tienes! 😊


banner los viajes de Ali con IATI