Rumanía es un país para mucho más de una semana, pero si este es el tiempo que tienes, tendrás que elegir. 9 días en Rumanía dan para lo que dan, así que ¿por qué no empezar por Transilvania, la región más famosa del país? Es de fácil recorrido en transporte público y está  llena de paisajes y ciudades preciosas. Aquí tienes una ruta con la que organizar esa escapada al país de Drácula en la que siempre estás pensando, y algunas cosas más a tener en cuenta 🙂 

Ruta de 9 días en Rumanía: 7 días en Transilvania + 2 en Bucarest

Llegar a Rumanía es fácil. Varias compañías low cost operan en sus dos principales aeropuertos: Bucarest (la capital) y Cluj Napoca (ciudad transilvana situada al norte del país). Por ejemplo, Tarom, la aerolínea rumana que fue mi opción. Aviones un pelín viejos, servicio aceptable incluyendo algo de comer, buen precio.

Mapa de ruta por Transilvania desde Bucarest (ida y vuelta)

Déjame decirte que con esta ruta no te vas a estresar. Una ruta que, por otro lado, puedes hacer empezando por un extremo o por otro. Te la dejo en el mapa y ahora te explico con más detalle!

Itinerario día a día:

Día 1: tarde en Bucarest

Todo depende de los horarios de tus vuelos.

Si llegas por la tarde, como fue mi caso, puedes quedarte a dormir en la capital y empezar al día siguiente tu ruta.

También podrías irte directo a la estación de tren Gara Nord y dejar Bucarest para el final del viaje. Tú decides. Hay muchos trenes en dirección a Sinaia 🙂

centro histórico de Bucarest calle peatonal 9 días en Rumanía

Día 2: Bucarest – Sinaia – Brasov

  • Pongamos que te quedaste a dormir en el centro de Bucarest. Madrugas un poco y te das una vuelta de un par de horas. Después recoges tu equipaje y te vas a la estación de tren. Allí coges el primero que salga para Sinaia. En este caso, a las 12.15 h. Llegarás poco antes de las 14 h ¡Sinaia está sólo a una hora y media de Bucarest en tren!

estación de tren de Sinaia con el monte lleno de bosque verde 9 días en Rumanía

  • En Sinaia visitas el castillo de Peles, que tienes que hacerlo en grupo y ojo que cierran a eso de las tres de la tarde o poco más. Después baja al Monasterio de Sinaia que cierra más tarde, pero no mucho más. Por último te das una vuelta por el pueblo, que merece la pena. Puedes dejar la mochila en la consigna de la estación de tren.

turistas en el interior del castillo de Peles en Sinaia

  • Cuando cae la tarde coges otro tren a Brasov. El trayecto de tren Sinaia-Brasov dura 1 hora.
  • Una opción alternativa sería dormir en Sinaia y hacer alguna ruta de senderismo por las montañas y bosques que la rodean, al día siguiente.

Día 3: Brasov

  • Llegas la noche anterior, procedente de Sinaia, para pasar tres noches y así disponer de dos días completos.
  • De ellos, este primer día lo dedicas entero a patear Brasov, incluyendo la subida al monte Tampa.

Brasov desde las alturas 9 días en Rumanía

  • Alternativa: si te quedaste a dormir en Sinaia e hiciste esa ruta de senderismo, no pasa nada. Llegarás a Brasov a mediodía o primera hora de la tarde. Tendrás dos tardes, la de llegada y la siguiente. Te quedarás entonces dos noches en la ciudad. Brasov tiene los precios de alojamiento algo más subidos, así que ni tan mal.

Día 4: Brasov-Bran-Rasnov-Brasov

torre del Castillo de Bran con el monte al fondo 9 días en Rumanía

Foto de Marita de http://losviajesdemarita.com

  • Este día toca madrugar, pero merecerá la pena. La idea es coger el bus que te lleva a Bran donde está el castillo más famoso de Transilvania. Es el que dicen que inspiró a Bram Stoker para escribir Drácula. Madrugar te permitirá evitar el mogollón de turistas. Hazme caso, lo agradecerás!
    • Hay un bus que sale a las 8 de la mañana de la estación Autogara 2 de Brasov. Los autobuses 22 y 41 te llevan desde el centro de la ciudad a esta estación.
  • Después de visitar Bran puedes ir a Rasnov en bus. Se coge en la misma parada que te deja el de Brasov-Bran, pero cruzando la calle, je, je. Los horarios están en la parada, que también es quiosco de pan.
  • Rasnov es un pueblo tranquilo, poco turístico, pero con una fortaleza medieval muy auténtica. Muy recomendable, Puedes llegar, visitar la fortaleza subiendo a la cima de la montaña en un moderno ascensor, comer en la plaza y luego volver a Brasov. Te dará tiempo a apurar la tarde con las últimas visitas que tengas pendientes del día anterior.

Día 5: Brasov-Sighisoara

  • Te levantas en Brasov y coges un tren a Sighisoara, llegando a media mañana. Esta es una ciudad preciosa, aunque pequeñita.

casas de colores de Sighisoara

  • Ojo, no hay muchos trenes. Hay uno a las 8.58 h que llega a las 11.40 h. El siguiente tren Brasov-Sighisoara sale a las 14.30 h.
    • Alternativa: te quedas en Brasov esa mañana, si optaste por dos noches e fuiste a Bran y Rasnov. Entre las 14.30 y las 20.00 h hay varios trenes a Sighisoara.
  • Si lo haces como yo, llegando allí a media mañana, tendrás más de medio día y la mañana del día siguiente para ver y repetir Sighisoara. Con calma, te lo aseguro.

Día 6: Sighisoara-Sibiu

  • Coges un tren a mediodía a Sibiu. El trayecto entre Sighisoara y Sibiu en tren es de tres horas y media. No hay muchas opciones de horarios, pero podrías ir más temprano. En mi caso estaba condicionada porque mi amiga Marita volvía antes a España y tenía que ir a Cluj a coger el vuelo. Compartimos esa mañana antes de separar nuestros caminos.
  • Llegas a Sibiu con tiempo suficiente para cenar y darte un buen paseo por la gran plaza.
  • Alternativa: si te quedas más tiempo en Sighisoara, puedes visitar algunos pueblos cercanos alquilando una bici.

9 días en Rumanía viajando en tren

  • Alternativa: en vez de ir a Sibiu, puedes ir a Cluj Napoca. Yo no te recomiendo que te pierdas Sibiu, pero si dispones de más días es un buen plan. Los enlaces entre Sighisoara y Cluj son malos, al menos en bus.
    • Puede pasarte que el autobús anunciado no aparezca. Marita se pasó no sé cuántas horas en la carretera. Tuvo que coger dos buses haciendo escala en no sé dónde y después de varios “missing”. Por otra parte parece que Cluj no es muy bonita, aunque sí es buena base para hacer unas cuantas visitas de interés más al norte.

Día 7: Sibiu

  • Jornada completa en esta ciudad que fue Capital Cultural de Europa. Tiene muchos rincones que ver y es preciosa, pero tampoco es demasiado grande. Otro día para verlo todo con calma.
tejado de Sibiu con ventanas que parecen ojos 9 días en Rumanía

Tejado típico de Sibiu, donde las ventanas parecen ojos. No es broma, te sentirás observado…

Día 8: Sibiu-Bucarest

  • Sin madrugar mucho, puedes coger un tren de Sibiu a Bucarest (10.50 h., llegando a las 16.05 h.). El trayecto son unas 5 horas, así que se te va buena parte del día.
  • Esta línea te lleva por los sitios ya recorridos, es decir, Sighisoara, Brasov, Sinaia y por fin Bucarest. Tienes tiempo para darte otra vuelta por Bucarest y cenar.

edifico neoclásico de Bucarest al atardecer 9 días en rumanía

  • Alternativa: hay autobuses entre Sibiu y Bucarest. La estación está junto a la de tren, no tiene pérdida. El trayecto es también de 5 horas pero discurre por otro camino. Puede ser una opción para contemplar paisajes diferentes desde la ventanilla. Yo decidí no arriesgarme a que el bus de mi elección no apareciera, como le pasó a mi amiga el día anterior. Además el tren es más cómodo.

Día 9: Bucarest y vuelo de vuelta

  • Según el horario de tu vuelo, podrás visitar el Parlamento de Bucarest, que es espectacular.
    • Hay que reservar 24 horas antes por teléfono, en inglés. Hay visitas en español pero puede que estén llenas. En cualquier caso las visitas son a partir de las 11 h. así que puedes madrugar y ver algunos de los museos de la ciudad, según la hora de visita que te den para el Parlamento. Debes estar como tarde 10 minutos antes de la hora, pero ojo que la cola para registrate y pagar el ticket puede ser un poco larga. Para más información visita la web del Parlamento, aquí tienes el link. Imprescindible llevar el DNI o pasaporte. Se quedan con él durante la visita pero tranquila, está todo muy bien organizado. No puedes visitarlo por libre, pero no tengo claro que puedas ir sin reserva.

interior del Parlamento de bucarest con enorme lámpara

Consejos prácticos para tu viaje a Rumanía

Requisitos de entrada a Rumanía

Rumanía forma parte de la Unión Europea y para los españoles sólo es necesario presentar el DNI. Así de fácil.

Si eres de otra nacionalidad, por favor consulta qué requisitos piden antes de ir.

Moneda rumana

Rumanía no está en el Euro, así que tienes que cambiar moneda al llegar. En el aeropuerto hay cajeros automáticos donde sacar algo de efectivo para el autobús o taxi al centro. Evita las oficinas de cambio porque te cobran bastante comisión.

La moneda rumana es el Leu, aunque el plural es Lei (lo que más vas a utilizar y oír). En cambio, las siglas que verás en las oficinas de cambio o en los bancos es el RON.

Hay oficinas de cambio en el centro de Bucarest, la estación de tren Gara Nord, y también en Brasov y Sibiu. No es tan fácil encontrarlas o directamente no hay en sitios más pequeños como Rasnov o Bran. Simplemente acuérdate de no ir ese día sin efectivo. Ten en cuenta también que estos sitios no están abiertos a todas horas, ni los días festivos.

pasaje con arcos y calle adoquinada en Brasov Rumanía

También puedes pagar con tarjeta de débito o de crédito (no te aconsejo la segunda por las comisiones). No hay problema en muchos restaurantes, tiendas, e incluso a veces en las estaciones de tren. Hay bastantes cajeros automáticos.

Cómo ir del aeropuerto de Bucarest al centro

El autobús 783 hace el recorrido entre el centro de Bucarest y el aeropuerto, con bastantes paradas. El trayecto son unos 40 minutos. Y ahora viene lo mejor… el billete cuesta 8,60 lei (mayo 2018), o sea, 1,80 € ¡así como te lo cuento!

En el aeropuerto hay taxis, pero en las guías advierten que muchos no son el servicio oficial (que no es el taxi urbano normal), y que hay timos con el precio de la carrera.

Yo decidí coger un taxi en el centro de Bucarest para el vuelo de vuelta. Era un taxi urbano y por tanto no está autorizado a hacer ese trayecto. Me lo dijo él y después efectivamente lo leí en la guía. Sin embargo lo aceptó y regateé el precio antes de subirme. Al final lo conseguí más barato de lo que había leído por ahí, pagando 50 lei (10,70 €). El taxista me pidió 80 lei, que en realidad es el precio que más o menos se maneja, pero fui inflexible. Su argumento es que tenía que volver de vacío, pero en realidad se quedó en el aeropuerto para ver si conseguía llevar a alguien a la ciudad, claro.

edificio antiguo de Bucarest 9 días en Rumanía

Por cierto, ya que estoy. Gasta tus leis antes de entrar en el aeropuerto, o déjate muy pocos en el bolsillo. No vayas con la idea de “si me sobran da igual, los gasto en las duty free del aeropuerto”. Resulta que esas tiendas no admiten pagos en su moneda! Como lo oyes, sólo euros o dólares. Olvídate de pagar en leis ese regalo de última hora, no te van a servir. Sí podrás gastarlos en bebidas y comida, tanto máquinas como restaurantes/cafeterías.

Cómo ir del centro de Bucarest a la estación de tren Gara Nord

La principal estación de tren de Bucarest se llama Gara Nord y está en la ciudad, pero un poco alejada del centro.

Puedes coger un taxi, sobre todo si quieres optimizar tu tiempo cargando con la mochila en busca del bus que te puede llevar.  Nosotras lo hicimos así para ir a coger el tren a Sinaia. Nos costó 35 lei, o sea, 7,5€ a pagar entre dos.

estación tren Bucarest en primeras impresiones de un viaje a Transilvania

Cuando volví de Sibiu cogí un autobús urbano al salir de la estación para ir a mi nuevo alojamiento, también en el centro. Para ello tuve que comprar una tarjeta de transportes. Hay máquinas para ello, con la carga de dinero que necesites (por ejemplo dos billetes). También hay una taquilla junto a la parada de los buses.

autobús de Bucarest 9 días en Rumanía

¿Cómo me muevo en transporte público por Rumanía? ¿tren o autobús?

La mejor opción, desde mi punto de vista, es el tren

Con puntualidad suiza, los trenes rumanos  son viejos y lentos, pero muy eficaces.

Hay varias clases y los precios varían mucho de una a otra. Así, viajar en segunda clase puede ser francamente económico. Todo depende del tiempo con el que vayas a comprar el billete. Puede que no haya plazas y te toque pagar Primera clase, como nos ocurrió en el trayecto de Bucarest a Sinaia. Tienes más espacio, pero tampoco cambia mucho más la cosa.

panel de trenes y horarios de Bucarest

En el resto de ocasiones íbamos el día anterior a comprar los billetes a la estación y siempre conseguimos segunda clase. Nos daban número de asiento asignado, que solíamos encontrar ocupado. No pasa nada si es así, se lo dices al usurpador y se cambiará de asiento sin problema.

panorámica del interior de un tren rumano

En el trayecto Sighisoara-Sibiu me dieron billete sin asiento asignado. Resultó ser mucho más barato que los anteriores, pero mucho! No llegó a 3 € un trayecto de más de tres horas. Debía de ser una tercera clase o así, pero no me pareció más incómodo que los anteriores. El tren iba casi vacío.

Aquí te dejo la página web del servicio ferroviario de Rumanía. Es muy útil, te permite buscar los trayectos con horarios, duración y precio. Está en inglés y francés además de rumano. La usamos constantemente y nunca nos falló. Incluso puedes comprar los billetes online, aunque no llegamos a hacerlo porque quizá había que imprimirlos y no queríamos meternos en ese lío.

Algunos datos útiles sobre viajar en tren en Rumanía:

Hay trenes más y menos rápidos, aunque depende del trayecto y también del horario. Lo mejor es que consultes en la web que te digo con un poco de tiempo y mires no sólo el horario de salida sino a qué hora llega.

Si has consultado la duración del viaje, no te sorprendas porque vaya lento, haga una parada de varios minutos en medio del campo, o pare en muchos sitios. Llegará a su hora, e incluso con algún minuto de antelación. Como he dicho, puntualidad suiza y no falla.

Lo mismo para salir. No vayas con el tiempo justo a la estación porque no te van a esperar. El tren llega unos minutos antes de la salida y tienes que encontrar tu vagón para subirte, además de cruzar las vías por el paso subterráneo de turno.

viajeros esperando el tren en Sinaia 9 días en Rumanía

El revisor siempre pasa a validar los billetes, así que llévalo a mano y no se te ocurra subir al tren sin billete.

Por otro lado, en los trenes de recorrido más largo el mismo revisor pasa varias veces con una bandeja con comida y bebidas de pago. Son un poco caros y tienen poca variedad, así que te recomiendo que compres algo antes de subir al tren.

Los vagones suelen tener enchufe junto a la ventanilla, y en muchos trenes hay wifi gratuito. Serán viejos, pero están mejor preparados que en España ¿no crees?

En las estaciones hay consignas para el equipaje. En las pequeñas son habitaciones que custodia con llave el personal de la estación. Resultan más seguras que las típicas taquillas. Utilizamos el servicio en la estación de Sinaia por 10 lei/persona. Eso sí, tienen horario, así que si quieres recuperar tu mochila entérate bien de hasta qué hora puedes ir a por ella.

Autobuses

Es la alternativa al tren. Te recomiendo que lo dejes sólo para cuando no hay otra opción.

También hay una web donde consultar horarios, la de Autogari, pero falla bastante. En nuestro caso sólo acertó con el bus de Brasov a Bran. Mucho cuidado porque si es para un trayecto largo y vas con la hora un poco pegada, por ejemplo para coger un vuelo, el día puede acabar muy mal.

Hay autobuses grandes y también minibuses e incluso furgonetas de 8-10 plazas.

En general la estación de autobús suele situarse junto a la de tren, por lo que siempre puedes acercarte a preguntar por horarios a donde quieras ir. Siempre se llaman “Autogara”. La única excepción fue en Brasov donde hay dos estaciones de bus: Autogara 1 que está al lado del tren, y Autogara 2 que está en otro sitio y es donde están los buses a Bran.

¿Y si alquilo un coche?

En el caso de que decidas conducir, no te puedo aconsejar dónde alquilar ni los precios, pero sí te puedo contar un par de cosas.

Primero, que seguramente la ruta te cunda mucho más yendo en tu propio vehículo. Podrás parar en más sitios y completar este itinerario visitando algunos lugares que tienen muy buena pinta.

La mayoría de carreteras de Transilvania están bien, aunque son de doble sentido. Es decir, como las comarcales nuestras. Esto puede hacer que te encuentres con pequeños atascos, un tractor que circula a 20 km/hora y no puedas adelantarle y ese tipo de cosillas. Si coincides con algún festivo nacional, como el 1 de Mayo, los atascos no serán pequeños sino muy grandes, como vimos desde el tren en el camino a Sinaia. Si es el caso, te recomiendo que ese día madrugues mucho o te planifiques para coger el coche lo mínimo posible.

Mi sensación es que los rumanos conducen de forma tranquila y no vimos muchas pirulas, pero no puedo contarte mucho más al respecto.

Precios en Rumanía

En general Rumanía es un país más barato que España, aunque sin volverse loco.

Se nota mucho en el transporte, como ya has visto en el anterior apartado. A la hora de comer también, si miras un poco las cartas. Puedes comer un plato por 5-6 € con bebida en una terraza.

En cuanto al precio de las entradas a los sitios, pues hay un poco de todo. Desde entradas de 2€, a otras de 7€. Y en sitios como el Parlamento de Bucarest y el castillo de Peles ¡hay que pagar por hacer uso de la cámara más que por la entrada! (6-7€ sólo por fotos). Un secreto: no hay que pagar por hacer fotos con el móvil. No obstante esto puede cambiar, así que infórmate y también valora si te interesa hacer fotos en el interior de ese lugar, o no.

Alojamientos en Rumanía

Una buena opción es ir reservando sobre la marcha a través de alguna página de reservas como Booking.

Hay muchas opciones, desde apartamentos y habitaciones en casas particulares, hasta hoteles que pueden estar a muy buen precio. En general es fácil encontrar habitaciones dobles por 30-40€ la noche que están fenomenal. De ahí para abajo también hay muchas opciones, aunque serán más modestas.

Por si te sirve de ayuda, te dejo aquí los que yo he conocido:

  • Bucarest:
    • Hotel Bucur Accommodation, bastante céntrico. Habitaciones pequeñas pero funcionales y muy limpio. 45€ la habitación doble/noche, sin desayuno.
    • Upstairs Boutique, más céntrico aún. La fachada ruinosa de un viejo cine no deja lugar a pensar que cruzando el patio hay un alojamiento nuevecito y muy chulo. Eso sí, con muchas escaleras y sin ascensor. En la buhardilla está el salón para desayunar, con sofás y mucha luz natural. El personal fue muy amable. 34 €/habitación individual una noche, con desayuno.

hotel Upstairs de Bucarest

  • Brasov:
    • Casa Albert Boutique Hotel: chulísimo, en pleno casco antiguo, con una terraza maravillosa donde resolver una cena o comida a buen precio. No fue el más barato, también te lo digo. 200 €/3 noches habitación doble con desayuno.
  • Sighisoara:
    • Hotel Central Park: es un cuatro estrellas con vistas al casco antiguo de Sibiu, que estaba de oferta cuando reservamos. Muy bien, la verdad. 60€/habitación doble con desayuno buffet.
  • Sibiu:
    • Homestay Marius: casa particular con una o varias habitaciones-apartamentos. Te sientes una vecina más de Sibiu. La habitación que me tocó era enorme y tenía una pequeña cocina con cafetera y calentador para hacerme el desayuno o la cena. 46 €/habitación individual para dos noches.

Qué comer en Rumanía

Va a ser difícil que pases hambre en Rumanía. Las raciones son generosas, además de sabrosas. Su cocina tiene mucha herencia o mezcla de otras como la turca, griega, búlgara, rusa, ucraniana.

A los rumanos les gusta mucho la carne, guisada de muchas formas o en barbacoa. También las verduras donde destaca la col, y la polenta como guarnición. Y hay una sopa o guiso que se sirve en una hogaza de pan entera y ahuecada. No llegamos a probarla así que no te puedo contar qué tal.

guiso húngaro

Este guiso es Húngaro (gulash) pero está igualmente rico y también lo encuentras en Rumanía 🙂

Con el calor que pasamos a principios de Mayo en varias ocasiones opté por ensaladas y me sorprendieron mucho. Con un montón de ingredientes, generalmente incorporando frutos secos o incluso carne, estaban siempre deliciosas.

cena en restaurante Hanu Lui Manuc de Bucarest

cena en el restaurante Hanu Lui Manuc de Bucarest

Nos quedamos un poco atónitas también con la cantidad de restaurantes italianos que hay. A veces es difícil encontrar otra cosa que no sea oferta de pizza y pasta. Siempre estaban llenos de gente local. También hay muchos locales de kebab, algún restaurante griego en la zona histórica de Bucarest…

De la misma forma, a los rumanos les gusta el dulce

Hay muchas pastelerías donde puedes comprar muchas delicias típicas para comer sobre la marcha. Desde hojaldres rellenos de jamón y queso con sésamo o pipas de calabaza, o con espinacas y queso, hasta sencillas roscas de pan blando con semillas de amapola o sésamo que a mi personalmente me encantan. Los dulces suelen llevar mermeladas, chocolate, etc. Ah, las heladerías son muy solventes!

En puestos de la calle, casi exclusivos, encontré el adictivo dulce que ya había probado en Budapest: Kürtöskalács, un rollo de masa rebozado de azúcar, almendras, coco o chocolate. Al gusto del consumidor. ¡Está de muerte!

puesto de dulce Kürtós en Brasov

Puesto de Kürtos en Brasov

Restaurantes que te recomiendo:

  • Bucarest: hay un par de restaurantes típicos en el centro histórico. Tienen un precio aceptable teniendo en cuenta además la cantidad de turistas que acuden (también gente local). Allí podrás degustar platos típicos, y de paso “disfrutar” de música y bailes rumanos. Suena a turistada pero lo cierto es que hay mucho público rumano. El Hanu Lui Manuc es uno de ellos.
  • Brasov: además del ya citado bistrot de Casa Albert, el restaurante Sergiana es como un mesón local donde hasta la carta está en rumano. Otro recomendable es el Camara Bunicului. ¡Los tres muy céntricos!
restaurante rumano tapa de torreznos

En el restaurante Sergiana nos sorprendieron con una tapa de torreznos!

Seguridad en Rumanía

Durante todo el viaje, tanto cuando estuve viajando en compañía de mi amiga Marita como los días en que me quedé sola, me sentí muy segura.

Es un placer viajar así, sin tener que vigilar especialmente tu mochila, la cámara, o tus pasos en la noche. Por supuesto no se trata de hacer el loco, pero no hace falta pensar en medidas de seguridad especiales. Si dudas en viajar sola a Rumanía, no te lo pienses, hazlo! 

Internet en Rumanía

Rumanía está incluida en la lista de países sin roaming de compañías como Vodafone. No obstante, si tu operador es otro, asegúrate de que es así y no vas a pagar más por tu consumo de voz y datos.

Los hoteles, pensiones, incluso casas que alquilan habitaciones suelen tener wifi. Lo mismo en restaurantes. También hay wifis públicos en muchas ciudades y pueblos.

Vamos, que es más difícil desconectar que lo contrario. Atención a lo que te dura la batería, aunque siempre puedes poner el móvil en modo avión a ratos. ¡No veas la energía que ahorras!

Si quieres leer más sobre Rumanía no te pierdas estos posts!


los viajes de ali iati Si quieres más información, pulsa aquí